La Importancia de la Oración (3ª parte)

La Importancia de la Oración
(3ª parte)


El segundo programa que trata sobre La importancia de la Oración. Alejando Las, pastor cristiano nos da su perspectiva sobre esta práctica espiritual, y nos pone por delante el ejemplo de Job.


DESCARGALO AQUI: 
TA (123) – Temas Actuales – La Importancia de la Oración (3ª parte)





Sandra: Muy bienvenidos amigos a Temas de Actualidad, este programa de la Obra Misionera Llamada de Medianoche, estamos nuevamente con el pastor Alejandro las, quien en programas anteriores estuvo conversando con nosotros, acerca de la Oración. Queremos darte la bienvenida Alejandro Nuevamente!

Alejandro: Muchas gracias Sandra y saludo a toda la audicencia.

Sandra: Muy bien y tenemos para seguir desarrollando este tema de la oración que es muy basto por cierto y hemos tenido algunos temas, como presentarse delante de Dios para orar, el tema de la gratitud también, no olvidarse, la gratitud mas bien que sea uno de nuestros principales motivos de nuestra oración y no sé que es lo que tenemos para hoy.

Alejandro: hoy tenemos un menú que lo plantea el apóstol Pablo como lo habíamos comentado la vez pasada en 1ra de Timoteo capítulo 2: el versículo 1 dice: Exhorto ante todo, a que se hagan rogativas, oraciones, peticiones y acciones de gracias, por todos los hombres; por los reyes y por todos los que están en eminencia, para que vivamos quieta y reposadamente en toda piedad y honestidad. Porque esto es bueno y agradable delante de Dios nuestro Salvador, el cual quiere que todos los hombres sean salvos y vengan al conocimiento de la verdad. Porque hay un solo Dios, y un solo mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo hombre, el cual se dio a sí mismo en rescate por todos, de lo cual se dio testimonio a su debido tiempo.

Quisiera ante todo manejar algunos conceptos sobre la oración, quizás llevarlo un poquito a lo teórico pero tratando de ponerles los pies de la aplicación lo máximo posible en el correr de los años uno ve que diferentes hermanos tienen diferentes pasiones con todas las disciplinas espirituales. Tenemos a aquel que es un evangelista neto, nato y su pasión es el evangelismo y cada vez que tiene sus oportunidades enfatiza el evangelismo y cada vez que tiene oportunidades, enfatiza el evangelismo. Están aquellos en los que su don es más bien la enseñanza y todo lo enfatizan hacia la enseñanza y todo lo derivan ahí y enfatizan lo importante que es enseñar y enseñar. Y están las otras personas que son los verdaderos guerreros de oración y entonces, parece que todo lo derivan hacia la oración no sé si has escuchado alguna vez en algún congreso y cada tanto aparece alguien que dice: para que esto tenga éxito son importantes 3 cosas fundamentales, la primera orar, la segunda, orar, y la tercera, orar. Y aquellos que estaban ahí, por anotar y anotan la segunda; orar, y la tercera orar entonces queda como que lo vital y lo único es la oración. Y quisiera decir que la oración es un único ingrediente fundamental de la vida Cristiana. Si no está la oración, entonces las cosas no son iguales. Sin emargo, aunque es un ingrediente fundamental no es el ingrediente. Porque si a la oración le quitamos otros ingredientes y otras disciplinas espirituales queda una cosa aislada. La oración tiene que ir en conjunto porque a veces hay gente que ha tenido algunas experiencias con las que estoy un poco en desacuerdo por ejemplo, en Argentina, en un cierto lugar, no como el quijote de la mancha, de cuyo nombre no quiero acordarme este sí me acuerdo el nombre es un lugar fantástico en la ciudad de San Nicolás es un día, que es el día de la virgen de San Nicolás, sonde van miles de personas, van ómnibus desde Uruguay también para adorar a la virgen de San Nicolás y se hacen entonces esas proceciones que ellos hacen, y es un día donde realmente hay como 300.000 personas que vienen de otras partes. Una ciudad que tiene 250 mil habitantes. Y ese día en particualar, las iglesias de San Nicolás lo que lo que habian hecho era reunise todas en una iglesia para orar, y entonces, si bien yo fui allí y estuve un tiempo orando, estaba en tremendo desacuerdo en el hecho de que era un tiempo en que habían 300.000 personas en la calle y los habitantes de San Nicolás mismo y en vez de estar los creyentes en la calle viendo cómo se puede compartir la fe y predicar…

Sandra: … teniendo contacto con toda esa cantidad de personas.

