Los dones están para que sean utilizados 1/3

Titulo: Los dones están para que sean utilizados 1/3

Autor: Norbert Lieth 
Nº: PE985

 

Cada cristiano renacido ha recibido de Dios al menos un don. ¿Ya sabe cuál es  el o los suyo / s?

 


Descargarlo GRATIS a su propio pc para tener o compartír con otrosPE985.mp3



Los dones están para que sean utilizados 1/3

Querido amigo, si quiere saber si usted realmente cree en el inminente regreso de Cristo, pregúntese si esa fe tiene influencia sobre su vida, pues todo aquel que cree en su regreso pondrá en práctica los dones de gracia que le han sido entregados

El doctor Kling escribe: “La verdadera espera del regreso de Cristo no nos permite ser ociosos ni improductivos, sino que nos llena de un gran afán de usar y mejorar constantemente los dones espirituales.”

Ahora bien ¿Qué son los dones?

En Mateo 25:16 leemos: “Y el que había recibido cinco talentos fue y negoció con ellos, y ganó otros cinco talentos.” El sentido de los dones consiste en que sean utilizados.

En el libro de Éxodo encontramos un ejemplo, leemos: “Habló Jehová a Moisés, diciendo: 

Mira, yo he llamado por nombre a Bezaleel hijo de Uri, hijo de Hur, de la tribu de Judá; ylo he llenado del Espíritu de Dios, en sabiduría y en inteligencia, en ciencia y en todo arte, para inventar diseños, para trabajar en oro, en plata y en bronce, y en artificio de piedras para engastarlas, y en artificio de madera;para trabajar en toda clase de labor

¿Para qué le fueron dados los dones a este hombre? Para que los pudiera emplear en la construcción del tabernáculo. Es una hermosa imagen para el reino de Dios.

Del mismo modo leemos acerca de otros hombres y mujeres que tuvieron parte de este emprendimiento poniendo en práctica sus dones, dice la palabra: “Vinieron así hombres como mujeres, todos los voluntarios de corazón, y trajeron cadenas y zarcillos, anillos y brazaletes y toda clase de joyas de oro; y todos presentaban ofrenda de oro a Jehová… Además todas las mujeressabias de corazónhilaban con sus manos, y traían lo que habían hilado: azul, púrpura, carmesí o lino fino.Y todas las mujeres cuyo corazón las impulsó en sabiduríahilaron pelo de cabra”.

Dios no había encomendado este trabajo a personas especialmente escogidas, lo podía hacer todo israelita “voluntario de corazón“. Todo lo que ofrendaban los unos y trabajaban los otros culminaba en el hecho de que la gloria de Dios inundaba el tabernáculo. Esta es una preciosa imagen para el regreso de Jesucristo. ¿El empleo de nuestros dones habrá contribuido entonces a Su glorificación? ¡Grande es la recompensa si utilizamos nuestros dones para el reino de Dios!

De la palabra “talentos” procede la palabra “talento” (don). La Biblia nos enseña a no perseguir fines egoístas con nuestros talentos (dones) sino a utilizarlos para edificación de la iglesia.

Veamos ahora, querido amigo, las diferentes clases de dones.

Ninguno posee todos los dones, de ser así no necesitaríamos los unos de los otros. Pero cada cristiano tiene tres tipos de dones: 

En primer lugar se encuentran los Talentos naturales (inteligencia, salud, fuerza, habilidad, sentido de la música, facilidades idiomáticas, fluidez de palabra, destreza manual, enseñanza).

Luego están las Habilidades aprendidas (estudio de idiomas, música, ocupación, finanzas).

Y por último, se encuentran los Dones espirituales (como servir, enseñar, evangelizar, pastorear, exhortar, discernir espíritus, profetizar, hacer misericordia, repartir, presidir, tener fe, amor, sabiduría y conocimiento).

Todos los dones, o talentos, que el Señor nos regaló, ya sean los naturales, aprendidos o espirituales deben servir al Señor Jesús, al mensaje de la cruz y al reino de Dios.

· Algunos dones han sido otorgados únicamente a determinadas generaciones. Dentro de los cuales, por ejemplo, está el de apóstoles y profetas, los cuales formaron una vez para siempre el fundamento de la Iglesia .

