Las palabras proféticas de Jesús acerca de Jerusalén 4/5

Titulo: “Laspalabras proféticas de Jesús acerca de Jerusalén” 4/5

Autor: FrediWinkler 
Nº: PE1070

Muchas de las personas que vivieron antes, habían tenido la esperanza de no tener que pasar por la muerte, sino de tener el privilegio de experimentar la segunda venida de Jesús y, con eso, el arrebatamiento. Hoy, el regreso de Jesucristo está sumamente cercano, y por eso nuestra generación se encuentra frente al desafío más grande que los seguidores de Jesús jamás tuvieran que enfrentar.

 


Descargarlo GRATIS a su propio pc para tener o compartír con otrosPE1070.mp3



“Las palabras proféticas de Jesús acerca de Jerusalén”  4/5

Estimado amigo, el discurso que Jesús dio, sobre el Monte de los Olivos, surgió a causa de Sus provocativas palabras con respecto a la futura destrucción del templo, después de que Sus discípulos admiraran el suntuoso edificio. Aparentemente, a los discípulos también les inquietaban otras preguntas, porque ellos quisieron que Su Señor les diera detalles sobre su segunda venida y sobre el fin de los tiempos.

Pero veamos primeramente: 

El aspecto apocalíptico del discurso del Monte de los Olivos

Al lector de la Biblia le llama la atención que, en su respuesta a los discípulos, Jesús ponga énfasis en los acontecimientos conectados con Su segunda venida. Solamente el evangelista Lucas entra en más detalles de la destrucción del templo y de la ciudad de Jerusalén. Por lo demás, en Mateo, Marcos y Lucas, los tres evangelios que se refieren al discurso apocalíptico de Jesús, la principal atención está puesta sobre los acontecimientos antes y durante su segunda venida, como suceso central y futuro en la historia del mundo y de la salvación.

Como esos acontecimientos tienen mucho parecido con aquello que sucedió en el año 70 d.C. durante la destrucción del templo, muchas veces es difícil diferenciar entre esos dos momentos críticos en la historia de Israel. La diferencia más importante, sin embargo, se encuentra en que la destrucción de Jerusalén y del templo se desarrollan en un nivel regional, a pesar de estar involucrado el poder mundial de aquellos tiempos que era Roma. Por el contrario, los acontecimientos en conexión con el regreso de Jesús tienen consecuencias a nivel mundial, a pesar de que también en ese entonces Jerusalén, Judea y la tierra de Israel se encontrarán otra vez en el centro de los sucesos, ya que, visto geográficamente, Jesús regresará a ese lugar. Ese acontecimiento central ya era un tema importante para los profetas del Antiguo Testamento. A los ojos de Dios, toda la historia de la humanidad se dirige hacia la segunda venida de Jesús.

Pero, contrariamente a los sucesos que rodeaban la destrucción del templo y de Jerusalén, Dios juzgará allí en primer lugar a las naciones y no a Israel, como Él predijo en Jeremías 30:11:“Porque yo estoy contigo para salvarte, dice Jehová, y destruiré a todas las naciones entre las cuales te esparcí; pero a ti no te destruiré, sino que te castigaré con justicia; de ninguna manera te dejaré sin castigo.”

Para concluir Su discurso del Monte de los Olivos, Jesús exhorta insistentemente a Sus discípulos a velar y a estar listos para esos poderosos acontecimientos. Esta exhortación se dirige especialmente a aquella generación que vivirá en la época anterior a Su venida. Muchas de las personas que vivieron antes que nosotros, ya habían tenido la esperanza de no tener que pasar por la muerte, sino de tener el privilegio de experimentar la segunda venida de Jesús y, con eso, el arrebatamiento. Hoy, el regreso de Jesucristo está sumamente cercano, y por eso nuestra generación se encuentra frente al desafío más grande que los seguidores de Jesús jamás tuvieran que enfrentar.

¿Sabe usted estimado radioescucha, qué es lo que se propone Satanás en este tiempo?

La meta prioritaria de Satanás, en este tiempo, es infiltrarse en la iglesia de Jesús, en la generación que viva inmediatamente antes de Su regreso, y desviarla del camino, para disminuir la victoria y el triunfo de Jesucristo, o, si fuera posible, destruirlo del todo. Satanás aun se disfraza como ángel de luz y disfraza a sus siervos como enviados de Cristo y servidores de la justicia.Cuanto más nos acercamos a ese poderoso acontecimiento, tanto más irán en aumento la astucia y la alevosía del enemigo. Hacemos bien, si más que nunca examinamos los espíritus, para ver si vienen de Dios.

