Mujeres de la Biblia – María de Betania

¿Has oído de Maria de Betania? Jesús prometió que sería recordada de generación en generación ¿sabes por qué?… en este programa junto a Elí Morales veremos algunas de las características que hicieron de María una mujer especial.


DESCARGARLO AQUI:
EA616 – Entre Amigas –
Mujeres de la Biblia – María de Betania



Receta: Timbal de zapallitos dietético


Entrevista a Elí Morales

Sandra: Estamos con la maestra Eli Morales, con quien estamos estudiando las mujeres de la Biblia. ¿De quién vamos a aprender hoy?

Eli: Hoy vamos a hablar de María de Betania. Una mujer que fue muy contemplativa y cariñosa. Una mujer que supo discernir.

Sandra: ¿En qué parte de la Biblia la podemos encontrar?

Eli: La podemos encontrar en Mateo 26:6-13, Marcos 14:3-9, Lucas 10:41, Juan 11:28, 29 y 32, y en Juan 12:1-8.
María vivía en Betania que era una aldea. En su hogar eran muy hospitalarios, eran amigos de Jesús. Allí Jesús pasaba con sus discípulos.
Cuando escuchamos hablar de María, solemos escuchar que ella eligió la buena parte. Por eso podemos ver que una de sus características era que se sentaba a los pies de Jesús, porque era una mujer con sed espiritual.
El hecho que ella se entrara a los pies de Jesús también demuestra su humildad, su actitud reverente, su contemplación a los dichos de Jesús y su persona. Era una persona confiada, afectuosa.

Sandra: Cuando decís eran amigos de Jesús, te refería a María ¿Y a quienes más?

Eli: En ese hogar vivían: Marta la hermana de María, que tenía características opuestas, pero no significa que no amara a Jesús y que le sirviera. Eran muy diferentes, era muy laboriosa, inquieta y siempre estaba con los quehaceres del hogar. También estaba Lázaro, aquel que Jesús resucito, y María. Así que este hogar estaba formado por estos tres hermanos.

Sandra: Ese Lázaro es por quien la Biblia menciona que Jesús lloro, era una persona muy apreciada por Jesús. Elí, ¿Qué aspectos de la vida de María vamos a estudiar?

Eli: Claro, podemos pensar al considerar la vida de María en tres momentos. Primero, lo que mencionábamos es que María eligió la buena parte. Segundo, la tristeza de María que fue en el momento de la muerte de su hermano Lázaro. Tercero, el sosiego y la devoción de María con respecto a Jesús.
Empecemos por cuando María supo elegir la buena parte. María tenía el don de escuchar, algo que en estos tiempos necesitamos mucho. Necesitamos saber escuchar, escuchar a los demás y a Dios con la disposición y con la actitud adecuada.
María era una mujer sumamente tranquila, contemplativa, tenía sed de Dios. Para suplir esa sed se sienta humildemente a escuchar a Jesús.

Sandra: Es interesante porque si uno se ubica en aquellos tiempos, hoy casi toda la gente es como Marta, anda preocupada, ansiosa, tratando de resolver y hacer para mostrarse ante los demás. Y cada vez se ven menos personas como María.

Eli: Ella estaba totalmente ajena a todo ese estado de nerviosismo, tensión y el afán que caracterizaba a Marta. Podemos ver en la vida cristiana que debemos aprender a escoger a menudo, no entre lo malo y lo bueno, sino entre lo bueno y lo mejor. María supo elegir que era lo mejor.
Pasando al segundo aspecto que era la tristeza de María, congojada por la pérdida de su hermano. La congoja nos causa un gran impacto que nos afecta y puede llegar a ser mortífero. Afectarnos y llevarnos a desequilibrios emocionales importantes o hasta repercutir físicamente.
Puede perturbarnos, influir en nuestro relacionamiento con los demás.
Pero María no pasó por estos estados, por eso podemos aprender a que, si sufrimos este mal, es porque nosotros no hemos sabido elegir lo mejor.
En situaciones de prueba ella aprendió que la fe en Dios y la comunión íntima son el mejor antídoto contra la congoja. Como nos los dice la Biblia en Salmos “la comunión íntima de Jehová es con los que le temen”, con los que lo respetan y con los que lo reverencian.
Vemos a María enfrentando el dolor con dominio propio, la vemos siendo una persona templada y con cordura.
Ella actúa con humildad cuando ve a Jesús luego de haber pasado tres días de la muerte de su hermano Lázaro. En esa situación podemos ver tres cosas que hace María. Oye de Jesús, va hacia él y se derriba frente a sus pies. Expresa todo su dolor frente a él, podemos ver la confianza que María tenía en Jesús porque le dice “si tu hubieras estado mi hermano no hubiera muerto”. Todo esto lleva a Jesús a identificarse con el dolor de estas personas tan queridas para él. La Biblia nos dice que Jesús lloró en ese momento.

