Ponle Mostaza a tu Vida

Ponle Mostaza a tu Vida

Alejandro Las a través de un intrépido Título nos muestra lo importante de la palabra fe, que siendo solo de dos letras, puede tener un poder muy grande sobre la vida de los cristianos! Ponele mostaza a tu vida, y no te pierdas este programa!


DESCARGARLO AQUI: 
EA399 – Entre Amigas – Ponle mostaza a tu vida



Receta: Papas rellenas


Entrevista a Jorge Peña

Sandra: Si yo les digo, ponle mostaza ustedes se imaginan que estamos en el espacio de la cocina de la receta, del momento en el que Natalia dará otra receta más en el programa sin embargo estamos en el espacio de la entrevista. Y en exteriores por cierto, estamos en la casa del pastor Alejandro Las ahí se escucha el perro de Fondo, para darles un panorama frente a un lago, es muy agradable estar por acá, pero bueno, un tema que no es culinario por cierto pero fue un tema de campamento Alejandro, Ponle Mostaza.

AlejandroSi, un saludo a la audiencia, deseo que estén pasando muy bien, fue un tema de campamento llamado Ponle Mostaza porque a veces las vidas nuestras pueden tener ingredientes necesarios para diferentes cosas pero, le falta un sabor. Y tiene que ver con el sabor de la fe, y Dios, dentro de las cosas que dice en la Biblia, es que vivir una vida sin fe es vivir una vida que no puede agradar a Dios. Dice en Hebreos capítulo 12:6, sin fe es imposible agradar a Dios. Entonces el mismo Señor habla de la mostaza, y compara a la fe y dice que la mostaza es la semilla, más pequilla pero que sin embargo luego se hace una hortaliza muy grande, y si nuestra fe fuere así, tan pequeña como un grano de mostaza, podríamos ser capaces de decirle a un monte quítate y échate al mar y no tendría más remedio que hacerlo. El problema es que muchas veces carecemos de esa fe y no es porque Dios elija a algunos para dársela y a otros no, sino que es porque nosotros limitamos esa habilidad de vivir una vida de fe. Pero cuando la desarrollamos, entonces a la vida de uno sube como a otro nivel, a otro nivel mucho más lindo.

Sandra: Y el campamento era un campamento de jóvenes, qué te dijeron los jóvenes cuando les hiciste este planteo porque hoy día pensamos en jóvenes y pensamos en una sociedad consumista, en esto de tener para existir, en esto de no tener proyecto de vida a veces, y cuando les caíste con este proyecto que es un proyecto que la Biblia dice, que Dios mismo dice, el tema de tener fe para poder agradar a Dios.

AlejandroBueno, hubo varios comentarios a lo largo de todo el campamento, y también en la parte final en donde se compartieron algunos testimonios, hay algunos que están pensando en decisiones muy importantes, hasta algunas bastante radicales de fe, de irse como misioneros al extranjero, lo cual implica, dejar atrás trabajos, bien remunerados, dejar su casa atrás, exponerse a otro idioma, exponerse a un futuro totalmente desconocido para ellos, y bueno y en eso compartíamos en una de las temáticas que la fe es dejar lo desconocido en las manos de un conocido, y ese conocido es Dios. Y cuando nos arriesgamos a eso, nuestro conocido que es Dios, nos brinda cosas que si nos hubiéramos quedado en donde estábamos no es que nos iba a caer un rayo encima pero nos íbamos a perder de otras muy lindas. Hubo otros como que expresaron una sinceridad terrible y fantástica que muchas veces antes de moverse hacia algo, les gusta tener mucha seguridad y muchos elementos en sus manos lo cual bloquea un poco la vida de fe. La vida de fe, evidentemente no es una vida de creer a ciegas, porque creer a ciegas no es la fe bíblica, pero algunas veces hay gente que no se arriesga a cruzar un puente hasta que no ven todos los ladrillos y todas las cosas entonces también fue todo un desafío para esta gente. Después es un desafió en muchas otras áreas de la vida. Es un desafío en el área económica, otro pastor que es Andrés Russell habló de lo que es la administración personal, lo cual también implica decisiones de fe, cuando uno quiere ser generoso con algo lo hace a veces en fe, sin saber a veces hasta donde puede llega a repercutir, después en la parte del noviazgo se habló y quizá fue una de las partes más candentes, del campamento, como no podía ser de otra forma, que también implica tomar decisiones de fe, y arriesgarse antes de emprender una relación con otra persona, uno mismo desarrollar una vida de fe para después tomar buenas decisiones cuando se trata de otro más no? Así que bueno, ahí, más o menos, hubo más comentarios, pero….

