Palabra Sola

Palabra Sola

Hernán nos cuenta su testimonio personal, luego de haber atravesado una circunstancia muy dura de su vida. Cómo fue llamado por Dios Para hacer lo que hace, y cuál es su propósito para este tiempo!


DESCARGARLO AQUI: 
EA416 – Entre Amigas – Palabra Sola



Receta: Croquetas de Berenjena y Pollo


Entrevista con Hernán Romero

Sandra: Muy bien ha llegado ya al espacio de la entrevista para mí es un gusto estar recibiendo en este programa a un querido hermano cristiano Hernán Romero que nos visitan desde Lima, Perú. Y aprovecho para saludar a todos los amigos de Perú que también escuchan este programa, as que muy bienvenido Hernán siéntase como en casa acá en Uruguay

Hernán: Gracias hermana, Dios le bendiga.

Sandra: Bueno está con un propósito bien particular, bien interesante y que estamos aprendiendo y los uruguayos porque nunca habíamos visto una actuación suya a través de la palabra sola. Cuéntenos qué es esto de la palabra sola.

Hernán: Sí, la Palabra Sola es que el Evangelio de San Marcos completo en la versión Dios habla hoy, hemos respetado rigurosamente el texto de Marcos. Consideramos que no tenemos ninguna autoridad para mutilar, cambiar o cortar la palabra del Señor que debe ir tal como se escribió hace dos mil años. El Evangelio de Marcos es el primer Evangelio que se escribe, se escribe entre 40 y 60 años después de la muerte de nuestro Señor y Marcos escribe lo que Pedro le cuenta. De modo que es una fuente casi directa. En el Evangelio de Marcos hay una parte cuando capturan a Jesús para llevarlo ante el Consejo que dice que todo los apóstoles dejaron solo a Jesús y huyeron, y un joven los seguía cubierto con una sábana pero este lo atraparon, pero el soltó la sábana y escapó desnudo. Muchos tratadistas dicen que este joven es Marcos y también opinan que la última cena se realizó en el segundo piso de la casa del padre Marcos y que la primera con un congregación cristiana se reunió en casa de los padres Marcos. De manera que su testigo casi directo de todo el desarrollo del ministerio de Jesús que abarca desde su bautizo hasta su muerte.

Sandra: ¿Por esto la elección de Marcos y no la de otro evangelio?

Hernán: Sí, y también porque es el más breve. Marcos narra una serie de acontecimientos dar opinión, en los otros evangelios de alguna manera al opinión del evangelista aquí no hay ninguna opinión sino que son la narración, una sucesión de hechos uno detrás del otro cronológicamente tal como él entiende que sucedieron.

Sandra: Bien, ahora para explicarle a los presentes que de repente no saben de qué estamos hablando, del que estamos hablando del Evangelio de Marcos. Y cuando hablamos de la palabra sola estamos hablando ¿de qué, de la representación, de la narración de esto para un público en un teatro por ejemplo?

Hernán: Sí, así es. A mí me convocó el Secretario General de la sociedad bíblica peruana el pastor Pedro Arana, para que asumiera, y yo soy actor profesional, y yo tengo más de 40 años de actor profesional, y me convocó para hacer este desafío, para que asumiera esta responsabilidad y cuando nos dimos cuenta de la dimensión que suponía este trabajo, porque para aprender un texto hay que entenderlo. Para entenderlo hay que meterse en la mente de un judío de hace 2000 años con todos sus traumas, con todas sus sugestiones a las leyes, con todas sus creencias, su nivel cultural.

Sandra: ¿Llevó todo un trabajo me imagino, de investigación?

Hernán: Un trabajo de investigación que tomó dos años, dos años con el apoyo de la sociedad bíblica de Noruega a quienes estamos muy agradecidos.

Sandra: Y después sí, la puesta en marcha, y la puesta en escena.

