Los jóvenes misioneros

Título: Los jóvenes misioneros

Autor : Ralph y Daniel Reimer
EA355

Los Mellizos Ralph y Daniel Reimer nos cuentan su experiencia de evangelización y capacitación en Canadá en el congreso de Toronto Challenge


Descargarlo para tener o compartir con otros:ea355.mp3




Receta:Pollo a la moztaza y hierbas


Entrevista con Ralph y Daniel Reimer

Sandra: Muy bien amigas has llegado el tiempo de la entrevista, tiempo de recibir visitas y en este caso no solamente una persona como pasa a veces, sino que han venido dos hermanos, casi podríamos decir que recibimos una familia o parte de ella. Queremos darle la bienvenida a nuestro programa a los hermanos Ralph y Daniel Reimer, muy bienvenidos, siéntanse como en casa, ¿cómo están?

Ralph: Muy bien, muchas gracias por la invitación. Mi nombre es Ralph y tengo 18 años.

Sandra: 18 años, junto dio a preguntar la edad así bárbaro. Daniel bienvenido también.

Daniel: Soy Daniel y soy el hermano mellizo de Ralph.

Sandra: Ah yo reciba preguntar por qué tienen así entre un parecido, son parecidos no son idénticos porque no son gemelos.

Ralph: No es lo mismo.

Sandra: No es lo mismo, ahí esta. Tendríamos que grabar un día un programa sobre ser mellizos, a ver qué tal, pero hoy los he invitado por qué no hace mucho tiempo, aquí Entre Amigas estuvo un pastor, un misionero que vive actualmente en Canadá Steve Hawking no mencionaba a cerca de un curso que se hace en Toronto, “Toronto Challenge”, es un curso donde se estudian las sectas y se hace determinada práctica, y ustedes estuvieron allí. Así que bueno quiero saber todo, todos los detalles ¿ cómo les fue?.

Ralph: Fa, fue un tiempo impresionante, de muchísima bendición, y fue algo bien de Dios que pudiéramos estar ahí, la veda que nosotros, si fuera por nuestros ingresos económicos, si fuera por nuestro bolsillo, no podríamos haber estado allí, pero gracias a Dios, Dios planeó con lo que tiene él en el bolsillo, entonces pudimos estar ahí, estuvimos orando largo tiempo y pidiéndole a Dios más que nada una confirmación de si era su voluntad o no ahí. Y después de recibido la confirmación de que era, empezamos a orar por el dinero y oramos meses por eso y creo que después de tres o cuatro meses por mail, nos venía diciendo la gente de OM, que nos estaban ayudando en Estados Unidos, buscando inversores, y un mes después de eso recibimos una llamada diciendo que la plata que necesitábamos ya estaba y para nosotros era un monto que por nuestros ingresos nunca podríamos alcanzar.

Sandra: Además dos y de la misma familia, me imagino que para los padres todo un desafío poder juntar si no hubieran tenido ese apoyo, con el dinero para viajar de un lugar día en el sur de Latinoamérica a bien el norte de Norte América era todo un viaje largo. ¿Daniel cómo vivieron esto, también son bien unidos en la oración y en buscar de Dios como hermanos?

Daniel: Como hermanos más o menos.

Sandra: Bueno, como todos los hermanos tienen su cositas.

Daniel: Lo que si hacíamos cuando sentíamos dirección de Dios o cuando pensábamos que teníamos que orar por algo en común, tratábamos de conversara, de charlar pero más que nada la búsqueda delante de Dios la hacíamos cada uno personal, cada uno individual, y más que nada esto se dio porque fue en tiempos diferentes. Si arrancamos desde el vamos mi caso con poco distinto, porque sea de paso aprovecho y hago propaganda, en el campamento Teenstreet de acá de OM, este pastor que nos decías, Steve Hawkins empezó a animarnos y a decirnos que estaba todo esto de “Toronto Challenge” y yo justamente un año antes había hecho un seminario de sectas y religiones y me comencé a interesar mucho más por todo esto, y ahí ya comencé a orar y sabía que había muchas dificultades por ejemplo mi familia, por ejemplo el pastor, había muchas cosas, y por eso yo ya había estado orando un tiempo más y luego este pastor en otra reunión más adelante lo animó también a mi hermano y desde ahí que comenzamos a orar juntos y de ahí todo lo que él hablaba por el tema financiero y todo eso que se nos complicó un tanto. Pero más que nada hablando de Toronto Chaleng en sí fue un tiempo donde pudimos conocer un poco más de que pasa alrededor del mundo, que pasa en otras culturas, cuál es la necesidad en el corazón en otras personas.

