Mujeres expertas y Mujeres de los espejos

Título: Mujeres expertas y mujeres de los espejos

Autor: Elí Morales Nº EA335

Elí morales nos comenta de ciertas mujeres en la Biblia las cuales son llamadas Anónimas. Algunas de ellas, las expertas, estas mujeres crearon las cortinas del tabernáculo. Por otro lado se encuentran las mujeres de los Espejos quienes entregaron sus espejos de Bronce para hacer el lavamanos del Sacerdote.


Descargarlo para tener o compartir con otros:ea335.mp3


 


receta: sopa de lentejas y panceta



Entrevista con Elí Morales

Sandra: Muy bien preparada, ya amigas para entrevista que vamos a realizar. Hoy vamos a recibir visitas conocidas y es nuestra amiga Elí Morales que nos han visitado en otras oportunidades, ella es maestra, maestra de profesión, docente; pero además una estudiosa de la Biblia y últimamente nos ha traído unos estudios de las mujeres de la Biblia y nos encanta recibirla. Elí siéntete como en casa.

Elí: Muchas gracias, yo también me siento muy cómoda con ustedes.

Sandra: Bueno, me alegro mucho. Y la última vez que nos encontramos, me acuerdo que hablamos de Maria de Betania, pero tenemos mucha curiosidad porque tenias un estudio hoy, pero no se el nombre, ¿de quien vamos a hablar?.

Elí: Vamos a hablar de unas mujeres anónimas, vamos a empezar y pienso que en otros encuentros también, porque son muchas las mujeres anónimas de la Biblia. Vamos a hablar de dos grupos de mujeres hoy. Los dos grupos están relacionados con el Tabernáculo, el primero vamos a llamarlas las mujeres expertas y el segundo grupo son las mujeres y sus espejos. ¿Dónde los podemos encontrar en la Biblia?; en el libro de Éxodo. Las mujeres expertas están en el capitulo 35 de Éxodo, del versículo 22 al 29; las mujeres y sus espejos están en el capitulo 30, 17 y 18, y capitulo 38:8.

Sandra: Bien, ¿a que se refiero con esto de que son expertas y con esto de los espejos?.

Elí: Expertas, porque, eran hábiles, lo que hoy diríamos unas hábiles artesanas, especializadas en tareas de hilado, las mujeres expertas. Todo lo que esta relacionado con el Tabernáculo y con todos los servicios que se prestaban allí, lo han calificado como que es una figura de una santuario mucho mas glorioso y de un santuario eterno, eso lo vemos en Hebreos 9. Los elementos que se usaron para construirlo, oro plata, madera, también lanas teñidas, púrpuras, escarlata, carmesí, y piedras que trajeron que los israelitas habían recibido cuando salieron de Egipto y lo utilizaron y lo dieron para la construcción de ese tabernáculo. Había un grupo de mujeres que hicieron todo lo posible para que ese tabernáculo terrenal que era allí donde Dios se manifestaba a los hombres y donde le agradaba abitar, ellas participaron estas mujeres en este proyecto que podemos decir que es un proyecto santo , un proyecto divino.

Le presentaron la ofrenda de sus habilidades, de sus talentos, de saber tejer, de saber hilar, de saber usar el lino, el retorcido que le hacían para hacer las cortinas; lo que hoy le llamamos un voluntariado, eso fue lo que caracterizo a estas mujeres, ellos presentaron los hilos de esa lana color púrpura, carmesí o escarlata que lo habían torcido. Y habían otras que eran especialistas, digamos artesanas especializadas en los hilos de los pelos de cabra, y estas artesanas conocían muy bien ese oficio y se sintieron movidas de todo corazón a participar en esa tarea dela elaboración de las cortinas. Los hicieron con alegría, sin quejas por estar dando de los tesoros que ellas tenían, porque dieron de su tiempo, dieron de sus talentos, que también lo podemos decir de sus cualidades, de sus habilidades, de sus destrezas, para terminar el Tabernáculo, participando no solo ellas, sino que había hombres que trabajaban, pero es lo que las destaca, su labor en el Tabernáculo, un lugar para adorar y para rendirle culto a Dios en el desierto, que lo podemos comparar el desierto con el mundo que estamos transitando nosotros hoy y hoy Dios esta habitando en nosotros y somos el templo y podemos ver como todas somos un proyecto de Dios, una obra en proceso. Y de estas mujeres podemos tomar ejemplo para ver con eso talentos, con esas cualidades que Dios nos ha dado para cumplir con la misión que el tiene con cada uno de nosotros.