Sandra: Qué los llevó a ustedes a elegir un tema así, no? Como líderes.

AlejandroEh, en realidad, es un tema que hacía tiempo estaba rondando en mi cabeza, a mi me dieron libertad para elegir y hacía tiempo que este tema rondaba en mi cabeza, que en realidad al principio lo había titulado: Creo siempre y cuando, pensando en todas las limitaciones que nosotros le ponemos a nuestra vida de fe, y que nos hacemos trampa porque creemos pero a medias. Siempre y cuando pase tal cosa entonces creo, entonces hay personas que creyeron siempre y cuando… y en definitiva, no creyeron y se quedaron sin llegar a lo que Dios tenía prometido para ellos. Como por ejemplo, ni más ni menos todo un pueblo, el pueblo de Israel, llega delante de la tierra prometida, que Dios le había prometido, estaba a un paso y ellos creyeron siempre y cuando la tierra… parece que les tendrían que haber preparado una alfombra roja y que la gente les tendría que haber dado una bienvenida el comité de bienvenida etc, y como se encontraron con unos gigantes y con unas personas que ellos no se esperaban decidieron no creerle a Dios, le iban a creer siempre y cuando las circunstancias fueran difíciles. Y los limitó y Dios dijo que todas esas personas, que se habían revelado y que no habían creído que se iban a morir fuera de la tierra, prometida y así fue. Los únicos 2 que entraron fueron Josué y Caleb que fueron los dos únicos que se arriesgaron sin decir, siempre y cuando. Sino que creyeron lo que Dios había dicho, que era una tierra en donde fluía leche y miel, y eso es lo que Dios prometió y era lo que había. Pero claro habían otras cosas también pero a estos no los asustaron. Y entraron y la disfrutaron.

Sandra: Ojala muchos encuentren, el hecho de entrar a la promesa que Dios tiene para nosotros ¿no?… hablábamos de creer en Dios, siempre y cuando Dios cumpla con nosotros, una cosa así, claro hablar del pueblo de Israel a los jóvenes les resulta como que me vienes a hablar de esta cosa tan vieja. Pero cuándo son los siempre y cuando de los jóvenes de hoy?

AlejandroSiempre y cuando vea, creo siempre y cuando vea, dice la gente pero es una contradicción en sí misma porque la gente dice: ver para creer. Que es una ridiculez de cabo a rabo. Porque si uno ve, ya no necesita creer. Y a veces uno dice: si, yo voy a creer y veo que Dios hace tal cosa, y en realidad no es ver para creer, sino creer para ver. Y el que cree ve, y el que espera ver para creer nunca va a ver. Nunca va a terminar viendo lo que Dios puede hacer. Un caso es el caso de Abraham, en la Biblia que es llamado ni más ni menos, el padre de la fe. En génesis 12 Dios le dice: vete de tu casa, de tu tierra de tu parentela a la tierra que te he mostrado. Él le dice, andate, pero después te voy a decir a donde. Y salió sin saber para dónde iba. Que eso es un tremendo paso de fe. Porque no era una persona que fuera un lingera, sino que era una persona que tenía su familia, era próspero, tenía ganado, tenía muchas cosas y Dios le dice: ahora, levantarte y ándate. Entonces dio ese paso de fe. Y poníamos el caso de un ciervo que es el ciervo impala, que tiene la característica de que salta como 6 metros de largo y 3 metros de alto. O sea más o menos salta como yo, quizá no tanto. Pero a pesar de que salta tanto de alto y de largo, se los pone muchas veces en los zoológicos en con vallas mucho más bajas de lo que pueden saltar, es que el ciervo este, tiene la contrariedad de que nunca salta si no puede ver dónde va a caer. Entonces se lo puede confinar en un espacio muy reducido, que lo podría saltar sin ningún problema, pero, como él no ve para el otro lado, nunca salta a donde no puede ver. Y vive una vida de esclavitud ahí encerrados. Y a veces nosotros somos así, los jóvenes pueden decir: yo espero ver algo. Entonces viven una vida confinada sin poder desarrollar el potencial que Dios había puesto en ellos no? Pero si no nos arriesgamos sin ver, ahora claro uno no ve, pero Dios sí ve. Entonces es cuestión de creer que Dios sí está viendo. Y otra vuelta un padre, un padre, poníamos otro ejemplo, de un padre que estaba salvando a su familia, se estaba prendiendo fuego la casa y entonces el padre desesperado tratando de sacar a sus hijos y finalmente queda un hijo que no lo logra entrar a salvar porque ya la casa se había esparcido el fuego por todos lados, y el hijo estaba en la ventana gritándole al padre para que lo salvara, y el padre desde abajo le decía tírate que yo te agarro y él le decía, papi, pero hay mucho humo y no te puedo ver, pero él le dijo no importa que no me veas, yo sí te estoy viendo a vos. Entonces no importa que nosotros no veamos si Dios ve nos podemos tirar que vamos a quedar bien parados.

