La política y el Cristiano


Elena: 
Amigos hoy le damos la bienvenida a este nuevo programa en donde hoy tendrá características un poco especiales. Lázaro ha realizado una entrevista en exteriores con un tema por demás interesante que es el cristiano y la política. El entrevistado en esta oportunidad es Luciano Bongarrá, él tiene 52 años, vive en Buenos Aires está casado con Marina y tiene 3 hijos: Constanza, Antonella y Mauro, los cuales están todos involucrados en el Servicio al Señor. Luciano actualmente está trabajando en un proyecto que se llama Grupo Transformar este Grupo tiene como desafío, en el día de la primavera los 21 de Septiembre, llegar en ese día a 1 millón de jóvenes, todo un desafío, también esta involucrado con el trabajo de Atletas Cristianos desde el año 1988 donde colabora con la fundación de este ministerio y también ha colaborado y ayudado en la fundación de este ministerio también aquí en Uruguay. Escuchemos entonces a Luciano Bongarrá con El Cristiano y la Política.



Lázaro: Bueno muchas gracias Elena por tu presentación aquí estamos con Luciano y estamos con uno de esos temas que son medios conflictivos verdad donde sabemos que mucha gente dice: bueno, hay lugares que los cristianos no tienen que estar o, no deberían estar. Y mucha gente piensa que si hablamos de política, obviamente hablamos de corrupción hablamos del abuso de poder hablamos de cosas negativas que a veces en nuestro continente han pasado. Y cuando se habla de política y se mezcla política y cristiano parece como si fuera agua y aceite. A ver Luciano, qué te parece a ti? Es tan así, es agua y aceite el cristiano y la política?



Luciano: Los ejemplos que la Biblia tiene son ejemplos muy notorios. Nosotros tenemos a José, a Nehemías, a Daniel, a Sadrac, Mesac y Abed Nego, que etaban en puestos políticos en puestos de Administración en puestos de planeamiento, Yo creo que hay una diferencia entre ellos, y la política actual. Ellos estaban Obligados a ir, porque eran esclavos porque ellos eran de otro país, ellos eran israelitas y bueno, llegaron a esos lugares y ganaron espacio y tanto espacio ganaron que estuvieron arriba de todo el reino. En primer lugar yo creo que hay muchos cristianos que son muy capaces que podrían y que en este caso deberían estar en lugares de conducción. Ahora, no es la política lo malo sino el hombre lo malo. Es decir. El corrupto, no hay política puerca, como dicen los italianos, sino hombres realmente que usan la política para fines personales.


La mirada de Argentina, es una mirada como la de muchos países en donde la corrupción es la moneda corriente creo que se compite con los países africanos a cuáles son los más corruptos esto no quiere decir que todos sean corruptos ni que hacer política sea corrupto. Sino lo que es corrupto e el hombre que quiere o usa la política en beneficio personal. Porque la Palabra política tiene que ver con el beneficio del pueblo. Es decir Política o Ejecuciones de actividades que sean de beneficio para la sociedad. Y a mí no me cabe ninguna duda de que hay muchos cristianos de que están en condiciones de llegar a esos estratos y poder hacer políticas de cambio. Transformadoras y eso no cabe ninguna duda también que es un lugar donde no hemos podido llegar justamente porque justamente los que ven a la política como algo corrupto no te dejan entrar. Es decir por eso no se puede convivir, por eso me dices Lázaro que es como el Agua y el Aceite pero no la política, pero sí que cosa, aquellos que hacen que la Política se vea de esa forma.



Lázaro: Luciano, entonces cuál sería tu consejo para aquel hombre o aquella mujer que siente y cree también de parte de Dios como un llamado para estar trabajando en la política para estar logrando cambios a nivel de gobierno. Cuál sería el consejo o cuáles serían algunas pautas a seguir para aquellos, amigos y amigas cristianos que tienen ese llamado y que sienten que ese es el lugar donde Dios los puso para lograr cambios y lograr que la gente se acerque a Dios?