· Otros dones sólo le son entregados a algunos: Don de evangelista, de pastor, de maestro.

· Y, también están aquellos mandamientos válidos para todos los cristianos renacidos, como por ejemplo: “sean misericordiosos”, “sean testigos”, “exhórtense los unos a los otros”, “sírvanse mutuamente”, ó “cada cual dé”.

Ahora bien… querido amigo, nuestro Sseñor en su palabra nos dice: “Negociad entre tanto que vengo”A mi entender, quiere decir que empleemos estos dones, usando también toda la tecnología que hoy tenemos a nuestra disposición: Computadora, Internet, etc. A pesar de que el mundo utilice esta tecnología para cosas impuras, hasta espeluznantes, ¡nosotros la damos una utilidad muchísimo mejor, usándola para la expansión del evangelio! Lo mismo sucede con la palabra escrita: ¿Qué no se puede leer en diarios y revistas? ¿Y acaso por eso no deberíamos imprimir folletos y literatura cristiana?

También incluye el trabajo que, por ejemplo, como obra misionera nos ha sido encomendado por el Señor. Nosotros como obra misionera Llamada de Medianoche vemos nuestra mayor comisión en difundir aquel clamor a la medianoche que encontramos en Mateo 25:6: “Y a la medianoche se oyó un clamor: ¡Aquí viene el esposo; salid a recibirle!” ,diciéndole a los miembros de la iglesia de Jesucristo que se dejen preparar como lo hace la novia para el novio. También a nuestros contemporáneos les tenemos que decir por todos los medios, lo que les espera según la palabra profética si ellos no aceptan a Jesucristo. O pensemos en los hermanos de ministerios como la Liga en pro de la Evangelización del Niño: Entre otras cosas tienen la tarea de capacitar a otros cristianos para que estos le puedan presentar el evangelio a los niños en forma comprensible, según las palabras de Jesús: “Dejad a los niños venir a mí, y no se lo impidáis“.

Cada cristiano renacido ha recibido de Dios al menos un don. Descúbralo para poder ponerlo en práctica. En cuanto a esto, Pablo escribe: “Cada uno según el don que ha recibido, minístrelo a los otros, como buenos administradores de la multiforme gracia de Dios

Cuando Moisés fue llamado, tuvo muchas excusas y dudas. Cierto día, Dios le preguntó: “Qué es eso que tienes en tu mano?”. ¡Qué pregunta tan llamativa! Moisés tenía en su mano una simple y gastada vara para pastorear. Pero esta simple vara habría de ser un instrumento para la fuerza y el poder de Dios y la glorificación del Señor. Moisés debía usarla para que, al tirarla al suelo, se convirtiera en una culebra; para que al extenderla sobre el mar, éste se separara, para que Israel pudiera pasar en seco a través de él; para que al golpearla contra la peña, manara agua; y también para que al sostenerla en alto en oración , Israel triunfara en la batalla.

Querido amigo, querida amiga ¿qué es lo que tiene usted en la mano? ¿Qué le fue dado? Usted pensará: “Eso no tiene casi nada de valor…” ¿Acasoustedpuede juzgar que aquello que Dios le ha dado tiene mucho o poco valor? ¡Llévelo a la práctica y Dios hará milagros!

Para ir terminando, quisiera contarles una anécdota: En cierta ocasión una mujer preparaba una caja para enviársela a unos misioneros en la India. Se le acercó un niño que también quiso dar algo para los misioneros. Sólo tenía un centavo, pero lo dio. La señora compró con esto una pequeña literatura cristiana y la colocó dentro de la caja. Esta literatura más adelante llegó a manos de un cacique nativo que se convirtió a través de ella. El cacique contó a sus amigos su conversión a Jesucristo, de manera que otros también llegaron a creer y dejar sus ritos paganos. Se construyó una iglesia. Vino un misionero y se cuenta que al menos 1500 personas se convirtieron. Todo esto llegó a ser posible por el centavo donado por un niño.

La oveja perdida.
Los dones están para que sean utilizados 2/3

Déjanos un mensaje!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>