Alejandro: Nos abocamos en un lugar orando. Y creo que la oración tiene su lugar, se puede orar de noche pero, en ese mometno, donde estaba la gente en la calle era el momento para tener un contacto y para evangelizar, por eso digo que la vida cristiana no es todo evangelizar, no es todo orar, no son todos los recursos, y es un equilibrio en varias cosas. Entonces, mencionaría que la vida cristiana es como una torta para que quede rica tiene que tener los ingredientes en su medida justa. Y la oración es un ingrediente fundamental que tiene que estar en la vida del creyente.

Sandra: A qué se refiere la bilblia cuando dice Orar sin cesar? Porque muchos piensan y esto qué es? Hay que estar todo el tiempo en la Iglesia dirán algunos, orando, arrodillados? Otros dirán tengo que cumplir determinados requisitos para la oración todo el día en mi casa, cómo le explicamos esto al oyente.

Alejandro: Sí, definitivamente esto no significa que la persona tiene que estar todo el día arrodillado y orando. He conocido también una persona cuyo ministerio era así como existen ministerios radiales y ministerios pastorales, su ministerio era orar, oraba 7 horas por día, como si fuera un trabajo y me llama mucho la atención eso. La biblia cuando dice Orad sin cesar, no se refiere a estar orando permanentemente tiene varias interpretaciones. Puede ser que un tema por el cual se está orando, que no se deje de orar hasta que Dios de una respuesta. a veces la respuesta es sí, y a veces la respuesta es no. Pero, uno tiene que permanecer en la oración en ese sentido, otra cosa puede ser permanecer en una actitud de oración durante el día. Es decir, no pensar que Dios está con uno en el momento en el que está obrando. Sino que Dios está mientras que uno maneja, mientras que uno está almorzando sino que Dios está en todo momento y es un buen momento como para poder dirigirle a Dios a veces esas oraciones tipo flechazo. Lo cual no exonera a la persona de tener un tiempo disciplinado de oración como lo hizo Nehemías en el antiguo testamento que estuvo 4 meses para que Dios usara su vida, y derrepente cuando Dios le abre la puerta …

Sandra: Se dedicó a trabajar!

Alejandro: y en ese momento cuando el rey le dice: qué pides? Él eleba una oración: dice: en ese momento encomendé mi vida al Dios de los cielos pero claro, no le dio para arrodillarse y orar, fue una oración relámpago pero él ya había orado durante el tiempo, esa era una oración más dedicada y, en ese momento cuando el rey lo encara, también mantiene una actitud de oración aunque no era algo visible delante del rey para mí se refiere a eso a orar sin cesar a no olvidarnos de lo que estamos pidiendo, a seguir batallando en esa cosa de que queremos tener una respuesta de Dios. mantener un espíritu de oración, pero evidentemente no se refiere a estar todo el día encerrado en la Iglesia o en el rincón de la casa orando. Pero es algo fundamental en la vida del creyente si no hay oración, en cierta manera uno termina apelando a los propios recursos humanos. Sea de unos o de otros y no estamos haciendo la obra de Dios, en la fuerza de Dios sino que lo estamos haciendo en nuestros propios recursos. Y eso por un lado es peligroso porque nos limita y esos son infinitamente más limitados que los recursos de Dios. y si yo me apoyo en mis recursos en mis influencias en vez de apoyarme en Dios y en vez de encomendar mi vida a Dios los resultados van a ser netamente inferiores. Quiero decir también que la oración no es un acto entretenido de hacer, digo esto porque a veces, al invitar a las personas a algunas reuniones de oración algunos son muy sinceros y dicen yo no voy porque a mí me resulta aburrido y en realidad, creo que una reunión de oración un momento de oración, para mí no es entretenido tampoco es entretenido para mí cepillarme los dientes no me entretengo cuando me cepillo los dientes, pero sí, noto los cambios uno los noto inmediatamente y otros los noto con el correr del tiempo, entonces, es decir la oración no tiene por qué ser divertida y algunos caen en algunos grupos donde uno está para mantener a la gente entretenida, se hacen oraciones de todo tipo, se hacen pequeños grupos, parados, sentados arrodillados, postrados, siempre cambiados para que se tenga cierto dinamismo en otros grupos donde se hace un cafecito como para tomar está bien, me parece que nada de eso es condenable pero como que a veces me parece que hay un sobre énfasis en que la gente no se aburra cuando ora, como que en realidad…

Sandra: No es eso lo importante.

Alejandro: Claro.

Sandra: Lo importante no soy yo ni satisfacer mis propias necesidades, sino poder alabar a Dios y estar en contacto con él. También planteándole nuestras necesidades pero sí también logrando nuestra comunión con Dios.

