Misión sin Fronteras

Título: Misión sin Fronteras

Autor: JuanPedro, Pablo
No.: EA231

Misión sin fronteras, una misión que alcanza los lugares más inesperados llevando el amor del Señor a muchas partes del mundo!

En Uruguay, puntualmente se trabaja recorriendo distintos puntos del interior con carpas.


  • RecetaPapas al puerro
  • ConsejoDamaris Fuentes Días (República Dominicana)


 


Descargarlo a su propio pc para tener o compartír con otros:  
ea231.mp3 



 


Entrevista con el Presidente de Misión sin Fronteras, Pablo (Suiza) y Juan (Francia).

Sandra: Bien queridas amigas hemos llegado ya a este momento de la entrevista. Ustedes saben, el espacio siempre es especial, porque cada vez invitamos a alguien diferente, una persona que puede contarnos acerca de lo que esta haciendo acerca de su vida cristiana y en este caso nos encontramos como tantas veces recibiendo, personas que visitan nuestro país Uruguay , así que queremos dar la bienvenida en forma especial a estos hermanos que nos visitan desde Suiza y en el otro micrófono un Francés que hace mucho que esta en Uruguay, que ya es podemos decir un uruguayo mas. Bienvenido Juan.

Juan Pedro: Muchas gracias

Sandra: Y los hermanos quizás quisieran decir algunas palabras y presentarse también, quienes nos visitan de Suiza.

Juan Pedro: Si, es un gran placer para nosotros estar aquí en Uruguay y visitar el país por segunda vez, me llamo Juan Pedro, tengo 40 años y soy el representante de Misión sin fronteras en Suiza. Vamos a hablar de esta misión un poco después.

Sandra: Bueno quizás ya podríamos hablar, Misión sin fronteras, sin fronteras es interesante, sin fronteras es el Entre Amigas que atraviesa todos los países con la ondas radiales, ¿qué es esto de misión sin fronteras?.

Juan Pedro: Bueno Misión sin fronteras tiene este nombre, porque el amor de Dios también no tiene fronteras, atraviesa todas las fronteras de países, pero también no hay fronteras entre lenguas o idiomas, no hay fronteras entre diversos pueblos. El amor de Dios es para cada alma, para cada persona; es el mismo amor, y así queremos llevar el mensaje del amor de Dios a todas las almas que podemos alcanzar con nuestro pequeño instrumento que podemos traer a las personas, que es el calendario la Buena Semilla.

Sandra: Juan Pedro, ¿mediante que formas, Misión sin fronteras comunica el amor a Dios?, la buena semilla es una forma, ¿hay otras de este ministerio?.

Juan Pedro: Si Claro, buscamos el contacto personal con la gente, viajamos donde el Señor nos abre la puertas y entramos en contacto con la gente en la calle; muchas veces nos gusta cantar algo en la plaza, o donde este la gente, y después hablamos del amo de Dios, del gozo que tenemos en nuestros corazón, porque el Señor Jesús nos ha perdonado de nuestros pecados, no ha hallado, nos ha redimido con Dios por su preciosa sangre y queremos compartir el gozo que tenemos con los demás. Porque es el mas importante, tener paz con Dios y una vida nueva con él.

Sandra: Qué lindo escucharte, hoy mismo tuve una experiencia tan triste con una persona amiga desequilibrada mentalmente y quedé agradeciendo a Dios porque él a sus hijos nos da paz y muchas veces lo vivimos como algo natural, convivimos todos los días con este gozo, sin embargo es algo muy especial por lo cual agradecer. No mucha gente lo tiene. Mucha gente vive triste y vive deambulando, sin este gozo especial que tenemos nosotros. ¿Cuántos misioneros son Juan Pedro?

Juan Pedro: Misión sin fronteras es una muy pequeña misión Empezó en 1923 con una persona después del trabajo saliendo a hablar y compartir del evangelio, del mensaje, de la Biblia del amor de Dios. Y después creció siempre un poco más pero ahora es un casal y yo como el nuevo responsable que trabajamos en pleno tiempo y hay muchos colaboradores en muchos países benévolos que tienen su trabajo, su negocio, como también mi amigo Pablo que está conmigo ahora en Uruguay, que ha tomado ahora sus vacaciones para llevar el evangelio aquí en el Uruguay.

Sandra: Así que hay muchos colaboradores que comparten su tiempo, el trabajo y este ministerio de Misión sin fronteras ¿No es cierto?

Juan Pedro: Si Justo. Y o también antes de entrar en la Misión muchas veces he consagrado mis vacaciones para llevar el evangelio a otros y son las más ricas vacaciones que se puede hacer. Compartir el amor, el gozo de Jesucristo con los demás.

Sandra: ¿Es la segunda vez que estás en Uruguay, decías?

