La Lucha Espiritual en Nuestros Días 1/4

Titulo:   “La Lucha Espiritual en Nuestros Días”  1/4

Autor: Manfred Kreuz 
Nº: PE1019

 

¿Sabe Usted cómo se manifiesta el antagonismo en nuestra humanidad?

 

No deje de escuchar este estudio Bíblico de Manfred Kreuz en la voz de Herman Hartwich

 


Descargarlo GRATIS a su propio pc para tener o compartír con otrosPE1019.mp3



“La Lucha Espiritual en Nuestros Días”  1/4

Estimado amigo, en la primera carta de Juan, en el capítulo 4, los versículos 1-6 nos exhortan lo siguiente: “Amados, no creáis a todo espíritu, sino probad los espíritus, si son de Dios. Porque muchos falsos profetas han salido al mundo. En esto conoced el Espíritu de Dios: Todo espíritu que confiesa que Jesucristo ha venido en carne procede de Dios, y todo espíritu que no confiesa a Jesús no procede de Dios. Este es el espíritu del anticristo, del cual habéis oído que había de venir y que ahora ya está en el mundo. Hijitos, vosotros sois de Dios, y los habéis vencido, porque el que está en vosotros es mayor que el que está en el mundo. Ellos son del mundo; por eso, lo que hablan es del mundo, y el mundo los oye. Nosotros somos de Dios, y el que conoce a Dios nos oye; y el que no es de Dios no nos oye. En esto conocemos el Espíritu de verdad y el espíritu de error”.

Hoy vivimos en un tiempo de antagonismos muy agudos, que se hacen cada vez más críticos y que forzosamente llevarán a una catástrofe, ¿verdad?. Estos marcados antagonismos, que tienen repercusión en la historia de la humanidad, sí, que la dominan, finalmente son atribuidos al más profundo antagonismo entre Dios en el cielo y el diablo, que obra en los hijos de la incredulidad.

Una y otra vez está escrito sobre cada generación la palabra de Dios a la serpiente, o sea, al diablo, que había elegido a la serpiente como médium:“Y pondré enemistad entre ti y la mujer, y entre tu descendencia y su descendencia”.Este es el terrible antagonismo entre la simiente de la serpiente y la simiente de la mujer, que también domina nuestros días, y que divide a la humanidad en dos campos enemigos. De unos se dice: “Vosotros sois de vuestro padre el diablo…” (Jn. 8:44a), y de los otros: “Así que, todos sois hijos de Dios por medio de la fe en Cristo Jesús” (Gál. 3:26).

¿Sabe Usted cómo se manifiesta este antagonismo en la humanidad actual?

Dios le dio poder al diablo para desarrollar su voluntad maligna y ponerla por obra. Sólo así Satanás puede madurar hacia el juicio. Por eso, nuestro tiempo está caracterizado de tremendos despliegues mundiales de poder diabólico. Pero al despliegue global del maligno se le opone un movimiento mucho más grande y poderoso, o sea, el desenvolvimiento del poder del Cristo vivo, que hace sentir sus efectos por medio de la fuerza del Espíritu Santo en Su Iglesia y con esto a través de los Suyos. En un himno con el título: Las personas que oran son operadoras de milagros, dice en una estrofa: 

Aunque rujan fuerzas diabólicas,

¿oyes el clamor nocturno?

Oradores hacen negocios de victoria,

oran en pos de aquel día.

En medio de un tiempo pronto para el juicio, el Espíritu Santo ora a través de los hijos de Dios en pos de otro día, o sea, el día de su redención. Esta fuerza de arriba también se extiende.

La fuerza de Jesucristo quiere desenvolverse en tu vida, y especialmente tanto más, cuando rugen fuerzas diabólicas, para que no seas sofocado por el desenvolvimiento del poder del mal en nuestros días.

Hoy dos misterios son cada vez más revelados. Por un lado el “misterio de la iniquidad”, y esto cada vez en forma más terrible. Sobre esto dice la Sagrada Escritura en 2.Tesanl. 2:7:“Porque ya está obrando el misterio de la iniquidad… Y entonces será manifestado aquel inicuo… El advenimiento del inicuo es por operación de Satanás, con todo poder, señales y prodigios falsos, y con todo engaño de injusticia”. Mis queridos amigos, no quedemos parados aquí en la descripción de la obra de Satanás y no le demos en absoluto la honra. ¡La honra sólo la merecen nuestro Dios Padre y nuestro Señor Jesucristo!

