Ponte los zapatos de tu prójimo

Título: “Ponte los zapatos de tu prójimo”

Autor: Sandra Costabel 
No.: EA195

¿Sabe usted cómo ponerse los zapatos de su prójimo? ¿Desea usted averiguarlo?

Le invitamos a que escuche  este programa en donde será entrevistada una invitada muy especial.


    • Receta: Spaghettibicolor
    • Consejo: Unsecreto para entender mejor a los demás + Filipenses2:5 – 11


Descargarlo a su propio pc para tener o compartír con otros: 
ea195.mp3



 


Entrevista con Sandra Costabel

Natalia: Ponerse los zapatos del prójimo, esto viene a raíz de una experiencia que Sandra vivió en su Iglesia en una charla de mujeres muy especial ¿Nos cuentas cómo fue esa experiencia para que las amigas entiendan por donde viene?

Sandra: Bien resumido. Viste que en todo mensaje ha que tener una buena introducción para captar la atención de aquellos que están escuchando y que mejor cosa que hablando de los zapatos del prójimo que ponerse en el lugar de prójimo. Pude yo pensar ponerme en el lugar del otro pensé. Pensé en vestirme en una intrigante mujer, en una mujer diferente a lo que yo puedo lucir, en una mujer que vive en la calle. Me puse ropa que quizás no estaba en buen estado con un mal olor como puede pasar con alguien que no se baña por varios días y allí me aparecí en la reunión y compartí todo el tiempo de canto y toda la dramatización del grupo de teatro vestida de esta manera, lo que generó una introducción muy apropiada para cuando me descubrí, todas entendieron que la mujer extraña que entró en la reunión era nada más y nada menos que la que traía el mensaje y poder aplicar esto a lo que se iba a hablar luego.

Natalia: ¿Cómo fueron las reacciones de esas personas ante el descubrimiento de que esa extraña a la cual habían tenido ahí presente era ni más ni menos que Sandra Costabel?

Sandra: Es interesante porque quizá la reacción que tenemos todas nosotras o que tendríamos todos nosotros si nos vemos en la obligación de estar explicándole a la persona que no le damos la moneda o no le extendemos nuestro saludo no es cierto? Una persona extraña que quizás allí estuvo esperando en el banco a que alguien la fuera a saludar pero es interesante ver cómo nosotros mismos a veces pasamos por la calle y vemos a un indigente, vemos a una persona que está a nuestro lado, a nuestro prójimo de alguna manera y no nos acercamos a conversar. Es como si fuera un adorno más de la calle, un mueble más en algún lugar y tal cual como un objeto pasamos indiferentes pero es interesante ver cómo cada uno se ocupa de sí mismo y no del prójimo. Nosotros tenemos un trabajo diferentes al ser cristianos y Dios nos llama justamente a dejar de mirar hacia adentro y poder mirar al costado.

Natalia: Esta expresión de usar los zapatos del otro se usa cuando no queremos estar. Cuando vemos que alguien se va a enfrentar a una situación difícil ” no me gustaría estar en los zapatos de fulano” No queremos estar pero como cristianos tenemos un mandamiento diferente de eso se trata lo que hablabas. Jesús precisamente siempre nos manda a hacer lo que no queremos. Nos manda a ponernos en los zapatos del otro cando dice ” ama a tu prójimo como a ti mismo” Tenemos que ponernos en el lugar del otro, y eso sin duda que cuesta porque va contra nuestra naturaleza humana y eso se ve y se tiene que trabajar por eso queremos escuchar esos detalles esas aplicaciones de lo que nos dice la Biblia para efectivamente poder ponernos en los zapatos del otro y sacar un provecho para nuestro espíritu para crecer porque es lo que Dios manda y para poder ayudar a las otras personas a sentirse mejor y a sentirse como tú en la reunión de damas.

Sandra: Exacto. Yo creo que lo importante para hablar de ponerse en el zapato del otro es pensar en quiénes somos nosotros en quién sos tu querida amiga que estás ahí, sos una mujer de determinada edad, que está viviendo una situación en particular que a lo mejor no tiene que enfrentar problemas económicos o a lo mejor sí, sos una mujer del campo. No te conozco ¿ verdad? Puedo hablar de mi persona. Yo soy una mujer, tengo 35 años tengo 2 hijos, una situación laboral, pero ¿Quién es el otro para nosotros? Entonces, hay diferentes otros verdad? Quizá ahora podemos dar algunos ejemplos pero cada una de ustedes podrá pensar en cuál es su otro. Tu otro. Quizá para aquellas que ya tenemos algunos años, el otro puede ser una generación joven estas generaciones que viven con códigos diferentes que habla distinto. El otro día fui a una reunión de chicos que salían de la primaria y una madre un poco solidarizándose con ellos hablaba en unas palabras que yo no conocía, se ve que era un código común entre los chicos de su edad. Y a ellos les calló muy bien que esta mujer les hablara así porque existen códigos distintos.

