No sea ingenuo

No sea ingenuo

Autor: William MacDonald

La palabra discípulo ha sido por demás utilizada, y cada usuario le ha dado el significado de su conveniencia. El autor de este mensaje nos lleva a examinar la descripción de discipulado que presentó Jesús en sus enseñanzas, la cual se halla también en los escritos de los apóstoles, para que aprendamos y descubramos más acerca de este concepto.  


DESCARGARLO AQUÍ
 PE1933 – Estudio Bíblico  –  No sea ingenuo



¿Cómo están amigos? Los creyentes tienden a ser ingenuos. Piensan que como el amor todo lo cree, deberían creer cualquier cosa. Se cuenta de dos choferes de ómnibus que se habían detenido en un lugar turístico para que los turistas pudieran bajar y disfrutar la vista. Un chofer le dijo al otro: “Estoy llevando un grupo de cristianos”. “¿En serio? ¿Y qué creen?” “Creen todo lo que les digo”.

Dios no quiere que dejemos nuestra mente en la puerta cuando nos convertimos a Cristo. Él quiere que tengamos discernimiento. Quiere que sepamos distinguir entre lo bueno y lo malo, lo verdadero y lo falso, lo santo y lo impuro. La Biblia trata este tema muy a menudo. Vamos a ver algunos ejemplos:

Si entresacares lo precioso de lo vil, serás como mi boca (Jer. 15:19).Y enseñarán a mi pueblo diferencia entre los santo y lo profano, y les enseñarán a discernir entre lo limpio y lo no limpio (Ez. 44:23, y Lv. 10:10).

Pero el hombre natural no percibe las cosas que son del Espíritu de Dios, porque para él son locura, y no las puede entender, porque se han de discernir espiritualmente (1 Co. 2:14).

Pero a cada uno le es dada la manifestación del Espíritu para provecho…. a otro, discernimiento de espíritus (1 Co. 12:7 y 10).

Sed niños en la malicia, pero maduros en el modo de pensar (1 Co. 14:20).

Y esto pido en oración, que vuestro amor abunde aún más y más en ciencia y en todo conocimiento (Fil. 1:9).

Exadminadlo todo; retened lo bueno (1 Ts. 5:21).

Porque todo aquel que participa de la leche es inexperto en la palabra de justicia, porque es niño; pero el alimento sólido es para los que han alcanzado madurez, para los que por el uso tienen los sentidos ejercitados en el discernimiento del bien y del mal (He. 5:13 y 14).

Amados, no creáis a todo espíritu, sino probad los espíritus si son de Dios; porque muchos falsos profetas han salido por el mundo (1 Jn. 4:1).

Debemos aprender a discernir. La Biblia es la base de todo discernimiento. Isaías 8:20, dice: ¡A la ley y al testimonio! Si no dijeren conforme a esto, es porque no les ha amanecido. ¿Cómo detectamos que una línea está torcida? Porque no es recta. ¿Cómo detectamos que una ropa está sucia? Tan solo con compararla con otra que esté limpia.

Veamos algunos ejemplos en los cuales debemos ejercer el discernimiento.

Solíamos evaluar qué editoriales cristianas son confiables. Algunas de las más confiables se han deslizado de la sana doctrina. Solíamos evaluar diversos seminarios bíblicos, para saber si permanecían fieles a la verdad o no. De muchos de ellos hoy en día debemos decir que “La gloria ha partido”.

Durante muchos años, los padres cristianos educaron a sus hijos según el libro del Dr.Spock acerca del cuidado de los niños. En vez de obedecer la Biblia, especialmente el libro de Proverbios, con respecto a la disciplina de los hijos, siguieron al Dr. Spock con su promoción de un enfoque poco estricto hacia los asuntos disciplinarios.

Años más tarde, el Dr. Spock dijo: “la incapacidad de ser firmes es, en mi opinión, el problema más común de los padres hoy en día”. Al hablar de niños malcriados, hizo responsables, por lo menos en parte, a los expertos, los siquiatras infantiles, sicólogos, maestros, trabajadores sociales, y pediatras como él. Concluyó que la sumisión parental sólo estimula a que los niños sean más molestos y exigentes, lo cual hace que aumente el resentimiento del padre… hasta que esto finalmente explota y brinda una exhibición de ira (grande o pequeña) que convence al niño de claudicar.

El Dr. Spock dijo: “en otras palabras, la sumisión parental no evita el desagrado; lo hace inevitable”.

Como creyentes, imitando a los bereanos (de Hechos 17:10 y 11), deberíamos aprender a evaluar los siguientes hechos:

La sabiduría contemporánea dice que la grandeza es sinónimo del éxito. Las estadísticas de crecimiento cristiano enfatizan el valor de las congregaciones grandes. ¿El criterio debería ser el tamaño o la santidad de sus miembros?

Los promotores del movimiento ecuménico dicen: “la doctrina divide, el servicio une”. ¿Cómo deberíamos responder frente a esto?

En muchas reuniones pentecostales y carismáticas, el predicador toca a una persona y queda “muerta en el Espíritu” , cayéndose al suelo. Nuevamente necesitamos discernimiento en este caso. ¿Dónde se encuentra eso en la Biblia?

