Qué es Proyecto América

Qué es Proyecto América

Proyecto América se dedica a servir al prójimo a través del trabajo Social bendiciendo a muchas ciudades de Uruguay y también de América Latina. En esta oportunidad, Proyecto América toca las vidas de cientos de familias en Pisco Perú.


DESCARGARLO AQUI: 
EA426 – Entre Amigas – Qué es Proyecto América



Receta: Budín de Espinacas


Entrevista con Gabriel Fernández

Sandra: Muy bien en el espacio de la entrevista del día de hoy nos trasladamos hacia Pisco Perú, así que las entre amigas hemos viajado para poder conversar acerca de Proyecto América y poder conversar con su Líder, con su organizador, la persona que está desde el comienzo de Proyecto América. Así que muy bienvenido al programa, gracias por aceptar la invitación Gabriel.

Gabriel: Bueno gracias a ustedes para mi es un privilegio el estar esta noche con ustedes.

Sandra: Que nos cuentes un poquito acerca de este Proyecto América, de los países que nos escuchan algunos quizá, ya conocen o ya han experimentado esto de Proyecto América, otros dirán y de qué se trata.

Gabriel: Si, casi seguro que algunos lo conocerán, y para otros será nuevo. Proyecto América, nace muchos años atrás con una idea, éramos un pequeño Grupo de personas que teníamos el sueño de hacer algo diferente, de una propuesta diferente con el evangelio. Comenzamos a hacerlo chiquito a través de la música y de cosas muy sencillas, fue tomando dimensión, fue creciendo y empezó en Uruguay como Proyecto Uruguay, y luego gente de muchos países se fue sumando y derepente comenzó a tomar un carácter internacional, le fuimos dando más cuerpo, Dios nos fue dando estrategias, de hacer nuevas cosas, nuevas propuestas, la gente que iba llegando nos traía ideas, y entendíamos que Dios le iba dando forma a una visión que teníamos en el corazón, de servir a los pueblos y de mostrarles que Dios y de mostrarles de una manera diferente que Dios los ama de una manera práctica, mostrarles que se importa con ellos, que a través del servicio ellos puedan ver que son importantes para Dios y para nosotros.

Sandra: Se trata de servir entonces.

Gabriel: Como lo dice el slogan de Proyecto América, es mostrar en hechos el poder del servicio. Yo creo a ciegas en el poder del servicio porque fue el estilo de vida que Jesús tuvo y a mí me impacta mucho, la palabra de Jesús a sus discípulos en el aposento alto cuando dice: bueno, yo soy el maestro y ustedes me llaman maestro porque soy el maestro. Y él no negó su liderazgo pero a través del servicio. Entonces, fue y le lavó los pies y a través de esa actitud, fue un ejemplo a seguir una forma de vida y nosotros la hemos ido adoptando, no solo en los eventos como Proyecto América sino como un estilo de vida y bueno, los eventos con como una consecuencia Natural, y por eso creo que da fruto y resultado.

Sandra: Bien, y ¿a quiénes sirven?

Gabriel: A todos. Especialmente a quienes no conocen a Dios y a los menos favorecidos. Servimos a todos, pero, especialmente a ellos. No? Dios nos ha ido dirigiendo y para acordarnos de los que nadie se acuerda, y ser una voz del que no es escuchado. Yo vengo de un hogar extremadamente humilde, y eso me da la posibilidad de entender lo que se da del otro lado de la vida, de la miseria. Del abandono de la injusticia de la incapacidad. De alcanzar o de tener, y yo entiendo que Dios los ama y que tiene planes para ellos. Y entonces principalmente intentamos de servir a personas muy necesitadas, que han sufrido situaciones muy extremas y muy difíciles de enfrentar.

Sandra: Me imagino que habrán situaciones muy extremas, en qué países habrán estado y en qué lugares han estado con Proyecto América?

Gabriel: Hay muchísimos. Hay muchísimas historias, muchísimas anécdotas, muchas veces en Uruguay, en Uruguay estuvimos muchas veces como Proyecto América allá, estuvimos en Rocha, estuvimos en Rivera, estuvimos también en Maldonado, y en Durazno, el último evento fue también en Ecilda Paulier, hemos estado en Argentina, en el Norte en Formosa, hemos estado en Brasil, en los Estados Unidos, hemos estado en República Dominicana, y hemos estado también aquí en Perú.