Alejandro: y a veces no, no es para nada entretenido, a veces es una lucha es un clamor, es permanecer, hay un montón de pensamientos que a uno lo asaltan. Uno quiere orar por 10 minutos y en esos 10 minutos a uno lo asaltaron pensamientos de lo que tiene que hacer y uno tiene que batallar para poder concentrarse, para estar en oración y no dejarse vencer. Puede ser un momento no del todo entretenido, y así como digo, puede ser no entretenido, digo que sí es placentero. Que es un momento disfrutable.

Sandra: Eso iba a decir, disfrutable.

Alejandro: Porque vuelvo al ejemplo de cepillarme los dientes. A mí no me resulta entretenido, pero sí me resulta disfrutable. Soretodo, la cepillada de dientes en la mañana cuando uno se levanta en la mañana y tiene ese aliento que no se lo percibe uno mismo pero se lo percibe a otros y entonces se imagina que el aliento de unos es igual a los demás. Entonces la boca en cierta forma está en una cierta condición, pero, aunuqe uno no se detecte su propio olor, cuando se cepilla los dientes, siente esa frescura, no se como decirlo, hay un cambio inmediato, ya hay una frescura en la boca que es deleitable. Entonces, me parece que en la oración está eso. No es entretenido pero uno se deleita. Hay cambios que son inmediatos, uno entra en la oración de determinada forma, con mal olor espiritual, con malos pensamientos quejas, y, entonces en la oración se revierte aquello y comenzamos a agradecer a Dios y aquella vida que entró opaca termina resplandeciente, eso por un lado y por otro lado creo que en la oración el énfasis que se hace en la Biblia es que el nombre de Dios sea exaltado. Que es lo que dice acá, y es lo que dice porque esto abarca a hombres y a mujeres. Pero, después enfatiza a los reyes y a los que están en eminencia porque son los que tienen la autoridad de decidir. Son aquellos que tienen el poder para poder decidir. Y ahora qué dice? Para que podamos vivir quieta y reposadamente en toda piedad y honestidad. Ahh bárbaro, entonces eso significa que de esta manera puedo vivir tranquilo quitarle las rejas a la puerta, a la ventana y, en realidad no está hablando de eso. Lo que está hablando es que el objetivo de esta oraición para que hayan condiciones adecuadas es para que el evangelio de Jesucristo sea predicado. Y después dice: que Dios quiere que todos sean salvos y vengan al conocimiento de la verdad. De qué sirve una sociedad en la que está todo quieto y reposado y la gente no se convierte? No es ese el objetivo. El objetivo es que haya cierta quietud y reposo para que el evangelio pueda ser predicado y que realmente transforma a una sociedad. Y bueno, después explica que hay un solo Dios y un solo mediador entre Dios y los hombres. Jesucristo Hombre. A veces la iglesia se encuentra orando por cosas un poco llamativas, oramos por que nos salga una ley por que no salga esta ley, y no digo que no se tenga que orar así, pero, me parece que el énfasis tiene que ser que la iglesia predique lo que tenga que predicar y que la iglesia pueda predicar lo que tenga que predicar que es el evangelio de Jesucristo que es lo que verdaderamente transforma a una sociedad. Cuando en la sociedad, los hombres, los individuos se convierten a Jesuristo, entonces, las tabernas se cierran, los hogares no se separan porque hay una conversión Genuina de los individuos y de la sociedad a Dios. pero si estuviéramos orando por ciertas leyes que el parlament aprueba ó desaprueba, satanás no se limita a los decretos de los hombres, satanás sigue obrando, y lo único que lo puede limitar es el evangelio de la Iglesia de Jesucristo.

Termino con los apóstoles cuando fue prohibido y los golpearon y les fue prohibido predicar el evangelio, se van y oran, y se van al unísono y le piden a Dios que les concedan con todo denuedo y siguen predicando el evangelio. No oran para que no sean perseguidos, no oran para que los martiricen, no oran como esas oraciones que se escuchan por ahí, sino que oran con todo denuedo para poder seguir predicando el evangelio de Jesucristo y fue eso lo que transformó de punta a punta el imperio Romano.

Sandra: Muchísimas gracias Alejandro ha sido muy interesante nuevamente tocar este tema de la oración. Simplemente dejarles nuestra página web para que puedan ponerse en contacto con nosotros. www.llamadaweb.com y el correo electrónico temasdeactualidad@llamadaweb.com.

La Importancia de la Oración (2ª parte)
La Lucha Apocalíptica contra el Creador (1ª parte)

Déjanos un mensaje!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>