Mujeres en acción

Título: “Mujeres en acción”

Autor: Equipo deEntre Amigas con Clara, Anette, Silvia, Sonja, Gimena
No.: EA194

Descubra escuchando esta producción de Entre Amigas, de lo que son capaces un montón de mujeres uruguayas en ACCIÓN.


    • Receta: Sagú- Tapioca de la raíz de la Mandioca
    • Consejo: Paraponerse en acción como el gallo


Descargarlo a su propio pc para tener o compartír con otros: 
ea194.mp3



 


Entrevista con Clara, Anette, Silvia, Sonja, Gimena

Sandra: Comenzamos con Clarita, entonces. ¿Cómo estás clarita?

Clara: Bien, y ustedes?

Sandra: Nosotras bien y seguro que nuestras amigas a la distancia también. ¿Cómo es esto de este viaje a Brasil? ¿Cuál fue el objetivo y qué es lo que hicieron allá?

Clara: Te puedo contar que fui invitada a un retiro de damas que tuvo lugar en la ciudad de Gramado Brasil el fin de semana pasado. Fue una experiencia preciosa para mí poder compartir con otras hermanas en la fe gratos momentos de comunión junto a la palabra del Señor y saber además que somos parte de la gran familia de Dios. Compartió la palabra con nosotros el la hermana Emilce Freyre y el lema de nuestro retiro fue primera Juan 5:4 que dice: porque todo lo que es nacido de Dios vence al mundo y esta es la victoria que ha vencido al mundo nuestra fe. Dios quiere darnos la victoria en nuestra vida para que seamos mujeres vencedoras desde que creemos en Dios y le aceptamos a partir de ese momento sólo tenemos la victoria cuando estamos en Jesús. Nuestra hermana Emilce Freyre habló también de Hebreos 11 y nos exhortó a ser protagonistas, a ser nosotras misas las Heroínas de la fe. Y eso es todo un desafío. También compartió la palabra con nosotros, la hermana Sonja Maag con el tema ¿Qué importancia tiene la palabra en mi vida? La hermana exaltó de que somos la corona de su creación y por lo tanto, debemos, como dice Romanos 12:1 y 2, no conformarnos a este siglo sino transformar nuestra mente a la forma de Dios. Tenemos que tener un tiempo para conocer la palabra de Dios, escuchando y leyendo como dice Apocalipsis 1:3, Bienaventurado, el que lee y oye lo que está escrito porque el tiempo está cerca. También debemos estudiar, meditar y memorizar. Esto es todo un desafío para mí ya que con el ajetreo del día a día no es fácil hacer un tiempo para estar con el Señor a solas y no solo leer rápidamente sino estudiar un poco más la palabra. Fuimos 13 hermanas a ese retiro y estoy segura de que todas salimos muy bendecidas. Escuchamos al Señor a través de su palabra diciéndonos lo que quiere de nosotras. Siempre hay algo para cambiar o para mejorar. Como creyentes es un desafío y está en nosotras querer ser victoriosas.

Sandra: Realmente es impactante ver cómo Dios obra en la vida de todas nosotras a través de desafíos constantes pero sin duda que un congreso en gramado 13 mujeres no debe ser nada fácil, cómo lo organizaron y cómo lo manejaron a ese nivel?

