Más Extraño que la Ficción (3ª parte)

Más Extraño que la Ficción 
(3ª parte)

Autor: Mark Hitchcock

  El 30 de octubre de 1938, presentaron una adaptación radiofónica de la novela de Wells: “La guerra de los mundos”, en forma de noticia. La mayoría de los que la creyeron se apilaron en las ventanas, en espera de lo peor. En los primeros años del siglo 21, nuevamente reina en el mundo el temor, y una postura de expectativa.


DESCARGARLO AQUÍ
PE2012 – Estudio Bíblico
Más Extraño que la Ficción (2ª parte)



¿Cómo están amigos? Habíamos dicho que: Los demonios del abismo no pueden matar personas, sino que sólo pueden producir en ellos el deseo de morir. Ap. 9:5 y 6 dice: “Y les fue dado, no que los matasen, sino que los atormentasen cinco meses; y su tormento era como tormento de escorpión cuando hiere al hombre. Y en aquellos días los hombres buscarán la muerte, pero no la hallarán; y ansiarán morir, pero la muerte huirá de ellos”. La palabra traducida aquí como “tormento”, a menudo es utilizada en la Biblia para los sufrimientos y dolores del infierno. El tormento de esos seres demoníacos será como “tormento de escorpión cuando hiere al hombre”. Eso enloquecerá a la gente. Los impulsará al suicidio, pero según Apocalipsis 9:6, no estarán en condiciones de quitarse la vida para poner fin a ese dolor tan terrible.

El teólogo Charles Ryrie escribió: “Ese tormento impulsará a la gente al suicidio, pero ellos no podrán morir. A pesar de que prefieran la muerte a una vida tan atormentada, no podrán hallar la muerte. Los cuerpos no se hundirán en el agua y no se ahogarán; el veneno y los comprimidos no actuarán; y, de algún modo, tampoco las balas ni los cuchillos surtirán efecto”.

Imagínese usted el tormento y la desesperación de las personas que quieran quitarse la vida y no puedan hacerlo. Imagínese un arma de la que no sale ningún disparo; un veneno que no actúe; un salto de un edificio alto que sea interceptado por una red de seguridad invisible; o una soga con la que no sea posible ahorcarse. Ni siquiera el Dr. Kevorkian (médico norteamericano que luchó por la legalización de la eutanasia activa y quien aplicó la eutanasia a unas 100 personas) podría ayudar. Ése realmente será un tiempo increíble.

La limitación número tres que Dios impuso a ese ejército invasor, se refiere al tiempo en que ellos podrán atormentar a los seres humanos, limitándolo a cinco meses. Le llamo a este tiempo “cinco meses de infierno en la tierra”. El período de tiempo es mencionado dos veces (Ap. 9:5 y 10). Lo interesante, es que la temporada normal de langostas dura exactamente cinco meses (de mayo a setiembre). Ése es el único juicio en el libro de Apocalipsis que está limitado a un espacio determinado de tiempo.

En Apocalipsis 9, vers. 7 al 10, encontramos una descripción aterradora de esos intrusos “extraterrestres”: “El aspecto de las langostas era semejante a caballos preparados para la guerra; en las cabezas tenían como coronas de oro; sus caras eran como caras humanas; tenían cabello como cabello de mujer; sus dientes eran como de leones; tenían corazas como corazas de hierro; el ruido de sus alas era como el estruendo de muchos carros de caballos corriendo a la batalla; tenían colas como de escorpiones, y también aguijones; y en sus colas tenían poder para dañar a los hombres durante cinco meses”.

Tenga en cuenta que la característica principal de esos intrusos es que ellos son como “langostas”. Como ya hemos visto, no son langostas de verdad, sino seres demoníacos con apariencia de langostas. Lo interesante, es que los extraterrestres, en muchas películas de ciencia ficción, tienen una apariencia similar a las langostas, por lo menos en lo que respecta a la cara y la cabeza.

En la películaIndependence Day,hay seres que casi corresponden a la descripción de los atacantes demoníacos de Apocalipsis 9. En una de las últimas escenas, el presidente de los Estados Unidos se encuentra con uno de esos seres extraterrestres, en el Área 51 de Nevada. De algún modo, ese ser se comunica con el presidente en forma telepática. Él se agarra la cabeza por el dolor y dice: “Son como langostas, van de una región a la otra y destruyen todo lo que se les cruza en el camino.” Así también son los atacantes descritos en Apocalipsis 9, son como langostas, y devoran todo lo que se les cruza en el camino.

En la reciente películaDistrict 9, los extraterrestres se parecen a enormes camarones.

