La era milenial 3/4

Titulo: La era milenial  3 / 4

Autor: JohnWilkinson 
Nº: PE958

 

Israel siendo restaurado ybendito llega a ser, de acuerdo con el propósito revelado de Dios, una bendición a todas lasnaciones. El propósito de Dios de bendecir al mundo a través de la simiente de Abraham le fue claramente revelado a éste cuando, bien al comienzo, fue llamado para dejar su país.

 


Descargarlo GRATIS a su propio pc para tener o compartír con otrosPE958.mp3



La era milenial  3 / 4

Querido amigo, “La misión de Israel en la época milenial”, es el titulo del estudio del día de hoy. La enseñanza de la Santa Escritura es tan definida y completa en este aspecto, como lo vimos en el tema de la posición de Israel.

 

Israel siendo restaurado y bendito llega a ser, de acuerdo con el propósito revelado de Dios, una bendición a todas las naciones. El propósito de Dios de bendecir al mundo a través de la simiente de Abraham le fue claramente revelado a éste cuando, bien al comienzo, fue llamado para dejar su país.“Te bendeciré”; “y serás bendición”; “Bendeciré a los que te bendijeren,” “y serán benditas en ti todas las familias de la tierra.”Este pasaje no necesita ningún comentario humano.

 

“Te levantarás y tendrás misericordia de Sion, Porque es tiempo de tener misericordia de ella, porque el plazo ha llegado. Porque tus siervos aman sus piedras, y del polvo de ella tienen compasión. Entonces las naciones temerán el nombre de Jehová, y todos los reyes de la tierra tu gloria; por cuanto Jehová habrá edificado a Sion y en su gloria será visto.”

 

Los siervos del Señor están tomando un inusual interés en este día por las piedras y el polvo de Sion, como un indicador de la cercanía de la restauración de Israel y la manifestación del Señor en su gloria, cuando “las naciones temerán el nombre de Jehová, y todos los reyes de la tierra tu gloria.”

 

Los hijos de Jacob son ahora un pueblo esparcido, pero cuando sean restaurados echarán raíces en la tierra, y habrán de bendecir al mundo con los frutos de su justicia.

 

“Cantad alabanzas, alegraos juntamente, soledades de Jerusalén; porque Jehová ha consolado a su pueblo, a Jerusalén ha redimido. Jehová desnudó su santo brazo ante los ojos de todas las naciones, y todos los confines de la tierra verán la salvación del Dios nuestro.”Aquí tenemos la salvación de Israel como una nación, seguida de la bendición de todas las naciones de la tierra.

 

“Alegraos con Jerusalén, y gozaos con ella, todos los que la amáis; llenaos con ella de gozo, todos los que os enlutáis por ella; para que maméis y os saciéis de los pechos de sus consolaciones; para que bebáis, y os deleitéis con el resplandor de su gloria. Porque así dice Jehová: He aquí que yo extiendo sobre ella paz como un río, y la gloria de las naciones como torrente que se desborda.”Es importante observar aquí el orden de la bendición – primero se extiende la paz a Jerusalén como un río; luego tenemos la gloria de las naciones, o gentiles, como un torrente que desborda.

 

Dice la palabra: “Y la luz de la luna será como la luz del sol, y la luz del sol siete veces mayor, como la luz de siete días, el día que vendare Jehová la herida de su pueblo, y curare la llaga que él causó.”Este es un pasaje digno de resaltar. Sea cual sea el significado de su fraseología, evidentemente implica bendición, porque la luz es un emblema de ella; y como siete es el número de la perfección o plenitud, implica una bendición completa o milenial.

 

“La luz de la luna,” muy probablemente representa la dispensación mosaica; “la luz del sol,” la dispensación de la iglesia; y “la luz de siete días,” el glorioso día milenial. Esta bendición, en todos los eventos, será el resultado directo de la restauración y salvación de la nación de Israel – “el día que vendare Jehová la herida de su pueblo.”

 