Por otro lado, estimado amigo, a la par del “misterio de la iniquidad” se revela el “misterio de Dios”, del cual Pablo dice en Efesios 3:9-10:“…y para aclarar a todos cuál es la administración del misterio que desde la eternidad había estado escondido en Dios, quien creó todas las cosas. Todo esto es para que ahora sea dada a conocer, por medio de la iglesia, la multiforme sabiduría de Dios a los principados y las autoridades en los lugares celestiales”.¡Qué antagonismo más marcado con el “misterio de la iniquidad”, que tiene que ser manifiesto, para que – repito – el mal, o sea, el inicuo madure completamente hacia el juicio! Asimismo el misterio de la Iglesia debe ser manifiesto, para que pueda ser arrebatada y glorificada. ¿Lo esperas con gozo? Este es nuestro mensaje actual: ¡La Iglesia de Jesucristo será arrebatada, quizá muy pronto! ¡Por cierto que hay muchas iglesias y congregaciones que no quieren oír nada de esto, que quedan apegadas a las cosas de este mundo! Pero justamente la esperanza del arrebatamiento es nuestro imán, que nos tira de abajo hacia arriba.

El “misterio de la iniquidad” se manifiesta hoy en tres grandes movimientos, y estos son: 

– el materialismo (en el ámbito del cuerpo, o sea, de la carne)

– el racionalismo (en el ámbito del alma)

– el espiritismo (en el ámbito del espíritu).

Bien es verdad que hay muchos otros movimientos con la terminación “…ismo”, pero estos tres por ahora nos serán suficientes.

¿Cómo se manifiesta, en antagonismo a esto, el “misterio de la Iglesia de Jesús” hoy? No en grandes organizaciones, no en super-iglesias, sino en lo escondido, es decir, individualmente en cada uno de los creyentes que están llenos del Espíritu Santo y que se “edifican como casa espiritual y sacerdocio santo”. Muchas veces son células bien pequeñas, a veces sólo dos o tres hijos de Dios, que juntamente leen la Biblia y oran, pero que tienen la verdadera, eterna vida en sí. San Mateo, capítulo 18:19-20 lo dice así: “Otra vez os digo, que si dos de vosotros se pusieren de acuerdo en la tierra acerca de cualquiera cosa que pidieren, les será hecho por mi Padre que está en los cielos. Porque donde están dos o tres congregados en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos”. Les digo: ¡Estad firmes, porque El va a venir, Jesús vuestro Héroe! ¡Asidos firmemente de la doctrina bíblica, dejaos edificar sobre la Palabra de la Verdad y esperad con paciencia, pues: Jesús pronto volverá!

Ya que estamos en una lucha espiritual contra las potestades de las tinieblas, debemos estar informados sobre ellas y conocer su forma de trabajar, para poder vencerlas a través de la fuerza del Espíritu Santo. El movimiento mundial más grande, que ha involucrado a todos los pueblos y razas del oriente, del occidente, del sur y del norte, es: 

El materialismo

¿Acaso hizo un alto ante las puertas de los países latinoamericanos? No. El materialismo es la ideología de las personas de nuestros días; en la vida cotidiana, son dominadas de él. También los creyentes corren muchas veces el peligro de ser contagiados del mismo. Familias enteras son movidas por el materialismo, él se manifiesta en los programas políticos y caracteriza las tendencias económicas.

Existe tanto un materialismo grosero como también uno fino; pero ambos causan el mismo efecto sobre el hombre: ¡Querer tener y disfrutar esto y aquello – esta es la consigna!

Estimado amigo, hasta aquí por hoy y en el siguiente programa vamos a continuar con este importante tema, porque sólo reconociendo al enemigo, podemos luchar la buena batalla de la fe. Que Dios le ayude y le bendiga, amén.

¿A qué 2 corrientes antagónicas nos enfrentamos?
La Lucha Espiritual en Nuestros Días 2/4

Déjanos un mensaje!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>