Sandra: Que interesante, que aventura esto de descubrir otros mundos, otras culturas como vos decís Daniel el poder saber que existe otra gente necesitada y que necesita que nosotros también movamos y podamos hablarles de Jesucristo. Vamos a ir a la pausa musical si le parece, y ya volvemos porque quiero saber qué pasó hacia. Una vez en Canadá, ¿cómo dieron ese curso que según me Hawkins, es bien intensivo?

Daniel: Ahí va.

Sandra: A Full, como dice la gente ahora.

Ralph: Si, con todo.

Sandra: Continuamos amigas luego de la música, estamos compartiendo este tiempo de Entre Amigas en este caso con dos jóvenes de 18 años. Me refiero a Ralph y Daniel que nos están visitando en este programa para contarnos su experiencia en “Toronto Challenge”. Además el cuento a las amigas que no pueden ver, por qué bueno, así es la radio no es como la televisión que uno puede ver. Se han venido con la remera que dice “Toronto Challenge” los dos, no tuvieron miedo de que nadie diga son mellizos y por eso se visten iguales. Muy bien cuéntenme que pasó asa en Canadá. Estaban allí en Toronto, ¿la primera vez que yo no?.

Ralph: La primera vez que viajábamos en avión.

Sandra: Ah todo una experiencia.

Ralph: La verdad que fue un tiempo de bastante esfuerzo, muy intensivo porque todo los días teníamos un seminario en la mañana y un poco de la tarde también donde rendimos sobre hindúes, budistas, judíos, Sijitas y musulmanes. Teníamos por secta dos días un día donde se aprendía de la secta y al otro día era donde se iba a visitar el templo de esa secta ya sea hindú o mezquita o lo que sea, íbamos al templo de ellos. Y la verdad que una cosa que me impactó más que nada de él los hindúes fue que nos enseñaron que ellos tienen 3 millones y algo de dioses o sea que tienen un montón de dioses y cuando fuimos al templo de esos vimos que hay tremendo vacío, cuando le hacíamos preguntas al sacerdote de hechos nunca respondió las preguntas, siempre daba vueltas y vueltas y nunca respondía nuestras preguntas y vimos que vacío que hay pero por otro lado también vemos la veracidad de la Biblia, y la vida que hay.

Sandra: La consistencia además, aún uno le quedan eso huecos digamos porque Dios da respuesta a todas las cosas. ¿Qué te con las dos de tu experiencia Daniel?

Daniel: De mi experiencia me acuerdo… va tengo varias cosas para contar pero para arrancar me gustaría contar una experiencia cuando tuvimos la oportunidad de ir como grupo a un templo hinduista. Y algo que nos dijeron antes de poder entrar, nosotros le preguntamos si podíamos sacar fotos de todas esas cosas que ellos tenían, de todas esas imágenes y eso, y la respuesta que ellos nos dieron era que este era un caso particular pero generalmente no dejan porque se supone que el flash de la foto le quita poder a sus dioses. Y ahí me puse a pensar ¡ Guau que Dios increíble y maravilloso que tenemos nosotros que aunque, bueno no le podés sacar fotos porque no lo vez, pero no hay forma de que nadie le quite poder, y ese poder nosotros lo podemos vivir. Otras cosas que nos pasaron fue, también aparte de talleres y seminarios fue que tuvimos el privilegio de poder salir a evangelizar puerta por puerta, y compartir el Evangelio. Y aunque nuestros conocimientos en inglés no son los mejores pero nosotros oramos y por lo menos mi oración personal que por lo menos cuando salga a evangelizar que Dios me ponga palabra hasta que ni siquiera entienda y eso y un poco pasó así porque mientras estamos con el grupo yo no me podía comunicar con ellos pero cuando salía, salían palabras nuevas que no conocía y la gente comenzaba a llorar allí en la calle y es hermoso como le podés inspirar algo nuevo, inspirar esperanza o alegar el corazón de una forma diferente.

