La mujer en el mundo Árabe

Título: La mujer en el mundo Árabe

Autor: Entrevistacon Ken de O.M.
No.: EA190

Escuche y apoye en oración a todas nuestras amigas que  viven en Arabia. Usted también puede  formar parte de este proyecto!



Descargarlo a su propio pc para tener o compartír con otros: 
ea190.mp3


 


 


Entrevista con Ken 

Sandra:  Hoy tenemos una visita muy especial  sin dudas. Una persona que ha nacido en los Estados Unidos que seguramente ha tenido su infancia allí, ya le preguntaremos, pero que  hoy día vive en otro lugar, un lugar muy lejano a Uruguay por ejemplo y seguramente también al país en donde tú vives y queremos preguntarle Cómo son las cosas allí. Vamos a presentarles al Pastor Ken. Bienvenido Ken.

Ken:   Gracias es realmente  un gozo el poder estar aquí en esta  mañana.

Sandra:   ¿Quién es el pastor Ken, una persona, un cristiano que nació en  Estados Unidos y que se traslada a Arabia? Porqué esto, cuéntanos un poquito

Ken:  Unos 23 años atrás cuando  me gradué del seminario Bíblico, yo me tomé un año para poder hacer un pequeño viaje misionero de un año y  pasé ese año  en Sudán y en Egipto y vi que había muchísimas necesidades en esa parte del mundo y Dios me dio un corazón muy  grande para los pueblos  árabes. Después cuando yo volví a los Estados Unidos, me casé con mmi esposa Teresa y decidimos que estábamos dispuestos a ir a donde Dios quería que nosotros vayamos y nosotros nos dimos cuenta de que no habían muchos obreros  en el mundo árabe y sentimos de Dios que  este era el lugar para nosotros. Después de estudios de Seminario desde 1986, hemos estado trabajando en esa zona.

Sandra:   ¿Tus hijos son árabes todos?

Ken:  Mi hijo mayor nació en Estados Unidos él tenía un año cuando nosotros salimos  y mi hija nació allá en el medio oriente.

Sandra:  ¿Eso hace alguna diferencia entre ellos para el país?

Ken:  No tanto ellos siguen siendo ciudadanos americanos pero son hijos que realmente han sido criados en países extranjeros, ellos se sienten más cómodos en donde vivimos, en el medio oriente, que en su país que es Los Estados Unidos.

Sandra:  Tu decías: ” Dios me dio un corazón grande para el mundo árabe” ¿Cuáles son las cosas que tocaron tu corazón para amar a ese pueblo y llevarte la decisión para trasladarte  y poder compartir la vida con ellos?

Ken:  Creo que lo que realmente me tocó fue encontrarme con muchísimas personas que realmente no tenían ninguna esperanza. Recuerdo a una persona a la cual yo  le pude dar un Nuevo Testamento en 1980, ese hombre era un soldado en el ejército local, el literalmente comenzó a danza y a saltar porque él tenía por primera vez en la mano la palabra de Dios. Y yo me di cuenta que había tantas necesidades y tanta gente que quería  saber más pero había tan pocos misioneros trabajando en esa parte del mundo y es por esto que Dios simplemente  agarró mi corazón para esta gente.

Sandra:  Literalmente tu puedes abrir una Iglesia y predicar el evangelio o hay otro tipo de estrategia en el mundo Árabe?

Ken:   En la mayoría de los países de la península arábica existe la libertad de tener una iglesia pero esa iglesia está permitida solamente para extranjeros  que vienen a trabajar allí y eso serviría para la necesidad de los filipinos, los de la India y a la gente del occidente que  está trabajando allí. Pero no hay ni una iglesia para los árabes locales para  los nacionales del mismo país y mucho de los que nosotros hacemos es  simplemente basado en un evangelismo de amistad. Tu no estás permitido a ir a la calle a repartir folletos a ir al aire libre. Ese tipo de trabajo no está permitido.

Sandra:  La gente tiene apertura para escuchar lo que  le dices ” Jesús te ama” ” Quiero compartir esta verdad contigo” ¿Cómo es la apertura de la gente?

Ken:  La mayor parte de la gente tiene un vacío en su interior, eso realmente no importa de qué país viene. Toda la gente local sabe que hay pecado en sus vidas. Y esos son lo0sasuntos que normalmente usamos para poder abrir una conversación. A menudo yo comienzo una conversación con los árabes y  les digo que el mundo está realmente hecho un desastre y todo el mundo está tratando vivir para si mismo y toda la gente tiene cosas que hace mal y tiene tanto pecado y ellos siempre están de acuerdo y ellos saben que están de acuerdo de que viven en un mundo que  está lleno de pecado. Entonces cuando comenzamos a hablar de cómo  vencer esto, de cómo pasar más  allá de esto, dónde está el perdón de Dios en  todas estas cosas y donde está el poder para poder dejar de pecar y cuando nosotros comenzamos a  hablar sobre estos dos asuntos, entonces comenzamos a hablar sobre la necesidad  de tener un salvador y la muerte sacrificial de él en la cruz y luego seguimos  hablando de la presencia  del Espíritu Santo en sus vidas que nos da la habilidad de poder cambiar. El poder de dejar de cambiar. Y estas dos  cosas, el poder  de dejar de pecar  y la posibilidad de poder  recibir el perdón de pecados, y estas dos cosas realmente hablan a los árabes de forma muy especial.

Sandra:  ¿Te gusta la música  Ken?

Ken:  Me encanta  la música!

Sandra:  Muy bien, vamos a escuchar entonces, algo de buena música y seguimos conversando.

