Mujer! No Olvides de Cuidar de Ti

Mujer! No Olvides de Cuidar de Ti

En este programa la doctora nos cuenta su experiencia en varios países donde junto con proyecto América pudo colaborar, ayudar y enseñar a muchas mujeres a que se realizaran controles de rutina tan importantes como el Papanicolaou. En este programa Noemí nos cuenta también de algunas mujeres que ha sudo a que salvaron su vida gracias a un estudio realizado a tiempo.


DESCARGARLO AQUI: 
EA427 – Entre Amigas –
Mujer! No Olvides de Cuidar de Ti



Receta: Tarta de Manzanas


Entrevista con Noemí Britos

Sandra: Muy bien amigas y en este tiempo de la entrevista estamos por Pisco Perú, estamos en este programa con la Dra. Noemí que está haciendo su servicio comunitario en este país que no es su país por cierto y Bienvenida Noemí a este programa.

Noemí: Muchas gracias por la invitación.

Sandra: Bien vamos a contarles a las oyentes de qué país, venís, sé que estás viviendo en otro país además antes de venir a Perú.

Noemí: Está bien, soy de República Dominicana, de una ciudad que se llama San Cristóbal que está al sur, sureste de la capital, Santo Domingo. Tengo ya 18 años viviendo en los Estados Unidos, en la Florida, En Palm Beach específicamente…

Sandra: Médico de Profesión, ¿verdad?

Noemí: Médico de Profesión. Fui médico militar, médico de la policía nacional de República Dominicana, por unos 6 años y luego me traslade a los Estados Unidos.

Sandra: Y en estados unidos trabajas como Enfermera en este momento…

Noemí: Sí, trabajo como enfermera en la oficina de mi Hermana que es médico también, pero no es revalidado el título en Estados Unidos, solo hice un curso de enfermería que se llama CNI, asistente de Enfermera.

Sandra: ¿Tienes la especialidad en Ginecología?

Noemí: No, no tengo especialidad en ginecología, los 5 años que trabajé como médico de especialidad en pediatría y como médico de familia, con los militares, con los policías y sus hijos.

Sandra: Sin embargo en estas campañas que hay de trabajo e impacto social, y comunitario te has especializado tanto en hacer como se trabajó en tu país, como en este evento en Perú, en el tema de los Papanicolau, que es un tema ginecológico y que muchas mujeres en poblaciones pobres necesitan porque no tienen un seguro de salud a donde puedan acudir.

Noemí: exactamente. En República Dominicana en la misión anterior que fue en febrero de este mismo año, en 2008 y si más de 300 Papanicolaou, o sea que eso fue lo que un grupo y yo hicimos en la República Dominicana. Entonces en este evento me pidieron también sólo hacer Papanicolaou, y ahí con algunas muchachas de varios sitios nos hemos dedicado a hacer sólo Papanicolaou aquí.

Sandra: ¿cómo ves la necesidad de las poblaciones, digo, es un tema bien interesante para un programa de mujeres, porque bueno entendemos su es que la prevención y demás es importante para las enfermedades ginecológicas?

Noemí: Muy importante porque la mayoría, se podría decir como un 90% de lo que hemos hecho aquí, decían nunca me lo había hecho, porque innova y la facilidad, aquí en donde estamos, en Pisco, ya que hay que ir a ciudades más grandes para hacerse Papanicolaou, o pagar al ginecólogo que dicen que es un bastante en este lugar. O sea en muchas necesitaban hacerse el Papanicolaou.

Sandra: Que interesante, como cambia el país a país. En Uruguay por ejemplo el país de donde yo provengo, es ley incluso dar el día libre en el trabajo para hacerse el Papanicolaou.

Noemí: Muy diferente, muy diferente también en el país, en República Dominicana no es obligado pero la gente lo hace de rutina una vez al año

Sandra: Hay como una conciencia ya.

Noemí: Exactamente, una conciencia pública, allá hay departamento de medicina preventiva, en todos los pueblos y hasta en los campos hay medicina preventiva, entonces la gente se acostumbra una vez al año a hacerse Papanicolaou.