Sandra: ¿Mucha resistencia por tener otras creencias de que no los quieren escuchar o los rechacen, o le digan cosas?

Daniel: Lo que pudimos notar un poco, es que como decíamos hoy, con la cultura diferente ellos en el ámbito religioso son mucho más abiertos, por ejemplo, que acá en Uruguay. Allá están abiertos a hablar de Dios, cada uno de suyo pero el tema Dios está abierto para hablar. Y eso era bueno porque nosotros podíamos abrir discusiones el problema era que después para llegarles a ellos con el Evangelio por el tema de que, por ejemplo, un hinduista cree en 3 millones de dioses, y hablarle de una más, es uno más en la cuenta, no les cambiaría mucho la vida. Y decir les que hay un solo Dios y todas esas cosas como que los yo shockea mucho más que lo que lo shockearia a un uruguayo, alguien de acá.

Ralph: Aparte hay otra cosa que Toronto es una de las ciudad con más inmigrantes. Hay muchos asiáticos, muchos europeos, y hay mucha variedad de religiones y sectas. Y lo que me pude dar cuenta que si le hablas a la gente que era de Canadá, a ellos era más difícil compartirles el Evangelio. A ellos si no estaban muy abiertos. Y me acuerdo así de haberle hablado a algún canadiense la verdad creo que a uno más de eso no, y no estaba muy abierto tampoco. Los que eran muy abiertos eran los asiáticos más que nada la gente de Sri Lanka esos eran gente muy abiertos, no se es la diferencia de cultura pero hacía que nos entran abiertos de Canadá.

Sandra: Vamos a ir a otra pausa musical y el regreso ya en el último bloque de la entrevista sería bueno repasar las verdades de la Biblia y además esas principales cosas increíbles que uno detecta en las otras creencias, como para dejar pensando en la inconsistencia de otras propuestas y la consistencia del frío que tenemos.

Sandra: Que preparación hay que tener para poder dar respuesta y mostrarles en la Biblia, la verdad del Evangelio a diferentes culturas, tantas hay en el mundo, tantas creencias diferentes el ser humano a buscado, y me encanta que jóvenes como ustedes de tal corta edad, de una manera, de 18 años. Quizás allá amigas que nos escuchan que los triplican en edad, y que puedan haber buscado una forma de capacitarse para poder llevar el Evangelio a otras personas. Así que felicitaciones por eso y también preguntarles, ¿qué cosas vieron en esas culturas, que confían tal vez en 3 millones de dioses, que confían en cosas falsas, que cosas vieron que les llamó la atención, y por otro lado comparándolo ven la consistencia de la Biblia, de la palabra de nuestro Dios?

Ralph: Creo que en primer lugar para hacer un seminario de estos tenés que estar bien fundamentado en lo que crees vos, en lo que es la Biblia en cuáles son tus principios y tus valores porque al aprender de todas esas cosas es fácil caer, o es fácil confundirte. Pero a mí una cosa que me impactó mucho fue el hinduismo. En el hinduismo ahí como ídolos, la gente está cegada espiritualmente, y ven a personas que tal vez son un poco más que ellos, tal vez por poder adquisitivo y ya los adoran, hacen de esos ídolos y los adoran, y los siguen de una forma impresionante. Saben que son personas del igual de todos modos creen que son dioses. Y a mí me impactó la forma en que ellos adoran, están dispuestos a dar su propia vida simplemente por una persona que pasa por ahí y en realidad no hace nada, solamente esta ahí. Y tal vez habla un poco bien, les dicen unas palabras y con eso ya los convencen. Pero si nos damos cuenta quién es nuestro Dios, Dios aparte de lo que es, lo que hizo cuando él estuvo acá en la tierra fue impresionante. Dice la Biblia que la gente decía: ¿es éste el Cristo, y si no es el Cristo las señales que hace de donde son? Y creo que es impresionante saber quién es nuestro Dios.