Sandra: Estaba pensando en la situación de estas mujeres, en el desierto, a donde a lo mejor no tenían exceso a tantos materiales para realizar estas cosas tan bonitas, sin embargo dieron de lo mejor. Pensaron en dar para Dios y para el Tabernáculo lo mejor que podían encontrar y lo mejor que sus manos podían hacer. Es importante en esta relación que vos haces del desierto y este mundo que nos rodea y también nuestro corazón como lugar de habitación de Dios, poder dar lo mejor para que ese corazón, ese limpio, y este habitable para Dios, que podamos realmente ofrecer lo mejor que tenemos en nuestro interior a Dios.

Elí: Claro que a veces no es tan importante, destacar nuestro nombre porque estas mujeres se recuerdan por lo que ellas hicieron, por la actitud que tuvieron frente al servicio en lo que en ese momento era la casa de Dios. Y son características que quedan de estas personas que están brillando y son buenos ejemplos para nosotros imitar.

Sandra: Se requiera también mucha sabiduría para poder leer estos ejemplos, para poder descubrirlos, generalmente los seres humanos tendemos a ver los grandes nombres, lo que mas brilla a la apariencia humana y no vemos estas pequeñas cosas que para Dios tiene la mayor importancia. Vamos a ir a una pausa musical Elí, te invito, y ya venimos con mas análisis de estas mujeres sin nombre por lo que veo.

Sandra: ¿Quién es mas importante en este programa, las conductoras, quienes hacen la producción, los invitados o a lo mejor usted que esta siendo una mujer anónima escuchando desde su casa?; y por lo cual este programa se realiza, usted es el motivo y la razón por la cual nosotros estamos acá. Es importante el anonimato y mas que el anonimato, lo que un anónimo puede hacer. De eso estamos hablando con Elí Morales y me gusta relacionarnos con las oyentes, porque a lo mejor nuestros nombres se conocen de quienes estamos en el micrófono, y las que están allí escuchando no, y a veces son mas importantes que las que estamos aquí. Muchas veces la oyentes mismos recomendando a una amiga, escucha este programa, o algo así, esta haciendo una función tan importante, o mas importante que la nuestra y de esa manera divulgando el evangelio. Estamos hablando de las mujeres anónimas, ¿seguimos Elí?.

Elí: Si, para las personas que están escuchando, ellas son lo mas importante para nosotros en esto que estamos haciendo, son anónimas pero son muy importantes y cuando nos tocan los roles en la vida, ningún rol es insignificante ni pasa desapercibido para Dios, es algo que no debemos de olvidar. Alguien ha dicho que en el cielo, lo compara con la Vía Láctea, y dice que es un cúmulo de delicadas luces sin nombre, como que la mayoría de quienes están disfrutando de los goces celestiales son personas anónimas.

Sandra: Vamos a tener una gran sorpresa en el cielo me parece.

Elí: Si, bueno, vamos ahora a considerar a las mujeres y a sus espejos. Estas mujeres eran un grupo de mujeres que la llamo mucho la atención a Moisés, porque ellas se agrupaban y se reunían en grupos en las puertas del Tabernáculo y allí adoraban y esto le impresiono mucho a Moisés y lo que mas le impresiono a Moisés, como conductor y legislador del pueblo, fue la entrega que ellas hicieron de esos espejos, que eran espejos de metal muy valiosos que habían traído desde Egipto, espejos de Bronce.