Ese es nuestro otro, la gente de otras edades. ¿Cómo son los jóvenes de hoy? Muy diferentes con un tiempo de historias muy distintos viviendo en le postmodernismo con un montón de valores muy diferentes, les cuesta saber cuál es la verdad qué es lo que está bien y qué es lo que está mal viven en un ritmo muy acelerado practican los valores como son llamados la nueva tolerancia cosas que nosotros nos aprendimos cuando éramos chicos y por eso, por ser diferentes son nuestro otro. Alguien dijo que se llaman la generación X porque es una incógnita sobre cuál va a ser su futuro y ya eso es una diferencia para con nuestra generación. Nuestro otro como mujeres puede ser el hombre o los hombre que conocemos. Los hombre que hace años eran el sostén del hogar, que hace años eran los jefes de familia eran los que tenían los trabajos mejores remunerados eran aquellos que llevaban la delantera cuando iban a conquistar a una chica, cuando iban a hacer propuestas de matrimonio, propuestas de tener un noviazgo y demás. Hoy ese hombre es un hombre que ha cambiado totalmente verdad? Estoy hablando generalmente pueden haber otras situaciones en algunos países distintos. Pero estamos hablando de hombres desocupados donde la mujer va ganando tremendamente un espacio laboral muy amplio. Es el hombre el que se queda con los niños en la casa cuando la mujer sale a trabajar . Es el hombre que tiene que asumir que su mujer lo ha engañado cuando tradicionalmente se considera que es al revés es el hombre que ahora tiene que bancarse – en un término muy rioplatense- que sea la mujer la que toma la iniciativa en una relación amorosa.

Las cosas han cambiado y hay que entender a ese otro para saber por qué es así verdad? No es fácil ser un hombre en estos tiempos ni ser un joven en estos tiempos ¿Quién puede ser este otro? Puede ser el indigente del cual yo me disfracé en aquella reunión de damas, ese otro que sufre el frío el calor, la temperatura ambiente que tiene hambre que tiene mugre, que no ha podido bañarse por días. Que está deprimido quizás con alguna enfermedad psiquiátrica. Otro que no podemos saber cómo se siente porque no estamos ahí. El otro nuestro puede ser un enfermo de VIH, puede ser una persona con Cáncer, situaciones inimaginables para nuestro ser si no los estamos padeciendo porque son situaciones límites y muy difíciles de sobrellevar, nuestro otro puede ser un homosexual, puede ser una prostituta, personas que realmente, desde nuestra posición que no tenemos este tipo de vida nos resulte difícil imaginar lo que ellos sientan. Pero para ti que estás escuchando, el otro soy o, a lo mejor sos tu la persona que ejerce la prostitución a lo mejor sos tu la persona que tiene una tenencia homosexual y estás escuchando este programa y soy yo la diferente. Por eso es necesario que sepas que estamos hablando de esto hoy con Natalia porque nos interesa tu situación y porque queremos tratar de entender al otro y de tratar de ponernos en tus zapatos que son nuestro prójimo y porque entendemos que no tenemos que hacer lo mismo que tu haces, queremos entenderte para poder comunicarte el mensaje que te queremos comunicar.

Natalia: Y ese mensaje Sandra es muy extenso si nos ponemos a pensar en todos los prójimos que tenemos, yo personalmente pensaba en los ancianos cuando hacías la lista. No lo nombraste pero son personas muy excluidas en nuestra sociedad últimamente, se los trata como aun mueble en vez de una persona como un padre o abuelo. Y cada uno puede hacer una lista de quién es su prójimo y en eso lo queremos dejar pensando mientras que disfrutamos de un poco de música y reflexionar después. Volvemos a ver cómo podemos basados en la Biblia explicar como podemos ponernos los zapatos del prójimo.

Natalia: Ahora sí seguramente, nuestras amigas que estarán con el lápiz y el papel anotando todo lo que estamos hablando pensando en el prójimo, pensando en cómo ponernos en su lugar, y estarán pensando, está muy bien estamos hablando de esto con ejemplos con cosas que nos pasaron pero ¿Qué dice la Biblia, la palabra de Dios sobre lo que tenemos que hacer?

Sandra: Te voy a dar un ejemplo que me parece que es el ejemplo que nos tiene que ilustrar. Si miramos en Isaías capítulo 66 dice que Jehová dijo: El cielo es mi trono y la tierra es estrado de mis pies donde está la casa que me habréis e edificar”. O sea que ahí podemos reflexionar sobre el cielo un lugar donde habla de un trono, y lo que pensamos cuando escuchamos trono nos hace pensar en los reyes de nuestra tierra. Puedo pensar en diferentes países europeos que tienen este sistema de monarquías y realmente cuando pensamos en tronos muchos privilegios, pensamos en una posición económica muy acomodada, la fama el respeto de toda la población el poder, muchas cosas que la gente desea en este mundo. Sin embargo cuando pensamos en el trono de Dios podemos pensar todavía en cosas muchísimos más mejores. Un trono en santidad, valores que nosotros nos conocemos.

