Madurez Espiritual

Título: Madurez Espiritual

Autor: Nelson Ferrando  PE
1291

En este programa, el fruticultor Nelson Ferrando nos hablará de las manzanas. Las manzanas tienen muchos indicadores para saber su punto de madurez. Escuchemos un paralelismo de las manzanas con la madurez espiritual


Descargarlo GRATIS a su propio pc para tener o

compartírcon otrosPE1291.mp3



Hola que tal soy Nelson Ferrando y quisiera comentar un tema con ustedes sobre la madurez espiritual y para desarrollar este tema, lo voy a hacer con un ejemplo que me da la naturaleza. Esto no es nuevo, el Señor Jesucristo lo utilizó muchas veces, ¿recuerdan la parábola del sembrador?.

El Señor quería enseñarles que hay diferentes maneras de oír la Palabra. Y el ejemplo que deseo usar es algo referente a mi trabajo pues soy fruti cultor y entre las especies que cultivamos esta la manzana y una de las cosas importantísimas para los fruti cultores es el momento oportuno para que sean cosechadas, de eso dependen todas nuestras ganancias. Para cosechar la manzana son varios los parámetros o indicadores que se toman para saber la madurez.

Hay indicadores externos, también los hay internos, por ejemplo, si hablamos de los externos, el color del fondo cuando uno toma la manzana y la mira, los días de plena fluoración, desde el momento que uno ve la planta llena de flores, hasta el momento óptimo de cosecha en alguna de las variedades, son 145 a 150 días, esto es un buen parámetro, un buen indicador para nosotros.

También debemos de mirar el aspecto. Ahora si hablamos de los internos tenemos que tomar medidas sobre los sólidos solubles, y eso es el azúcar; o sea la fruta esalmidón osay cuando va llegando al estado de madurez los almidones se van convirtiendo en azucares, eso se llaman los sólidos solubles, y hay un aparatito que lo mide y entonces nosotros sabemos que se esta llegando al momento oportuno, al momento óptimo. También tenemos otro aparato que mide la presión de la pulpa, que también nos da la textura de ella.

También el color de la semilla, o podemos ver la reacción que hace la pulpa, ente el yodo yodurado que es un compuesto que produce que ante al almidón forme un color negro y ante los azucares sea incoloro, con ello podemos también saber el grado de madurez del fruto, etc. La acumulación de estos parámetros nos dará el momento oportuno de comenzar la cosecha, es interesante el ejemplo de la fruta con respecto a los sólidos solubles, la falta de ello, lo hace astringente, almidonosa, pero el proceso de maduración, hace que la transformación de almidón a azucares haga que cuanto mas se acerca la madurez mas óptima sea cada vez mas apetecible, rica y que tenga conservación.

Si esto puntos o estos parámetros se pasan es cuando el consumidor dice: ¡ahh esta manzana esta arenosa!, bueno, eso no deseamos los fruti cultores sino que nosotros deseamos que llegue de la mejor manera posible por eso nos preocupamos en que los indicadores y que los parámetros san los correctos.

Pensando en este me llevó a meditar en la vida cristiana donde también se necesita madurez y las enseñanzas que se necesitan en las escrituras con respecto a ellos que también la escritura nos da parámetros o índices para que a la luz de ella veamos nuestro grado de madurez. Pensaba en el divino Hortelano. Cuando va a su huerto, me refiero a la Iglesia, y mira en sus frutos el grado de madurez, qué ve en mi? Qué ve en ti mi amigo? Por eso el recordar pasajes en las Sagradas escrituras nos hará bien.

A modo de introducción veremos algunos versículos que nos hablan de cómo el Señor también desea madurez en nuestras vidas. Lo cual estará manifestando un desarrollo de la madurez espiritual. 1° Corintios 14:20 dice: hermanos, no seáis niños en el modo de pensar sino sed niños en la malicia pero maduros, en el modo de pensar. 1° Corintios 2:6 dice: sin embargo hablamos sabiduría entre los que han alcanzado madurez y sabiduría no de este siglo. Hebreos 5:14 dice: y el alimento sólido es para los que han alcanzado madurez. Para los que por el uso, tienen los sentidos ejercitados, en el discernimiento del bien, y del mal. Ahora, veremos algunos parámetros o índices que demuestran el grado de Madurez espiritual. En el pasaje de Hebreos 5: 1 al 3 habla de aquel que pasa el tiempo y aún sigue siendo niño.

Y deben seguir alimentándose con cosas para niños pensando en el alimento y en el ejemplo, del principio del Señor y de la parábola del sembrador, y volviendo al ejemplo de la manzana, hay ocasiones que el fruto se manifiesta deformado. Y el problema está por dentro. La semilla no se desarrolló. Y por lo tanto de ese lado no hay crecimiento. Y esto hermanos, tiene una enseñanza muy interesante.

