La Importancia de la Oración (2ª parte)

La Importancia de la Oración
(2ª parte)


El segundo programa que trata sobre La importancia de la Oración. Alejando Las, pastor cristiano nos da su perspectiva sobre esta práctica espiritual, y nos pone por delante el ejemplo de Job.


DESCARGALO AQUI: 
TA (122) – Temas Actuales – La Importancia de la Oración (2ª parte)





Sandra: Muy bienvenidos al programa Temas de Actualidad de la Obra Misionera Llamada de Medianoche. Les recordamos que en el programa anterior estuvimos conversando con el pastor Alejandro Las sobre la Oración. Una temática ien importante para todos aquellos que están desarrollándose en su fe cristiana, y en esta ocasión le tenemos nuevamente! Bienvenido Alejandro! Muy bienvenido otra vez!

Alejandro: Muchas gracias Sandra es un placer estar con ustedes nuevamente.

Sandra: Bueno habíamos hablando de la oración en el programa pasado también con un ejemplo que está en el evangelio según San Marcos de un hombre que le suplicaba o le pedía a Jesús si quieres puedes limpiarme. Por su enfermedad que estaba atravesando, que era la lepra y hablábamos de esas condiciones, de la humildad, del presentarse delante de una autoridad, de la autoridad de Dios y de esa manera y reconocer su poder también.

Alejandro: Si, tal cual, hoy vamos a hablar de otra perspectiva, también un factor fundamental de la oración. Y les invitaría a que leyeran un poquito la primera carta del apóstol Pablo a Timoteo, capítulo 1 y vamos a leer el versículo 1 y 2 y, después el 12 también. Dice así: Pablo, apóstol de Jesucristo por mandato de Dios nuestro Salvador, y del Señor Jesucristo nuestra esperanza, a Timoteo, verdadero hijo en la fe: Gracia, misericordia y paz, de Dios nuestro Padre y de Cristo Jesús nuestro Señor. El versículo 12 dice: Doy gracias al que me fortaleció, a Cristo Jesús nuestro Señor, porque me tuvo por fiel, poniéndome en el ministerio, y bueno, después sigue, quería reflexionar sobre esto un poquito sobre la temática de dar gracias del lado correcto del río o del mar.

Y después voy a explicar un porquito a qué se debe esto. En el caso del Apóstol Pablo, la mayoría de las cartas que él escribe incluye esto: Doy gracias a Dios, incluso, la carta a los Corintios, donde se dirige a una iglesia que tenía problemas bastante importantes. A veces nosotros cuando tenemos una situación un poco problemática para lidiar o para tratar, nos acercamos a Dios, y lo primero que empezamos a decir estodo lo que nos aqueja toda la problemática etcétera, pero, en el caso del apóstol Pablo, vemos el caso de una persona agradecida. Y que agradece más allá de las circunstancias. Y, aún, en las peores circunstancias, siempre encuentra razones para alabra y agradecer a Dios. de hecho, no solamente lo hace en las cartas, sino que estando preso mismo con silas, cuenta el libro de hechos, que estando presos y metidos en la cárcel más profunda donde no tenían nada cómodo ahí empezaron a alabar y a cantar himnos al Señor hasta que la cárcel tembló y está la historia del carcelero de Filipos y allí, etc, cómo se convierte, y bueno, parece que aquel preso que estaba metido en la cárcel podría haber perdido su libertad, podría haber perdido laluz, podría haber perdido un montón de cosas, pero, no lograron quitarle la gratitud de su corazón, y esa gratitud, y esa alabanza hizo que se manifestara de una forma sobrenatural.

Y menciono esto de adorar y de dar gracias a Dios del lado correcto del mar o del río, por lo que una vez escuché de un hermano. Que los israelitas cuando estaban del lado de egipto, del mar rojo, habían salido de egipto por la mano poderosa de Dios, después de las 10 plagas que Dios envió, y finalmente, luego de la pascua, faraón libera al pueblo, para que se vaya y Moisés conduce al pueblo por el lugar que Dios le indica. Ahora llegan a un lugar donde está rodeado por las montañas, frente, tienen el mar rojo y atrás tienen al ejército egipcio que ya se habían arrepentido de haberlos liberado y que salían a…

Sandra: A perseguirlos…

Alejandro: A perseguirlos, a matarlos de nuevo o quién sabe a llevarlos nuevamente cautivos a egipto. Entonces el pueblo se pone a clamar y a estar desesperados y a decirles a Moisés hasta acá nos has traído para que muramos. Entonces, Moisés ora a Dios y todos conocemos el episodio por el cual Dios a través de su mano milagrosa y a través de Moisés hace que el mar se abra y el ejército de Israel pasa y todo el pueblo de Israel pasa por el mar seco y cuando el ejército de Egipto quiere perseguirlos mueren ahogados. Entonces, del otro lado del mar, elevan un cántico y agradecen a Dios etc.