Si queremos pensar dónde vive Dios , por ejemplo dónde está su trono hay alguna referencia en Apocalipsis capítulo 21 y podemos pensar en el capítulo 4 que dice:” …enjugará Dios toda lágrima de los ojos de ellos y ya no habrá muerte ni habrá más llanto ni más clamor ni dolor porque las primeras cosas pasaron. ¿Quiénes quisieran pasar en un lugar en donde no tiene que pasar más tristeza donde no tengan que estar con dolor con duelo y dice que en ese lugar donde Dios vive realmente existe. También dice más adelante en ese capítulo habla acerca de la gloria de Dios, dice en el versículo 11, y su fulgor era semejante al de una piedra preciosísima como piedra de jaspe diáfana como el cristal” y luego en el versículo 18 dice: “… el material de sus muros era de jaspe pero la ciudad era de oro puro semejante al vidrio limpio y los cimientos del muro de la ciudad estaban adornados con toda piedra preciosa el primer cimiento era jaspe el segundo zafiro el tercero ágata el cuarto esmeralda…” Y así sigue nombrando un montón de piedras preciosas que nos hablan de la maravilla del trono de Dios y del lugar en donde Dios habita.

Cuando nosotros incluso pensamos en piedras preciosas, pensamos en plata en riquezas en cuanto significa esto en cuanto todo pensamos, porque es lo que estamos acostumbrados en este mundo, pero creo que el lugar donde Dios vive es santo y ni siquiera estos valores no juegan. Estamos hablando de la magnificencia de Dios que es muy superior a nuestros valores económicos y si Dios vive en ese lugar, me resulta súper interesante ir a Lucas Capítulo 2 y ver lo que dice: ” Aconteció que en aquellos días que se promulgó un edicto departe de Augusto César “… donde decía que todo el mundo debía ser empadronado cada uno a su ciudad, Y entonces nos empieza a contar la historia de José que subió de Galilea a la ciudad de Jerusalén, a Judea la ciudad de David que se llama Belén por cuanto era de la casa de David para ser empadronado con María su mujer, esposada con él la cual estaba encinta.

Y ahí nos cuenta la historia de Jesús verdad? Que dice que : “Aconteció que estando ellos allí se cumplieron los días de su alumbramiento y dio a luz a su hijo primogénito y lo envolvió en pañales y lo acostó en un pesebre porque no había lugar para ellos en el mesón.” …Es muy interesante que el dueño de ese trono, pensó en el otro que éramos nosotros y para poder llegar con el mensaje a nosotros se hizo como nosotros y vino a vivir y a nacer en un hogar humilde en un hogar con un situación familiar complicada como las situaciones que tenemos hoy con una muchacha soltera que estaba en noviada con José que queda embarazada misteriosamente de alguien que no es José y realmente es una situación muy cuestionable a los ojos humanos. Sin embargo Dios decidió aparecer en escena en ese lugar en esa situación y en un lugar pobre en un lugar como podría ser el lugar de cualquier indigente del día de hoy un lugar en donde alguien no tiene una cuna, un lugar en donde no tiene donde traer a su hijo al mundo. Es muy interesante saber cómo Dios pensó en el otro, el vino y vivió como nosotros, el no pecó. Él no juzgó, el vivió cerca de gente como el caso que relata en la Biblia de la Prostituta, no quiere decir que él se solidarice con lo que ella hacía, simplemente que él más que ponerse en la tela de juicio de otra oportunidad no?

Tu puedes cambiar la situación en la que estás. Él vino a vivir como los hombres de su época, habló desde los montes, podría haber utilizado la computadora, porque Dios ya sabía que en un futuro iba a existir la computadora sin embargo Dios decidió hablar como la gente de su tiempo. Él pudiendo escribir de cualquier manera, en el cielo como aparece en el antiguo testamento visiones que la gente veía la mano de Dios escribiendo en el aire, sin embargo decidió escribir en la tierra como lo hacían los discípulos en ese entonces. No habló tanto de él, porque Jesús podría haber contado todo esto delo que yo leí de su trono o de las piedras preciosas no habló tanto de él, sino que habló más bien de la situación de ellos y preocupándose de ellos. Fue sensible a la necesidad ajena. Yo creo que él hizo ese ejercicio de ir al otro y no tanto de que el otro viniera hacia él. Y me parece que ese es el mejor ejemplo que tenemos para aprender en la Biblia que es el ejemplo del mismísimo Señor que pensó en nosotros como su otro nos entendió e hizo todo para poder acercarnos a él.

Mujeres en acción
Conociendo a Dios a través de Circunstancias I

Déjanos un mensaje!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>