Los dones están para que sean utilizados 3/3

Titulo: Los dones están para que sean utilizados 3/3

Autor: Norbert Lieth 
Nº: PE987

 

El siervo insensato demuestra ser un simple conocedor que no lleva fruto. En su falta de fruto se reconoce, que no hay una verdadera relación con su Señor. Es calificado como “malo”, “perezoso” e “inútil” y finalmente es destituido del reino.

 


Descargarlo GRATIS a su propio pc para tener o compartír con otrosPE987.mp3



Los dones están para que sean utilizados 3/3

¡Hola querido amigo! ¿Sabe usted cómo es el siervo insensato?…

 

Este demuestra ser un simple conocedor que no lleva fruto. En su falta de fruto se reconoce, que no hay una verdadera relación con su Señor. Es calificado como “malo”, “perezoso” e “inútil” y finalmente es destituido del reino. El Señor Jesús ha dicho: “Por sus frutos los conoceréis” .

 

¿Cuál es el motivo por el cual un hombre “entierra” su “talento”, por qué persiste en la indiferencia y deja su don inutilizado?

 

Porque duda del regreso del Señor y por eso no tiene una verdadera relación personal con él. Por eso entre él y la palabra de Dios también existe cierta distancia, porque en su vida también falta el obrar del Espíritu Santo. En su primer epístola Juan escribe: “Y en esto sabemos que nosotros le conocemos, si guardamos sus mandamientos. El que dice: Yo le conozco, y no guarda sus mandamientos, el tal es mentiroso, y la verdad no está en él; pero el que guarda su palabra, en éste verdaderamente el amor de Dios se ha perfeccionado; por esto sabemos que estamos en él. El que dice que permanece en él, debe andar como él anduvo“.

 

Acerca del siervo insensato leemos: “Pero el que había recibido uno fue y cavó en la tierra, y escondió el dinero de su señor” . ¿Qué caracteriza su insensatez?

 

En primer lugar, Invierte todo en lo terrenal, pues fue “y cavó en la tierra, y escondió el dinero de su señor.”Es una típica imagen para una persona que invierte sus habilidades naturales (que también provienen de Dios) únicamente en lo terrenal. Un “cristiano” así no espera el regreso de Jesús para el arrebatamiento, sino que tiene su esperanza en lo que está de este lado y se quiere hacer de un paraíso aquí abajo. Este siervo excluye al Señor totalmente de su vida, por eso cava un pozo en la tierra.

 

Se muestra cuán espirituales somos con la manera en la que procedemos con nuestras pertenencias: si somos de Dios o de este mundo. Por ejemplo: 

 

· El que emplea su talento musical sólo para tocar en una banda que glorifica a este mundo, ha enterrado su talento en el suelo.

 

· El que gasta su dinero sólo para fines terrenales, ha escondido su talento en un pozo.

 

· El que posee un don de comunicación y lo usa sólo para fines propios y no para dar testimonio de Jesucristo, se encarga de que quede inutilizable para el reino de Dios.

 

Estas personas un día tratarán de justificarse ante Dios y le dirán: “…tuve miedo, y fui y escondí tu talento en la tierra; aquí tienes lo que es tuyo.

 

Vamos a escuchar unos compases de música y enseguida volvemos con el segundo punto.

 

 

En Segundo lugar,Tiene una imagen equivocada de Dios.En Mateo 25:24-25 leemos: “Pero llegando también el que había recibido un talento, dijo: Señor, te conocía que eres hombre duro, que siegas donde no sembraste y recoges donde no esparciste; por lo cual tuve miedo, y fui y escondí tu talento en la tierra; aquí tienes lo que es tuyo.”

 

El siervo o bien la sierva insensata acusarán a Dios tratando de presentarlo como injusto y duro. Personas así quieren desligarse de la responsabilidad, viven en la desobediencia y no según la palabra de Dios la cual exhorta a que utilicemos nuestros dones.

 

Sin lugar a dudas el siervo insensato no contaba con el regreso de su señor por eso buscó excusas. Se quiso pasar por temeroso pero en realidad le faltó reverencia. No es cierto que el Señor exija algo de nosotros que él no nos ha dado. El nunca se equivoca antes bien es el único justo. El no busca fruto donde no ha sembrado. Romanos 3:4 nos lleva a ese punto. Dice: “…antes bien sea Dios veraz, y todo hombre mentiroso; como está escrito:Para que seas justificado en tus palabras, y venzas cuando fueres juzgado.

 

El Señor es tan misericordioso que hasta se hubiese conformado con los intereses, pero el siervo insensato ni si quiera tenía eso: “Respondiendo su señor, le dijo: Siervo malo y negligente, sabías que siego donde no sembré, y que recojo donde no esparcí. Por tanto, debías haber dado mi dinero a los banqueros, y al venir yo, hubiera recibido lo que es mío con los intereses“.

 

En tercer lugar, Estaba en la posición perdida.Ese talento con el cual el siervo insensato no había negociado, le es quitado y él es penado. Lo pierde todo y se pierde a si mismo porque nunca tuvo una relación viva con su Señor.

 

“Cavó en la tierra, y escondió el dinero de su señor“. Eso muestra que callaba a muerte al Señor y lo excluía completamente de su vida. Vivía según sus propios ideales y no según la medida de Dios, la cual en definitiva lo condenó.

 

Ahora bien, estimado amigo, Dios capacita a los llamados

 

Como no sabemoscuándovolverá el Señor Jesús, Él nos llama a velar.

 

Cada cristiano es necesario en el reino de Dios y ha recibido en el momento de su conversión un don del Espíritu Santo. ¡Descúbralo, utilícelo y negocie con él! Dios no siempre llama a los más capacitados, pero capacita a los llamados.

 

Dice la palabra de Dios: “Pues mirad, hermanos, vuestra vocación, que no sois muchos sabios según la carne, ni muchos poderosos, ni muchos nobles; sino que lo necio del mundo escogió Dios, para avergonzar a los sabios; y lo débil del mundo escogió Dios, para avergonzar a lo fuerte; y lo vil del mundo y lo menospreciado escogió Dios, y lo que no es, para deshacer lo que es, a fin de que nadie se jacte en su presencia“.

 

Ninguno de nosotros está fuera de lugar. A cada individuo perteneciente a su iglesia universal Dios le ha dado una tarea, cada cristiano verdadero es un miembro de la “cadena” de Dios. Todo comienza con una decisión dice la palabra de Dios:“Y el que había recibido cinco talentosenseguidafue y negoció con ellos, y ganó otros cinco talentos”.

 

Puede ser que usted sólo haya recibido “un talento” del Señor (El sabe lo que le puede confiar a cada uno), pero utilícelo, negocie con él. Si aún no ha empezado a hacerlo decida hacerloenseguida,utilice el o los “talentos” que Dios le ha dado para la edificación de Su reino, y sea fiel haciéndolo. Entonces también a usted, quién sabe que tan pronto, el Señor le saludará con las palabras: “Bien, buen siervo y fiel; sobre poco has sido fiel, sobre mucho te pondré; entra en el gozo de tu señor.”

Los dones están para que sean utilizados 2/3
La moneda perdida.

Déjanos un mensaje!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>