Sandra: En mi país por ejemplo es un gran tema, y es de importancia hacérselo y el estado diferentes estrategias para llegar con ómnibus móviles, como carros móviles para poder hacerlos en forma gratuita, porque hay mucho cáncer de útero, de mama, y bueno, tanto la mamografía como el Papanicolaou es importante. ¿Cómo es en otros países donde has estado?

Noemí: En Estados Unidos no es obligado, pero como allá la educación es tan importante, la educación médica. Allá la gente está muy bien informada y también hay ese tipo de, sobre todo para el extranjero que es ilegal que no puede tener un seguro de salud entonces, el gobierno tiene guaguas móviles que van de sitio el sitio aun, en ciudades grandes, ricas al trasportes que van a los “malls”, no sé cómo se llama es un lugar donde hay muchas tiendas juntas en el mismo sitio. Allí dicen por ejemplo para fin de mes en tal sitio vamos a estar y la gente va, sobre todo gente que no son residentes de los Estados Unidos, o no son ciudadanos de los Estados Unidos y no pueden tener acceso a planes médicos, entonces van y lo hacen gratis. El gobierno lo hacen gratis.

Sandra: ¿no tienen temor que ya que el gobierno manda estos móviles utilice esto para captar ilegales?

Noemí: nunca ha pasado, porque ellos están interesados porque si aparece una mujer con cáncer y ellos están obligados a atenderla en el hospital, entonces el asunto es más caro, económicamente les va a salir más caro, prefieren hacer los móviles, una vez al mes si no me equivoco, los departamentos públicos de salud van con el móvil a los sitios donde hay tiendas, o tanta gente, van una vez por mes.

Sandra: Amigas, estamos conversando con la Doctora Noemí Britos ella está visitando Perú, ejerciendo su profesión, y una de las cosas que más ha captado la atención la realización del Papanicolaou muy necesaria en las mujeres, y poblaciones enteras que no pueden revisárselo, según el país, por bueno, dificultades económicas o hasta culturales. ¿Qué es lo importante a tener en cuenta en este tema del Papanicolaou, quien debe recurrir?

Noemí: OK, toda mujer que haya tenido sexo, que a esa tenido relaciones sexuales, hacerse Papanicolaou por lo menos una vez al año. Si la mujer ha tenido más de un marido, si el marido tiene más de una mujer si hacen relaciones sexuales no legales, por ejemplo, la promiscuidad por ejemplo aumenta la posibilidad de tener un cáncer de cerviz, o de útero o de vagina, entonces el cuidado es muy importante, cuidarse de tener una relación seria, con una sola pareja, de ambos lados, no sólo la mujer tener una pareja, el hombre tener su propia pareja, una sola evita, previene, con muchísima frecuencia, casi no se ha visto cáncer en parejas que han tenido un solo marido, una sola mujer, que han durado muchos años, es muy difícil que haya tenido cáncer. O sea que también el respeto, la honestidad en la pareja vale mucho para evitar el cáncer.

Sandra: ¿También el tema de la higiene supongo?

Noemí: La higiene también, muy importante. Mucha higiene de parte del hombre, mucha higiene de parte de la mujer. Se ha probado que en países orientales donde el hombre se hace la circuncisión, y lógicamente ahí el virus no se mantiene porque la higiene, más clara o sea es más fácil que el miembro del hombre sea limpio, entonces se ha demostrado que casi nunca se ha visto cáncer en países como Israel, donde todos los hombres por tradición, por costumbre, por religión tiene la circuncisión, ahí casi no hay cáncer, no sé ve.

Sandra: ¿Cuáles son las dificultades mayores que encuentran en estos países como vinimos ahora a Perú, también en tu país República Dominicana, bueno lugar es así, que dificultar mayor; porque hoy me decías muchos nunca se hicieron un Papanicolaou, porque?

Noemí: la primera causa es la costumbre, aquí la gente dice que le da miedo, que le da dolor, porque cree que le da dolor, hacerse un Papanicolaou no da dolor es una molestia rápida, y es, situ comparas entre la molestia y que te grite un cáncer, es un asunto de vida o muerte, entonces vamos a elegir hacerse un Papanicolaou. Es una molestia, lo económico es muy importante, aquí dicen que cuesta mucho y que hay que ir lejos para hacerse, entonces se van descuidando y van prefiriendo gastar el dinero en comida, en otras cosas, a veces hasta de diversión, y no saben de importancia que tiene, o sea es un asunto cultural por un lado, y económico por otro, que hace que en muchos países de América Latina la gente se descuide y no se lo haga.

