La Verdad sobre “Palestina”

IMG_0006_palestinabRECLAMAR QUE “PALESTINA” pertenece a los árabes (como insisten los musulmanes) es una cause “célebre” para todo el mundo árabe. Ésta es perseguida con vigor a favor de ciertos árabes (tanto dentro como fuera de Israel) los cuales se autodenominan “palestinos”.

mapa palestina2

Mapa de Palestina según cartografía árabe. Israel no existe.

Desde la perspectiva árabe, Israel no existe. Por ejemplo, “Israel no se reconoce como un Estado soberano en los libros de texto de Arabia Saudita, y su nombre no aparece en ningún mapa. Toda la cartografía que se encuentra en los libros de las escuelas sauditas (y en otras naciones musulmanas) tan sólo tienen el nombre de Palestina… y lo presentan como un país musulmán que está ocupado por extranjeros que profanan los lugares sagrados musulmanes, especialmente la mezquita Al-Aqsa en Jerusalén. La ocupación de Palestina representa el problema más crucial para los árabes y musulmanes, los cuales deberían unir sus fuerzas para la liberación total de Palestina”.1

Unos cuatro millones de “palestinos” están registrados como refugiados en la Agencia de Obra Social de las Naciones Unidas (UNRWA), de los cuales el 33% vive dentro de los cincuenta y nueve campos de refugiados de la misma, esparcidos en el West Bank, la Franja de Gaza, Jordania, Siria y el Líbano. Éstos dicen ser los hijos y los nietos de los descendientes de los “palestinos originales” los cuales supuestamente fueron quitados de sus hogares, negocios y granjas por los israelitas en la Guerra de Independencia en 1948. Con el respaldo de la opinión mundial, las Naciones Unidas, la Unión Europea, y la mayoría de los líderes mundiales, demandan el regreso de los supuestos herederos a su “Palestina” natal.

Es en esta guerra de 1948, cuando Transjordania (la cual fue creada por Inglaterra en 1946, con el territorio que la Declaración de Principios de la Liga de Naciones había reconocido como perteneciente al pueblo judío) toma Jerusalén Oriental. Algunas unidades de la Legión Jordana Árabe fueron en realidad conducidas por comandantes británicos en el asalto de Jerusalén. Jordania había lanzado un ataque aéreo contra Israel incluso antes que fuera declarado un Estado independiente. La artillería pesada y los bombardeos aéreos fueron demasiado para los judíos, quienes no contaban con artillería ni aviones de guerra. Así que el 28 de mayo de 1948 entregaron el cuarto judío de la Antigua Ciudad, perdiendo su precioso Muro Occidental dos semanas después de declararse como nación independiente. Los árabes habían machacado la ciudad con más de diez mil bombas, matando mil doscientos civiles y destruyendo más de dos mil hogares. Los israelíes, que estaban muy mal armados, con bravura lograron defender Jerusalén Occidental.

El Muro Occidental es llamado generalmente el “Muro de los Lamentos” por los no judíos, lo cual es un término nuevo. Los israelíes, sin embargo, insisten en el antiguo nombre por dos buenas razones. El analista político y militar Za’ev Shiff escribió en el diario hebreo, Ha’aretz : “¿Cuál es el largo del Muro Occidental? ¿Está confinado al muro que enfrenta el espacio que los judíos utilizan tradicionalmente para orar, el cual es de 58 metros apenas, o incluye todo el muro restante del Monte del Templo? Los palestinos demandan que cualquier acuerdo político tenga que ver con la menor distancia, conocida como ‘el Muro de los Lamentos’. Israel insiste en ‘el Muro Occidental’… cuyo largo es de 485 metros”.