Juan Pedro: Hace 11 años que he visitado solamente 3 días, la obra de Llamada de Medianoche, para conocer un poco y tengo amistad con varios amigos misioneros aquí y me interesa mucho este trabajo que alcanza a tantas almas con el evangelio.

Sandra: Qué bueno que pudieron volver y ver a llamada de Medianoche 11 años después que sin duda ha tenido su dinámica y también encontrarán muchas cosas cambiadas. Los mismos misioneros, pero las instalaciones nuevas y demás. Es lindo recibirlos . vamos a escuchar ahora, algo de música y luego sí seguimos conversando con nuestros amigos de suiza y también con Juan este francés que se ha hecho uruguayo luego de tanto tiempo.

Sandra: Regresamos amigas de esta pausa musical, estamos en el segundo bloque de entre amigas , en el segundo bloque de la entrevista de entre amigas en este caso con nuestras visitas que vienen de Europa desde Suiza nos están visitando Pablo y Juan Pedro. Ellos hablando de Jesucristo. Cómo les habrá impactado Jesucristo en su vida que quieren contarlo a todo el mundo . Y sí nos sucede a todos los cristianos Pablo. Quiero saludarte y que saludes a nuestras amigas que te mencionamos recién y estabas ahí calladito y creo que es un poco por timidez del idioma pero contamos un poco con la ayuda de Juan que puede traducirlo.

Pablo: Efectivamente no hablo mucho el español, comprendo y hago todos mis esfuerzos, estoy sabiendo lo que dice Juan porque me está traduciendo.

Sandra: ¿Cómo es esto de pasar tus vacaciones en un país latino? ¿Lo hubieras imaginado hace un tiempo?

Pablo: Como mi amigo Juan Pedro comentó hace algunos instantes el amor de Dios que está en nuestros corazones no tiene frontera por eso es la posibilidad de pasar mis vacaciones, convinado con la posibilidad de dar el testimonio del amor de Dios aquí en América latina y especialmente aquí en el Uruguay. Es el deseo de mi corazón.

Sandra: Muchísimas gracias por venir a nuestro país y poder compartir del amor de Dios aquí. Mientras tanto, si extranjeros piensan venir acá a Uruguay a vacacionar, aquí a Punta del Este, a pasarla bien a visitar un hotel 5 estrellas pablo, ha pensado en invertir sus vacaciones y decirle a los demás del amor de Dios. Sin dudas nos viene a dejar mucho a los Uruguayos. Quiero preguntarles también a ustedes qué es lo que los trae por acá. Yo sé que su visita coincide con un aniversario muy especial. Quisiera que contaran eso.

Juan Pedro: Si, son los amigos uruguayos que nos han invitado a jubilar con ellos los 25 años de misión con las carpas, y la misión sin fronteras ha instalado carpas en Italia, en España, en Argentina. Y he preguntado en suiza si será posible instalar también una carpa en Uruguay y Dios ha abierto una puerta para organizar y comprar 2 carpas y así reunir a la gente en cada pueblo y nos inspira el versículo en la Biblia que dice en San Lucas 8: Aconteció después que Jesús iba en todas las ciudades y aldeas predicando y anunciando el evangelio del reino de Dios y así, ir para todos los pueblos todas las ciudades, todas las aldeas con la carpa. Y es una posibilidad e reunir a la gente para oír la palabra de Dios.

Sandra: Qué lindo a mí me gusta escucharlos porque a demás yo conocí a Cristo en una carpa, no en esta carpa pero sí con un ministerio similar, digamos. Era una carpa que llevaba las buenas nuevas.

Quería preguntarles cómo fue que misión sin fronteras apoyó de alguna manera para que estas carpas llegaran a Uruguay. Recibieron la solicitud de Juan o cómo fue esto? Juan vos estás desde ese tiempo en el que se compraron las carpas