Sandra: Silvia bienvenida al programa

Silvia: Muchas gracias. Esto empezó desde hace mucho tiempo, el año anterior la hermana Sonja y yo habíamos concurrido también al congreso en gramado y realmente había resultado de muchísima bendición para nuestras vidas y las hermanas de allá pensaron en que sería lindo en que viniera un grupo de hermanas desde Uruguay. Primero lo vimos un poco imposible no pensábamos viajar muchas personas hasta allá pero el lema del año pasado del congreso era, nacidas para ser diferentes y pensando en ese lema pensábamos en qué somos diferentes nosotras? No es porque tengamos nada especial, ni porque tengamos una virtud distinta a otras personas ni nada así, sino lo que nos hace diferentes es porque Dios está con nosotros. Y ese Dios que está con nosotros es un Dios todo poderoso y es un Dios que para él no hay nada imposible entonces, pensando en esto, yo empecé a pensar en que tal ves sea posible juntar un grupo, reunir un grupo de hermanas para poder ir este año allá y eso primero fue un pensamiento y después llegando más la fecha del congreso vino una invitación de las hermanas de Brasil. El lema para este año decía era la victoria de la fe. Y allí nos empezamos a entusiasmar otra vez para juntar un grupo pero la situación acá en Uruguay estaba muy difícil y la verdad es que muchas personas pensaron en que talvez no sea posible. Costó mucho trabajo, llevó mucho tiempo, mucha dedicación, muchas idas y venidas pero al final se empezó a ver que sí era posible, que el Señor realmente, después de mucha oración, de pedirle de que hiciera su voluntad y que pudiéramos ir. Él confirmó esto y así pudimos reunir un grupo de personas que tenían la voluntad de ir y así pudimos seguir viendo el obrar de Dios en el viaje también. Cómo nos cuidó y cómo nos protegió y nos guió a pesar de que no sabíamos bien el camino pero nos llevó derechito hasta gramado y también por un papel que pensábamos que nos faltaba que no teníamos y no lo habíamos encontrado entre los papeles que nos habían dado de la camioneta y en la aduana casi no nos dejan pasar pero después nos dejaron pasar para allá para Brasil. Y a la vuelta cuando nos volvimos en la parte de Uruguay nos pararon, y unos segunditos antes yo había encontrado ese papel en la guantera de la camioneta. Y justo nos paran del Ministerio del Interior para pedirnos ese papel del ministerio y después de que nos dejaron pasar pudimos darle gracias a Dios porque él lo había hecho en el momento oportuno. Así que tenemos que estar agradecidas en cómo obró el Señor en todo esto.

Sandra: El siempre está ocupándose en los detalles siempre vemos cómo él desde lo más grande hasta en los detalles más pequeños él está siempre.Tuvieron tiempo para pasear ¿Cómo fue todo el tiempo que estuvieron en el congreso, conocieron el país que quizás no lo conocían. Anette ¿Qué nos puedes contar?

Anette: Hola qué tal Sandra y qué tal a toda la audiencia. Sí tuvimos un tiempo de recreación y me pareció súper importante en el congreso porque la ciudad es hermosa, Gramado es hermosa y en este tiempo de Navidad se viste de fiesta, es toda y absolutamente toda la ciudad está vestida de luces de árboles de navidad con distintos motivos ya sean con señales de tránsito, con ángeles con todo lo que es el motivo navideño tradicional y pesebres en toda la ciudad. Es una ciudad muy pintoresca con un estilo Alemán todo con madera y hace un contraste muy grande de lo que es el perfil verde de lo que es Brasil y a lo que estamos acostumbrados a ver de las imágenes de Brasil. Pero sí, disfrutamos de un momento hermoso, salimos a recorrer la ciudad el sábado a la noche y el sábado a la noche hacía frío y estaba lloviendo pero salimos muy contentas con nuestros pilote y paraguas o como vemos en las películas que en los parques se compran las capitas, y estábamos todas de capas y estuvimos recorriendo las calles y como buenas uruguayas buscando los mejores precios. Y disfrutamos mucho de la bendición que Dios nos da de tener un congreso con damas que comparten todas sus necesidades, sus alegrías muy diverso y una ciudad que nos ofreció también toda su belleza y en un tiempo muy importante para todos nosotros como lo es el de la navidad.

Sandra: Precioso y no por contarnos la parte recreativa vamos a decir que Anette no trajo lo suyo en lo espiritual también.Vamos a invitar a todas nuestras amigas a poder escuchar una canción para luego continuar con estos testimonios y todo esto que nos están contando del congreso que fue allí en Gramado.