Hernán: Hace más de dos años que estamos haciéndolo por diferentes partes, lo hemos hecho en todo el Perú, y lo hemos hecho en España, no hemos hecho en Londres, lo hemos hecho en Colombia, ahora lo hacemos aquí en Montevideo, tenemos el privilegio y el viernes vuelvo a Madrid y voy a ser 15 presentaciones en Valencia, Granada, Málaga y Madrid.


Sandra: ¿Cuánto tiempo les lleva a poner en escena el Evangelio completo?

Hernán: Dos horas, consta de dos partes. La primera de 50 minutos, se interrumpe cuando pero le dice a Jesús, tú eres el Mesías, ahí hacemos un corte de 10 minutos y la segunda parte comienza cuando Jesús comienza ya a predecir todo lo que le va a suceder, todo lo que va a pasar y entra el desafío con los ancianos, con los jefes de la ley, con los escribas y los fariseos.

Sandra: Bien interesante, estamos hablando con Hernán Romero, el es actor profesional, cristiano también Hernán, y ahora me va a contar el próximo bloque desde cuándo cristiano como compatibiliza, bueno, acá queda muy claro como compatibilizar la carrera actoral con esta fe cristiana…


Hernán: … eso es lo que yo no sabía…

Sandra: … muchos se cuestionan esto, si es posible si lo posible. Estamos hablando en este programa con Hernán Romero, él es actor profesional cristiano también y ha puesto en marcha una obra que está recorriendo el mundo que se le llama la palabra sola, y se trataran de la narración del Evangelio de según San Marcos. Hernán, ¿cristiano me decía, desde cuando conoce el Evangelio y a Jesucristo?

Sandra: Bueno, él Señor tocaba la puerta desde hace muchos años pero yo no sabía, no entendía, o no le hacía caso. Y yo era muy autosuficiente, y un montaba caballo por la playa, iba al gimnasio levantaba pesas y de pronto un buen día una enfermedad me tiró a la cama, se me perforó el colon por diverticulitos, tuve septicemia, ictericia, shock trauma, yo llegue al hospital con cero albúmina, cero proteína, dos punto cinco de hemoglobina, más muerto que vivo. A mi esposa le dijeron señora, usted no espere nada, vamos a ser lo que tenemos que hacer, pero realmente no espere nada. Tal era la contaminación que tenía por qué me había llenado por dentro de materia fecal. Salí de la sala de operaciones, me desperté con la bolsita de colostomía, estuve cinco días en cuidados intensivos con pronóstico reservado, siempre lúcido, nunca perdí la conciencia, nunca alucine, nunca vi nada mágico, todo fue muy real. Y cuando me encontré yo tan autosuficiente de pronto en una cama sin poder hacer nada entonces…

Sandra: … la vida se vino abajo…

Hernán: … volví los ojos a Dios y le pedí que me hablara. Le dije: Padre esto es para bien, y yo no creo que Dios se complace en el dolor, o el dolor es necesario para que uno crezca, para que uno aprenda pero dime que, qué es lo que tengo que aprender pero háblame como a tonto, háblame como a bruto porque mi inteligencia no es la tuya, mi tiempo tampoco es el tuyo entonces háblame como a un elemental. Y estaba orando y de pronto alguien tocó la puerta, y yo estaba conectado a muchas máquinas como en las películas, monitores y máquinas y sondas y tal, y alguien tocó la puerta de la habitación y era un hombrecito insignificante ¿negrito le llaman ustedes?, un hombre moreno…


