Navidad & Evangelísmo

IMG_036_NAVevangBEn lugar de discutir sobre la Navidad, si por ejemplo la fecha del nacimiento de Jesús es correcta, si la fiesta de la Navidad tiene origen pagano, etc., mejor deberíamos aprovechar la gran posibilidad misionera que se nos ofrece en los días de adviento y Navidad para testificar de Su nombre. Al hacerlo, deberíamos buscar la sabiduría que encontramos en Pablo, el gran apóstol a los gentiles, en Atenas, al no rechazar categóricamente el culto a los ídolos. A pesar de que eso le dolía, no los reprendió, sino que proclamó clara y comprensiblemente el evangelio de Jesucristo (Hch. 17).

Raramente la gente está tan abierta para escuchar algo sobre el verdadero sentido de la fiesta de la Navidad, como justamente en el tiempo de adviento. Aquí se nos ofrece una buena oportunidad para obsequiar literatura cristiana bien fundamentada, casettes y Cds sobre la Navidad, y sobre todo para regalar Biblias. De ese modo podemos acercar a las personas la profunda razón del nacimiento de Jesús, Su muerte en la cruz, Su resurrección y Su segunda venida. Deberíamos aprovechar mucho mejor y más intensamente cada oportunidad que se nos ofrece, y confesar el nombre de Jesucristo, justamente también en el tiempo de adviento y Navidad.

Los pastores en los campos de Belén nos dan un buen ejemplo: “Y al verlo, dieron a conocer lo que se les había dicho acerca del niño. Y todos los que oyeron, se maravillaron de lo que los pastores les decían” (Lc. 2:17-18).

Norbert Lieth

Déjanos un mensaje!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>