Sandra: Tenemos también como invitada a Sonja en el día de hoy. Sonja forma parte de nuestro equipo así que, el saber que estuvo allí como expositora de algunos de los temas del congreso entonces también nos llena de esa satisfacción de decir: ” fuimos nosotros a compartir de lo que vivimos acá con ella.” Entonces Sonja quisiera que me cuentes cómo viviste esta experiencia desde tu lugar como expositora cómo fue este tema – que algo nos contó Clarita- de la importancia de la palabra. ¿Cómo lo viviste?

Sonja: Fue una experiencia muy interesante y yo sobretodo sentí cómo el Señor guiaba en la preparación, porque la otra hermana Emilce y yo no nos conocíamos pero en cuanto al tema me hablaron Victoria de la fe, pero no específicamente del tema. Entonces yo pensé en Romanos que dice que la fe viene por la Palabra. Y así yo me sentí guiada a hablar acerca de la importancia de la palabra de Dios en nuestra vida. Eso fue lo que Clarita también ya dijo. Y toqué tres puntos, por qué damos tanto énfasis en que tenemos que leer la Biblia.

El primero fue porque Jesús mismo es la palabra. Según el evangelio de San Juan en el primer capítulo y después también porque la Biblia es nuestra guía en nuestra vida. Realmente resalté eso de Romanos 12 que Dios quiere guiarnos transformando nuestra mente, nuestro entender, nuestra forma de ver las cosas. No como el mundo lo ve sino como la Biblia lo enseña. Entonces volvemos al tema este de ” Las mujeres en acción”. Pero en la acción correcta ¿no? Y el tercer punto que me parece muy importante para nuestra vida diaria. Es porque la palabra de Dios es parte de la armadura de Dios. Entonces habla allí en efesios de la espada como la palabra de Dios como la espada que defiende. Entonces esos fueron los puntos que toqué y que también en cuanto a cómo llegar a conocer mejor la Biblia a veces nos complicamos. Corremos tenemos poco tiempo. Tenemos que poner énfasis en ciertas cosas y también organizarnos bien. Entonces cinco pautas que podemos mirar con nuestros cinco dedos. Cómo estudiar la palabra de Dios es primero escucharla, leer, la lectura, después estudiar, cuando realmente uno estudia y también meditar la palabra que implica lo que hemos leído , lo que hemos estudiado, también implicarla a nuestra vida o preguntarle a Dios qué quiere decirnos. Y, el último dedo es memorizar la palabra. Estos fueron los cinco puntos que toqué en estas mañanas.

Sandra: Realmente tiene que haber sido muy lindo, compartir y la retro alimentación con las hermanas y ellas te cuentan y te dicen para qué les sirvió para sus vidas, y uno se siente bien de ver cómo Dios te usó sin saberlo. Cómo él preparó todo para llegar con la palabra exacta para cada persona y para lo que estaba necesitando cada uno.

Sonja: Quizás Sandra también me gusta hacerlo un poco dinámico entonces pregunto al público, halo levantar la mano y es lindo ver las reacciones y también uno ve las necesidades y puede cambiar un poco y poner más énfasis en donde uno siente cuál es la necesidad no?

Sandra: Muy lindo. Me contabas algo de Lidia, quien nos hizo la traducción, ella hoy no puede estar con nosotros pero quieres contarnos algo.

Sonja: El problema fue que éramos un grupo de Uruguay y nos encontramos allá con un mundo de amor, realmente. Las hermanas brasileras eran tan amorosas y nos recibieron tan lindo, tan bien… pero algunas cuantas de nosotras sentía la barrera del idioma. Pero el problema no fue muy grande. En el comienzo un poquito pero después decidimos a pedirle a una hermana que es Lidia. Ella es uruguaya y los padres trabajaban en Brasil y después los padres regresaron y ella se quedó allá se casó y tiene una hija y ella vino al congreso pero como para participar. Entonces cuando vimos la necesidad entonces le preguntamos a Lidia y ella se puso a disposición como traductora. Esto fue muy interesante porque ella vino con la expectativa de estar ahí, escuchar, disfrutar. Pero enseguida fue maravilloso ver cómo ella se puso a disposición para servir y le fue un desafío. Después me contó que ella primero pensaba que iba a servir y a poner toda su concentración en el trabajo pero después me dijo que ella traduciendo lo que hablé yo en portugués o lo que habló la otra hermana, Emilce en español, que ella aprovechó mucho para su vida y que fue de bendición escuchar y sabiendo aprovechar. Otra vez, ” una mujer en acción” fue muy lindo ese testimonio.