Sandra: Regresamos luego de la música por que estamos  disfrutando un momento de  compañerismo de  fraternidad aquí con dos hermanos, con el pastor Ken que nos visita desde Arabia, si bien él es estadounidense que está aquí de visita y su residencia actual es en Arabia y estamos también con el director de O.M. en Uruguay, Sigfried Klassen, él está haciendo la traducción aquí en directo, a quien agradecemos que ha estado en más de una oportunidad con nosotros así que muchas gracias.
Bien, continuamos entonces con las preguntas, porque yo soy muy inquieta  me encanta hacer muchas preguntas  y bueno, este es un programa para la mujer. Entonces la pregunta clave es ¿Qué pasa con la mujer en Arabia?

Ken:   Hay dos respuestas para esa pregunta. Hay dos diferencias entre los países ricos del golfo, más y más mujeres en estos países tienen libertad, Las mujeres pueden en esos lugares comenzar con sus propios negocios, pueden recibir una buena educación, y ese es un buen lado de la  historia  y está la otra parte de la historia  que es en los países más pobres esos serían los países como Yemen o en lagunas zonas del interior de Arabia Saudita y en esos lugares el estado de l as mujeres  es muy malo. A menudo las mujeres son casadas  por sus padres cuando son muy  jóvenes pueden tener apenas la edad de 12 años y  ya ser casadas y ellos están mirando para un futuro en sus vidas que básicamente es esclavitud. Muchos de mis obreros  que trabajan  junto con nosotros han tenido muchas oportunidades de hablar con los jóvenes y estas adolescentes  tienen miedo de casarse es como que toda su vida  va a ser perdida, ellas no tienen derechos y son las esclavas en la  casa básicamente deben hacer lo que el esposo requiere y no hay esperanza futura para ellas. Ellas  se dan cuenta de que pasan cierta edad o  hacen  algo que realmente no el agrada al esposo que simplemente el esposo las van a divorciar  o simplemente el esposo va y busca a otra esposa en su religión están permitidos de tener  cuatro esposas  y el estado para esta mujer es realmente horrible. Es realmente una vida sin esperanza. Una de las maneras de las que podemos compartir del evangelio con estas mujeres, algo que realmente les toca y les prestan atención cuando nosotros  hablamos del matrimonio y cuando en el cristianismo Dios nos ha llamado  para que honremos  a nuestras esposas para respetarlas,  para amarlas  y para cuidarlas. Y cuando las mujeres árabes escuchan a las mujeres cristianas a hablar de esa forma realmente les deja sorprendidas. Es un mundo que ellas simplemente no conocen. Es algo que realmente les toca el corazón y es porque Dios lo quiso de esa forma. Hay realmente necesidades desesperadas entre las mujeres y necesitamos realmente mucha oración  para las mujeres dela península arábica.

Sandra:  Se me ocurre una idea pensando en  tantas amigas que nos escuchan de diferentes países  del mundo occidental especialmente que quizás que cada una  que tenga interés pueda comunicarse aquí a la página de llamada de medianoche y poder darles  a través de un  contacto con el pastor Ken, el nombre de una persona que haya conocido a Cristo y que por más de que conoce a Cristo sigue en esa realidad, va a estar en la misma casa con el mismo esposo viviendo las mismas penurias  y poder orar específicamente  una mujer por otra mujer.

Ken:   Eso es muy posible

Sandra: Es un desafío para ustedes amigas, que  puedan conectarse con nosotros interesarse por este proyecto que a través de la distancias Dios conocerá los corazones, quizás en un futuro cuando nos encontremos todos en el cielo, allí se puedan conocer y saber el resultado de las oraciones de la una por la otra este es un desafío para ti, las mujeres de Arabia Saudita  y de la zona, allí de los alrededores te necesitan porque realmente están viviendo una situación que realmente quisieran no vivir. ¿Qué pasa con los Hijos en estos casos?

Ken:   Los niños pueden tener una vida muy difícil especialmente cuando  hay varias esposas en la familia evidentemente tienes un padre pero 3 esposas y cada esposa tiene 7 u 8 niños entonces la vida de la familia se complica mucho. ¿A quién le da el papá la atención? Cuando viene la herencia, a donde va el dinero? ¡Son ellos tratados iguales? Y simplemente hay un multitud de historias de amargura de los hijos porque ellos no han sido tratados de igual manera. Cuando los hijos ven que la madre ha sido maltratada por el esposo, los niños comienzan a sentir lástima por la madre, esos hijos se enojan  con su padre porque  él está tratando a  su madre de esa forma fea. Y luego viene una gran competencia entre las 3 esposas.
Para tener atención del esposo, o para tener poder  en la familia. Hoy día en los  países más ricos del golfo es más una situación real de tener  1 solo esposo y  una sola esposa y con el sistema educativo igual para todos  es ya más  o menos una manera que se espera  que va a ser, pero hay millones en el otro sistema.

Sandra:  Muy bien Ken se nos está yendo el tiempo debemos hacer un cierre a esta entrevista, lamentablemente él está viajando hoy Arabia directamente, entonces queremos orar por ustedes, desearles que  el Señor les bendiga  les cuide y queremos desafiar nuevamente a  nuestra audiencia a nuestras amigas  para que estén en contacto y comprometiéndose en este proyecto. Si Dios está tocando tu corazón  y también así como en la vida del pastor Ken está  tocando el corazón hacia la población de  Arabia, te invitamos a orar por  este lugar, es una  forma muy efectiva d participar, es muy  importante apoyar a los obreros que  ya están invirtiendo su vida en ese lugar.
Muchas gracias por tu visita y que Dios les bendiga mucho a ti y a tu familia

Ken :  Muchas gracias.

Punto y Aparte ( película en contra del aborto )
Entrevista con Steven Hawkins

Déjanos un mensaje!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>