Las profecías venideras…

IMG_0008_profeciabLos Estados Unidos de Europa como la Nueva Europa

Al comenzar el siglo veintiuno, es lógico pensar que las profecías no cumplidas al final del siglo veinte tendrán su cumplimiento en el milenio siguiente. Sin embargo, lo más importante es preguntarse qué tan pronto ocurrirá dicho cumplimiento en el nuevo milenio.

Uno de los eventos significativos que han ocurrido son los dramáticos cambios en Europa. Estos cambios parecerían armonizar con lo que la Biblia predice para el clímax de los tiempos de los gentiles; por lo tanto, las Escrituras relacionadas con esto merecen mucha atención y una cuidadosa interpretación. Al profeta Daniel se le dio un importante rol, no solo por predecir la historia de Israel en Daniel 9:24-27 sino por predecir también la profecía para los gentiles. (Esto se menciona antes en el capítulo 1). Los detalles de este punto son importantes para evaluar la situación actual.

La Imagen De Nabucodonosor

Estatua de DanielAl responder a Nabucodonosor con respecto al significado de su sueño, Daniel le dice al rey lo que había visto: “Tú, oh rey, veías, y he aquí una gran imagen. Esta imagen, que era muy grande, y
cuya gloria era muy sublime, estaba en pie delante de ti, y su aspecto era terrible. La cabeza de esta imagen era de oro fino; su pecho y sus brazos, de plata; su vientre y sus muslos, de bronce; sus piernas, de hierro; sus pies, en parte de hierro y en parte de barro cocido. Estabas mirando, hasta que una piedra fue cortada, no con mano, e hirió a la imagen en sus pies de hierro y de barro cocido, y los desmenuzó. Entonces fueron desmenuzados también el hierro, el barro cocido, el bronce, la plata y el oro, y fueron como tamo de las eras del verano, y se los llevó el viento sin que de ellos quedara rastro alguno. Mas la piedra que hirió a la imagen fue hecha un gran monte que llenó toda la tierra”
(Daniel 2:31-35)

En el capítulo 2, en la imagen del sueño de Nabucodonosor se describen cuatro imperios que pueden ser identificados como el rey de Babilonia como la cabeza de la imagen, los medos y los persas como el torso de la imagen, Grecia es la parte inferior de la imagen, y el Imperio Romano es las piernas y los pies. La piedra que no ha sido formada por manos es obviamente el reino de Dios que a la larga destruirá el poder gentil. Los detalles, incluyendo los nombres de los primeros tres imperios, son añadidos en Daniel 7-8. Los imperios son: Babilonia (7:3-4), Medo-Persa (v. 5), y Grecia (v. 6). El cuarto imperio (v. 7) que no es nombrado pero que es el mayor imperio de todos, se cumple obviamente en la historia con el Imperio Romano. Se lo describe como una gran bestia que devora todos los reinos anteriores.

Pese a que Daniel no entendía lo que estaba registrando, la historia ha dejado en claro que todas las profecías de los primeros tres imperios y casi todas las otras profecías del cuarto imperio se han cumplido. Como se describe en Daniel y en otras partes del Antiguo Testamento, el Imperio Romano como símbolo del poder gentil sería llevado a su fin con la segunda venida de Cristo. Es una característica del Antiguo Testamento saltear toda la era contemporánea de la iglesia, pese a que describe en detalle los eventos hasta la primer venida de Cristo. Luego se concentra en los pocos años que llevan a la Segunda Venida.

En lo que al Antiguo Testamento se refiere, no hay interrupción del poder de Roma. La historia sin embargo registra que el Imperio Romano murió. Pese a que pasaron muchos siglos desde su fundación y apogeo a su final desvanecimiento en la historia, en el sentido práctico, el Imperio romano no ha sobrevivido al día de hoy.

La Etapa Final Del Imperio Romano

Al describir el tremendo poder del cuarto reino vemos que se ha cumplido en la historia, sin embargo, Daniel 7:7 dice que “tenía diez cuernos.” Esta etapa final del Imperio Romano nunca se ha cumplido, pese a que muchos estudiosos han intentado encontrar algo que pudiera corresponder con eso. En la Biblia, frecuentemente cuando se usan símbolos, los mismos son explicados en el contexto. En Daniel 7:24, por ejemplo, las diez naciones se dice que son reyes: “Y los diez cuernos significan que de aquel reino se levantarán diez reyes; y tras ellos se levantará otro, el cual será diferente de los primeros, y a tres reyes derribará.” En otras palabras, cuando el Imperio Romano resurja para cumplir esta profecía, existirá en la forma de diez unidades que estarán vinculadas como una unión política.