Y hay una particularidad en el pueblo de Israel, que cuando enfrentan dificultades, más que agradecer a Dios, se quejan o claman o manifiestan su disconformidad. Mientras que … y a veces Dios contesta, les envía codornices y entre una cosa y otra, pero una vez que esa necesidad es suplida, y dan gracias, al poco rato vuelve a trastavillar su fe y vuelven a manifestar su disconformidad y de hecho todo aquel pueblo que no supo agradecer de antemano, murió en el desierto salvo por dos personas como lo fueron Josué y Caleb.

Entonces este hermano decía que para realmente aprender lecciones espirituales y para vivir una vida de mayor intimidad con Dios, tenemos que aprender a adorar a Dios desde el lado correcto del mar o del río. Que es el caso de Job.

Sandra: Tremendo Ejemplo no!?

Alejandro: Sí, Job era una persona ejemplo que nos gusta leer, que nos gusta saber de él en las páginas de la escritura pero que no …

Sandra: Difícil es ponerse en su propia piel!

Alejandro: una persona temerosa de Dios, una persona que tiene muchas virtudes, en el primer capítulo, se narra el tipo de vida que llevaba, parece, que no dice nada, pero en realidad son versículos que leidos entre líneas dicen muchísimo de su persona y empieza a perderlo todo. Sin una razón aparente. Y la primera vez dice: Dios dio, Dios quitó, bendito sea el nombre de Dios. él es una persona que está adorando, incluso sin saber cómo es que Dios va a resolver toda esa situación.

Después pierde su salud al principio después perdió todos sus bienes, su familia, perdió a sus hijos, o sea, es de los dolores más intensos que puede haber, en el segundo episodio, cuando Satanás toca su vida, con una enfermedad muy molesta, muy dolorosa, y vuelve a decir: recibiremos de Dios lo bueno y lo malo no lo recibiremos? Y nuevamente si Dios dio y Dios quitó bendito sea el nombre de Dios. hasta la esposa se pone en contra de él y dice: maldice a Dios y muérete y él no acepta eso… supongo que la esposa de Job debe haber tenido momentos más felices pero en ese momento lo vio desesperado y se ve que el consejo que le quiso dar fue ese, pero Job, nuevamente vuelve a agradecer a Dios, y no espera para agradecer el conocer qué es lo que Dios va a hacer a través de esa circunstancia.

Él le agradece, si Dios lo mandó por alguna razón será. Después está todo ese Diálogo con todos los amigos de él que es bastante tortuoso, pero él da gracias a Dios, él se encuentra en una situación que no la entiende, hablando mal, se está comiendo un garrón! De algo que él no se lo merecía, no había tratado injustamente a las personas había vivido una vida justa…

Sandra: Un hombre bueno, un hombre dedicado a las cosas de Dios y sin embargo le pasa todo lo que le pasa… cuántas veces nos preguntamos en algunos ejemplos justo a esta persona le pasa todo esto!

Alejandro: Y decimos, pero no se lo merece y quizás merecimiento, no tiene nada que ver con todo esto. Hay momentos en los que sí. En los que recibimos lo que merecemos. Ya sea bueno ó malo. Pero, hay momentos en los cuales va más allá del merecimiento. Entra dentro de la soberanía de Dios. ese tejido, ese mosaico que Dios está construyendo en nuestras vidas que nosotros no lo entendemos, pero, Dios lo entiende, y esos son los momentos mediante los cuales el entendimiento puede esperar pero, la gratitud no a mí me encanta esa frase que es lo mismo que el señor le dice a pedro lo que yo hago no lo entiendes ahora pero lo entenderás después.

Ahora que yo vaya a entender las cosas después no quiere decir que no pueda obedecer ahora. Los israelitas estaban por entrar a la tierra prometida, Diso ya se la había prometido aunque nunca se la prometió sin que lucharan por ella y cuando vino los gigantes y tuvieron gran temor y pensaban en volverse a Egipto de nuevo! A veces no entendemos las situaciones que Dios nos plantea. O los obstáculos o no entendemos por qué nos rodean ciertas circunstancias, pero, lo importante es que Dios sí lo entiende. Y nuestro entendimiento puede esperar. Dios dice que lo que no entendemos ahora, lo entenderemos después.