Sandra: Sí, de piel morena…

Hernán: De piel oscura con un overol de color azul un balde de agua y un trapeador en la mano, y me pidió permiso para trapear. Y le dice si, trapea nomás. Si seguía yo orando en silencio y de pronto se me acerca, me queda mirando y me dice ¿usted no es actor? se le dio, soy actor. Yo lo he visto a usted en televisión, en cine, en el teatro. Seguramente, pero seguía yo orando y pidiendo, y de pronto se me acerca y le dice muy quedo, él Señor quiere que lo sirvas. Recitó parte de un salmo y se fue. Yo quede frío, ¿cómo este hombre iba a saber lo que yo estaba pidiendo si no había escuchado mi oración? entonces entendí que este hombre era utilizado como un ángel, pero un ángel real, no hubo música, no hubo alitas, no cayeron pétalos del cielo, no hubo perfume, nada, algo absolutamente real. Un ángel como los pescadores de Galilea, con olor a sudor, con callos en las manos y el ese momento y yo le dije al Señor, Padre si es lo que tú quieres yo te voy a servir. Vinieron seis operaciones más, año y medio en el hospital, y cuando salí, cuando me dieron de alta en el hospital del seguro social y estuve en condiciones de volver a trabajar de dije, ¿Padre cómo te puede servir un actor, un actor que es lo más mundano que hay? no pasó una semana y me requirieron de la Sociedad bíblica para hacer este trabajo y con una firma cuenta de el enorme proceso que era la investigación y todo el tiempo que iba a tomar hablé con el pastor y le dije: hermano esto es imposible en seis meses, esto va a tomar mucho más porque hay una labor de investigación muy grande por a la semana llego una beca de la Sociedad bíblica de Noruega para qué yo no quisiera nada más que eso, que me dedicara de todo el tiempo que fuera necesario. Que bendición, dos años estudiando la palabra del Señor.

Sandra: Impresionante lo que Dios hace y cómo utiliza todos sus hijos, tengan cada uno la función que tengan. Importante desafío para aquellas amigas que escuchan. Algunas quizás también como este joven, limpiando un hospital y pudiéndole hablar al necesitado, otros quizás escuchen también que suelen actuar, que sean actores, actrices y que puedan saber que Dios les puede usar de una forma tremenda.

Hernán: Y además el Señor dijo: yo no he venido a llamar a los justos y yo he venido a llamar a los pecadores entonces la lucha está en el mundo, no es apartándonos del mundo donde está la lucha, es en el mundo. Decir su palabra, proclamar su palabra donde está la necesidad, la semilla cae en el camino, entre las piedras, entre los pinos, o en tierra fértil, pero nosotros estamos echando la semilla como dijo, id por todo todas partes y anunciad la buena noticia.

Sandra: Amigas ya estamos en el último bloque de la entrevista de hoy. Es una pena cuando uno dice el último porque bueno nos parece que y ya se termina tiempo y a veces pasa esto en radio. Estamos hablando con Hernán Romero, él es de Perú, de Lima Perú y bueno después de una carrera actoral, el desafío, Dios le llega a su vida y ahora esté en proyecto la palabra sola. ¿Que nos podes contar acerca de la respuesta del agente, de los resultados del proceso? si él en la actor está en un país y tiene que volar al otro y no tiene tanto contacto con los que quedan, pero seguramente algún retorno habrá llegado.

Hernán: Bueno, yo he tenido respuestas distintas, de pronto en Lima, haciendo el Evangelio en el teatro preludio en una sala para 150 personas, una cosa muy íntima, había mucha conexión en primera fila había un compañero mío de actor profundamente dormido.

Sandra: ¿Y es sólo podías ver?


Hernán: Lo estaba viendo y a su lado había una señora de mi congregación que tenía los ojos abiertos como dos platos, de comienzo a fin. Y mientras iba yo diciendo la palabra, decía bueno, sencillamente no le interesa. Hay una persona que sí le interesa y hay otra persona que no le interesa y eso sucede. He tenido también experiencias muy hermosas, que pronto a ser unas tres semanas que hice una presentación en una iglesia que se llama la viña de el Señor en Lima y no permitimos la entrada de niños porque es un texto escrito hace de 2000 años, muy duro, y los niños se aburren, se incomodan. Y entró una hermana con su esposo y una niña que tendría unos 7, 8 años. Y yo le dije hermana pedimos que por favor niños no porque pueden incomodarse y al incomodarse con toda razón, entonces van a incomodar. Entonces me dijo no se preocupe hermano, las vamos a sentar atrás. Y el pastor me dijo mira, yo voy a sentar con ella en la última fila y si la niña se incomoda media la llevó a la escuela dominical que está en el tercer piso, no te preocupes. Comenzó la presentación y efectivamente envía los padres sentados muy cerca, en segunda o tercera fila y la niña no estaba, y dice se habrá ido. Cuando terminó la presentación esta niña vino se me prendió del cuello y me dijo que veía con luz, te veía como si tú irradiar luz, y le dije no mamita, no soy yo, el Señor me está usando a mi, pero y yo soy sólo un instrumento, y un soy como una trompeta que tiene que ser tocada por alguien, entonces la luz no es mía, la luz es de quien me toca, que es él Señor. Una niña de 7 años, y el Señor dice, hablando de los niños, cualquiera que reciba en mí nombre a un niño como este me recibe a mi. Gloria a Dios por eso.