Sandra: Hay uno de los ejercicios que los jóvenes hicieron que fue tirarse de espaldas, digamos y confiar de que el grupo lo iba a estar sosteniendo y agarrando y no se iba a caer ni a golpear ni a reventarse contra el suelo es un ejercicio que muestra bien esto de largarse.

AlejandroSi, tal cual si evidentemente que esa sensación de ir cayendo, no es muy agradable pero uno sabe que los demás lo van a sostener y si uno puede confiar en un hombre o en un amigo, o en un conocido, porque a veces uno se encuentra con gente que jamás en la vida Vio, pero ya puede depositar cierta confianza en él, entonces, cuánto más en Dios. Pero a veces con Dios ponemos otras reglas.

Sandra: Muy bien, ver para creer era una de las condiciones que ponemos, cuáles son las otras?

AlejandroLas otras son entender, siempre y cuando entienda lo que Dios me pide. Y la fe no es ciega pero llega un momento en el cual no vamos a entender todo. Y Dios, en realidad, no hay un mandamiento que nunca, nos pide que entendamos todo. Pero sí nos pide que obedezcamos todo. Y algunas veces nosotros no queremos obedecer porque no entendemos, volvemos Abraham por citar un caso o por citar muchos otros, Abraham Dios le pide que sacrifique a su hijo, y no se le podía pedir que lo entendiera! Era algo que Dios le decía y no le dio muchas más explicaciones, y él estuvo dispuesto a hacerlo. Y bueno, Dios después proveyó para que un animal fuera el sustituto, pero a veces nosotros nos limitamos cuando queremos que Dios nos explique todo, y Dios no nos va a explicar todo, a veces sí, pero otras veces no, es cuestión de lanzarnos y de confiar que él Si, entiende.

Sandra: Estoy pensando en oyentes, en amigas que bueno, han sufrido, momentos difíciles quizás pruebas o pérdidas y claro no siempre se entiende y sin embargo poder confiar que el propósito de Dios es bueno para aquellos que le aman a él.

AlejandroPara aquella que les gusta la lectura, hay una autora que a mí me encanta mucho que se llama Corry Tembung, esta hermana padeció mucho en un campo de concentración, buena parte de su familia murió en un campo de concentración, y ella ponía el siguiente ejemplo, que la vida en Dios es como un pañuelo bordado. Porque ella de vez en cuando bordaba. Y cuando se daba vuelta el bordado, del lado del revés, son hilos que van para arriba y para abajo, no tienen ningún sentido. Pero cuando se da vuelta del lado del que se debe mirar, el pañuelo ahí hay una hermosa flor o hay un paisaje etc, entonces ella decía que uno a veces, está viendo el bordado de Dios del lado del revés, del lado de atrás y parece que no tiene sentido en la vida, en el que Dios da vuelta eso y en el que nos permite, ver qué es lo que está formando. Entonces si, es cuestión de dejar que Dios siga, bordando y descansar en su sabiduría, y en su soberanía también.

Sandra:  Qué me dices Alejandro de este tema del tener fe, del creer, de realmente creerle a Dios, y no ponerle condiciones, creo, siempre y cuando determinadas cosas no? Siempre y cuando vea, siempre y cuando entienda, y de eso estábamos hablando.