Eso puede esperar: nuestra capacidad de entender. Lo que no debe esperar es nuestra obediencia y nuestra capacidad de agradecer. Y aún, en los momentos más difíciles, es un buen momento, para darle gracias a Dios. 1ª Tesalonicenses dice: Estad siempre gozosos. Orad sin cesar. Dad gracias en todo, porque esta es la voluntad de Dios para con vosotros en Cristo Jesús. Y son esas cosas que nos causan gran admiración, de ver personas como Job y ver en personas como el apóstol Pablo pero claro, nos gusta verlo en los demás pero cuando nos toca a nosotros, cuando algún dolor nos ha clavado un aguijón, cuando alguna situación inesperada parece que nos está quitando o nos está arrancando un brazo, es difícil dar gracias, es difícil sentarnos con calma y decir: Dios dio, Dios quitó, bendito sea el nombre de Dios y sin embargo eso refleja una actitud de mayor madurez y una actitud de aquellos que van a seguir escribiendo la historia mucho más allá que aquellos que solo adoran del lado incorrecto del rio, cuando ya la prueba pasó.

Ahí, todo el mundo adora, todo el mundo canta todo el mundo dice: qué bueno es Dios. pero, los que realmente tienen cuerda para llegar más lejos y más pueden servir a Dios son aquellos que aún, sin entender, y en medio del dolor y en medio del horno de prueba pueden decir Dios te doy las gracias. Y seguramente que en la audiencia, puede haber una persona que está pasando por alguna situación dolorosa quizás puede ser algo personal algo familiar, puede ser una situación injusta, algo que no se lo esperaba, que no había hecho méritos para vivir una situación tan adversa, y evidentemente que uno se cuestiona muchas cosas, pero, mas allá de los cuestionamientos que no estamos diciendo que no se deban tener, que prevalezca la voz de nuestra gratitud, tal vez satanás nos está probando o Dios permite que Satanás nos pruebe y nos puede haber quitado algún trabajo nos puede haber quitado la salud, nos puede haber quitado a un ser querido, pero satanás nunca nos va a quitar la voz de la alabanza sin nuestro concentimiento.

 Eso no lo puede quitar y no debemos permitir que él lo quite. Y eso es lo que nos permite estar por encima de la tormenta. Elevarnos como las águilas que elevan sus alas y cuando están lloviendo se elevan mucho más allá de donde están las nuves y entran a un nivel donde sigue lloviendo pero las águilas están por encima de la tormenta y creo que la voz de la gratitud nuestra nos lleva si nos lleva por encima de la tormenta y pienso en el salmo 73 cuando una persona está comparando su vida con otros. Y entra a la casa de Dios y en cierta forma entra angustiado porque hay otros que proceden mal, porque hay algunos que estafan, roban, mienten y les va bien y una persona que está haciendo lo justo no le está yendo tan bien, entonces, mira para los costados y se comienza a angustiar pero allí entra a la casa de Dios y allí la cosa entra acambiar totalmente su espíritu se renueva. Obtiene otra perspectiva diferente y termina alabando a Dios. pienso que cuando nosotros entramos a la casa de Dios o a la presencia de Dios en gratitud, también nuestra perspectiva cambia y nos permite elevarnos por encima de los problemas y vivir una vida a otro nivel una vida cristiana donde independientemente de lo que ganemos o perdamos la alabanza está allí, inmutable y bueno, y esa calidad de vida nos permite atravesar muchos ríos y vivir, o tener cuerda para muchos episodios en la fe bien fructíferos.

Sandra: Muy bien muchísimas gracias Alejandro, ha sido muy interesante también este programa sobre la oración, ojalá nuestros oyentes puedan disfrutar ese contacto con Dios para agradecerle para elevarse por sobre las distitntas dificultades. Nosotros les dejamos como siempre las vías de contacto para que ustedes puedan escribirnos, para que ustedes puedan visitarnos y puedan también visitar nuestra página web. Recuerden que pueden teclear www.llamadaweb.com y sino el correo electrónico a temasdeactuaildad@llamadaweb.com



La Importancia de la Oración (1ª parte)
La Importancia de la Oración (3ª parte)

Déjanos un mensaje!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>