Sandra: Hizo exactamente al revés, en lugar de pedir que los demás de la vida dormir por él, él vino y dio su vida por los demás, vino a servir y esos a romper el molde de los humanos. Contame Daniel.

Daniel: Es como vos decís, como que el cristianismo es dar vuelta la realidad de hoy en día. La gente dice: quiero vivir la vida, y Dios dice si quieres vivir la vida tener que morir. Hoy día la gente también dice: que ellos quieren ver para creer y nosotros creemos para ver , esto así nos enseña la Biblia. ¿Qué es lo que creó con respecto a la pregunta qué hiciste hoy? Lo mismo que mi hermano, creo que es fácil mezclarse, y algo que también me pude dar cuenta con respecto a nuestra forma cristiana de evangelismo, es que nosotros siempre evangelizamos en base a necesidades. ¿Qué falta amor, que falta paz, que faltan cosas?, y ahí tratamos de mechar a Jesucristo. Y como que Dios en nuestras vidas ocupa más lugar que las necesidades básicas. Yo creo que a Dios nosotros también lo podemos disfrutar, nosotros nos podemos deleitar con él, nos podemos alegrar, y las otras religiones lo que ofrecen simplemente es un culto de adoración a su dios, el cual no les da beneficios directos. Ellos creen que les da beneficios, por ejemplo, que les cuida y todas esas cosas pero no tienen relaciones personales con su dios, no se ríen con él, no tienen tiempo de intimidad con él, y no viven cosas… no sé cómo explicarlo…

Sandra: … más bien están esclavizados quizás por sus dioses.

Daniel: Quizás sea eso.

Sandra: Algunos por temor, algunos por seguir determinados rituales y costumbres. Uno escucha de países donde se mantienen determinados ritos a determinada hora, hay que orar obligatoriamente y demás y no como un privilegio de poder decir hablamos con otro padre, podemos plantearle lo que nos pasa cuando estamos alegres, o cuando estamos tristes, tener esa confianza tan linda que tenemos con Jesús y con el Padre también. Chiquilines , como se dice en Uruguay cuando uno habla de los jóvenes o de los chicos, muchísimas gracias por haber venido, la verdad se nos ha ido el tiempo rapidísimo, pero sin duda para ustedes esto debe haber sido mucho más extenso, con mucho deseo de contar más cosas tendrán ya que fueron tres semanas de curso ¿no?

Ralph: Tres semanas.

Sandra: Tres semanas intensísimas.

Daniel: Si a full.

Sandra: A full, como dicen ahora a la edad de ustedes a full, y full tiene que ver con el inglés ¿aprendieron un poco más de inglés?.

Ralph: Un poquito, un poquito no mucho.

Sandra: Buenísimo, muchas gracias por visitarnos ojala que está sea una buena inspiración para muchos adolescentes que nos escuchan, que sí entienden que están firmes en sus convicciones cristianas puedan también postularse a “Toronto Challenge”.

Daniel: Muchas gracias por la invitación y que Dios los bendiga.

Ralph: Me gustaría cerrar con esto, muchas veces en nuestra cultura latinoamericana lo que nos priva un poco de llegar a esos grandes sueños que nos ponemos, por ejemplo, nosotros en ir a Canadá o cosas así es la economía. Nuestras finanzas que no nos permiten, a mí me gustaría animar de la audiencia que más que creer en sus sueños que crean en el dador de los sueños y más esa de que tenemos la plata o no que crean en aquel que es el rey del oro.

Sandra: El dueño de todo. Muy bien buenísimo tu consejo también para animar a aquellos que están medios así desilusionados si podrán ir o no a una experiencia así, bueno adelante entonces.

Los niños necesitan del Señor
Dale color a tu fe

Déjanos un mensaje!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>