Las personas amadas. 2/3

Titulo: Las personas amadas. 2/3

Autor: Herman Hartwich 
Nº: PE1005

 

Pablo usa 4 términos que describen en progresión el terrible estado en que  se hallaban las personas con relación a Dios

Descúbralos escuchando este programa.

 


Descargarlo GRATIS a su propio pc para tener o compartír con otrosPE1005.mp3



Laspersonas amadas. 2/3

Hola mis amigos ¿Cómo están? Recordarán aquellos que nos escuchan regularmente que en el pasado programa Hablamos de aquel que ama, aquel que te ama a ti. Y, por supuesto a mí. Nos enfocamos en este maravilloso Dios, que en forma pragmática nos muestra su eterno amor como lo leímos de San Pablo en Romanos capítulo 5 verso 8. ” Mas Dios muestra su amor para con nosotros en que siendo aún pecadores Cristo murió por nosotros” Queridos amigos hoy vamos a enfocar a aquellos quienes Dios ama. Pablo afirma justamente que la gran declaración del amor de Dios se halla en que nos ha amado a nosotros que nos hallábamos en una situación que a sus ojos sólo podríamos producirle desprecio y abominación. Porque eso es lo que debería producir nuestras vidas delante de Dios: desprecio y abominación a causa de todo el pecado que está en nosotros. De todo el pecado que nosotros practicamos. Cristo no murió para salvar a los ángeles mis amigos, a esos seres puros y obedientes a Dios, Cristo vino a salvar a los hombres, impuros, rebeldes, desobedientes al Creador. Pablo usa 4 términos que describen en progresión el terrible estado en que se hallaban las personas con relación a Dios.

Cuando Cristo murió por ellos allí en el calvario, Dice la Escritura que murió por los débiles, murió por los impíos, y murió por los pecadores y enemigos, veamos primeramente en el versículo 6 de este capítulo 5 de romanos dice lo siguiente: ” Porque Cristo cuando aun éramos débiles” cuando aún éramos Débiles, débiles o impotentes. En el mundo generalmente estas personas son despreciadas y oprimidas por los fuertes, por los poderosos de este mundo pero espiritualmente hablando los hombres éramos débiles e impotentes, nuestra situación era desesperada, lo que es peor, nos sentíamos incapaces de salir de ella, salir de esa situación de impotencia, las pasiones nos dominaban las tentaciones nos vencían impotentes de mantener una vida pura y recta ante la sociedad nuestra conciencia ante nuestro Dios.

Está la situación del hombre débil, impotente. Yo estoy seguro de que te puedes identificar con este sentir pero por estos débiles e impotentes vino Cristo a morir, si hubiéramos tenido que ganarnos la vida eterna ¡qué lejos hubiéramos quedado de alcanzarla!. A todos nos gusta recibir ayuda de quienes puedan proporcionárnosla pues bien, esto es lo que dice Pablo que cuando éramos débiles Cristo murió por nosotros pero sigue diciendo al fin del versículo 6 que murió por los impíos, a su tiempo murió por los impíos, por impío se entiende que es la persona que se muestra indiferente a las cosas espirituales. ¿Eres tú indiferente a las cosas espirituales?, los hombres no solo éramos incapaces de agradar a Dios sino que ni siquiera nos preocupábamos de esas cosas de esa indiferencia o de esa incapacidad y no obstante a pesar de nuestra indiferencia de nuestra frialdad para con Dios él sacrificó a su amado hijo a favor nuestro., si Dios hubiera salvado sólo a los que se sienten inclinados hacia él entonces

¿Quién llegaría a ser salvo? si hoy tu sientes algo hacia Dios es porque él en su infinita misericordia está tocando tu corazón está llamando a tu corazón él mismo ha sido quien ha abierto su mente para que pienses en el en la vida espiritual, hay un ejemplo maravillosos en el libro de hechos que dice que Dios puedo en el corazón de la mujer que esté atenta a las palabras que los apóstoles estaban hablando. Si tú en este momento estás interesado, es porque Dios está tocando a tu corazón.

Pero veamos también el tercer grupo de personas por las quien vino a morir Jesús. En el versículo 8 dice que ” siendo nosotros aún pecadores” cristo murió por nosotros. Mi amigo, un pecador no es solamente el que roba, el que mata o adultera el que hace cosas que a la vista de todos está mal. Pecador es aquel que deja de hacer lo que Dios manda. Y ordena.

Sabes que el significado de la palabra griega amartía, es la de errar al blanco es la palabra para pecado y tanto implica el aspecto positivo de hacer una cosa mala, ósea el pecado de comisión, como el aspecto negativo, de dejar de hacer lo que uno debe hacer, este es el pecado de omisión. Conscientemente o inconscientemente todos somos pecadores y la Biblia dice, la paga del pecado es muerte. Entonces necesitábamos a alguien que diera su vida por nosotros, para satisfacer por nuestro pecado y librarnos de la condenación. Somos justificados por la fe y tenemos paz para con Dios si creemos en el sacrificio vicario de nuestro Señor Jesucristo.

Pero en cuarto lugar veamos en el versículo 10 de este capítulo que dice: ” porque si siendo enemigos fuimos reconciliados con Dios por la muerte de su hijo…” Aquí aparece la cuarta categoría. Enemigos. No solamente éramos débiles, impíos pecadores sino que a causa de nuestras transgresiones, nos hallábamos convertidos en enemigos declarados de Dios, algo así como rebeldes y traidores. Ustedes pensarán que no son enemigos de Dios.

No solamente es lo que se dice de la boca para afuera. Puede que usted diga que cree en Dios como los demonios también dicen que creen en Dios, y sin embargo son demonios. Mucha gente que afirma creer en Dios, en realidad en su ser interior son verdaderos o hemos sido verdaderos enemigos de Dios. Pablo dice en el versículo 7 que la mente carnal, no solo es enemiga de Dios sino que personifica la misma enemistad con Dios. ¿Se da cuenta mi amigo? Dios ama a sus enemigos a los que se han revelado a sus ordenanzas, a los que han rechazado sus invitaciones y les ha amado tanto que ha enviado a su hijo a la cruz para obtener su salvación. Lograr que tú y yo seamos reconciliados con él y gozar para siempre de su amistad. Mi corazón realmente se emociona. Que Dios me ame a mí, débil impotente, impío, pecador, rebelde, para tener amistad conmigo, para tener amistad contigo. Tu no podrás tener verdadera paz y verdadero gozo hasta tanto no te reconcilies con Dios. Quiero decirte que debes recibir a Cristo en tu corazón. Acepta que él tomó el lugar que te correspondía a ti y agradécele que él tomó ese lugar por ti. Y de esta forma estás en camino a la reconciliación y amistad con Dios

Que Dios te bendiga y nos encontramos en el próximo programa para culminar este maravilloso tema del inmenso amor de Dios.

La persona que ama 1/3
La Demostración del amor 3/3

Déjanos un mensaje!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>