Agréguele a esto las campañas de sanidad, donde el evangelista televisivo profesa alargar piernas, librar del cáncer, y resolver muchos otros problemas físicos. ¿No creemos en la sanidad divina? Sí, creemos, pero también sabemos que muchos sanadores de fe caen en métodos dudosos para simular sanidades.

La doctrina de la prosperidad toma promesas de prosperidad, material del Antiguo Testamento, y las aplica a la iglesia de hoy en día. ¿Es correcto hacer esto?

Debemos discernir el movimiento de señales y maravillas. ¿Se adapta a lo que la Biblia enseña?

Un problema perenne que enfrentan muchos creyentes es evaluar si el movimiento de lenguas es coherente con la Palabra. ¿Qué dice usted?

¿Es correcto que las mujeres prediquen u ocupen lugares de liderazgo en la iglesia?

¿Hasta qué punto deberíamos confiar en nuestros sentimientos en los asuntos espirituales?

Una enseñanza popular es que no se puede amar a Dios si no nos amamos a nosotros mismos? ¿Es verdad esto?

Otra doctrina popular es que el creyente nunca debe confesar sus pecados; tan sólo debe agradecer a Dios que ha sido perdonado.

Una chica cristiana acaba de ser asesinada y su atacante está en la cárcel. La madre de la chica va a la cárcel y le asegura al asesino que ella le perdona. ¿Es correcto esto?

Algunos maestros dicen que cuando oramos, nunca deberíamos decir: “Si es Tu voluntad”. Dicen que esto muestra nuestra falta de fe. ¿Está de acuerdo?

“Alabe a Dios por todo” era el tema de un libro que vendió miles de copias. Después de todo, ¿no dice la Biblia “Dad gracias en todo”?

Aquellos que se oponen al liderazgo masculino en el hogar, enseñan la sumisión mutua de esposos y esposas. Citan Efesios 5:21: “…Someteos unos a otros en el temor de Dios”. Deberíamos ser capaces de responder esto.

Las sectas vienen a nuestra puerta con una Biblia y con literatura religiosa, así que las personas piensan que deben estar en lo correcto. Debemos poner a prueba sus enseñanzas con las Escrituras.

No deberíamos apresurarnos en creer historias no documentadas que complacen a los cristianos ingenuos.

Hay un folleto que dice que Darwin confesó a Cristo en su lecho de muerte. Esa historia es falsa. Hay otro que dice que Nikita Khrushchev se convirtió a Dios y que por eso fue quitado de su posición en la Unión Soviética. Cuando yo era niño, leí un folleto que decía que las piedras para el templo, hechas de piedra caliza de Indiana, estaban almacenadas en un depósito en Nueva York, listas para partir a Israel.

Un líder cristiano le dijo a Jim Elliot: “Joven, estamos a cuarenta años del reinado milenial de Cristo, y ésa es una estimación conservadora”. Eso fue el 2 de Enero de 1956.

Circuló también un reporte que una computadora en Bélgica toma en consideración el día más largo en Josué 10 (cuando el sol se detuvo). Quizás sea la misma computadora que según dicen es llamada 666.

Una persona que recibió un aventón en una carretera le dijo al chofer y a su esposa que Jesús venía casi inmediatamente. Unos minutos después el conductor miró hacia el asiento trasero. El pasajero había desaparecido, a pesar que el auto iba a 65 kms. por hora.

Deberíamos discernir cuando escuchamos apelaciones financieras por medio de los evangelistas de la radio y la televisión. Ofrecen enviarnos ropas de oración, bendiciones, agua bendita del Jordán, cruces sagradas. Algunos ofrecen orar diariamente por quien haga una donación. Los creyentes han perdido millones de dólares debido a los charlatanes religiosos. El fraudulento esquema Ponzi, los fraudes de las pirámides económicas y las loterías apelan a la codicia de la naturaleza humana. ¡Creyentes, seamos precavidos! Nadie da nada por nada.

Hablemos ahora de: EL VERDADERO EVANGELIO

Es de suma importancia que seamos hombres y mujeres del Libro. Debemos leer la Biblia, estudiar la Biblia, memorizar la Biblia, meditar en la Biblia, obedecer la Biblia, y poner a prueba todas las cosas según la Biblia.

La gente hoy en día es cada vez más analfabeta en cuanto a lo que la Biblia dice. Por eso es que es tan fácil que una enseñanza falsa se disemine. Debemos tener en claro el verdadero evangelio de la gracia de Dios. Veamos, a continuación, un resumen del mismo:

Existen únicamente dos religiones en el mundo entero, la salvación por la obras y la salvación por la gracia a través de la fe.

Únicamente la fe cristiana enseña esta última. Es un evangelio muy exclusivo.

Únicamente los pecadores pueden ser salvos.

Únicamente Cristo puede salvar.

Únicamente Él murió como sustituto por los pecadores.

Únicamente su sangre puede limpiar de pecado.

Únicamente confiar en Él como Señor y Salvador nos salva.

Los únicos que estarán en el cielo serán los pecadores redimidos por la sangre de Cristo.

Por último, resumiendo todo lo que hemos escuchado: No seamos como aquellos creyentes del ómnibus, que creían cualquier cosa que el chofer les decía.

 

Obedezca el Código de Cortesía
La Pequeña Ciudad, el Gran Rey, y el Hombre Pobre (1ªParte)

Déjanos un mensaje!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>