La lucha contra el Ungido 3/3

Titulo: “La lucha contra el Ungido” 3/3
 

Autor: NorbertLieth 
Nº: PE1092

Este es el tercer y último programa de la serie titulada ” la lucha contra el Ungido”. Nos muestra acerca de lo inútil que son las acciones de aquellas personas que no conocen a Dios y que buscan tener vidas no acordes con los decretos de nuestro Padre. En tanto, el tiempo pasa… y la Segunda Venida del Señor se acerca… para buscar a su Iglesia.


Descargarlo GRATIS a su propio pc para tener o compartír con otrosPE1092.mp3



“La lucha contra el Ungido” 3/3

Querido amigo, como lo hemos anunciado hoy estaremos hablando de La lucha inútil.

El Señor se reirá y se burlará de todos aquellos que “bajan a Dios de los cielos”, de los que quieren romper Sus lazos de amor, o quitar de sí Sus ligaduras de amor:“El que mora en los cielos se reirá; el Señor se burlará de ellos”Dice el Salmo 2:4.

La Biblia, de todos modos, llama “vano”, es decir “fatuo”, a lo que las naciones, los pueblos, los dirigentes y los individuos tratan de hacer en contra de Dios. Por eso, el Señor solamente puede reírse de los enormes esfuerzos de los seres humanos de derogar a Dios, o de deshacerse de El. Sí, Dios es un Dios que puede reír; El también puede reírse de las tonterías de los seres humanos, que creen que El no existe.

Si pudieran, ¿no se reirían también las altas montañas, como el Monte Everest, el Kilimancharo, las Montañas Rocosas, o el Monte Blanco, si un topo tratara de deshacerse de las mismas?

Dios no solamente ve la “imagen momentánea”, sino también el fin, y es por eso que sólo Él puede reírse de ciertas formas de comportamiento humano:“Maquina el impío contra el justo, y cruje contra él sus dientes; el Señor se reirá de él; porque ve que vine su día”(Sal. 37:12-13). Y el salmista ora:“He aquí proferirán con su boca; espadas hay en sus labios, porque dicen: ¿Quién oye? Mas tú, Jehová, te reirás de ellos; te burlarás de todas las naciones”(Sal. 59:7-8).

Estimado amigo, es como si Dios, riéndose, expresara Sus pensamientos, y le dijera a la humanidad: “Ustedes, humanos, ¡por más que quieran no se pueden deshacer de mí!” En el Antiguo Testamento, existe un ejemplo oportuno para la inutilidad de hacerle frente a Dios. Veamos a Josué como imagen de Jesús, y a la ciudad de Jericó como imagen de la impiedad de los humanos al final de los días, que se han cerrado totalmente hacia todo lo que viene de Dios:“Ahora, Jericó estabacerrada,bien cerrada, a causa de los hijos de Israel; nadie entraba ni salía. Mas Jehová dijo a Josué: Mira, yo he entregado en tu mano a Jericó y a su rey, con sus varones de guerra”(Jos. 6:1-2). Delante de Dios, nadie se puede proteger – tampoco usted se puede escapar de El!

Ahora pensemos estimado amigo qué pasa cuando Dios ya no se ríe.En cuanto a esto, voy a leer una vez más Salmos 2:4-5:“El que mora en los cielos se reirá; el Señor se burlará de ellos. Luego hablará a ellos en su furor, y los turbará con su ira.”

· La humanidad, en su gran mayoría, tanto las naciones como también Israel, ha rechazado el decreto de Dios, revelado en Su Hijo.

· Hoy, al final de los tiempos, la apostasía se está haciendo cada vez más descarada y rotunda.

· Finalmente, la apostasía tendrá su punto culminante con la aparición del Anticristo.

Querido amigo, Dios ha callado durante mucho tiempo, mientras hacía proclamar Su decreto. Ahora, El está dejando de reírse y ha comenzado a hablar en Su ira. Cuando Dios ya no se ríe, el mundo ya no tiene más nada de que reírse tampoco.

En el Salmo 2, encontramos tres cosas que están relacionadas con el libro de Apocalipsis: 

En primer lugar, La ira de Dios y del Cordero. En Apocalipsis 6:16-17 encontramos los versículos paralelos:“… y decían a los montes y a las peñas: Caed sobre nosotros, y escondednos del rostro de aquel que está sentado sobre el trono, y de la ira del Cordero(=Hijo); porque el gran día de su ira(=la del Padre)ha llegado; ¿y quién podrá sostenerse en pie?”Se trata aquí de personas que persistieron en su rebeldía, y que se perdieron la oportunidad de esconderse a tiempo en Jesús; éstos, desesperadamente, rogarán a los montes y a las rocas que les brinden protección. ¡Pero a estas personas, ya ningún poder del mundo les podrá ayudar!

En segundo lugar vemos, estimado amigo,Su justo gobierno. También para esto existe un versículo paralelo en Apocalipsis 12:5:“Y ella dio a luz un hijo varón, que regirá con vara de hierro a todas las naciones; y su hijo fue arrebatado para Dios y para su trono.”

Querido amigo, Tercero: Su reinado. En Apocalipsis 14:1 también habla de eso:“Después miré, y he aquí el Cordero estaba en pie sobre el monte de Sion, y con él ciento cuarenta y cuatro mil, que tenían el nombre de él y el de su Padre escrito en la frente.”