Sandra: ¿Cada cuánto debe ser, cada un año?

Noemí: lo que se planea es un año, es lo que dicen la mayoría, gentes normales, mujeres normales que no son promiscuas, las promiscuas se lo hacen en cada tres meses. En mi país las mujeres que utilizan la prostitución como medio de vida por ley tienen que hacérselo cada tres meses y llevar a un departamento público, una tarjetita que dice yo ya me hice mi prueba. Porque hay otras enfermedades venéreas, otras cosas que investigar también, sobre todo cuando usan el sexo como medio de vida. Pero la gente seria que tienen un solo marido, que el marido tiene una sola esposa, con una vez al año es bastante bien.

Sandra: Ustedes lo que se pierden es saber los resultados porque esto demora un poquito, ustedes realizan el examen y después que se van del país, después de que proyecto América se va no se enteran si estas mujeres tenían alguna enfermedad o no.

Noemí: Nos enteramos porque la persona encargada aquí, tenemos una muchacha que es encargada por ejemplo aquí, mandamos todo a la capital a Lima, todo esto al patólogo, que ya sabemos quién es, quién lo va a hacer entonces el manda en dos o tres semanas el reporte aquí, al mismo sitio, a una muchacha que dejamos encargada entonces ella nos informa nosotros que pasó. Porque asimismo pasó en la República Dominicana y supimos de los casos que tenían displasia, o sea eso nos dice a nosotros, salvamos dos vidas. Por una displasia es como si dijéramos un “pre-cáncer”, es alguien que tiene una multiplicación celular anómala, entonces te dice, si es o no se cura, si eso no se trata a tiempo entonces si se puede convertir en un cáncer, pero con una persona que tú prebendas de un cáncer, y ya estamos parados, el esfuerzo valió la pena.

Sandra: Sin duda que si, así que esta tarea que se está realizando más allá de que hay otro agregado que es mientras esperan, y están allí se puede compartir con ellas un mensaje muy importante.

Noemí: Bastante bien mientras estaban en la fila esperando, había un grupo de Evangelismo hablándoles de el Señor, que es básico para nosotros, eso es lo uno, la salud es secundaria, y como decía la otra doctora, que por cierto es mi hermana, la doctora Argentina Britos decía, no podemos mandar al infierno gente sana, debemos mandar al cielo gente como este, pueden estar enfermo, cojo, ciega, pero que esté bien, o sea que demos salvación como uno, la salud debe ser en segundo lugar.

Sandra: ¿Noemí, cómo surge esta inquietud, bueno, de viajar, de compartir de poder a sudar a mujeres que no tienen la posibilidad de pagarse un médico como aquí?

Noemí: Lo importante para nosotros los cristianos, lo numero uno, hablar del Señor, salvar almas, eso es lo definitivo, eso es lo que va a durar en la eternidad. Entonces lo que somos cristianos de muchos años hemos tenido la determinación de hablarles a otros del Señor, al principio sólo con experiencia, con el modo de vida, porque en mi caso yo era sumamente tímida, y me costaba hablar, y entonces comencé a enseñar en la escuela dominical, a enseñar a los niños, todavía enseño, y en escuela secular, fui maestra secular también, entonces eso me abrió un poquito la brecha para hablar del Señor, mas con palabra. Pero para nosotros hablar con hechos es más importante, esta es una de las maneras que utilizamos, juntarnos con otros de otras latitudes, de otros sitios, como aquí, de Paraguay, Uruguay, de República Dominicana, Cuba, de Puerto Rico, hasta de Canadá. Tenemos de muchos sitios, y nos hemos juntado como un solo hombre, como el Señor quiere unidos hablarle del Señor a la gente, entonces nuestra prioridad, cada uno dando lo que tiene, sus dones, y yo doy mis conocimientos médicos, otro da su conocimiento de cómo martillar, cómo hacer las cosas, cada quien en lo que sabe, en lo que el Señor nos dio, lo que tenemos si no lo compartimos lo perdemos. En todo, en la vida secular, en la vida cristiana lo que usted se tiene, lo tiene que compartir para que crezca, para que se multiplique y por eso estamos aquí, hablando del Señor y queriendo que la gente conozcas de Jesucristo, es la única manera de estar en relación con Dios.