La etapa de las diez naciones del Imperio Romano, que aún no se ha cumplido, predice un resurgimiento del Imperio Romano en la forma de diez países. Pese a que los nombres de las naciones no nos son dados, ni tampoco se definen sus territorios, del hecho que el Imperio Romano era principalmente un imperio europeo se puede asumir que el Imperio Romano será algo así como los Estados Unidos de Europa. A la luz de esta predicción, hay una remarcable secuencia de eventos que ha confirmado esta unión como algo muy posible en un futuro cercano.

En la historia de Europa, las principales naciones (Gran Bretaña, Francia y Alemania) experimentaron siglos de conflicto, lo cual generalmente terminaba en una guerra en la cual uno u otro lado ganaba. Sin embargo, inmediatamente después que se conseguía la paz, comenzaban a armarse para la siguiente guerra, una situación que terminaba por establecer una constante guerra en Europa, sin esperanza de un estado político unido.

No obstante, después de la Segunda Guerra Mundial, se llevó a cabo un cambio remarcable. Gran Bretaña, Francia y Alemania ya no se armaron para pelearse entre sí, sencillamente porque las tres naciones poseen la bomba atómica, lo cual implica que tienen los medios para destruir completamente a otras naciones. Por consiguiente, una guerra resultaría únicamente en la destrucción de las tres naciones en vez de obtener la supremacía de una de ellas.

Con esta perspectiva, las naciones europeas formaron un bloque económico llamado el Mercado Común, por intermedio del cual unieron sus fuerzas y adoptaron una estrategia económica para satisfacer las necesidades actuales.

Se han tenido conferencias sobre los principales pasos tomados para alcanzar una Europa unida. Se ha instrumentado una moneda y un crédito en común. Pese a que existen muchos problemas debido a que algunas naciones, particularmente Gran Bretaña, tienen recelos en dejar a un lado su soberanía, ahora incluso el mundo secular predice que es sólo un asunto de tiempo hasta que estas naciones europeas formen los Estados Unidos de Europa. Esta unificación proveerá un cumplimiento para Daniel 7:7 y otros pasajes que implican dicha unión.

Desde el punto de vista del cumplimiento de otras profecías, tales como el Arrebatamiento, este desarrollo es de suma importancia debido a que pese a que el Arrebatamiento no tiene señales, el escenario que quedará luego del mismo es descrito frecuentemente como una unidad política de diez naciones (Ap. 12:3; 13:1-7; 17:3-16). Las Escrituras no son claras en cuanto a si las diez naciones se unirán antes o inmediatamente después del Arrebatamiento. Pero en los eventos que siguen al Arrebatamiento y que llevan a la Segunda Venida, el grupo de las diez naciones es algo prominente.

El Anticristo: El Pequeño Cuerno

En este contexto, Daniel 7:8 nos aporta más profecía, ya que se menciona el pequeño cuerno: “Mientras yo contemplaba los cuernos, he aquí que otro cuerno pequeño salía entre ellos, y delante de él fueron arrancados tres cuernos de los primeros; y he aquí que este cuerno tenía ojos como de hombre, y una boca que hablaba grandes cosas.” Este pequeño cuerno obviamente es un hombre que conquista tres de las diez naciones y luego aparentemente se transforma en el gobernador de las diez naciones, pese a que las Escrituras nunca explican cómo es que se lleva a cabo esta expansión.

El resto de Daniel 7, comenzando en el versículo 9, provee el contexto para toda la situación, proveyendo en primer lugar una visión del cielo (vv. 9-10). Luego sigue una predicción de que la bestia que tiene diez cuernos será destruida y llevada a su fin en la Segunda Venida (v. 11; Ap. 19:17-21), en contraste con los tres imperios gentiles que precedieron, que por un tiempo continuaron en sus sucesores al menos (Dn. 7:12). La segunda venida de Cristo es descrita también en Daniel 7:13-14 con el triunfo universal de Dios en la situación política del mundo.

Cuando Daniel quiso tener información sobre esto, se le recordó que las cuatro bestias del capítulo 7 eran los cuatro reinos que le fueron revelados antes en el capítulo 2 (7:23-27). Cuando preguntó sobre la cuarta bestia, se describe al Imperio Romano. Los diez cuernos son diez reyes.

El pequeño cuerno, luego de conquistar los diez países, a la larga se expandirá hasta que toda la tierra esté bajo su poder. Daniel 7:23 explica el surgimiento al poder de este pequeño cuerno: “La cuarta bestia será un cuarto reino en la tierra, el cual será diferente de todos los otros reinos, y a toda la tierra devorará, trillará y despedazará.” Daniel 7:11-12 describe la destrucción final del reino cuyo gobierno es gentil. El reino milenial se cumplirá antes de que comience el reino eterno.

