La Misericordia Vs. las Obras (2/2)

Título: La Misericordia Vs. las Obras  (2ª  Parte)

Autor: Dave Hunt
PE1442

El evangelio es simple y preciso, no dando margen a interpretaciones erróneas ni concesiones. No puede ser negociado, ni cambiado a gusto de los tiempos y las culturas. No existe otra esperanza para la humanidad, ni ninguna otra manera de ser perdonados y llevados de nuevo a la presencia de Dios, excepto por esta puerta estrecha, y por este camino angosto. Pues el mismo Señor Jesús nos dice que cualquier camino más largo lleva a la destrucción.


DESCARGARLO PARA TENER O COMPÀRTIR CON OTROS: pe1442.mp3



Estimados amigos, ¿cómo están? En el programa anterior estábamos viendo que, por naturaleza, todos somos hijos de Eva, y tenemos la inclinación a seguir los caminos de Caín y la torre de Babel. Y que cada lugar de adoración que haya sido adornado con el propósito de santificarlo, o de ganar el favor de Dios, o de hacer la adoración más aceptable, viola lo que dice Éxodo 20:24 al 26, así como también el resto de la Escritura. Todos esos “”santuarios’ son monumentos a la rebelión del hombre y a su orgullosa y pervertida religión del auto-esfuerzo.

Desafortunadamente, es demasiado fácil caer en el error de imaginarse que pertenecer a una iglesia y periódicamente “”adorar’ en su “”santuario’, lo hace a uno cristiano y compensa la falta de consistencia y santidad personal.

Continuando con el tema, tenemos que decir hoy que, por supuesto, no hay nadie en la actualidad que esté bajo la ilusión de que se puede trepar por una escalera al cielo. Con todo, la necedad de las religiones de la actualidad es tan monumental, y la anarquía contra Dios que motiva esas creencias es tan perversa, como lo fue la torre de Babel. Miles de millones, en el mismo espíritu de Babel, continúan procurando fútiles programas religiosos que están orientados hacia el yo, para poder ganarse un lugar en el cielo. En el proceso, laverdady ladoctrinason relegadas a un segundo plano, o a ningún plano en absoluto.

Lamentablemente, para muchos, la fe es un poder de la mente y Dios es meramente un paliativo que a uno le ayuda a “”creer’ y por lo tanto activa este poder mental. “”La oración es la comunicación con el inconsciente profundo… Tu mente inconsciente… tiene un poder que hace que los deseos se vuelvan realidad,’ dice un escritor popular. Pero dice más aún, “”No conoces el poder que tienes dentro tuyo… Haces que el mundo sea cualquier cosa que escojas.’ Nuevamente esto es Babel, en una forma más sofisticada. El poder del “”pensamiento’ se torna en la escalera mágica que conduce al paraíso, en el cual todos los deseos pueden ser cumplidos.

Dios es llamado en forma blasfema: “”el mayor Pensador Positivo que ha existido.’ Para algunos “”maestros de la fe’, la fe es un poder mental que incluso Dios usa, es una fuerza contenida en palabras y liberada cuando se pronuncian “”palabras de fe.’ “”Por la palabra hablada’, dice dicho autor, “”creamos nuestro universo… usted crea la presencia de Jesús con su boca… a través de la visualización y los sueños usted puede incubar su futuro y los resultados del mismo.’ Aquí tenemos una forma evangélica de la Ciencia Cristiana o la Ciencia de la Mente.

Muchos cristianos, con poca sabiduría de su parte, han creído una mentira similar. Se imaginan que la fe es creer que las cosas por las que oran sucederán. Por supuesto que, sicreer enalgoocasionaráque eso suceda, entonces ¿quién necesita a Dios? Los hombres mismos se han convertido en dioses. El poder de la creencia se convierte en la torre de Babel de una persona, o en los escalones mágicos por los cuales se llega a ese “”estado mental llamado cielo.’

La fe bíblica, sin embargo, es creer queDiosresponderá nuestra oración. ¡Eso lo cambia todo! Nunca podríamos creer, en verdad, que una oración será respondida (ni tampoco quisiéramos que lo fuera) a menos que tengamos la certeza que es la voluntad de Dios. La fe no es un poder mágico que enfocamos hacia Dios para que Él bendiga nuestros planes, sino que si obedecemos a la fe (Romanos 16:26) estaremos en sumisión a Él como instrumentos de Su voluntad.

Los humanistas también tienen su religión semejante a la de Babel, o del tipo “”hágalo usted mismo.’ La misma también refleja la continua rebelión del hombre. El hombre moderno espera conquistar el átomo, el espacio y todas las enfermedades, y por lo tanto llegar a ser el maestro inmortal del universo. El “”cielo’ de los materialistas es un cosmos pacífico, habitado por civilizaciones muy evolucionadas que surcan el espacio, las cuales tienen un paraíso restaurado al cual llegaron por medio de la super tecnología.