Sandra: La gente tiene que llamarlos tiene que comunicarse? … si hay una comunidad que está escuchando y dice: bueno qué interesante que venga a mí país, cómo tienen que hacer.

Gabriel: Bueno ellos tienen que entrar en contacto con nosotros, si entran en la página Web allí está toda la información: www.Proyectoamerica.org, la página está especialmente hecha para la gente que quiere saber, que quiere comunicarse allí están los mecanismos para la gente que quiere comunicarse con nosotros, y siempre un evento comienza con un contacto. Con alguien que siente las ganas de hacer la diferencia en su país, y Dios prospera esa idea en el corazón y comenzamos a trabajar.

Sandra: Te queríamos preguntar cómo nace esto, cómo nace la idea del servicio, hablaste del ejemplo de Jesús, pero bueno, cómo se transforma en un Proyecto que hasta hoy día, está concentrando acá en pisco cuántos jóvenes y personas mayores?

Gabriel: Hoy aquí somos 300 pero hemos tenido hasta 800 voluntarios. Es algo que ha tomado una dimensión importantísima verdad? El nacimiento de Proyecto América y como fue tornándose así, en primer lugar, nace el deseo de nosotros de mistificar un poco la idea religiosa que antes tenía del evangelio. Había en mi corazón cuando comenzamos con esto, una inquietud. Nosotros comenzamos a hablar de Jesús en Uruguay y la gente decía, no, no quiero saber nada, ustedes vienen con su religión, y eso me inquietaba y me molestaba. Entonces, pensamos qué puedo hacer para que me escuchen y vea qué tengo bueno. Y entonces empezamos a pensar cómo hacerlo y cómo empezar a salir a la calle, y tratar de dar un mensaje no tan directo subliminal y tratar de hacer cosas que la gente necesitaba, y poder ayudar, entonces empezamos a reunirnos en las plazas, a hacer obras de teatro sin un mensaje directo y ayudar a la gente, a veces era directamente ayudarlos a hacer compras en el supermercado y cosas sencillas, como lustrar zapatos, en fin…

Sandra: Es raro la gente no está acostumbrada a que lo ayuden.

Gabriel: Si, la gente queda sorprendida que hasta a veces sospecha de ti. Yo creo que si esto era diferente 11 años, 12 años atrás así que imagínate creo que ahora sería mucho más difícil que empezáramos con esto porque si alguien te ve acercarte va a pensar que le quieres robar. Pero gracias a Dios, lo pudimos hacer, comenzamos en Rivera y era mucho más fácil, porque la gente era del interior del país de Uruguay, es menos desconfiada entonces se hacía mucho más fácil el trabajo. Fuimos por primera vez a trabajar con un grupo en una organización de la iglesia de Nazarenos que se llama Causa, que estaban arreglando una escuela y ahí se nos prendió la lamparita de cómo multiplicar el trabajo en una ciudad, y que así la gente lo va a querer. Si la gente le presta atención a lo que hacemos entonces va a querer oír por qué lo que hacemos. Ahí surgió poner en las camisetas, como en todas las camisetas de Proyecto América, por qué lo hago y ahí convocamos a la gente a servir a los demás como una fuente de evangelismo. Hay mucha gente que no se anima a evangelizar pero, muchos se animan a clavar un clavo. Hay mucha gente que si tu le hablas de ir a hacer evangelismo, no van a un evento, pero sí a pintar una pared van. Entonces mi idea fue Woo, mientras ellos pintan la pared, son la razón por la cual la gente se acerca y pregunta, la gente pregunta y es mucho más fácil hablarle. No es un evangelio por iniciativa, sino por respuesta. Estamos así respondiéndole a la gente. Y ahí empezó a tomar más cuerpo lo que es Proyecto América. Soñamos con el primer evento grande, lo hicimos en libramiento. El primer gran evento que congregó a más de 200 personas fue en 2003, cuando fuimos a libramiento Brasil en la frontera con Uruguay, y fue todo un éxito y la gente amó el servicio. A partir de ahí esto no ha parado más y en el 2008 con más de 1500 voluntarios inscriptos…