Sandra: ¿Qué le está faltando Hernán al mundo actoral cristiano que pienso que hay mucho para aconsejar y decir, faltan más actores que muestren no solamente la Biblia como en tu caso, sino obras cristianas con mensajes claros?

Hernán: Falta profesionalismo, y yo creo que el mensaje hay que llevarlo con claridad y hay que llevarlo bien, por lo menos en Lima en las iglesias se hace teatro pero de manera muy artesanal, y de manera muy improvisada. Entonces el mensaje no llega con claridad, y el mensaje no llega bien. La gente ve, escucha el mensaje, o escucha una anécdota cristiana pero contada de una manera por aficionados muy bisoños entonces no llega con efectividad. Pienso que se necesita mayor seriedad, mayor compromiso y mayor conocimiento de parte de las iglesias, de los pastores de que el teatro es una profesión, que la comunicación es necesaria y que para que haya comunicación, para que se establezca comunicación hay un emisor y un receptor. Y para eso el emisor tiene que hablar con toda claridad y con toda propiedad para qué el receptor pueda captarlo bien. ¿Cierto? cuando nosotros escuchamos una radio y no sintonizamos bien de la emisora, escuchamos con ruido y nos distraemos. Eso sucede cuando no se establece una comunicación seria, una buena comunicación.

Sandra: ¿Es compatible la profesión actoral con una fe en un medio secular, en un medio del cual bueno, las que el de novelas, los valores se trasmiten quizás son diferentes a los valores cristianos?

Hernán: Yo hago, bueno, la función del teatro mostrar al mundo, como decía Shakespeare un espejo, donde vea la virtud su propio rostro y el vicio su propia imagen. Creo que mostrando el mundo, estamos cumpliendo con nuestra misión. Hay una labor de excelencia. Hacer todo lo que hacemos como para el Señor, y la última obra secular que yo hice, en diciembre del año pasado, que fue un gran éxito, es una obra que se llama la celebración basada en una película danesa. Que es un caso de abuso sexual dentro de una familia, una denuncia terrible. Pero algo que existe, que se da en todos los medios sociales, que se da todos los días, de lo cual no se habla pero que es necesario que la gente conozca, que tome conciencia, porque si algo no se verbalista es como si no existiera.

Sandra: Quede ahí, en el subterráneo.

Hernán: Nosotros nos aseguramos para esta obra con un psicoanalista y él me dijo, el 65% consultas son adultos que han tenido esto guardarlo si el verbalizarlo. Y a los sino mortificados toda su vida, hasta que han tomado conciencia de que esto tiene que salir y están verbalizando esto y se están aliviando de esta carga. De esta maldición.

Sandra: Muy bien Hernán, el tiempo se nos ha ido lamentablemente. Muchísimas gracias por venir hasta nuestro programa, y bueno deseamos lo mejor para las próximas actuaciones, y sobre todo que Dios pueda obrar a través de su palabra que va a ser dicha en esa función, y pueda llegar a los corazones y cambiar las vidas como cambio las nuestras también.

Hernán: Que el señor me use.

 

 

Todo o Nada
Hijos / Educación sexual: Nuestra Responsabilidad

Déjanos un mensaje!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>