La Salvación, viene del Señor!

Título: La Salvación que viene del Señor

Autor: Herman Hartwitch
PE1285

Entre otras cosas, Herman Hartwich, nos comenta que para el Apóstol Pablo  la Justificación es  la acción de Dios de remitir los pecados  de los hombres culpables  y considerarlos justos; gratuitamente, por su gracia… mediante la fe en Jesucristo.  Por medio de la obediencia de la fe y el derramamiento redentor  de la sangre del Señor Jesucristo en representación de todos nosotros.


Descargarlo GRATIS a su propio pc para tener o

compartírcon otrosPE1285.mp3



Estimados amigos, en esta oportunidad quiero compartirles la maravillosa salvación que Jesús obró allí en la cruz del Calvario.

El Señor Jesucristo, según nos registra el evangelio según San Juan capítulo 19, verso 30, cuando estaba allí colgado en la cruz, muriendo por nosotros, en determinado momento exclamó, consumado es. Quedó completo! Esa obra expiatoria, fue completada, el profeta Isaías alrededor de 800 años antes de Jesucristo, ya había visto todo el sufrimiento de el mesías, del hijo de Dios, dando su vida, allí en la cruz del calvario.

Lo describió con palabras muy grandes, profundas, penetrantes, realmente con una visión, maravillosa, inspirada por el Espíritu Santo, y el apóstol san Pablo cuando escribe en su primera epístola, capítulo 15 en los primeros 4 versículos dijo el apóstol, además os declaro hermanos el evangelio que os he predicado el cual también recibisteis en el cual también perseveráis, por el cual así mismo, si retenéis, la palabra que os e predicado sois salvo si no creísteis en vano porque primeramente os he enseñado lo que primeramente recibí.

Que Cristo murió por nuestros pecados conforme a las escrituras y que fue sepultado, y que resucitó al tercer día, conforme a las escrituras. Hasta aquí la palabra del Señor que quiero compartir con ustedes y recalcar este conforme a las escrituras y este evangelio, este evangelio que él dice que les ha trasmitido, es como él mismo dijera a los romanos: no me avergüenzo del evangelio, porque es poder de Dios para salvación a todo aquel que cree.

Al judío primeramente y también al griego. Mis queridos amigos, es algo asombroso, que este hombre que había sido perseguidor, de la Iglesia de Jesucristo, En una palabra: de Jesús mismo, ahora, cuando se encuentra con Jesucristo, reconoce y declara que este glorioso evangelio, es poder de Dios para salvación. Cuando el ángel se le apareció a José y a María, les habló acerca del nacimiento de el Mesías, el hijo de Dios, le dijo: Llamarás su nombre Jesús, porque él salvará a su pueblo de sus pecados.

Jesús mismo dijo también, he venido, a buscar y a salvar a los pecadores. Esto lo encontramos en el evangelio. Quizá más de una vez, y el apóstol Pablo, cuando escribe a su discípulo Timoteo, les dice, en primera de Timoteo 1:15, Palabra fiel y digna de ser recibida por todos, ¡Cuál es esta palabra que todos debemos de recibir? Que Cristo Jesús vino al mundo para salvar a los pecadores de los cuales yo soy el primero. Reconoces que tú eres pecador? Has reconocido esto, que tú eres pecador? Y que necesitas de la salvación de nuestro Señor Jesucristo? Esta palabra, Salvación, en el griego, implica varias de las acciones de Dios. Por ejemplo: Justificación. La Justificación.

La Biblia nos habla mucho acerca de la Justificación. Es un término fórrense que significa, absolver, declarar justo, o sea, lo opuesto a condenar, el hecho de justificar es la acción del juez. Desde el punto de vista de el culpable pecador, es conseguir el veredicto. Para Pablo, la justificación es la acción de Dios de remitir los pecados de los hombres culpables y considerarlos justos. Gratuitamente, por su gracia. Dice: mediante la fe en Jesucristo. Sobre la base, no de sus propias obras, sino, la obediencia de la fe y el derramamiento redentor de su sangre por parte de quién? Del Señor Jesucristo en representación de todos nosotros. Él fue quien cumplió la ley. Él fue el que satisfizo, la necesidad del derramamiento, de su sangre.