En Mateo, Jesucristo habla tres veces de seducción religiosa. El concluye Su advertencia con las siguientes palabras:“Porque es necesario que todo esto acontezca; pero aún no es el fin.”Si bien esta profecía se cumplió en el tiempo de los apóstoles y después del mismo, también se extiende hasta los tiempos actuales. A esta fase, Jesús la llama el“principio de dolores”. En los versículos 9 al 14 se encuentra la segunda advertencia, la cual cuya consecuencia es el enfriamiento del amor “de muchos”. Jesús comienza esta segunda advertencia con las siguientes palabras:“Entonces os entregarán a tribulación, y os matarán…”.

La palabra introductoriaentonces,nos da a entender que con eso comienza una nueva época que precede al arrebatamiento y que culminará con la proclamación del evangelio entre todas las naciones de la tierra antes de que llegue el fin.

El rechazo del evangelio como único mensaje de salvación de Dios a la humanidad, actualmente está tomando formas cada vez más alarmantes. Cada vez con mayor frecuencia, los cristianos son asesinados por causa de su testimonio, especialmente entre los musulmanes, para quienes la fe cristiana tiene que constituir una espina en el ojo, ya que para ellos el Islam es la única religión verdadera. Además, con el desarrollo del humanismo, las declaraciones del Nuevo Testamento son tomadas cada vez más como chocantes y, en parte, hasta contrarias a la ley. Tenemos que contar con que esto seguirá desarrollándose en los próximos años y llegará a ser peor aún.

La tercera advertencia de Jesús, se encuentra en los versículos 21 al 26. Aora se trata de una aflicción diferente, aún más intensa:“Porque habrá entonces gran tribulación, cual no la ha habido desde el principio del mundo hasta ahora, ni la habrá.” Se refiere claramente al gobierno del Anticristo, que en la Biblia es descrito como el peor del tiempos que jamás haya existido. Jesús ahora dice que Dios, en Su gracia, acortará esa fase. En el evangelio de Marcos, incluso, dice que el Señor ya ha acortado ese tiempo. De hecho, en Apocalipsis 13:5 dice:“… y se le dio autoridad(a la bestia)para actuar cuarenta y dos meses.”De modo que, ya de antemano, la soberanía del Anticristo ha sido establecida por un tiempo haya visto.

Los discípulos hicieron esta pregunta, cuando después de su entusiasmo por el templo tuvieron que escuchar la sobria declaración de Jesús, de que ese edificio, que los llenaba de tanto orgullo, sería destruido. Un entusiasmo similar existe actualmente en Israel, por ejemplo con respecto al ejército israelí, que supuestamente es el mejor del mundo, o también con respecto a los logros de los eruditos e investigadores israelíes, en las áreas de la educación y la ciencia.

Jesucristo, seguramente, reaccionaría a este entusiasmo en una forma similar a como lo hizo aquella vez con respecto al templo, acerca del cual dijo:“¿Veis todo esto? De cierto os digo, que no quedará aquí piedra sobre piedra, que no sea derribada”. Es sumamente significativa la respuesta que recibió el profeta Daniel, cuando él preguntó por el “cuándo”:“¿Cuándo será el fin de estas maravillas?”. La respuesta fue:“… cuando se acabe la dispersión del poder del pueblo santo, todas estas cosas serán cumplidas”. Esta verdad bíblica es difícil de aceptar, al igual que la respuesta de Jesús a Sus discípulos en aquel entonces. Pero ellos sabían de la boca de quien venían esas palabras, y las aceptaban como verdad divina. Si bien Jesús decía que el templo era la casa de Su Padre, no obstante, no podía aceptar las condiciones allí reinantes, ni tampoco la actitud de la corrupta clase alta sacerdotal, que trataba de defender su posición a través de medios de poder mundanos.

Se puede decir, con todo derecho, que Israel continúa siendo el pueblo escogido por Dios, pero que Él no está de acuerdo con el estado en el cual se encuentra. Si bien el movimiento sionista llevó nuevamente al pueblo judío a la tierra de sus padres, de acuerdo a la voluntad de Dios; mirándolo desde el lado espiritual dicho movimiento no actuó motivado por Dios, sino tan solamente por el deseo de sobrevivir. En cierto sentido, ese movimiento también incorpora un tipo de mesianismo, pero es una esperanza mesiánica sin Mesías, porque para élel mismo pueblo de Israeles el Mesías, e Israel hará que llegue el tiempo mesiánico al mundo entero a través de sus logros en todas las áreas.

Así como tenía que cumplirse esta profecía acerca de la destrucción del templo y de la ciudad de Jerusalén proclamada por Daniel, y repetida por Jesucristo, también tiene que cumplirse esta predicción divina. Recién cuando eso haya ocurrido, Jesucristo se podrá revelar a Su pueblo como el verdadero Mesías, a través de Su segunda venida en gran poder y gloria para establecer Su reino, en el cual luego se cumplirán, en forma literal, todas las promesas que le han sido dadas a Israel en la Biblia.

Las palabras proféticas de Jesús acerca de Jerusalén 3/5
Las palabras proféticas de Jesús acerca de Jerusalén 5/5

Déjanos un mensaje!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>