Plenitud de Vida

Plenitud de Vida

  Autor: Herman Hartwich

    Plenitud de Vida es lo que Dios, a través de su hijo quiere darle. ¿cómo puede el hombre llegar a disfrutarla? Descubra la respuesta a esta pregunta, escuchando este programa!


DESCARGARLO AQUÍ
PE1821 – Estudio Bíblico  – Plenitud de Vida



Queridos amigos, deseo las más ricas bendiciones de Dios para cada uno de ustedes.

¿Sabe? Es bueno que recuerde que Dios quiere darle una plenitud de Vida  a través de la persona de Jesucristo que es su hijo amado.  Por eso le invito a no perder los minutos, las horas los días  de nuestra vida. Así como la  niebla se dispersa cuando sale el sol, nuestra vida se esfuma. ¿Dónde tienes puesto tu corazón? ¿Dónde está centrado tu corazón?  ¿Dónde está centrado el deseo de tu corazón? Jesús dijo: Porque donde está tu tesoro, allí estará tu corazón.  Él lo dijo en Mateo 6:21.

Siempre podemos escuchar la clásica frase: No tengo tiempo.  Y menos tiempo tengo cuando se trata de escuchar a Dios.  Cada día que pasa el hombre va en búsqueda de su afán de mayor conocimiento, bienestar, físico, económico,  estar al tanto de conocer cuál ha sido la última tecnología del momento.

Sin embargo, en otros tiempos, la gente sí tenía tiempo; se construían verdaderas obras de arte, se realizaban otro tipo de actividades sin estar al tanto de  las últimas tecnologías.

A pesar de todo el adelanto que existe, no tenemos tiempo!  Un pensador dijo: La gente ocupada no tiene tiempo de llorar. Al pensar,  la gente no tiene tiempo  de revisar  qué es lo que les está pasando interiormente en sus vidas. Cada día, amigo, amiga, estás lleno de actividades  y saturado con tal de no tener ese tiempo,  en el que tengas que analizar tu ser interior.  No te quieres enfrentar con tu más profunda necesidad.  La mayor parte de la gente se satura de actividades para no pensar.

Hoy día todos tienen una ambición constante de progreso. Todo esto tiene que ver con las ganas de tener cosas materiales y con lo terrenal. Algunos llegan a ser dueños de sus propias empresas de tener una familia estable, y de tener una situación económica buena.  Y yo quiero decirte querido amigo, que si Jesucristo no es el centro de tu vida, el dueño de tu corazón, de nada te valen todos los esfuerzos.  Aquí sí, estarías perdiendo el tiempo.

Jesucristo dijo en su Palabra:¿Qué aprovechará el hombre  si ganare todo el mundo y perdiere su alma?Uno de los hombres más ricos del mundo, deño de una red de hoteles  llegó a decir antes de morir: ¡Soy el hombre más miserable del mundo! También el escritor Gabriel García Márquez confesó sentirse tan solo como el personaje de sus novelas.

No es malo que queramos superarnos en la distintas áreas de nuestras vidas.  El hombre insiste en quitarle la gloria a Dios  y el lugar que le merece en nuestras vidas.  Lo importante es que Cristo sea el centro de nuestros logros.

Salomón, el sabio, escribió en Proverbios 3: 5 – 7:Fíate de Jehová de todo tu corazón, Y no te apoyes en tu propia prudencia. Reconócelo en todos tus caminos, Y él enderezará tus veredas. No seas sabio en tu propia opinión;Teme a Jehová, y apártate del mal.Todos estos acontecimientos actuales de desastres naturales, como los actos de terrorismo, como  todas estas explosiones nucleares, etc. Están todas al control de Dios.  Una hoja de un árbol no cae  sin que él lo permita. Debemos  poner en primer lugar a Dios, en todos los caminos.  La Biblia le dice que hay caminos que al hombre le parecen  correctos pero que su fin, es un fin de perdición.  El apóstol pablo dice que la Paga del pecado es la muerte.  Más la dádiva, ó, el regalo de Dios para la humanidad es vida eterna,  en Jesucristo.

Hay buenas noticias en medio de toda la tenebrosidad.  En medio de todos los noticieros, de todas las desgracias, de todas las muertes que ocurren en el mundo de manera catastrófica. Hay buenas noticias.  Y no todo está perdido. Hay una esperanza para esta humanidad. Dios diseñó un plan  maravilloso para tu vida y desea que tú entres  en su reposo.

Muchas personas desean este reposo es un estado de satisfacción plena, de tranquilidad en el diario vivir de cada  día. Queridos amigos, hay esperanza.  Jesús dijo: Vengan a mí todos los que están trabajados y cargados, que yo los haré descansar.  Él desea que como yo lo he hecho y como yo lo hago a Diario ponga todas mis cargas en él. Él nos promete dar paz  y tranquilidad. Dios te ama a pesar de lo que eres  y no de lo que puedas llegar a representar en esta vida.

El apóstol pablo dice: Mas Dios muestra su amor por nosotros en que siendo aún pecadores,  cristo murió por nosotros.  El Señor Jesús desea tener una comunión íntima con cada persona  y entronarse; ocupar el primer lugar  el lugar supremo dentro de nuestro corazón. Dentro de  cada vida. A través del apóstol Juan en el Apocalipsis dice:  Yo estoy a la puerta y llamo. Si algluno oye mi voz  y abre la puerta entraré y cenaré con él  y él conmigo.  Esto está hablando a una iglesia, pero, también es aplicable a la vida de toda persona que tiene un corazón  que tiene una puerta que su cerradura está por el lado de adentro.  Que solamente tú y yo somos los que solamente tú y yo somos los que podemos  abrir ó mantener cerrada esa  puerta. El Señor llama a tu corazón en este momento.  Solo tú tienes la capacidad de abrir ó mantener cerrada la puerta de tu corazón.

Debes tomar la decisión de ser parte  de ese plan maravilloso de tu vida. Desde que estuviste en el vientre de tu madre Dios tuvo un plan contigo.  Dios nos conoce desde antes de nacer y si  tú le recibes a él, el Señor te da la capacidad de ser transformado  como un verdadero hijo de Dios.  Dios quiere que te integres a su propósito.  Quiere que te arrepientas de tus pecados y le recibas como Señor y salvador de tu vida.  Acércate al Señor en oración y pídeselo.  Él te lo dará.

 

La Revelación del Hijo de Dios (3ª Parte)
Principios Claves de una Vida que Honra a Dios

Déjanos un mensaje!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>