Sandra: ¿Cómo llega Jesucristo a tu vida?

Noemí: En mi vida; la gente no cree en la herencia pero para nosotros fue como una herencia. Mi mamá estaba embarazada de mi hermana, es dos años mayor que yo…

Sandra: … ¿Argentina?…

Noemí: … Argentina, entonces estaba embarazada cuando conoció el Señor por alguien que le regalo un tratadito, una información escrita simple, pequeña, de salvación. Ella se convirtió, le habló a mi papá, mi papá se convirtió y el resto todos los hijos hemos ido poco a poco conociendo del Señor a través de ella. Sobre todo con su ejemplo, es una mujer extraordinaria que mucha gente ya conoce.

Sandra: Después surgen, ¿no sé cuántas etapas importantes en tu vida pero una me imagino que habrá sido esto de cambiar de país?

Noemí: Cambiar de país, a mí personalmente me ayudó extraordinariamente. En República Dominicana, era la número siete de una familia de doce, una docena con seis mujeres y seis hombres. Todos muy alegres, conversadores, muy bulliciosos y yo era la más callada, los más tranquilita, entonces siempre estaba escuchando, escuchando, no hablando. Mi mamá nos enseñó a escuchar, a compartir. Cada vez que alguien decía algo, donde hay doce gentes todo es mucha bulla, y mucho escándalo, y cada vez que decían mira esta está mal vestida, o ésta está de tal manera, mi madre decía, vaya y usted resuelva el problema que le vio a alguien. Entonces primero comenzamos con eso, con la práctica. Si alguien decía esta está mal vestida, vaya y déle una de sus ropas para que se vista bien. Mi mamá todo lo resolvía con hechos, y así comenzamos. Cuando fuimos a Estados Unidos por necesidad, más que por otra cosa, tuve que dejar la institución militar donde yo trabajaba porque en un viaje a Estados Unidos de vacaciones tuve un parto prematuro de mi hija menor, tuve un parto prematuro y se me pasó el tiempo de estar en Estados Unidos, me daban 15 días y yo estuve más de un mes porque fue una emergencia. Me hicieron cirugía y todo eso. Me tuve que quedar en el país, ya no podía volver a ser policía, allá son estrictos, 15 días, 15 días y si regresas ya no eres policía. Entonces me quedé en Estados Unidos a vivir y mis padres se mudaron a Estados Unidos, a Nueva York, allá nos quedamos, pero transformó mi vida porque ya no había una dependencia de mis padres cercana y yo estaba Palm Beach con mis tres hijos, mi mamá y mi papá en Nueva York. Y ahí comenzó Dios a trabajar conmigo, poco a poco, a ser independiente, a servir al otro, ya no utilizar a mis padres como medio para servir al otro sino yo sola. Poco a poco el señor me cambió muchas actitudes que yo creía, por ejemplo algunas cosas de la Biblia que tú la has si la entendidas, comencé a saber que no era lo que tú entiendes, que tú vas a entender lo que el Señor dice, y es para tu conveniencia, te va a ir mejor, te va a ir bien. Cuando tú dices por ejemplo, hay que bautizarse, el Señor dice que hay que bautizarse y tú tienes que hacerlo, el Señor dice, hay que darle al pobre, hay que darle al pobre, sin mirar a quién, no importa para que lo va a utilizar, hay que dar. Y así sucesivamente, cada cosa ponerla en su lugar, comenzar obedecer como no todo lo entendemos, hay muchas cosas que no vamos a entender, lo vamos a entender después pero poco a poco mientras vas obedeciendo, vas entendiendo.

Sandra: Ha sido un gusto en Noemí poder charlar contigo y ver que con tu profesión y que con tu vida estás sirviendo a este Dios que tanto ha hecho por nosotros.

Noemí: Amen, Amen, es un placer. Y espero que cualquiera que me haya oído entienda que el Señor es prioridad y el resto es secundario.

Qué es Proyecto América
El Costo del Servicio

Déjanos un mensaje!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>