Sandra: …cristianos deseosos de servir, quizá no encuentran los espacios…

Gabriel: Estoy seguro de que sí. Incluso estoy seguro de que hay cristianos de que ni saben que están deseosos de servir pero cuando empiezan a experimentar esto de servir, bueno, uno lo vive muchísimo. Nosotros no solo hacemos estos mega eventos sino que también hacemos trabajos, hacemos pasos Proyecto América SOS, donde son eventos de fin de semana con poca personas y todas las experiencias que la gente tiene en servicio, le redundan en beneficio y la gente los quiere continuar. Hay muchos cristianos que quieren hacer algo pero hemos establecido un parámetro, un molde demasiado rígido, como que no encajan en él y como que se quedan sin hacer nada. Yo creo que Proyecto América, le ofrece esa posibilidad a cualquiera aquí puede venir cualquiera por que algo para hacer lo va a encontrar. Y, a través de eso va a poder mostrar el amor de Jesucristo.

Sandra: Otra De las cosas que también llaman la atención además del servicio es el tema de la unidad, porque son todos de diferentes iglesias pero todos conviviendo, con el objetivo en común, por el amor por Jesucristo y con el amor al servicio también. Cómo se logra esto, en relación con el Liderazgo de las Iglesias, cómo se logra convocar a tanta gente, de diferentes lugares y que todo marche bien?

Gabriel: No tengo una respuesta exacta para eso, pero creo algo, en dos cosas, número 1 creo que hemos demostrado confiabilidad, la gente que se ha acercado ha visto que se hace esto por amor. No somos perfectos y nos equivocamos muchísimo. Pero lo hacemos por amor. Y creo que eso le da el voto de confianza a quien se acerca. El número dos es creo el más importante y lo aprendí de gente del ejército es que cuando los soldados están en el cuartel se pelean pero en el frente de batalla se unen. Yo creo que la gran división de la iglesia surge de los cuarteles y no del frente de batalla y si nos quedamos en nuestras iglesias nos dividimos, pero cuando nos metemos en la lucha a nuestro campo de batalla cuando venimos a predicar a servir a ayudar, nuestras diferencias se minimizan porque todos coincidimos en eso. Y tenemos que mostrar a Jesús, y creo que el gran secreto de Proyecto América es que sale del cuartel y se mete en el campo de batalla. y, entonces hay unidad a todos los que participan.

Sandra: Cuál es el objetivo, cuál es el objetivo de Proyecto América, ¿hacia donde se quiere proyectar?

Gabriel: Es excelente hace poco hemos trazado nuestras metas para el 2010, y Proyecto América tiene varias metas establecidas para el 2010 queremos 2000 voluntarios en un evento. En el 2010 soñamos con que cada evento como el de Pisco que tiene como 300, vayan los 2000 voluntarios. Hoy Proyecto América tiene 1500 voluntarios inscriptos, pero a cada evento van 300, 600, y lo máximo que hemos tenido es 800 como un número record.

Sandra: y hay logística como para recibir 2000 personas en un evento.

Gabriel: Hoy no la tenemos pero es parte de lo que estamos trabajando no? Hoy no podrían venir 2000 personas, pero, nuestra idea es comenzar a traer una logística y una estructura que permita que 2000 voluntarios se congreguen en una ciudad porque nuestro objetivo es empezar a impactar ciudades de otro porte, ya nuestra idea es salir de las ciudades de 50000 60000 habitantes para poder empezar a impactar a las ciudades de millón, donde podemos a través de 2000 voluntarios hacer un impacto. Soñamos con centros de capacitación, lugares en donde la gente pueda aprender de forma rápida, cómo hacer un pequeño trabajo, como hacer una pequeña obra, pintar una pared, arreglar una madera, de manera que todas las personas puedan tener la posibilidad de poder ayudar, y entonces también soñamos un día ser un recurso, para organizaciones internacionales, ser un recurso de ayuda, real como por ejemplo naciones unidas, de tal manera que una voz del evangelio, pueda ser un aporte real para las naciones de la tierra y podamos abrir la boca bien grande y decir lo hacemos para Jesucristo.

