Lo que ocurrió, lo que ocurre y lo que ocurrirá 4 de 4

Título:”Lo que ocurrió, lo que ocurre y lo que ocurrirá”

Autor: Thomas Lieth  PE1247

El último programa de la serie titulada: “ Lo que ocurrió, lo que ocurre y lo que ocurrirá” de  Norbert Lieth; enfocado a la Segunda Venida del Señor.


Descargarlo GRATIS a su propio pc para tener o

compartírcon otrosPE1247.mp3



Estimado amigo, ya finalizando con esta serie de programas hablaremos de la segunda purificación del templo = simbólica de la segunda venida de Jesús.

Dice la palabra:“Y entró Jesús en el templo de Dios, y echó fuera a todos los que vendían y compraban en el templo, y volcó las mesas de los cambistas, y las sillas de los que vendían palomas; y les dijo: Escrito está: Mi casa, casa de oración será llamada; mas vosotros la habéis hecho cueva de ladrones. Y vinieron a él en el templo ciegos y cojos, y los sanó”(Mt. 21:12-14).

Esta purificación del templo ocurrió en directa conexión con el Domingo de Ramos, después de la entrada triunfal de Jesús en Jerusalén, cuando el pueblo gritaba:¡Hosanna al Hijo de David! ¡Bendito el que viene en el nombre del Señor! ¡Hosanna en las alturas!”. De modo que la segunda purificación del templo se encuentra en conexión profética con la segunda venida de Jesús en gloria y con el, entonces probablemente ya existente, nuevo templo. Porque cuando Jesús venga otra vez, el pueblo de Israel Lo aclamará a Él, su Mesías y Le rendirán homenaje con las palabras:“Bendito el que viene en el nombre del Señor”.

Pero, ¿qué templo será el que existirá cuando Jesús venga otra vez? Una cueva de ladrones. Por eso, el Señor dijo durante la segunda purificación:“vosotros la habéis hecho cueva de ladrones.”Porque este próximo templo se convertirá en una atroz cueva de ladrones antes de que Jesucristo vuelva a aparecer. Porque en el mismo se levantará la “abominación desoladora”, al sentarse allí el Anticristo y hacerse pasar por Dios. Ese templo, por así decirlo, se convertirá en la “cueva” del Anticristo,“el cual se opone y se levanta contra todo lo que se llama Dios o es objeto de culto; tanto que se sienta en el templo de Dios como Dios, haciéndose pasar por Dios”. Con palabras engañosas y zalameras se ganará el favor del pueblo judío, quizás, incluso, edificará el templo, para luego hacerse elegir él mismo como Dios en dicho templo, es decir, para convertirlo espiritualmente en una “cueva de ladrones”.

Cuando Jesús contó la parábola del buen samaritano, dijo: “… un hombre cayó en manos de ladrones …”. Eso es justamente lo que le ocurrirá a Israel bajo el mando del Anticristo y de las naciones anticristianas. Israel no hallará verdadera ayuda ni en su religiosidad, ni en el renacimiento del orden levítico de los “Kohen”, ni en el así llamado Muro de los Lamentos, sino solamente en el buen samaritano que es el Señor Jesucristo.

Muchos piensan que ahora que Arafat ha fallecido habrá paz entre judíos y palestinos. Ciertamente habrá una falsa paz, pero la verdadera paz recién la traerá Jesús, el príncipe de paz. Si bien cuando en el principio del reinado del Anticristo ellos dirán que ahora reina la “paz y seguridad”, éste entretendrá especialmente al pueblo judío con falsas promesas de paz, pero no habrá una paz verdadera. La paz verdadera y real solamente puede partir del Mesías, del Señor Jesucristo. La “paz” y la “seguridad” pronto se terminarán porque, cual ladrones, caerán los pueblos sobre Israel.

El hombre que, a pedido del pueblo, fuera liberado en lugar de Jesús se llamaba Barrabás, lo que significa “hijo del padre”. De este modo él, en cierto sentido, llegó a ser el adversario anticristiano de Jesús, quien es el verdadero Hijo del Padre”. Y acerca de Barrabás se dijo expresamente:“Y Barrabás era ladrón”. El pueblo judío había rechazado al Mesías Jesús, sin embargo, al anticristo predador, lo había aceptado con gozo.

Jesús dijo a Su pueblo: “De cierto, de cierto os digo: El que no entra por la puerta en el redil de las ovejas, sino que sube por otra parte, ése es ladrón y salteador”. Y justamente eso es lo que hará el Anticristo, quien es manipulado por el diablo: Él entrará “por otra parte” en el pueblo de Israel y se integrará allí. Quizás estemos más cercanos a ese tiempo de lo que nosotros mismos suponemos. Al menos los instrumentos que el Anticristo usará ya están en circulación, como por ejemplo el escáner para el dorso de la mano.

En un artículo sobre ese tema dice lo siguiente: 

“EC: Un escáner para el dorso de la mano

Ahora existe una alternativa para el escaneo del iris.

