La obra del Espíritu Santo en los postreros tiempos 3 de 4

Titulo: La obra del Espíritu Santo en los postreros tiempos

Autor: Wim Malgo PE1250

Hola querido amigo! Una vez mas le agradecemos que haya apartado este tiempo para escuchar de la palabra de Dios.

Es usted lleno del Espíritu Santo? Sabe qué es lo que experimenta una persona que realmente es llena del Espíritu?


Descargarlo GRATIS a su propio pc para tener o

compartírcon otrosPE1250.mp3



Querido amigo, hoy nos dedicaremos a ver las consecuencias de tener el Espíritu Santo

Si usted es lleno del Espíritu Santo, experimentará lo siguiente: 

Lo llamarán “simplista”.Nunca conocí a nadie que estuviera lleno del Espíritu Santo, y que no lo llamaran simplista. El hecho es que aquellos que son llenos del Espíritu Santo siempre son diferentes a los demás seres humanos. Se encuentran bajo una influencia diferente, tienen ideas diferentes y actúan con otras motivaciones. Porque no son guiados por su propio espíritu, sino por el Espíritu Santo. ¡Cuántas veces escuché que éste o aquél dijo: De seguro es un hombre piadoso, pero es un tanto simplista. Tiene algo así como un absolutismo! Si uno investiga estas acusaciones, llega a la conclusión que ese hombre o esa mujer es lleno/a del Espíritu Santo. Por lo tanto, si usted es lleno del Espíritu de Dios, prepárese para ser considerado como un exagerado. Pablo era considerado loco por aquellos que no comprendían su actitud cuando él hablaba del sufrimiento y de la resurrección de Jesucristo. Festo le dijo:“Estás loco, Pablo; las muchas letras te vuelven loco”. Pero la realidad es que esas personas se llegaron a convencer de tal modo de la verdad predicada, que se resistieron a la misma con toda su alma.

Su alma se preocupará por la iglesia de Cristo y por los pecadores.Si usted lee la Biblia, verá como los profetas y apóstoles tenían una gran inquietud interior por el estado de la iglesia y del mundo. El apóstol Pablo escribe:“…cada día muero”, y:“llevando en el cuerpo siempre por todas partes la muerte de Jesús, para que también la vida de Jesús se manifieste en nuestros cuerpos”(2 Co. 4:10). En Romanos 9:1-4 leemos las siguientes palabras solemnes:“Verdad digo en Cristo, no miento, y mi conciencia me da testimonio en el Espíritu Santo, que tengo gran tristeza y continuo dolor en mi corazón. Porque deseara yo mismo ser anatema, separado de Cristo, por amor a mis hermanos, los que son mis parientes según la carne; que son israelitas…”Toda persona llena del Espíritu experimentará lo que significa tener comunión con Jesús en el sufrimiento y ser bautizado conesebautismo con el cual Jesús fue bautizado. ¡Cuán profundamente conmovía su corazón el estado de los pecadores, cuánto luchó por su salvación!

Usted se ocupará en ferviente oración del estado de sus predicadores, ancianos y diáconos, es decir a través de la oración con lágrimas en el Espíritu Santo.Si usted es lleno del Espíritu Santo, tiene que estar preparado para recibir muchos ataques tanto de parte de la iglesia como también de parte del mundo. Probablemente será justo entonces que experimentará la mayor resistencia de parte de importantes miembros de la iglesia. Así ya ocurría en el tiempo de Cristo. Si alguien aspira la piedad que es en Jesucristo, tiene que estar preparado para la persecución, en la forma que sea.

También de parte del enemigo le esperan frecuentes ataques.Con los cristianos que no tienen una actitud espiritual, sino que son tibios, haraganes e iguales al mundo, Satanás tiene pocos problemas. Los tales, naturalmente no tienen ninguna comprensión de las luchas internas, y quizás sonrían con superioridad cuando se hable del tema. El hecho es que el diablo los deja en paz. Ellos no le ponen obstáculos, ni él a ellos. Pero él sabe que los cristianos que son llenos del Espíritu le pueden ocasionar mucho daño, y necesariamente los tiene que combatir: No es de asombrarse entonces que usted tenga que pasar por pruebas de todo tipo, es más, que se le acerquen tentaciones que antes ni siquiera se le hubieran cruzado por la mente – hasta pensamientos de blasfemia y negación contra Dios, todo tipo de insinuaciones malignas.