Pese a que Daniel 7 es el pasaje principal, hay muchas referencias a estas diez naciones a lo largo de la Escritura. Apocalipsis 13 resume el definitivo imperio mundial del Anticristo y su lugar en la profecía futura, ya que los diez cuernos son mencionados con frecuencia (Ap. 13:1). Apocalipsis 12:3 se refiere “un gran dragón escarlata, que tenía siete cabezas y diez cuernos, y en sus cabezas siete diademas.” En Apocalipsis 17:3 se mencionan los diez cuernos nuevamente, juntamente con las siete cabezas, y se describe como una bestia escarlata sobre la cual se sienta la mujer. Esta mujer es símbolo del movimiento final de la iglesia mundial. Las siete cabezas y diez cuernos son mencionados también en Apocalipsis 17:7, 16.

El Pacto De Daniel 9:27

Cuando se combinan todas estas Escrituras, se forma la escena de diez naciones que son gobernadas por el pequeño cuerno de Daniel 7:8. Este pequeño cuerno a la larga se torna en el Anticristo y gobernador mundial, comenzando con su control de las diez naciones. Desde esa posición de poder, es capaz de cumplir Escrituras tales como Daniel 9:27, la cual describe su entrada a un pacto de siete años que supuestamente traerá paz al Medio Oriente.

En los setenta sietes de Daniel 9:24-27, se descubre el rol principal de Israel en la profecía. En el versículo 27, los últimos siete años son descritos de la siguiente manera: “Y por otra semana confirmará el pacto con muchos; a la mitad de la semana hará cesar el sacrificio y la ofrenda. Después con la muchedumbre de las abominaciones vendrá el desolador, hasta que venga la consumación, y lo que está determinado se derrame sobre el desolador.”

La persona que hace el pacto es descrita como “un príncipe que ha de venir”(v. 26) cuyo pueblo (los romanos) destruyeron antes Jerusalén, en el año 70 d.C. Por lo tanto, él está vinculado con ellos debido a que es el gobernador romano. Obviamente, el pacto es un intento de traer paz al Medio Oriente, pero un repentino cambio ocurre a la mitad de los siete años.

La Gran Tribulación

Como indican las Escrituras en Apocalipsis 13:7, el gobernador, que es el Anticristo, toma control de toda la tierra, lo cual comienza la Gran Tribulación y, como gobernante, persigue a Israel, profanando su templo y poniéndole fin a los sacrificios, persiguiendo a los judíos en forma similar a la de Hitler en Alemania. A este evento se hace mención nuevamente en Daniel 12:11-12, el cual se refiere a la abolición de los sacrificios, la profanación del templo y el surgimiento del período de 1335 días, el cual es el tiempo entre la primer y segunda venida de Cristo y el comienzo del reino milenial. En este período de juicio, la situación será usada para preparar el camino para el gobierno de Cristo sobre la tierra.

Al unir todos estos eventos, se ve como algo probable el surgimiento de las Naciones Unidas de Europa en un futuro inmediato, el cual tendría mucha importancia en la profecía y sería una señal definida que el Arrebatamiento de la iglesia podría suceder pronto. Como nuestra situación mundial no puede permanecer en este orden presente por mucho tiempo y cambia con rapidez, parecería que el Arrebatamiento de la iglesia debe ocurrir antes de que muchos cambios más se sucedan. La situación hoy día está exactamente en relación con la Escritura si el Arrebatamiento ocurriera pronto.


 

Profecia_WalvoordSustraído del 4º capítulo del libro

“Profecía en el Nuevo Milenio”

John F. Walvoord

Editorial LLamada de Medianoche

2 pensamientos acerca de “Las profecías venideras…

  • 9 enero, 2017 at 03:35
    Permalink

    Soy de Argentina, Bs As, Florencio Varela y Sigo las revistas de los Hermanos de Llamada de Medianoche desde hace tiempo, pero han partido con el Señor los hermanos que me facilitaban tales lecturas,motivo por el cual estoy sin libros
    actuales y quisiera suscribirme al correo o saber donde hay aquí alguna librería donde conseguir vuestro material. Gracias hermanos.

    Responder
    • 10 enero, 2017 at 16:45
      Permalink

      Estimada Elizabeth,

      Gracias por comunicarte con nosotros. Te pondremos en contacto con los hermanos responsables de Llamada de Medianoche Argentina.

      Cualquier otra consulta no dudes en comunicarte con nosotros.

      Sin más, me despido deseando las más ricas bendiciones!

      Alejandro
      LlamadadaWeb.org

      Responder

Déjanos un mensaje!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>