Se llamaVein Signy es el aparato de reconocimiento biométrico más nuevo del consorcio electrónico NEC. El reconocimiento se basa en la identificación de la persona en base al modelo individual de venas. Alcanza con poner el dorso de la mano debajo del escáner, y el aparato decide si a usted se le permite el acceso al edificio asegurado, o a la habitación. Para eso, el aparato necesita menos de medio segundo, y es extremadamente baja su probabilidad de errar, sólo un 0,0001 por ciento.”

De una “señal” en la mano o en la frente ya habló, hace casi 2000 años, el apóstol Juan (Ap. 13:16). Todavía hace unos cien o doscientos años atrás, la gente se burlaba de eso, y decían que aquellos que lo proclamaban como profecía bíblica eran unos chiflados. Actualmente, sin embargo, ya están disponibles éstos y otros instrumentos, para que el Anticristo cuando venga, solamente los tenga que usar. Ese hombre maligno, inspirado por Satanás, dará vuelta toda la situación actual en Israel, así como en Europa y en el mundo entero. Lo que ahora todavía nos parece imposible, se hará posible cuando el Anticristo se presente en el escenario del mundo, cuando él seduzca al mundo entero a través de señales y milagros de Satanás, el “dios” de las naciones. Entonces, en unos pocos días, también podrá hacerse posible lo que la Unión Europea no ha logrado en treinta años.

En cuanto a la segunda venida de Jesús, podemos decir queluego el Señor Jesús regresará, quitará de en medio la abominación desoladora, y “ungirá” un “lugar santísimo”. Él levantará el verdadero templo, lo convertirá en una casa de oración para todas las naciones, y quitará la ceguera y el parálisis de Israel.“… y vinieron a él en el templo ciegos y cojos, y los sanó”. En Isaías 56:6-7 dice: “…y a … los extranjeros que sigan a Jehová… yo los llevaré a mi santo monte, y los recrearé en mi casa de oración; sus holocaustos y sus sacrificios serán aceptos sobre mi altar; porque mi casa será llamada casa de oración para todos los pueblos.”

En Malaquías 3:1-2 leemos:“… y vendrá súbitamente a su templo el Señor a quien vosotros buscáis, y el ángel del pacto, a quien deseáis vosotros. He aquí viene, ha dicho Jehová de los ejércitos. ¿Y quién podrá soportar el tiempo de su venida? ¿o quién podrá estar en pie cuando él se manifieste? Porque él es como fuego purificador, y como jabón de lavadores.”

Que el tiempo de la segunda venida de Jesús se acerca irrefrenablemente, nos lo muestra el hecho que la nueva colonización de Israel, con aquellos que volvieron como prisioneros de entre las naciones, ya hace mucho está en camino. Por eso, está escrito:“Lo verán los oprimidos, y se gozarán. Buscad a Dios, y vivirá vuestro corazón … Alábenle los cielos y la tierra, los mares, y todo lo que se mueve en ellos. … Y los que aman su nombre habitarán en ella”.

También el cuerpo de los cristianos nacidos de nuevo es un templo del Espíritu Santo, lo que está expresado claramente en la primera carta a los corintios:“¿No sabéis que sois templo de Dios, y que el Espíritu de Dios mora en vosotros?”¿Cómo tratamosnosotroscon nuestras vidas? Su vida, hijo de Dios, debería ser una casa de oración. ¿Será que en el correr del tiempo se ha convertido en una cueva de ladrones?

Estimado amigo, deberíamos emplear nuestra vida en el celo por los asuntos del Señor, como lo vemos en Jesús:“El celo de tu casa me consume”. Pero, ¿será que hay otras cosas que le ocupan a usted completamente? ¿Será que todo gira alrededor de lo material, del afán de poder, del amor al dinero y el reconocimiento? ¿Será que reinan en usted la envidia y los celos? ¿Son las cosas del mundo las que le llenan más y más – y el cristianismo es solamente una fachada? ¿Se le debería poner en la lista de aquellos de 2 Timoteo 3:5, de quienes se dice:“que tendrán apariencia de piedad, pero negarán la eficacia de ella”?

Las palabras de Salmos 69:5-6 me han conmovido mucho:“No sean avergonzados por causa mía los que en ti confían.”¿Habrá quienes le miran con respeto y son desilusionados?“No sean confundidos por mí los que te buscan.”¿Podría ser que las personas que buscan no pueden encontrar el camino a Jesús por causa nuestra – mía y suya? Lo que es seguro, es que es más que tiempo que limpiemos nuestro cuerpo, el templo del Espíritu Santo, de todo lo que no es santo, y lo santifiquemos nuevamente para el Señor y Su causa. ¡Qué Dios nos dé mucha gracia para eso! Amén.

Lo que ocurrió, lo que ocurre y lo que ocurrirá 3 de 4
La obra del Espíritu Santo en los postreros tiempos 1 de 4

Déjanos un mensaje!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>