El otro aspecto de la vida de María, que a pesar de toda esta situación podemos ver en ella sosiego y devoción. Luego vemos como María rompió muchas barreras, porque entró a la casa de Simón donde estaba reunido Jesús con otros varones. Fue lentamente hasta donde estaba Jesús con un jarro de Alabastro y Nardo puro, muy valioso en esa época, costaba 300 denario que equivalía al salario de casi un año de un obrero.
Otra característica de María es que era una mujer con visión. Ella tenía una gran sensibilidad de lo que Jesús anunciaba de su muerte y lo unge en vida. Se acerca a él y rompe ese jarro sobre su cabeza y lo cubre totalmente.
María fue muy criticada por este hecho, porque ese perfume se podría haber vendido y ese dinero habérselo dado a los pobres. Pero Jesús la elogio y respondió a los discípulos “a los pobres los van a tener siempre con ustedes”, ella dio lo mejor que tenia, todo lo que estaba a su alcance.
Como ya dijimos Jesús le dejo esa promesa de que por todo el mundo donde se predicara el evangelio se iba a contar lo que había hecho en memoria de ella. Y casi a 2000 años es lo que estamos haciendo.

Sandra: Es interesante pensar si hoy en día nosotros tomaríamos la misma decisión que tomó María. De dedicar algo tan valioso para la adoración a Dios, de romper barreras y dejar de lado si la criticaban o no.

Eli: Es muy importante poder reflexionar en eso. María pudo cultivar a los pies de Jesús conocimiento. Pudo entender el poder que hay en Jesús, además de la misión que él vino a hacer a este mundo. Algunos entendidos dicen que María puedo entender esto con mayor claridad que los propios discípulos porque ella se anticipó, los discípulos lo lograron entender después que Jesús resucitó. También podemos ver que su don era de un gran valor y que actuó con generosidad, con todo su corazón.

Otro aspecto que podemos ver de María, es que ella práctico una devoción sincera porque va a los pies de Jesús, en comunión con él.
Que es allí donde se aprende, donde las dudas se van disipando, donde la fe se afirma, la congoja desaparece, el alma se fortalece, reanuda la lucha y triunfa. Podemos decir que el gesto de María brota de un corazón guiado por el Espíritu Santo.
Así que como María lo hizo, nosotros debemos darle lo mejor que tenemos al Señor; nuestros corazones, nuestros dones y hacerlo con devoción.
La Biblia nos dice en Proverbios. “Dame hijo mío tu corazón y mira en tus ojos por mis caminos”, este versículo fue una realidad en la vida de María.

Sandra: Me parece interesante meditar en aquellas personas que la Biblia nos menciona, que han sido importantes para Dios, por ejemplo: David que fue conforme al corazón de Dios. Si bien David no fue una persona pasiva, sino que luchó mucho por lo que quería hacer, sacó una nación adelante. Tuvo sus errores y sus aciertos, pero aún así tenía sus tiempos de devoción. Esto lo podemos ver en los Salmos, donde le cuenta a Dios todo lo que le pasaba, allí podemos ver la importancia que para Dios tiene el poder tener una comunión personal con él.

Eli: Eso es fundamental en todos los momentos. Recuerdo un Salmo que dice “Este pobre clamo y el Señor lo libro de todas sus angustias” o también en otro Salmos nos dice “Que mis esperanzas están puestas en ti”.
Esto es lo que disfrutamos los cristianos, y lo que nos hace llevar la vida de otra manera. Poniendo la mira en él y también sabiendo que todas las cosas nos ayudan para bien.

Telebasura, apágala antes que te desconecte
Mujeres de la Biblia – Mujeres anónimas

6 pensamientos acerca de “Mujeres de la Biblia – María de Betania

  • 26 mayo, 2017 at 10:54
    Permalink

    muy bonita exposicion. Lo utilizare para una charla a mujeres en un retiro. Desde Virginia.USA

    Responder
  • 26 mayo, 2017 at 10:53
    Permalink

    Muy bonita exposición de la palabra lo utilizare para una charla.Saludos en el Sr.

    Responder
  • 7 marzo, 2017 at 02:35
    Permalink

    El contemplar al Señor que nos habla a través de la Biblia y el intimar con ÉL nos hará ser más sensibles a la Voz del Espíritu como lo fue María de Betania. Y alcanzaremos familias, ciudades y naciones para Cristo. Desde Calama, Chile.

    Responder
    • 7 marzo, 2017 at 10:33
      Permalink

      Gracias Armando por su comentario!

      El Señor le bendiga ricamente!

      Alejandro
      Llamadaweb.org

      Responder
  • 21 noviembre, 2016 at 03:36
    Permalink

    Como aprendo a orar como conviene. Como y que decir que no sea lo de siempre y luego sentir día a día que se ha vuelto un monólogo. Como saber si El escucho y si nos va a responder y como.
    Gracias por su buen trabajo y ayudarnos a conocer a Dios

    Responder
  • 15 noviembre, 2016 at 02:31
    Permalink

    Hermoso mensaje, explicado en palabras simples, pero con una profundidad que llena mi corazón. Gracias por este estudio hermanitas. Que Dios las bendiga siempre. Soy de Chile y estoy comenzando mi camino de estudio de Dios y la coronación de su creación, la mujer. Un abrazo!
    Katherine Fuentes Labrin

    Responder

Déjanos un mensaje!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>