A Transjordania (conocido como Jordania hoy día) le dieron cinco veces más de “Palestina” de lo otorgado a Israel. No pudiendo saciar su ambición, las legiones árabes tomaron el West Bank, y Egipto hizo lo suyo con la Franja de Gaza. Estas naciones expulsaron a todos los judíos, demoliendo o confiscando todas sus propiedades. Este es el procedimiento estándar que aplican los musulmanes donde les es posible. No obstante, éstos demandan de forma hipócrita que Jerusalén debe seguir como una ciudad internacional por temor a que Israel erradique los lugares sagrados musulmanes, algo que los judíos nunca hicieron con los lugares islámicos, pero que los musulmanes siempre hicieron con los lugares judíos. Increíblemente, la ONU y los líderes mundiales hacen sus políticas en base a las mentiras árabes, ignorando por completo la historia establecida.

quema libros judios

Archivo: Queman tienda de libros judíos para rezo en zona palestina invadida / Febrero 2016

El Acuerdo de Oslo de 1993 dejó a Nablus (antigua Siquem) bajo la jurisdicción israelí. Allí se situaba la tradicional tumba de José, un lugar que no sólo era querido para los israelitas y todos los judíos del mundo, sino también para los cristianos. El 7 de octubre de 2000, el entonces primer ministro Ehud Barak, basado en una promesa palestina de proteger el lugar, ordenó que las tropas israelíes se retiraran de Nablus. Pocas horas después, el humo subía desde la tumba, mientras que una multitud feliz, celebraba la retirada israelí, quemando sus libros de oración junto con otros artículos más. Con picos y martillos, comenzaron a destruir el edificio de piedra. Dos días después, los bulldozers aplanaban el área.2 La ONU y la UE (Unión Europea) permanecieron en silencio ante tal profanación, mientras que continuaban denunciando a Israel por defenderse a sí mismo.

EZEQUIEL CAPÍTULOS 38 Y 39

La mayoría de los cristianos no creen que Ezequiel 38 y 39 describan el Armagedón, sino que se refiere a una guerra menor. La mayoría de los comentaristas bíblicos interpreta este pasaje como un ataque preliminar de Rusia y las naciones musulmanas (ya sea antes de la Gran Tribulación o a mediados de la misma) en contra de Israel, durante el cual serán destruidas milagrosamente por Dios. La destrucción descrita es tan completa, sin embargo, que sería inimaginable que alguien volviera a atacar jamás a Israel. ¿Quién se atrevería a hacerlo? Ese es uno de los principales problemas al negar que se trate de Armagedón.

Al referirse al Anticristo y los ejércitos del mundo que atacarán a Israel con él, Dios dice, “y te traeré sobre mi tierra, para que las naciones me conozcan… [y] subirá mi ira y mi enojo…” Claramente es un evento especial en el cual Dios tiene un propósito importante. La descripción de lo que sucederá en Armagedón es aterradora. El lenguaje no podría referirse a alguna guerra preliminar sino únicamente al gran final.

Dios declara, “Porque he hablado en mi celo, y en el fuego de mi ira: Que en aquel tiempo habrá gran temblor sobre la tierra de Israel; que los peces del mar, las aves del cielo, las bestias del campo y toda serpiente que se arrastra sobre la tierra, y todos los hombres que están sobre la faz de la tierra, temblarán ante mi presencia; y se desmoronarán los montes… y seré conocido ante los ojos de muchas naciones; y sabrán que yo soy Jehová” (Ezequiel 38:19-23).

¿Mi presencia? ¡Sí! Dios mismo viene a esta tierra y todo (animado e inanimado, y cada persona en particular) temblará como las hojas de un árbol que se sacuden por una violenta tormenta. Lo que la Biblia describe como el “juicio del Todopoderoso” caerá sobre aquellos que han atacado a Israel. Los ejércitos invasores serán destruidos totalmente en forma milagrosa por Jesucristo, al cual Israel finalmente reconocerá como el Mesías que fue “traspasado” por sus pecados: “Y mirarán a mí [dice el Dios de Israel], a quien traspasaron”.44 En la angustia de este cataclismo, Dios demostrará para toda la creación que Él es el soberano. Claramente, lo que se describe no podría ser en forma alguna una guerra preliminar. Esto sólo puede ser el propio Armagedón.


Libro_El Dia de Juicio

 

Extraído del libro

“El Día del Juicio”

de Dave Hunt

Editorial Llamada de Medianoche 

 

Un pensamiento acerca de “La Verdad sobre “Palestina”

  • 2 febrero, 2017 at 04:45
    Permalink

    Hola hermanos ase tiempo leí un libro de su editorial que se llama Dios Digital kisiera saber dónde lo puedo adquirir o como estoy en Los Ángeles califirnia gracias bendiciones

    Responder

Déjanos un mensaje!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>