Sandra: …se pasan volando los minutos, estamos con Gabriel Fernández en Pisco Perú, y estamos hablando de este Proyecto América y que en este momento en Pisco, vale la pena decir, apoyando a los damnificados de un terremoto que en el año 2007, qué se ha logrado vivir, qué te acuerdas de las anécdotas vividas, no sé estas cosas que quedan en la memoria.

Gabriel: Bueno tu pregunta me trae la imagen, la cual si tuviera un pincel la pintaría. Encontramos a un viejito en San Cristóbal, en República Dominicana, tenía como 60 años de vida y nunca nadie antes lo había visitado tenía un hijo que había tenido como 40 años, minusválido, no podía salir de su casa y el muchacho, el Señor nunca había salido de su casa. 40 años en un catre, porque ni una silla de ruedas tenía, y no se podía mover, el padre vivía solo con él, lo atendía lo limpiaba, nadie se importaba con ellos, hasta que nos enteramos que él estaba ahí, durante todos los días del evento un equipo lo estuvo visitando los médicos fueron lo atendieron, fue la gente le llevaron ropa, les regalaron un televisor, le hicieron la casa, fue algo maravilloso. Aceptaron a Cristo, fueron transformados por el poder de Dios, hace poco uno de nuestros líderes volvió a esa ciudad, volvió a visitarlo y él dijo, nunca nadie antes se preocupó por mí, después de que se fue Proyecto América, nunca nadie más vino pero aquella visita que ustedes me hicieron, me alcanza hasta el fin de mis días.

Sandra: Qué impactante no?

Gabriel: Si, realmente y es algo que me lo voy a llevar al cielo…. ese ejemplo.

Sandra: Y seguramente estarás con él en el cielo también. Se puede ver en la página el ejemplo de esta persona, no? Hay un video.

Gabriel: Huy un video clarito que nos impactó a todos. Si es un ejemplo contundente del poder del servicio.

Sandra: Repetimos la página:

Gabriel: www.Proyectoamérica.org.

Sandra: Habrá otras incursiones de Proyecto América en ciudades más chicas tu hablabas también del interior del Uruguay y yo me pregunto porque muchas veces las iglesias dicen por qué servir lejos si aquí hay mucha necesidad, qué consejo damos ahí a los cristianos que tienen deseos de servir y que tienen que optar entre ir al exterior por ejemplo y también ir a lugares como Pisco que ha sufrido una catástrofe, o servir al necesitado de la vuelta de la esquina.

Gabriel: Bueno el consejo es muy sencillo, eso nos enseñó, que hagamos por los demás lo que quieren que hagan por nosotros. Eso es un principio básico, Jesús nos enseñó, trata a los otros como quieren que te traten a ti, te lo pongo bien claro al ejemplo. La gente de Uruguay salió para bendecir a otro lugar. Pero cuando vino a Durazno vino gente de todas partes del mundo a servir a Uruguay. Nosotros sembramos algo y cosechamos eso. La cosecha es de acuerdo a la semilla que sembramos. Creo que vale la pena servir porque vamos a cosechar, ese servicio en nuestro lugar. Yo creo que la idea es darlo. No importa donde. Porque vamos a recogerlo a su tiempo. Es el consejo que yo doy.

Sandra: Muy bien. Por último Gabriel, quienes pueden participar de Proyecto América? Tiene que ser de tal o cual edad, tienen que ser miembros bautizados de una iglesia, tienen que ser personas recién convertidas, o quizás una persona que diga que no es evangélico y que dice que quiere participar.

Gabriel: Nosotros abrimos Proyecto América a todo aquel que quiere participar, no hay requisito más que a aquel que e dispone a servir. A comprometerse con la forma de trabajo de Proyecto América y a las reglas que exige un evento. Nos gusta que gente no evangélica venga porque salen evangélicos. Salen cristianos es nuestra experiencia de mucho tiempo. Y en cuanto a los cristianos que puedan participar, no importa cuánto tiempo tenga de creyente si tiene mucho tiempo y es cristiano, es bienvenido, como decimos que tenemos reglas muy estrictas y si se puede someter a eso es bienvenido a Proyecto América.

Sandra: Que Dios te bendiga Gabriel.

Gabriel: Gracias a Ustedes y que Dios les bendiga.

Jóvenes en Acción
Mujer! No Olvides de Cuidar de Ti

Déjanos un mensaje!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>