Alejandrotambién ahora es siempre y cuando lo sienta. Que estamos en una época muy emotiva donde los sentimientos están por delante de la razón. Antes la razón la tenía la autoridad, el padre decía algo y el hijo tenía que obedecer. La razón la tenía lo que era razonable, mi padre dice esto pero yo ta, pero hoy día no es ni la autoridad, ni la razón, hoy día es el emocionalismo, es lo que yo siento. Y aquellos dirán que está mal, o que está bien. Pero esto yo lo siento así, entonces a veces jugamos o nos hacemos trampas al solitario, cuando nos basamos en nuestros sentimientos, para hacer ciertas cosas y una última siempre y cuando todo esté tranquilo. Voy a creer siempre y cuando todo este tranquilo y en realidad, también vamos a vivir una vida limitada en ese sentido porque son precisamente los momentos en los cuales la embarcación se mueve y hace que uno desarrolle otras habilidades. Yo estuve embarcado un tiempo y siempre me gustó el refrán que dice: un mar en calma no produce marineros expertos. Si uno quiere que la cosa esté tranquila entonces nunca va a salir del puerto. Y si entonces hay un barco que permanentemente está aferrado al puerto es un barco que no tiene la fe le falta la fe para largarse a la aventura y descubrir otras cosas y quizás dentro de la audiencia quizás hay algunas personas que hace mucho tiempo quizás están dentro de la misma situación y que no se han arriesgado a dar un paso de fe y que pueda ser, acercarse a conversar con alguien y plantearle la situación, y será que esto no tiene arreglo? Algunas veces pensamos y creemos que esta situación ya no tiene arreglo, ya a esta situación ya no la cambia nadie mi vida no la cambia nadie, mi temperamento ya no tiene arreglo, y sin embargo si, pero hace falta, ese valor y esa capacidad de arriesgarse, por lo menos para abrirse un poco y salir a conversar con alguien y emprender una aventura. Independientemente de la edad que uno tenga. Y una cosa que decíamos y que enfatizábamos y quizás que era el grito como para culminar, con esta entrevista era que uno nunca va a decidir si creer o no creer, lo único que uno va a decidir, es en quien o en qué va a creer. Pero, en esta vida que Dios nos dio, si la vida fuera un juego es un juego que todos lo viven creyendo en algo, y hay muchas opciones, siempre creemos en algo, y el que no cree en Dios, no es que no cree en Dios. Es que termina creyendo en definitiva en cualquier cosa. Porque hay gente que no cree en Dios pero entonces cree, en el tarot, en los astros, cree en esto, cree en lo otro. Cree en el plato de los ñoquis el 29 cree en el último pedazo de la torta, cree en el paraguas abierto, en el gato negro, en el espejo etc. Siempre se termina creyendo en algo, siempre creemos en algo y en esta sociedad humanista, muchas veces creemos en nosotros mismos. Y como yo he creído muchas veces n mí mismo. Ya anticipo la decepción que uno tiene cuando uno cree en sí mismo, porque se conoce con todas las debilidades que uno tiene. Pero, la opción que hay en Dios es que nosotros depositemos nuestra fe en algo que no falla. Les ponía el caso a los chicos una vez que compré un producto, pensando que era de marca porque decía la marca porque eran unos championes Adidas y decían Adidas y etc., y era una marca falsificada y entonces yo los compré, y a los dos días ya se me estaban cayendo a pedazos. Y entonces me decepcioné de mi mismo y me avergoncé de haber creído en eso. Si fueran unos championes no pasa nada pero la cosa es cuando somos heridos por otras cosas cuando la gente nos decepciona a nosotros mismos y otras cosas. Pero cuando creemos en Dios, ahí encontramos a alguien que no decepciona. Y cuando la fe está puesta en Jesucristo, que dio su vida por nosotros entonces vemos que nuestra vida, se afirma sobre algo por lo que se pueda construir toda la vida con la seguridad de que algo es inamovible. Jesús dijo: El que construye su vida en base a mis palabras, van a venir vientos, inundaciones lluvias, etc., pero la casa va a permanecer firme. Ahora si elegimos otro cimiento y creemos en otras cosas, el fin no va a ser el mismo, va a haber daño, va a haber pérdidas, va a haber sufrimiento, y va a haber vidas sin mostaza.

Sandra: en definitiva es posible vivir esa vida con mostaza, como tú lo decías.

Alejandrotal cual y estas son las buenas noticias, evangelio son las buenas noticias, y aquí termino con la frase de Winston Churchill, que cuando los alemanes invadieron Inglaterra, por avión salieron unos pocos Kasas británicos, a destruir los bombarderos y lo lograron y entonces la ciudad de Londres no sufrió tanto como podría haber sufrido. Y Churchill dijo: nunca tan pocos hicieron tanto por tantos. Él tenia una mente muy afilada como para escribir y decir cosas así no? Nunca antes hicieron tanto por tantos, y yo tomo prestada esa frase para decir: nunca una palabra tan pequeña hizo tanto por tantas personas y esa palabra tan pequeña es la fe, pero es la fe puesta en Jesucristo.

Un Abrazo Comunitario
Fundación Kairos

Déjanos un mensaje!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>