El testimonio del profeta Zacarías a la nación de Israel restaurada y salvada es igualmente claro y glorioso. Cuando la prometida restauración se haya llevado a cabo, e Israel esté morando en medio de Jerusalén, y Dios en medio de Israel; entonces,“sucederá que como fuisteis maldición entre las naciones, oh casa de Judá y casa de Israel, así os salvaré y seréis bendición. No temáis, mas esfuércense vuestras manos.” “Así ha dicho Jehová de los ejércitos: Aún vendrán pueblos, y habitantes de muchas ciudades; y vendrán los habitantes de una ciudad a otra, y dirán: Vamos a implorar el favor de Jehová, y a buscar a Jehová de los ejércitos. Yo también iré. Y vendrán muchos pueblos y fuertes naciones a buscar a Jehová de los ejércitos en Jerusalén, y a implorar el favor de Jehová. Así ha dicho Jehová de los ejércitos: En aquellos días acontecerá que diez hombres de las naciones de toda lengua tomarán del manto a un judío, diciendo: Iremos con vosotros, porque hemos oído que Dios está con vosotros.”“Y se unirán muchas naciones a Jehová en aquel día, y me serán por pueblo, y moraré en medio de ti; y entonces conocerás que Jehová de los ejércitos me ha enviado a ti. Y Jehová poseerá a Judá su heredad en la tierra santa, y escogerá aún a Jerusalén.”Vemos aquí “muchas naciones” siendo benditas a través de Israel, y estando en la misma relación con Dios que su nación elegida y amada – “me serán por pueblo.”

 

“Acontecerá en lo postrero de los tiempos, que será confirmado el monte de la casa de Jehová como cabeza de los montes, y será exaltado sobre los collados, y correrán a él todas las naciones. Y vendrán muchos pueblos, y dirán: Venid, y subamos al monte de Jehová, a la casa del Dios de Jacob; y nos enseñará sus caminos, y caminaremos por sus sendas. Porque de Sion saldrá la ley, y de Jerusalén la palabra de Jehová.”Ahora vemos a Jerusalén como el centro de la bendición para todas las naciones. Las naciones viniendo a Jerusalén a aprender los caminos de Dios, y el conocimiento de la voluntad de Dios saliendo de Jerusalén a todas las naciones. Esto no debe ser espiritualizado o alegorizado para aplicarlo a la iglesia, sino que debe recibirse como un futuro literal; porque la enseñanza aquí está asociada con el cese de la guerra, y la casa de Jacob es invitada a caminar en la luz del Señor.

 

No es necesario mencionar otros pasajes para probar que la misión de Israel es una misión para bendecir a todas las naciones. El Salmo sesenta y siete, sin embargo, es tan apropiado que sentimos que debemos pedirle al amigo su atención por un momento. El Salmo comienza con una oración y termina en fe, y a la mitad del mismo enseña esta misma verdad. Un judío piadoso ora por inspiración divina – “Dios tenga misericordia de nosotros, y nos bendiga, haga resplandecer su rostro sobre nosotros.” Con seguridad que este nosotros habla del escritor y el pueblo al cual él pertenece. “Para que sea conocido en la tierra tu camino, en todas las naciones tu salvación _ Bendíganos Dios, y témanlo todos los términos de la tierra.”

 

Obviamente este Salmo enseña la conexión entre la bendición de Israel y la bendición del mundo. Concedemos voluntariamente que la iglesia de Cristo puede usar legítimamente toda Escritura como enseñanza espiritual para todo tiempo; pero el error es que con frecuencia olvidamos al judío dentro de ese pensar, y de esa manera el propósito de Dios para con Israel es dejado totalmente de lado.

 

Estimado amigo Vemos entonces que si las Sagradas Escrituras, cuando se las toma en su sentido natural y obvio, enseñan acerca de muchas doctrinas, definitivamente enseñan sobre la restauración y salvación de Israel; que Israel será con seguridad bendito mucho más de lo que pueda haber sido en su historia; y colocado en el medio de las naciones y países que la rodean, y con Cristo en el medio de ella, llegando a ser una bendición en el medio de la tierra, para que en la simiente de Abraham sean benditas todas las familias de la tierra.

 

Israel entonces, en vez de ser un mal ejemplo y un reproche entre las naciones, será la más honrada.

 

Dice la palabra: “Bienaventurado tú, oh Israel. ¿Quién como tú, pueblo salvo por Jehová, escudo de tu socorro, y espada de tu triunfo? Así que tus enemigos serán humillados, y tú hollarás sobre sus alturas.” “Bienaventurado el pueblo que tiene esto; bienaventurado el pueblo cuyo Dios es Jehová.”

 

En ese momento por tanto, ante la presencia de tan maravillosa bendición concedida a Israel, y en presencia del mundo entero en cumplimiento con el propósito de Dios al elegir y preservar a Israel, surge una nueva canción para ser cantada a Jehová por su fidelidad, justicia y salvación.“Cantad a Jehová cántico nuevo, porque ha hecho maravillas; su diestra lo ha salvado, y su santo brazo. Jehová ha hecho notoria su salvación; a vista de las naciones ha descubierto su justicia. Se ha acordado de su misericordia y de su verdad para con la casa de Israel; todos los términos de la tierra han visto la salvación de nuestro Dios.”

 

Es así como hemos considerado entonces, la posición de Israel y su misión en la época milenial.

La era milenial 2/4
El Rey en su trono 4/4

Déjanos un mensaje!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>