Limpia y sin pecados. Pero también tenemos dentro del término salvación, la implicancia de la redención. Apolitrosis, es la palabra Griega, y significa liberación mediante el pago de un precio. Y que en este caso fue la muerte expiatoria del salvador. Cuando nosotros leemos por ejemplo, Efesios 1:7 dice: en quien tenemos redención por su sangre, el perdón de pecados, según las riquezas, de su gracia. Evidentemente, se entiende que la sangre de Cristo, es el precio de la redención. También leemos en Romanos capítulo 3, versos 24 en adelante, nos dice: siendo justificados, gratuitamentepor su gracia y la redención que es en Cristo Jesús, a quien Dios puso como propiciación, por medio de la fe en su sangre, para manifestar su justicia, causa de haber pasado por alto en su paciencia, los pecados pasados, con la mira de manifestar en este tiempo su justicia a fin de que él sea el justo y el que justifica, al que es de la fe de Jesús. Leemos también en Hebreos capítulo 9, verso 15 que dice: así que por eso es mediador del nuevo pacto para que interviniendo muerte para la remisión de la trasgresiones que habían del nuevo pacto, Los llamados reciban la promesa, de la herencia eterna.

Y 1° de Pedro, capítulo 1 verso 18 y 19 dice: sabiendo que fuisteis rescatados, de vuestra vana manera de vivir, la cual recibisteis de vuestros padres, no como cosas corruptibles como oro o plata, sino con la sangre preciosa de Cristo. También queridos amigos, la salvación implica propiciación. Estrictamente significa la remoción, de la ira de Dios, por medio de una ofrenda, La remoción de la ira de Dios por me dio de una ofrenda. Y aquí nosotros podemos tomar nuevamente, si usted quiere anotarlo, lo que ya leímos en Romanos capítulo 3 verso 24 y 25. Pero también vemos en 1° de Juan, capítulo 2 verso 2, : y el es la propiciación, por nuestros pecados y no solo por los nuestros sino por los de todo el mundo. Pero leemos el versículo anterior, en el Señor se nos presenta como el abogado ante el padre. Hijitos míos estas cosas os escribo para que no pequéis y si alguno hubiere pecado, abogado tenemos para con el padre, Jesucristo el Justo. Ahora, mi pregunta es: propiciación es estrictamente la remoción de la ira de Dios por medio de una ofrenda.

Jesucristo presentó esta ofrenda, Jesucristo se presenta delante de su padre abogando por nosotros ¡Tú has creído en Jesucristo?¿Tú has recibido esta ofrenda? O has adoptado esta ofrenda como tu parte al creer en él delante de Dios? Y por último, tenemos la implicancia del perdón, el perdón es una palabra que usamos nosotros, cuando nos acercamos a Dios. Hay dos verbos para perdón en la Biblia. Una es tratar benevolentemente o benévolamente, y la otra es despachar, soltar, Mis queridos amigos, cuando el Señor, nos acercamos a implorar su perdón, nos trata benévolamente, y también nos suelta. Nos suelta, nos libra de aquella carga, que traíamos de pecado. Y para eso entonces, nosotros ya hemos visto, Efesios 1 verso 7, y que lo voy a volver a leer para que lo tengan allí grabado en su mente que dice: en quien tenemos redención por sus sangre, el perdón de pecados, según las riquezas, de su gracia. Y en Mateo capítulo 26 verso 28, me gustaría dejarles este versículo, también Mateo 26, verso 28, el Señor Jesucristo dijo lo siguiente, porque esto es mi sangre, del nuevo pacto que por muchos es derramada, para remisión de los pecados.

El Señor está aquí, instituyendo la Santa Cena, y entonces, al tomar la copa, él está haciendo referencia al símbolo de su sangre del nuevo pacto que por muchos es derramada. Y en Efesios 4: 32, el apóstol Pablo, nos deja esto: Antes ded benignos unos con otros, misericordiosos, perdonándoos unos a otros, como Dios también os perdonó a vosotros, en Cristo. Hechos, 5:31

Miren la Palabra que nos deja aquí el Señor: capítulo 5 verso 31 dice: a este Dios, (refiriéndose a Jesucristo) Dios ha exaltado con su diestra, por príncipe y salvador para dar a Israel arrepentimiento y perdón de pecados. Y el último versículo que quiero dejarles a ustedes en esta oportunidad, es capítulo 13: versículo 38, también del libro de hechos Sabed pues esto varones hermanos, que por medio de él ( o sea Jesucristo) se os anuncia el perdón de pecados. Que Dios les bendiga y tengan por cierto, en base a la palabra de Dios, que en Jesucristo hay plena salvación.

Tres propuestas para empezar el año
¿Quién puede darme la verdadera libertad?

Déjanos un mensaje!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>