Usted tendrá que vencer fuertes luchas con su propio Yo.Si Usted es lleno del Espíritu Santo, cada tanto su naturaleza corrompida se opondrá con toda su fuerza contra el Señor y contra Su Palabra:“Porque el deseo de la carne es contra el Espíritu, y el del Espíritu es contra la carne”. Algunas veces, la corrupción natural se manifiesta de una manera que el hijo de Dios se llega a asustar. Pero – pero esto es lo maravilloso: ¡Usted tendrá paz con Dios! Aunque sus vecinos, los pecadores y el diablo estén en contra suyo, hay Alguien que está de su lado. Usted, que ha sido llamado a vencer tales pruebas, tentaciones y tribulaciones, usted que lucha, ora y combate con ardientes lágrimas: ¡Consuélese con la idea que su paz será como un río de agua viva!

Estimado amigo, si usted se propone ser lleno del Espíritu Santo, entonces tendrá una conciencia tranquila.Si usted se deja guiar por el Espíritu de Dios, su conciencia no lo culpará. En vez de estar siempre torturado por acusaciones interiores, su conciencia se parecerá a una superficie de agua que no será turbada por ninguna ola por más pequeña que sea.

Usted llevará mucho fruto.Si usted es lleno del Espíritu de Dios, el fruto del Espíritu se desarrollará dentro y a través suyo. Aun si estuviera enfermo y no pudiera ver a nadie, ni hablar con nadie, usted sería mucho más útil que cientos de cristianos que no son guiados por el Espíritu de Dios, que no son llenos del Espíritu. Un hombre pobre, falleció después de años de padecimientos. Poco después de su muerte, su viuda recibió visita y mostró el diario personal del difunto. Allí estaba escrito: “Estoy en contacto con 30 pastores e iglesias.” A continuación estaban anotados los días en los cuales él oraba por ellos, al igual que los momentos que dedicaba a la intercesión por las misiones. A eso, le seguía una anotación de este tipo: “Hoy pude pedir a Dios, lleno de la seguridad de la fe, por un derramamiento de Su Espíritu sobre la iglesia de (y nombraba el lugar). Y estoy convencido que allí habrá un avivamiento.

” El último lugar del que había escrito era la ciudad en la cual él vivía. Y muy pronto comenzó allí un avivamiento y se esparció de lugar en lugar, de entre los que estaban anotados en dicho diario. También desde Ceilán (hoy Sri Lanka, red.), lugar por el cual él había clamado, llegó la noticia que había allí un gran avivamiento. De modo que este hombre, que estaba demasiado enfermo para abandonar su casa, era de la mayor utilidad para el mundo y para la iglesia de Dios, porque él intercedía por el “Sion destrozado”, y derramaba su corazón en oraciones llenas de fe delante de Dios. ¡Eso es maravilloso!

A pesar de todas la enemistades, usted permanecerá tranquilo y no se dejará amargar.Cuando ve que alguien se molesta o se enoja por pequeñeces que tienen que ver con su propia persona, eso es prueba de que no está lleno del Espíritu de Dios. Contra el Señor Jesús podían decir las peores cosas, sin que Él se molestara en lo más mínimo.

Usted aportará para la conversión de los pecadores, y hará eso con toda sabiduría.Un ser humano que se encuentra bajo la guía del Espíritu de Dios, sabrá elegir el momento adecuado y sabrá adaptar la Palabra de Dios a las necesidades del momento de cada alma, en una forma eficaz.

Finalmente, estimado amigo, usted tendrá que sufrir tribulaciones.Las personas que le rodean no podrán comprender que usted, en medio de las peores aflicciones, pueda mantenerse sereno, y hasta alegre. Porque ellos no saben que las personas que están llenas del Espíritu Santo, son levantadas y apoyadas espiritualmente. Y hasta podrá ver llegar la muerte en total entrega y darle la bienvenida. Porque usted estará preparado para morir, en la seguridad que después de la muerte le espera la gloria eterna. ¡Y eso mismo será gloria! Amén.

Es nuestro anhelo que usted, querido amigo, sea una persona llena del Espíritu Santo.

Recuerde, que hay cosas de nuestra persona que impiden que seamos llenos. Indague dentro de su corazón, y ponga estas cargas a los pies del Señor.

La obra del Espíritu Santo en los postreros tiempos 2 de 4
La obra del Espíritu Santo en los postreros tiempos 4 de 4

Déjanos un mensaje!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>