Eran unas artesanas Egipcias realmente muy finas, y esta mujeres de todo corazón los donaron para que después con ellos hicieran el lavamanos del templo y un pedestal. Fueron mujeres israelitas y pienso que prestaron un servicio muy valioso, porque en esa fuente se lavaban los sacerdotes, cada vez que iban a pasar al lugar santo, lavaban sus manos y lavaban sus pies. Era una condición que Dios había puesto para que lo hiciera Aarón y sus hijos. Y ellas entregaron eso que eran tan valioso y para nosotras las mujeres el espejo… hay como un cambio de valores, todo aquellos que estaba relacionado con la vanidad personal, ellas lo cambian por la bellaza de algo que va a ser sublime, que está relacionado con limpiarnos, con ese proceso de santificación que necesitaban los sacerdotes para poder entrar a la presencia de Dios.

Sandra: Estaba pensando en la simbología importante del espejo cuando hablamos, mismo la Palabra de Dios, decimos es un espejo para poder ver nuestra condición y así de esa manera limpiarnos de nuestra condición de nuestro pecado, poder santificarnos. Y es muy lindo ver como ellas entregaron esto tan valiosos como vos decías y pensar que para nuestra santificación hay que entregar lo mejor, hay que poner lo mas valioso. Muchas veces alguien dice, ¿bueno, que puede importar el material con el cual se hizo este lavamanos, sin embargo este material fue muy importante porque el asunto era dar lo mejor de corazón.

Elí: Claro, y ellas lo hicieron con una disponibilidad, voluntariamente desprendieron de algo que era muy importante.

Y también lo podemos relacionar este desprendimiento del que tu hablabas del lavarnos y del lavacro es una simbología de la Palabra de Dios.

Eso del lavacro, lo que nos limpia hoy a nosotros es leer y en el proceso de santificación la lectura dela Palabra e ir adecuándonos al diseño de Dios, acercándonos mas a ese modelo que es el Señor y que es lo que debemos imitar. Y hay algo mas que es sumamente valioso en el servicio que puede brindar la mujer que es esposa, las cristianas que son esposas como ayudas idóneas, de mantenerse limpias sus manos como nos habla de lo que hacemos. Porque el sacerdote limpiaba sus manos y limpiaba sus pies y sus pie representan nuestro andar.

Hoy nosotros los cristianos somos la habitación de Dios y a través de la lectura de la Palabra es la que nos va a llevar a reconocer en lo que estamos mal, a confesar, a pedir perdón, y a limpiarnos para que nuestro andar se hacer que cada vez mas a lo que Dios quiere. Esto le hace mucho bien a las hermanas, y se refleja en bien a sus marido y a su familia, si se lavan día a día en la Palabra de Dios y si también pueden ser una ayuda para su esposo, para sus hijos o puede ser para un amigo. Me acuerdo en este momento lo importante que fue Priscila para Apolos, una mujer que estaba instruida en la Palabra de Dios y como son humildad y con mucha sabiduría y mucho tacto en su hogar estaba capacitada para levarlo y comunicarle las cosas que el aun no se había enterado.

Sandra: Es muy interesante observar eso de que las mujeres en realidad estaban aportando para la purificación de otros. Esto de que no era para su propia purificación, si no para aquel que era el sacerdote. En este caso todos somos sacerdotes pero si aportamos para que algún hermano o hermana en la fe que también tiene ese don de sacerdocio delante de Dios, pueda santificarse, podemos exhortarle a vivir una vida mas dedicada a Dios, o en comunión con Dios, y demás, cuando mejor.

Elí: Mejor porque trasciende y va hacia otros. Tiene muchas aplicaciones, el ejemplo de estas mujeres.

Sandra: Sin duda todo una enseñanza a través de estas mujeres anónimas, ¿cuánto mas nos podrán enseñar las oyentes si se comunican con nosotros?; me encantaría conocer esas historias anónimas, ¿no se si a vos?

Elí: A mi también, que nos llegaran algunas noticias.

Sandra: Muchísimas gracias Elí, lamentablemente el tiempo se nos ha ido, pero tenemos esa promesa de que hay mas mujeres anónimas que podemos seguir charlando este tema algún otro día.

Elí: Son varias, y después podemos ver algunas dl nuevo testamento.

Sandra: Bueno, muchísimas gracias entonces por tu aporte.

Elí: Gracias a ti.

María de Betania
El testimonio de Odaír

Déjanos un mensaje!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>