La vida es como Neblina


Autor: Herman Hartwich

En este momento de reflexión que compartiremos con Herman Hartwich veremos lo breve de nuestra vida, y lo frágil que es si no tenemos en cuenta a Dios.


DESCARGARLO AQUÍ
PE2036 – Estudio Bíblico
La vida es como Neblina



Bendiciones del Señor, nuestro Dios todopoderoso y de nuestro Salvador Jesucristo para todos mis amigos. Deseo realmente que estén disfrutando junto a nosotros en la meditación de la Palabra de Dios, en esa manifestación del gran amor de Dios, a través de la Biblia, yo quisiera leerles un versículo que se encuentra en Santiago, capítulo 4 verso 14 que dice “No sabéis lo que será mañana porque qué es vuestra vida? Ciertamente es Neblina que se aparece por poco de tiempo y luego se desvanece”.

Aquí Santiago está hablando de la vida Física, de la vida natural. Ahora, ¿qué es la vida? Lógicamente, abarca desde el tiempo que nacemos hasta el momento en el que morimos. Este período puede ser largo o breve. Nosotros no lo sabemos. Algunos comparan la vida a un valle de lágrimas, a una lucha. Otros a un pensamiento, a un sueño; a un banquete continuo, pero para un poeta – un poeta americano – es acción, actividad.

Santiago se pregunta a sí mismo y él mismo se contesta, y nos dice: ¿qué es nuestra vida? Y él dice: ciertamente es neblina. Se aparece por un poco de tiempo y luego se desvanece. No olvidemos que los judíos, desde los tiempos más antiguos hasta nuestros días han sido afectos al comercio, y una prueba de eso es que las finanzas del mundo, prácticamente están en sus manos. Se dice que en el tiempo de Cristo el judío invertía su dinero de 3 maneras. Una parte la dedicaba a la compra de Joyas, otra a al comercio en general y la tercera la enterraba para su mayor seguridad. Por eso nuestro maestro, Jesucristo compara el reino de los hielos a un tesoro escondido cuando dice en Mateo 13:44, además “el reino de los cielos es semejante a un tesoro escondido en un campo es cual un hombre ha hallado y lo esconde de nuevo y gozoso por ello va y vende todo lo que tiene y compra aquel campo”, aunque el pasaje está dirigido a comerse antes que no tienen temor de Dios su aplicación, podemos decir que es universal.

Siempre y en todas partes del mundo hay gente que solamente piensa en las cosas relativas al presente, a la vida terrenal, a la vida presente; como el rico insensato que nos habla el Señor Jesucristo en el Evangelio de Lucas capítulo 12, y ustedes si tienen Biblia a mano pueden buscarlo. Veamos la brevedad de la vida ciertamente nuestra vida en comparación con la eternidad es una nada, nada. Y si así lo entendemos debemos aprovecharla bien es decir, trabajar para que la gente conozca a Cristo, y para esto ayudarlas en lo material hasta donde nuestra posibilidades los no permiten. La vida activa de Cristo fue sólo de tres años pero que bien que los empleo, la influencia de esa vida, esa vida sin igual llamaríamos, ha llegado hasta nosotros y a muchos millones y millones más. Hay un refrán popular que tiene mucho de verdad y que dice: ¿es tan poco el amor, y desperdiciarlo en celos?, lo voy a repetir: ¿es tan poco el amor, y desperdiciarlo en celos?, y se obligo parodiando estas palabras, ¿es tan corta la vida y vamos a malgastarla? debemos hacer buen uso de ella en bien de los demás, a semejanza de nuestro Señor Jesucristo que nos ha dejado el ejemplo.

Veamos la inseguridad de la vida. Muchos viven haciendo planes como si fueran a vivir eternamente, como pensaban los hombres a quienes se dirigía Santiago, cuando le dice “hoy, y mañana iremos a tal ciudad, y estaremos allá a en un año y traficaremos, y ganaremos, cuando no sabéis lo que será mañana”, ahora, por cierto, no es malo hacer planes para el futuro, no es malo ser negociantes, o ricos, el mal está en no tener en cuenta a Dios, ni y lo tomamos en consideración, siquiera como socio en nuestros negocios. Se dice que cuando Napoleón preparo sus planes para invadir a Rusia uno de sus generales le interrumpió diciendo: ¡si Dios quiere!, a lo que contestó Napoleón: en los planes de Napoleón nadie se mete, él los dispone y el los desarrolla. Sabemos por los historiadores que el tiempo se encargó de abatir su orgullo, el duro invierno de Rusia fue suficiente para desbaratar sus planes, es una temeridad no tener en cuenta a Dios en esta vida tan breve.