Luciano: en primera medida capacitarse, es decir, no solamente querer sino trabajar para hacer política buena porque una vez que llega uno a esos lugares después uno tiene que trabajar y no es solo la voluntad eso no se va a resolver solamente con el deseo sino también con políticas con buena administración. Yo creo que es muy importante que la primera cosa sea capacitarse. La segunda cosa que yo creo es estar o saber qué está pasando en el mundo muchas veces creemos que sabemos de política porque leemos el Diario pero el Diario tiene una tendencia política. Y la gente aún el cristiano me parece que ha abandonado el saber qué es lo que está pasando en el mundo. Los otro días fui a una reunión a la embajada de Pakistán, me invitó a una reunión, conociendo Pakistán. Y habíamos 20 personas ahí. Y fue muy interesante yo ahí me desasné, yo quería y quiero hacer un impacto con un grupo a Pakistan pero me di cuenta de que si yo no sé de qué se trata lo que voy a hacer va a hacer lío. Pero capaz que si voy pero a los que me reciban que son cristianos, porque en Pakistán hay muchos cristianos también se queden con un problema mucho más grande que la bendición que queremos llevarles. Políticamente hay circunstancias, hay factores, que cambian, es muy dinámica la Política. Debemos estar al tanto de eso, entonces la primera cosa es capacitarse. Hacer una carrera que justamente nos capacite. Segundo estar agiornado de lo que está pasando justamente en el mundo y tercero tratar de buscar nuevas experiencias políticas para ver si pueden ser factibles y poder implementarlas o no. Verdad? En nuestros países del tercer mundo, hay cosas que no podemos implementar porque justamente estamos en el tercer mundo porque si vemos que hay países en el cuarto mundo, hay países en el continente olvidado como en África que tienen conductas y que tienen cosas que son dignas de imitar a pesar que están en países que tiene mucho más mayor índice de pobreza creo que sería bueno imitarlas es decir tener una mirada global de la situación, y a hí nos vamos a dar cuenta de que cuando sepamos de qué se trata y nos capacitemos bien vamos a tener más posibilidades de poder llegar a puestos de importancia.


Lázaro: 
Una última pregunta Luciano para terminar y pensaba en cuanto a mi fe personal en cuanto a mi fe en Jesucristo como mi salvador y como mi Señor. Cómo debo enfrentarme frente a mis colegas. Me pongo en el lugar de yo político, verdad? O de aquel oyente que está en la Política en cuanto a mi fe, soy secreto o cómo hago para que mi fe produzca fruto. O que valga la pena o que sea de impacto para quien me está rodeando?


Luciano: 
En primer lugar generar proyectos. Si sos senador o diputado, generar proyectos que realmente sean de bendición al pueblo. Es decir, declarar la fe es muy posibles que todos los sepan. O se ahí a la acción, estando en un lugar tan importante es hacer proyectos que realmente sean de bendición para la gente. No a unos pocos. Me parecería una cosa importante. La segunda cosas es ser fiel al llamado de Dios, y mantenerse en una línea muy firme. Hay diputados en Buenos Aires que son Cristianos. Y son diputados nacionales. Hay uno que es muy amigo mío y él es diputado por la provincia de Neuquén y bueno, él tiene 6 años de tarea y él está trabajando y cuando hay un puesto vacante en su provincia lo tienta porque sabe que es una persona íntegra, así que la otra cosa es hacer que las personas nos vean como personas íntegras y confiables. En Uruguay se comenzó con una experiencia que se llama el Defensor del Vecino. Y después de muchos exámenes que hubo, después de muchos concursos que hubo para ver quien va a ser, el que llegó y hoy es el defensor del vecino es un cristiano. Yo estuve reunido con él antes de ayer, lo fui a visitar ahí a la defensoría del vecino, en Argentina se llama defensoría del pueblo, y él me mostró todos los diarios donde dice, un cristiano va a defender a los vecinos de Montevideo.


No es algo menor eso, no es algo menor. Eso es algo muy importante, es alguien que llegó por su capacidad, pero que tiene todo el aval de la Iglesia Evangélica. Y lo ponen en un lugar en donde se tiene que confrontar entonces yo creo que es posible no es fácil. Nadie dijo que es fácil es para gente que esté muy firme en la fe. Pero que no es el agua y el aceite sino que es sino el reino al cual tenemos que nosotros compartir con otros aún también en la política.


Lázaro: 
Bueno muchísimas gracias Luciano por estar con nosotros aún en un tema a veces conflictivo nos diste unas pautas bien claras y unas ideas bien prácticas para ser esa sal que necesitamos ser en este mundo.




Tarjetas de Crédito - (2/2)
Testimonio de Eduardo Delgado

Déjanos un mensaje!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>