La falta de lectura de la palabra, llamemos semilla hace que no se vea el desarrollo espiritual, en el creyente, vemos otro pasaje como ser 1 corintios 3: 1 al 3 donde hace referencia a manifestaciones de inmadurez espiritual, como ser celos contiendas disensiones pienso mis queridos que las escrituras son claras en mostrarnos cuál es el aparato que toma los sólidos solubles. Nuestra condición o grado de madurez y en base a ello estará andando nuestra vida. No hay mejor medidor que las escrituras. Hay otra escritura que también debemos considerar, y que nos da también parámetros o índices, a tener en cuenta. Si vamos a efesios 4 versículos 12 al 16: este pasaje nos habla de los dones dados por Cristo a su Iglesia con el propósito de perfeccionar a los santos para la edificación del cuerpo de Cristo. Para que todos lleguemos a un estado de unidad y de perfección. O madurez. En el versículo 14, habla de niños fluctuantes, y quisiera transcribir la definición del diccionario griego, dice: Ser sacudidos por las olas.

Metafóricamente de una condición incierta, turbada, de la mente, influenciada, y agitada por una y otra falsa enseñanza. Y caracterizada por aquella inmadurez que carece de la firma convicción engendrada en la verdad. Ahora, saben lo que dice Mc Donald sobre este aspecto? Es otro escritor. Los creyentes que nunca se involucran en un agresivo servicio para Cristo nunca salen de la condición de niños espirituales. Por lo tanto son inestables y vulnerables ante la grotesca novedad y modas de engañadores profesionales y suelen tornarse en nómadas, religiosos yendo a la deriva. De una atractiva fantasía a otra. Por ejemplo el evangelio de la prosperidad, o como otros que discuten la seguridad de la salvación olvidándose de que somos salvos por gracia por medio de la fe. Y esto no es de vosotros pues es un donde Dios.

Mis queridos. La Salvación proviene de Dios. Efesios 2 :8 Notemos, hermanos, cuál es el proceso adecuado de crecimiento en el cuerpo de Cristo? Versículo 15 y 16. Seguir la verdad aferrados a ella, pero para ello, debemos conocerla. Es el alimento sólido. Cuánto tiempo perdemos y no leemos la Biblia, pero sigamos la enseñanza que todo el cuerpo está implicado en el proceso de crecimiento en amor. Pensemos: mi cuerpo disgregado, manos por un lado otros miembros que no se quieren juntar, etc, no puede funcionar, la Iglesia del Señor necesita de hermanos maduros, espiritualmente, cada iglesia lo necesita.

La Biblia nos deja interesantes ejemplos de Hombres maduros, e inmaduros. Si queremos mirar un ejemplo de inmadurez podemos ir al libro de Jueces, capítulo 14, hasta el capítulo 16, tenemos el ejemplo de aquel hombre, aquel Juez, Sansón. Y rápidamente podemos pensar en algunos aspectos, en la vida de Sansón que nos muestran inmadurez. Por ejemplo. No aceptar ni reconocer lo que Dios le manaba. No aceptar los consejos de los mayores en este caso el de los padres. Hacer su propia voluntad. No! Esto me gusta, dijo Sansón. Olvidarse que era nazareo. Que era apartado para Dios. Él se encuentra con el león muerto y toma de la miel de él. Era inmundo para un nazareo. Jugar con la suerte más adelante llegarse a una ramera enamorarse de la filistea Dalila. Todos recordamos eso. Engañarla varias veces.

Casos contrarios tenemos a Daniel, un ejemplo de verdadera madurez. Daniel era un muchacho que tenía firmeza de convicciones a pesar de las circunstancias. Dice el versículo 8 del capítulo 1, propuso en su corazón no contaminarse. Y en qué circunstancias verdad? Podemos pensar en la capacidad y sabiduría que tuvo. Y que provenía de lo alto. Nos muestra a un muchacho con prudencia y sabiduría.

Esto lo podemos encontrar en el capítulo 2 versículo 14. otras de las facetas que nos muestran gran madurez, es que eran jóvenes de oración, y lo hizo durante toda su vida. Y llegamos al capítulo 6 que dice y como acostumbraban orar 3 veces al día, el también a pesar del edicto del rey, se arrodilla para orar. Otras de las facetas de la madurez pone a Dios en el primer lugar. A pesar de su posición mantuvo su humildad. Y en toda su vida nos muestra que tuvo una gran fe en Dios. Qué diferentes! Uno podría haber sido un gran juez. Pero fue inmaduro en toda su forma de ser. El otro llegó a ser un gran hombre de Dios pero nos muestra desde sus principios, un grado de madurez bárbaro. Habrían muchos más temas para ver que nos muestran que cuando no hay madurez espiritual o sea conocimiento de la palabra se carece de la convicción engendrada por la verdad que en ella encontramos. Volviendo al ejemplo de la manzana. La importancia de una cosecha en madurez exacta estará supeditando la conservación de ella y saben así es con el cristiano. Una vida inmadura, sin convicciones será una vida con fracasos y tumbos, donde dar gloria al Señor con su vida se irá alejando día a día, terminamos pensando que el Señor nos bendiga y que todos seamos creyentes maduros espiritualmente.

Vides y Zarcillos
Cambiando los principios

Déjanos un mensaje!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>