Solamente lo que creen en su autosuficiencia dicen como el hombre que nos habla la Biblia, dice el necio en su corazón no hay Dios. La fragilidad de la vida, la vida sin tener en cuenta al Señor es débil, frágil, el viento, podríamos decir, el viento más leve que el surgimiento o de la contrariedad o de las penas la hace flaquear y la destroza y se torna como dice la Biblia, como el vapor que aparece por un poco de tiempo, y luego se desvanece. Aunque es la vida es frágil como el cristal y perecedera en ese espacio de tiempo que Dios nos concede, ya será largo, o corto podemos fundamentar nuestro bienestar o labrar nuestra propia desgracia. Yo siempre le dijo a la gente podemos, podemos sufrir pero el sentirnos desgraciados es una opción. El sufrimiento es real pero el sentirnos desgraciados es una elección. Mis amigos realmente Dios nos ha concedido la vida no para hacer mal uso de ella sino para bien de nosotros mismos y de las personas que nos rodean. Dios no nos obliga ni nos fuerza a que usemos bien nuestra vida pero él se goza cuando ve que la usamos para honrar y glorificar su nombre. Ahora, ¿cuándo será fuerte la vida? nuestra vida física y material será fuerte cuando cuidemos bien de nuestros cuerpos, que como dice el apóstol Pablo: que nuestros cuerpos entregados a Dios son templo de Dios y cuando creamos que la vida nos la dio en Señor para hacer frente con serenidad y valor a todos los problemas de distinta índole inherentes a toda vida, la vida es hermosa a pesar de sus muchos contratiempos. Los contratiempos son la sal diríamos, la sal que da sabor la vida es amable dicen algunos, porque a pesar de nuestros trabajos y luchas queremos vivir. Nadie quiere, la mayoría, la amplia mayoría no quieren morir, quieren vivir.

Se cuenta de un anciano que había pasado toda su vida trayendo pesados fardos de leña sobre sus espaldas y en una ocasión estaba cansado, y fastidiado de la vida y venía cargando esos astados de leña y entonces exclamó, tiro así de golpe de leña de sus hombros y exclamó: ¡muerte ven por mi!, y un muchacho que oyó esta exclamación de dijo: ¿aquí estoy qué quieres? y el ancianito pensando que de veras era la muerte que le estaba contestando le dijo: ponme la leña sobre mis espaldas y nuevamente. ¿Entendió la anécdota? en mente del hombre estaba cansado, le llamó a la muerte, pero cuando la muerte se le presenta, no la quiso enfrentar. Nuestra vida no terminará cuando nosotros queramos, por más contrariedades que tengamos sino cuando Dios quiera. Él nos la dio y es él el único que tiene derecho a volverla a tomar. La vida frágil que ha desaparecido físicamente del escenario del mundo se le hemos usado bien o mal, nos seguirá por todas las edades. No olvidemos lo que Pablo dice: aunque nuestro hombre exterior se va desgastando el interior no obstante se renueva de día en día.

Mis queridos amigos hagamos estas palabras de el apóstol Pablo, y tengamos en cuenta que nuestra vida debe ser una bendición para los demás, además de nosotros mismos. Y la mejor manera de usar la vida física ya que es frágil, corta y pasajera es entregarla del todo, es decir sin ninguna reserva al Señor Jesús. El maestro dijo: el que permanece en mi piso en el, este lleva mucho fruto, porque separados en mi nada podéis hacer. Recuerdo cuando yo entregué mi vida a Jesucristo, había visto en la Biblia del que era mi pastor en ese momento, un estricto en la contratapa o todo o nada. Y realmente yo era un jovencito que no entendí en ese momento que significaba eso. Cuando en el transcurso de las semanas me di cuenta al ver la vida de aquel joven pastor que él se había entregado todo y vaya que fue un buen ejemplo para mí. He transitado en una entrega total al Señor por más de 43 años y ello ha sido maravilloso y yo le desafío esto también lo haga. Dios le bendiga.

Las lágrimas del alma
¿Cómo obtener la victoria sobre el pecado? (1ª parte)

Un pensamiento acerca de “La vida es como Neblina

  • 23 diciembre, 2017 at 15:01
    Permalink

    Dios les bendiga
    Quisiera compartirlo en el face pero no se como hacerlo…

    ¿Cómo le hago para compartir ?

    Responder

Déjanos un mensaje!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>