Estas tres declaraciones, están resumidas en Apocalipsis 19:15-16:“De su boca sale una espada aguda, para herir con ella a las naciones, y él las regirá con vara de hierro; y él pisa el lagar del vino del furor y de la ira del Dios Todopoderoso. Y en su vestidura y en su muslo tiene escrito este nombre: Rey de reyes y Señor de señores.”

Le invito a deleitarse con unos compases de música y enseguida regresamos a nuestra meditación Bíblica.-

Querido amigo, entregarse es mejor que luchar.En Salmos 2:10-12 dice así:“Ahora pues, oh reyes, sed prudentes; admitid amonestación, jueces de la tierra. Servid a Jehová con temor, y alegraos con temblor. Honrad al Hijo, para que no se enoje, y perezcáis en el camino; pues se inflama de pronto su ira. Bienaventurados todos los que en él confían.”

Aquí, nuestro mundo recibe el insistente consejo de entregarse al Hijo de Dios, de capitular delante de El y de refugiarse en El. Es como una última advertencia antes de que estalle la ira de Dios, y además se asemeja a la situación que existía en Sodoma antes de su destrucción, y también a la de antes del diluvio.

· Antes del juicio sobre Sodoma dice:“Entonces Jehová le dijo: Por cuanto el clamor contra Sodoma y Gomorra se aumenta más y más, y el pecado de ellos se ha agravado en extremo, descenderé ahora, y veré si han consumado su obra según el clamor que ha venido hasta mí; y si no, lo sabré”(Gn. 18:20-21).

· Antes del juicio del diluvio, puedo leer en Génesis 6 : 3 lo siguiente:“Y dijo Jehová: No contenderá mi espíritu con el hombre para siempre, porque ciertamente él es carne; mas serán sus días ciento veinte años”.

En la actualidad, todos esos pecados vuelven a aparecer. Los mismos son mencionados – seguramente no en vano – en la epístola de Judas, la cual se encuentra, justamente, delante del libro de Apocalipsis. En el versículo 4, podemos leer:“Porque algunos hombres han entrado encubiertamente, los que desde antes habían sido destinados para esta condenación, hombres impíos, que convierten en libertinaje la gracia de nuestro Dios, y niegan a Dios el único soberano, y a nuestro Señor Jesucristo.”Del tiempo de Noé, cuando los demonios se relacionaban con las mujeres, dice:“… y a los ángeles que no guardaron su dignidad, sino que abandonaron su propia morada, los ha guardado bajo oscuridad, en prisiones eternas, para el juicio del gran día”. Del tiempo de Lot, habla el próximo versículo:“… como Sodoma y Gomorra y las ciudades vecinas, las cuales de la misma manera que aquellos, habiendo fornicado e ido en pos de vicios contra naturaleza, fueron puestas por ejemplo, sufriendo el castigo del fuego eterno”. Y, luego, se describe a personas como las vemos cada vez más en nuestros tiempos, que descaradamente pasan por alto aquello que una vez sucedió como advertencia:“No obstante, de la misma manera también estos soñadores mancillan la carne, rechazan la autoridad y blasfeman de las potestades superiores. … ¡Ay de ellos! Porque han seguido el camino de Caín, y se lanzaron por lucro en el error de Balaam, y perecieron en la contradicción de Coré. Estos son manchas en vuestros ágapes, que comiendo impúdicamente con vosotros se apacientan a sí mismos; nubes sin agua, llevadas de acá para allá por los vientos; árboles otoñales, sin fruto, dos veces muertos y desarraigados; fieras ondas del mar, que espuman su propia vergüenza; estrellas errantes, para las cuales está reservada eternamente la oscuridad de las tinieblas”.

Querido amigo, no obstante, el Señor viene, eso es seguro, y arreglará cuentas con ellos:“De éstos también profetizó Enoc, séptimos desde Adán, diciendo: He aquí, vino el Señor con sus santas decenas de millares, para hacer juicio contra todos, y dejar convictos a todos los impíos de todas sus obras impías que han hecho impíamente, y de todas las cosas duras que los pecadores impíos han hablado contra él”.

Ahora bien querido amigo, veamos cuál es la verdadera protección para el tiempo y la eternidad

En Salmos 2:10-12, el Señor pone cinco cosas delante de nuestros ojos, como Su consejo: 

·“Sed prudentes…”

·“… admitid amonestación…”

·“Servid a Jehová …”

·“Honrad al Hijo …”(otra traducción dice ‘Besad al Hijo’ – el besar los pies en la antigüedad era señal de sumisión a un rey victorioso).

·“Bienaventurados todos los que en él confían.”

El Salmo 2 termina en forma positiva, con una invitación de Dios de dirigir la mirada hacia Su Hijo.

El decreto de Dios consistió en la encarnación de Jesús. El evangelio de Cristo – Su muerte en la cruz y Su resurrección – es el lugar donde uno puede refugiarse y escapar de la ira de Dios.

Amigo, Amiga, pero aquél que no abandona su rebeldía contra Dios, tratará desesperadamente de refugiarse en alguna otra parte, pero no hallará lugar en la eternidad. De ahí la urgente amonestación de Dios a toda la humanidad:“Bienaventurados todos los que en Él confían”.

La lucha contra el Ungido 2/3
Intolerancia 1/2

Déjanos un mensaje!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>