Estos seres de Apocalipsis 9 no sólo son como langostas, ellos además tienen otras ocho características:

1. Parecidos a los caballos
2. Coronas (que parecen de oro) en sus cabezas
3. una cara parecida a la de un ser humano
4. cabellos largos como de mujer
5. dientes como de león (lo que indica su voracidad)
6. corazas como de hierro (como una pesada armadura) – están bien protegidos, mientras que los seres humanos están expuestos a sus ataques sin protección alguna
7. suenan como cuando se mueven los carros y los caballos en una batalla
8. colas como de escorpiones

En cada punto, la palabrita “como” indica una comparación y, además, seguramente la descripción se refiere a algo diferente, no a una descripción literal. Esto no quiere decir que esos seres no sean reales, sino sólo que Juan los describe lo mejor que puede, comparándolos con otras cosas, cosas que él y sus lectores conocían. Aquí entonces una lista alternativa, que destaca las características típicas de esas langostas del infierno.
Cabezas: coronas como de oro
Caras: como las de seres humanos
Cabello: como los de mujer
Dientes: como los de león
Corazas: como las de hierro
Alas: como el ruido de muchos carros y caballos
Colas: como las de escorpiones

Imagínese la apariencia aterradora de esos intrusos provenientes del abismo: langostas con cabello largo, parecidos a los caballos, que vuelan, tienen colas de escorpiones y coronas doradas sobre caras humanas, cubiertos por una piel parecida a una armadura. Son un tipo de “querubines del infierno” – una combinación de caballo, mujer, león, escorpión y langosta. Su tamaño no es mencionado, pero está claro que son bastante más grandes que las langostas convencionales.

Las alas de esos representantes de la miseria, suenan “como el estruendo de muchos carros de caballos corriendo a la batalla”. Ese ruido será tremendo, e indicará que ninguna resistencia contra ellos prevalecerá. Joel 2:4 y 5 compara el ruido de las alas de langostas con el traqueteo de las ruedas de carro y el repiquetear de los cascos de caballos que van a la batalla. De ese tipo de ruidos habla Apocalipsis 9.

Me han preguntado si esos seres demoníacos serán visibles o invisibles. Como los demonios son seres espirituales, muchos concluyen que los demonios del abismo serán invisibles. Aunque en este asunto uno no debería ser demasiado dogmático, me parece bastante evidente que esas langostas demoníacas serán visibles, por lo menos por algún tiempo. La descripción detallada de sus características físicas y el hecho de que ellos oscurecen el sol cuando son liberados del abismo, dejan suponer una figura material, física y visible. Por supuesto que como los demonios son seres espirituales, es posible que vayan cambiando entre una forma material y visible, y otra inmaterial e invisible.

No obstante, la pregunta clave no es si estos seres son visibles o invisibles, sino si ellos realmente existen. Apocalipsis 9 muestra claramente que esos seres son reales, y que su maldad azotará a todos los incrédulos con terrores y tormentos inimaginables.

El caudillo o rey de esa invasión extraterrestre es el ángel del abismo. En hebreo, su nombre es Abadón y en griego Apolión (según Ap. 9:11), lo que significa “pervertidor” o “destructor”. Su título da expresión a la destrucción causada por las huestes demoníacas lideradas por este ángel. Los autores Tim LaHaye y Jerry Jenkins describen a estas criaturas y sus acciones enApollyon, una novela perteneciente a la serieLeft Behind(o, en español:Dejados Atrás).

Algunos han equiparado a este rey del abismo con el diablo mismo; pero Satanás se encuentra en los lugares celestiales, no en el submundo. En las Escrituras, el diablo no tiene conexión con el abismo hasta que es echado en el mismo en Apocalipsis 20:1 al 3. Es mejor ver a este rey como a un ángel caído desconocido, responsable del abismo. Se le podría denominar como el “arcángel Miguel” infernal de Satanás. Este destructor aterrador, en los últimos días liderará el mega-ataque de la unidad diabólica especializada, dirigido contra el planeta tierra.

La descripción de esta futura invasión extraterrestre (demoníaca) es tan extraña, que después de leer Apocalipsis 9:1 al 11 me da la impresión de tener que detenerme y respirar hondo antes de seguir. El espanto absoluto de esa escena es totalmente irreal e inimaginable. Es tan extraño, que no lo creería si no estuviera en la Biblia. Pero, allí está. Y ofrece una razón más por la cual las personas deberían aceptar a Cristo como su Salvador, antes de que sea tarde. ¿Se imagina quedarse aquí después del arrebatamiento, y tener que vivir esa pesadilla? Yo no puedo. Pero, puedo darle gracias al Señor por Su dádiva de la salvación. Oro para que también usted haya recibido este obsequio, el más grande de todos.

Más Extraño que la Ficción (2ª parte)
Plantación de Asambleas

Déjanos un mensaje!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>