El mero materialismo deja el alma vacía, pero el agregar un toque de religión a la ciencia parecería llenar el vacío y a la vez mantiene a la fe como algo “”racional.’ No hay engaño más mortífero que una religión científica. Es una vez más el engaño de Babel, con el conocimiento avanzado que edifica los escalones que llevan al hombre al “”cielo’ y a la vez le abren también a los poderes de Dios.

Uno de los principales atractivos de la psicología cristiana para los evangélicos es su falsa declaración de ser científica, ya que no logra pasar el examen de Éxodo 20:24-26. Sus altares son construidos por las piedras cortadas y pulidas de la sabiduría humana, y sus rituales no se encuentran en la Escritura, y el objeto de la adoración es “el yo” más que Dios mismo. Es más, en sus altares arde el extraño fuego (del cual leemos en Levítico 10:1; y Números 3:4) de las teorías humanistas que no son aceptables a Dios.

La ciencia religiosa es un elemento fundamental en el movimiento del medio ambiente, en el cual la tierra es vista cada vez más como algo sagrado. La ecoteología, dice un profesor de la Universidad de Georgetown, “”comienza con la premisa de que el Universo es Dios.’ “”Si tuviéramos que adorar a un poder mayor que nosotros mismos,’ dice Carl Sagan, “”¿no sería lógico, acaso, que reverenciáramos al sol y a las estrellas?’ El acercarse, y a la vez observar y adorar mejor a los cuerpos celestiales, era uno de los principales propósitos para quienes construían la torre de Babel.

El movimiento del medio ambiente, también es un intento humanista de restaurar el paraíso perdido del Edén, sin tener que arrepentirse de la rebelión contra el Creador.

Ése es el mensaje que está siendo presentado en forma seductora a los hijos de nuestra nación en las escuelas públicas. La doctrina de la Nueva Era está siendo promovida a propósito en las escuelas de Estados Unidos, a través de programas como “America 2000“. Siendo gobernador de Arkansas, Bill Clinton inició la reforma escolar, la cual tiene mucho que ver con remodelar a los estudiantes, haciéndolos ciudadanos planetarios, y alejándolos de sus padres. Los ex estudiantes de la “”escuela del Gobernador’, testifican que se les animaba a usar un lenguaje ordinario como parte de este procedimiento de lavado cerebral, diseñado para despojar a los estudiantes de la moral bíblica. Existía una abierta promoción del estilo de vida gay, el sexo libre, la rebelión, y las creencias y prácticas de la Nueva Era, incluyendo la adoración del yo y del universo como Dios.

Éxodo 20:24 al 26 es un pasaje fundamental, el cual deja en claro que la tierra no debe ser ni honrada ni adorada, sino usada como un altar. El pecado trajo la maldición sobre la tierra, una maldición que únicamente podía ser quitada por medio del derramamiento de sangre (según Levítico 17:11). Los animales eran sacrificados sobre un altar de tierra, en anticipación del Cordero de Dios, el cual, como dice Hebreos 9:26, “”por el sacrificio de sí mismo’, de una vez y para siempre, obtuvo “”eterna redención’ (según lo ratifica el versículo 12).

Es por el propio bien del hombre que Dios visita el pecado con la muerte. ¡Qué terrible sería para la humanidad continuar por siempre en su estado de rebelión, perpetuando la maldad creciente, la enfermedad, el sufrimiento, la tristeza y la muerte. Sólo de la muerte, como pago completo por el pecado, proviene la resurrección (no la reencarnación amoral, el reciclado del mal) y un nuevo universo en el cual el pecado y el sufrimiento nunca podrán entrar.

Ése es el deseo y la provisión de Dios para toda la humanidad. Aquellos que rechazan el regalo de la vida eterna ofrecido por Su gracia se lamentarán en el tormento final de su infinita separación de Dios.

El “”evangelio de Dios,’ como hemos visto, es muy específico y debe ser creído para que el individuo sea salvo. “”Porque estrecha es la puerta, y angosto el camino que lleva a la vida, y pocos son los que la hallan’ (dice en Mateo 7:14). La palabra “”estrecha’ no es un invento de algún fundamentalista dogmático, sino que proviene del Señor mismo.

“”La fe’ por la cual se debe “”contender ardientemente’ (según Judas 3) tiene una moral y un contenido doctrinal definido, y debe ser creído para la salvación. Todo lo demás es semejante a Babel.

La Misericordia Vs. las Obras (1/2)
Ojo de Agua

Déjanos un mensaje!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>