Juan: Para mí fue un privilegio, un gran placer el poder contactarme con Misión sin fronteras ¿Cómo fue’ Muy bien, nuestra iglesia después de haber tenido un despertar espiritual nuestra juventud sintió este amor que nos decía que debíamos compartirlo con los demás. Comenzamos a recorrer pueblos y ciudades del interior los fines de semana y con instrumentos íbamos a las plazas pero lamentablemente después de tanta organización llegábamos y nos encontrábamos con que llovía, hacía frió y la gente no venía. Y nos teníamos que volver tristemente. Pero en cierta ocasión, calló en mis manos un boletín de Misión sin fronteras en las cuales ellos comentaban que habían donado carpas en Italia, en España y en Argentina y dije ¿Por qué no al Uruguay? Entonces dijimos, los hijos de Dios son atrevidos para Dios, entonces escribimos una carta para Misión sin fronteras explicándoles lo que nosotros queríamos, que realmente ese mensaje que dijo Juan Pedro, y nosotros sentíamos ese mismo amor y queríamos compartirlo con los demás. Y fue algo milagroso, es algo que nosotros no alcanzamos a comprender cómo fue. Escribimos una carta a Misión sin fronteras explicándoles ese deseo un tiempo después, apenas un mes después recibimos el boletín en el cual en la lista de Oración habían puesto carpa para el Uruguay y dijimos, bueno hermanos dentro de 2 o 3 años tendremos la carpa para el Uruguay y a los 15 días, un amigo mío que era gerente de un banco me llama por teléfono y me dice: pero Juan ¿Cómo es esto? Me llega un cheque a nombre tuyo de suiza y no puede ser que vos no tienes ninguna cuenta acá. Le dije, yo no tengo ninguna cuenta acá pero mi DIOS sabe lo que necesitamos fue tal que Misión sin fronteras nos envió el dinero necesario para tener la 1ª carpa. Lo que más nos llamó a nosotros fue la confianza que esos hermanos tuvieron en nosotros. Prácticamente que sin conocernos, sin saber bien de nosotros nos enviaron ese dinero y para nosotros fue un gran compromiso, no solamente par misión sin fronteras sino con Dios que él permitió obtener ese dinero.

Sandra: Él era quien los conocía verdad?

Juan: Él fue nuestra garantía. La mejor garantía es el Señor y esa fue la primera carpa y ahí comenzamos a salir al interior del país. Pero a los 3 años esta carpa que tenía capacidad para 400 personas resultó chica y pedimos otra vez a Misión Sin Fronteras una nueva carpa. Y también ellos nos mandaron el dinero y construimos una nueva carpa esta vez recorrió durante 25 años nuestro país Uruguay, aunque yo soy francés digo nuestro país porque soy más uruguayo que francés. Y estuvimos recorriendo 75 ciudades y pueblos

Sandra: Eso te iba a preguntar, cuántos lugares!

Juan: 75 ciudades y pueblos pero algunos de ellos fuimos 2 veces es decir que pasamos las 100 veces o 100 campañas. De ahí hemos mandado cartas a todos los lugares en donde fuimos y tenemos la respuesta de pastores y misioneros que en el día de mañana van a llegar más de 70 pastores y misioneros para agradecer a la carpa de la amistad la bendición que ellos han recibido por medio de esa carpa, nacieron iglesias, por medio de esa carpa, nacieron misioneros que hoy están trabajando en el exterior por medio de esa carpa nacieron pastores y toda la honra y toda la gloria es para el Señor . Y el otro agradecimiento humanamente, a Misión sin fronteras.

Sandra: Amén, qué lindo! Que es cuando los siervos de Dios reconocen que la gloria debe ser para Dios verdad? Hay un esfuerzo humano, hay un trabajo de muchos años, pero la gloria es para Dios. Y a nosotros nos toca muy de cerca porque hace muchos años la carpa fue prestada aquí en llamada de medianoche cuando recibimos la visita de Wim Malgo y estuvo aquí en este predio.

Juan: Fue la primera carpa. Para nosotros fue un placer. Y hoy en la actualidad es la carpa que hoy prestamos en las diferentes Iglesias que nos la solicitan para tener reuniones evangelísticas y no para otra cosa, y esta carpa también está caminando por todos lados. Se las llevamos , se la instalamos prácticamente que sin costo.

Sandra: Es muy buena la noticia, saber que hay gente preocupándose de trasmitir el amor de Dios a los necesitados. Queremos agradecerles. Lamentablemente el tiempo se nos va y esta entrevista termina No podemos dedicarle todo el tiempo que quisiéramos pero sí sabemos que este trabajo continúa. Esta entrevista termina pero el trabajo continúa, si Dios quiere hasta que el Señor vuelva a trabajar mucho y que más iglesias de lo que dijiste puedan conocer a Cristo y que las personas puedan conocer a Cristo a través del trabajo misionero de la Carpa de la Amistad.

Juan: ¿Puedo agregar algo? Para nosotros no solamente fue el medio para ganar almas. Sino que nuestro equipo consta de más de 80 jóvenes que dedican sus vacaciones de enero, febrero y marzo dedican para ir a la carpa, duermen en los pisos de cocinan ellos, no hay mamita ni papito y ahí nace el amor del servicio al Señor.

Sandra: Precioso, también una formación para los cristianos jóvenes verdad?

Muchas gracias Pablo por invertir tus vacaciones en Uruguay, muchas gracias Juan Pedro por estar aquí y por estar al frente de Misión sin fronteras. Que Dios les bendiga mucho y sin dudas va a ser hasta un próximo encuentro.

Pablo: Muchas gracias.

Juan Pedro: gracias.

Juan: gracias.

Desafiando a la mujer
Endocrinología I

Déjanos un mensaje!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>