Principios Claves de una Vida que Honra a Dios

Principios Claves de una Vida que Honra a Dios

  Autor: Herman Hartwich

Herman Hartwich, de manera original plantea algunos principios que son claves paratener una vida que honre a Dios. Se basará en el capítulo 17 de Lucas! No se lopierda


DESCARGARLO AQUÍ
PE1822 – Estudio Bíblico
Principios claves de una vida que honra aDios



 Queridos amigos en el evangelio de Lucas,capítulo 17,  en los versículos 11 al 19podemos ver un relato muy interesante sobre 10 leprosos  que fueron sanados por nuestro SeñorJesucristo.  Y dice lo siguiente:

“Yendo Jesús a Jerusalén, pasabaentre Samaria y Galilea. Y al entrar en una aldea, le salieron alencuentro diez hombres leprosos, los cuales se pararon de lejos y alzaronla voz, diciendo: ¡Jesús, Maestro, ten misericordia de nosotros! Cuando él losvio, les dijo: Id, mostraos a los sacerdotes. Y aconteció quemientras iban, fueron limpiados.  Entonces uno de ellos, viendo que habíasido sanado, volvió, glorificando a Dios a gran voz,  y se postró rostroen tierra a sus pies, dándole gracias; y éste era samaritano. Respondiendo Jesús, dijo: ¿No son diez los que fueron limpiados? Y losnueve, ¿dónde están?¿No hubo quien volviese y diese gloria a Diossino este extranjero? Y le dijo: Levántate, vete; tu fe te hasalvado.”Jesús caminaba mucho cumpliendosu ministerio. Eso lo dice el evangelio. El predicaba, enseñaba, sanaba, no reclamaba nada para sí. Jesús, dabade sí el máximo, inspirándonos a nosotros a hacer lo mismo.  Cuántas veces nos vemos desafiados por suejemplo…!  existen muchas personas quese dicen cristianas con tan poca preocupación por los hombres y mujeres sin Cristo. Están tan ocupados… que notienen tiempo para dar de sí a los desamparados.  No está mal ocuparse responsablemente de lascosas terrenales responsablemente y con tranquilidad pero, no debemos dejar deservir, para dar el verdadero sentido a la vida.  Hay algunos principios que pueden encontrarseen este relato:

PRIMER PRINCIPIO: SIEMPRE HAY GENTENECESITADA QUE CLAMA A DIOS; SIEMPRE ESTÁ DIOS PARA RESPONDER AL QUE LE CLAMA.Dios no deja de acudir a quien le solicita ayuda  él lo prometió enfáticamente cuando Jesúsdijo: Pedid y se os dará, llamad y se os abrirá; buscad y hallareis.  Aquí yo compruebo que él no prometió envano.  Aquellos que clamaron recibieronel beneficio, recibieron la bendición del Señor.

SEGUNDO PRINCIPIO:  CUANDO BUSCAMOS A DIOS ÉL NOS HABLA Y NOS ORDENA  HACER COSAS. si eres una persona que está clamando a dios,  tienes que esperar realmente a que dios tehable.  Pero, él te habla aquellas cosasque cree que son convenientes para tí. Son las cosas que tú necesitas, no lo que tú quisieras escuchar necesariamente.  En este caso, les ordenó a hacer qué debíanhacer todos los leprosos que estuvieran en días de recuperación. Ellos debían presentarse  al Sacerdote, para que comprobaran  si estaban en condiciones de ser reinsertadosen  la familia, en la sociedad y, en eltrabajo.  Tenían que cumplir con esterequisito de la ley.  Debían presentarseal Sacerdote quien decidiría si estaban sanados ó no; y ellos obedecieron elmandato de Jesús.

TERCER PRINCIPIO: CUANDO OBEDECEMOS LASÓRDENES DE DIOS OCURREN MILAGROS.  ¿A quécorrespondió la limpieza de los cuerpos mientras que ellos iban  a mostrarse a los sacerdotes?  Cuando obedecemos a Dios, ocurrenmilagros.  Nosotros, los hombres por logeneral no queremos obedecer a Dios. Por esto, muchas personas se estánperdiendo, se están  robando laoportunidad de experimentar milagros pequeños ó grandes.

CUARTO PRINCIPIO: EL HECHO DE EXPERIMENTAR UN MILAGRO  NO NECESARIAMENTE SIGNIFICA SER SALVOS.  Se puede ver este tema, en otros  casos de los evangelios.  Él es muy generoso, él es muy bueno. Tieneque ver  con el espíritu y el alma delhombre.  Solo uno de los 10 regresó  glorificando a Dios  y dándole gracias. Los otros siguieron su aparente camino de obediencia,pero, les urgía la sanidad.  Podríamosimaginarnos cuáles eran los deseos de sus corazones porque  habían sido privados largo tiempo de esosplaceres  físicos, terrenos. Cuando lagente tiene necesidad  de algo físico seacuerda de Dios.  Pero cuando salenadelante, empezando a experimentar a Dios, luego, se olvidan de las promesas de fidelidad, de consagración.

Nuncaprometas nada, porque no lo podrás cumplir. Cuando el susto se te pasa, teolvidas de tus promesas.

QUINTO PRINCIPIO: LA PERSONA QUE EXPERIMENTA LA SALVACIÓN VA MÁS ALLÁ DE UNSIMPLE GRACIAS.  El evangelista dice queeste hombre  volvió glorificando a Dios agran voz.  Solo a Dios debemosglorificar. Este hombre reconoció la Deidad de nuestro Señor Jesucristo.Reconoció su autoridad para perdonar pecados.  El que nace de nuevo, no oculta su testimonio.Lo proclama a voz en cuello porque no se averguenza de ello. Esto habla de lacruz.  Es poderoso para salvar a todaslas personas que creen.  Se postró entierra sus pies.

SEXTO PRINCIPIO: TODA PERSONA SALVADA SERINDE TODO AL SEÑOR EN ACTITUD DE OBEDIENCIA Y DISPOSICIÓN A HACER TODO LO QUE ÉL ORDENA AGRADECIÉNDOLE.  Me imagino que no tendría suficientespalabras para poder agradecer, como cantamos los cristianos: no hay palabra paraagradecerte.

SÉPTIMO PRINCIPIO: NO SIEMPRE JESÚS HACE MILAGROS Y SALVA A LAS PERSONAS  ATADAS A LA RELIGION; a aquellos que estánatados a preconceptos espirituales y no estar abiertos a la persona de Diosmismo  y directamente  de su palabra.  Los que están atados a sus religiones tienenla vista muy corta, tienen el entendimiento entenebrecido. El Apóstol Pablo era un ejemplo de esto.  La religión lo tenía cegado, lo tenía cegadosu auto suficiencia.  Sus conocimientosle impedían acercarse a Dios.

Si esta reflexión te ha hecho pensar  dese la oportunidad para analizar y decidirpor la persona de Jesucristo.  Hagan a unlado la religiosidad que no les ha permitido vivir  la presencia del Espíritu Santo en sucorazón.  Invoquen la ayuda deJesús,  no tienen que pagar nada. Él yapagó todo.  Glorifíquenle, agradézcanle, sírvanle  de corazón como evidencia de esto.

Te invito a invitar a tu corazón aJesucristo.

 

Plenitud de Vida
El Pecado que Nadie Confiesa (1ª Parte)

Déjanos un mensaje!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>