Sandra: Qué lindo y qué lindo es poder comprobar que más Bienaventurado es dar que recibir poder llegar a recibir y encontrarse con ese desafío de Dios que siempre está para movernos un poquito el piso y decir, ¿Dónde nos necesita?

Sonja: Es así realmente.

Sandra: Jimena también está con nosotros en esta mesa de Entre Amigas en este día y ella quería contarnos también su testimonio y qué es lo que vivió allí en Brasil.

Jimena: Fue muy especial para mí, este congreso, un poco contaban mis hermanas todo lo previo, las dificultades de organización el juntar un grupo de mujeres, reunir el dinero todo lo que pasó. Pero realmente yo lo viví personalmente como un regalo que Dios tenía para mí porque siempre creo que antes de una bendición de Dios especial, o algo especial no faltan las dificultades. Por lo menos yo lo viví así. Me sorprendí mucho de ver cómo las cosas se iban solucionando. Orando y esperando la respuesta pero a veces la respuesta misma de Dios sorprende porque por lo menos respuestas increíbles como la del chofer, el tema del dinero, que para mí fue un obstáculo desde el principio, sin embargo un mes antes del congreso surgió un trabajo que solucionó todo el tema del dinero en mi caso, y ver cómo Dios iba preparando todas las cosas. Fue una buena experiencia compartir con hermanas que no nos veíamos tan seguido y también compartir con hermanas de otro país y también pensando un poco de que uno se imagina de que porque son hermanas brasileñas que siempre van a estar contentas y siempre alabando al señor y que en Uruguay a veces nos tildan de que somos más chatos con menos ánimo y demás y cuando llegué al congreso me encontré con 90 hermanas de Brasil y pensé realmente que íbamos a ser muchas más porque de Uruguay éramos trece. Entonces después hablando con la gente de la organización (preciosas hermanas en Cristo) encontré que en Brasil pasan las mismas cosas que acá. Que a veces las hermanas se desalientan por problemas de dinero, porque de repente no tienen la actitud de ahorrar o eso de decir voy a guardar para este congreso que va a ser especial para mi o prefieren quedarse en la casa en vez de compartir con otros creyentes en esos días que son tan lindos y a veces tenemos esas fantasías de que eso solamente pasa acá en Uruguay, y sin embargo fue precioso también compartir el retiro acá en Uruguay cuando éramos más de 200 hermanas. Así que a no desanimarnos y a no creer que de pronto somos más chatos. Los problemas se suceden en todos los países y también nuestro enemigo muchas veces nos desanima y no quiere que lleguemos a escuchar lo que Dios tiene para decirnos. Y bueno por eso frente a una invitación así de pronto que parezca algo imposible de conseguir y de lograr un dinero para algo especial, animarnos a que Dios pueda resolver todas las cosas y que podamos ser muy bendecidas con este tipo de encuentros y de retiros.

Sandra: Pienso que todas tenemos nuestras dificultades porque somos todas humanas y el Señor trata con cada una de forma especial. Así que realmente me alegro enormemente de que cada una pueda disfrutar de congresos de este tipo. Creo que Natalia y yo no hemos ido a Brasil pero también hemos tenido nuestras bendiciones de parte de Dios y hemos podido compartir en otros congresos entonces como que Dios tiene sus tiempos para cada uno y no son iguales los tiempos de Jimena a los de Natalia a los de Sandra a los de Sonja y bueno, el tiene sus momentos para cada cosa.

Amando a los que sufren
Ponte los zapatos de tu prójimo

Déjanos un mensaje!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>