Jóvenes en Acción

Jóvenes en Acción

Ernesto nos cuenta cómo fue que salió del medio del campo Colombiano, luego de conocer al Señor para poder así compartir del amor de Dios a tantas personas que no le conocen y cómo es que él cumple con la misión que Dios puso en su corazón.


DESCARGARLO AQUI: 
EA423 – Entre Amigas – Jóvenes en Acción



Receta: Moñitas Aromáticas


Entrevista con Ernesto Lozano

Sandra: Bien amigas, y llegando al espacio de la entrevista es un gusto para mí poder recibir en este día, en este programa más bien a Ernesto, él nos visita desde Colombia. Y qué interesante, hace un tiempito estábamos mandando un saludo bien grande para la gente de Radio Nuevo Continente donde llegan nuestros programas, así que es como recibir a alguien de la familia. ¿Qué tal?, bienvenido a Ernesto.

Ernesto: muy buenas tardes, realmente es un privilegio poder estar compartiendo en esta tarde con cada uno de ustedes. Y realmente es lindo poder venir a este país de Uruguay, desde Colombia.

Sandra: ¿Te ha parecido lindo este lugar?

Ernesto: Sí creo que tiene mucha riqueza y es muy impactante poder conocer a la gente, conocer a las personas conocer a toda la cultura.

Sandra: Nosotros tenemos que hacer todo el viaje a la inversa ir a conocer a todos los oyentes de Colombia que nos escuchan programa a programa, sería muy lindo. Muy bien Ernesto, te trae por estos lugares, por este lugar del río de la Plata como le decimos nosotros por el lugar del sur, del sur de América una misión muy especial verdad, de Jucum, a ver si nos cuentas un poquito de esta organización.

Ernesto: Si J.U.C.U.M., las siglas como tales indican: Juventud con una misión. Es una misión que se está estableciendo aquí en Montevideo, en Uruguay, aunque también lleva tiempo en Uruguay como tal en Rivera, básicamente. Tenemos 3 años de estar aquí en Montevideo fundando l Base con diferentes áreas de entrenamiento.

Sandra: Bien, tu también tienes 3 años o la organización?

Ernesto: Eh, la organización aquí tiene 3 años yo hace 5 meses llegué aquí a Montevideo pero hace 5 años que había estado en Montevideo.

Sandra: Ya visitando…

Ernesto: Si hace 5 años que tuvimos la primera visita lo cual fue muy impactante para mí. Creo que desde allí mi corazón fue impactado por Uruguay.

Sandra: Ahí está, así trabaja Dios a veces eh? Nos muestra cosas y nos genera un amor especial por diferentes lugares, Bien Ernesto, juventud con una misión, unas de las cosas que primero llaman la atención que los jóvenes de hoy no tienen una misión en la vida y parece que están como sin proyecto o a veces no saben qué hacer hoy me contaban de un joven que ya no estudia, tampoco trabaja y ve pasar la vida, ustedes proponen algo diferente.

Ernesto: Sí, realmente es poder trazar objetivos en la vida, una misión qué cumplir, un propósito de Dios en el corazón de la juventud. Ahora, aunque estamos enfocados o decimos juventud, estamos trayendo una selección como tal. Muchas personas de avanzadas edades o de avanzada edad que también se integran en el ministerio. Porque tuvieron un llamado en su juventud y quizás ese sueño se frustró y quizás es como abrir oportunidades, para que se lleven a cabo esas metas de la juventud que es la etapa de la toma de decisiones y que marcan la historia de la vida.

Sandra: Me imagino que tendrán un montón de historias que conocerán a cerca de esta gente con llamados en la juventud y de jóvenes

Ernesto: Muy muchas, uno precisamente aquí en Montevideo trabajamos con el área Bíblica. Con una escuela de seminarios bíblicos y es muy interesante que en la escuela una de las estudiantes tiene aproximadamente 62 años. Es la mayor es la mamá de todos allí…

Sandra: Es la más joven!

Ernesto: si pero tiene un compromiso tiene una… y ella lo dice. Mi sueño fue toda la vida de conocer la Palabra de Dios. Y entenderla un poco más y no voy a esperar que se me acabe la vida y mientras tenga la oportunidad lo voy a hacer. Un buen ejemplo y tenemos estudiantes de 20 años, de 18 años.

Sandra: Así que tienen una especie de instituto ustedes aquí.

Ernesto: Si, algo similar a los institutos. Es una escuela de estudios Bíblicos de 9 meses. Es una escuela avanzada y están los chicos internos allí. Ahora también vamos a comenzar con una escuela de entrenamiento misionero. Una escuela básica para aquellas personas que tienen un llamado. Entonces aquellas personas que tienen un llamado vienen a prepararse por 6 meses aproximadamente. Estas comienzan ahora en setiembre. Y en febrero comienza otra escuela que es del área de consejería bíblica para aquellos que tienen un llamado a restaurar o ver la familia o a restaurar a los jóvenes

Sandra: Podríamos decir que hay mucho por hacer…

Ernesto: Muchísimo por hacer, creo que hay gran necesidad, y lo interesante que para poder llegar a ayudar a aquellas personas es que necesitamos capacitarnos.

Sandra: Perfecto ustedes una de las cosas que ofrecen es capacitación y después me imagino la salida al terreno.

Ernesto: Si, es capacitar y también poder llevar a cabo. Aquello que hemos aprendido, es poder poner por obra pero, no es salir a hacer sin una capacitación. Es capacitarnos para salir a hacer. Entonces es igual ayudar a las personas a poder definir, cuál es su llamado, cuál es su enfoque de vida realmente. Y que no esté apuntando a diferentes lugares.

Sandra: y en la capacitación también capacitan en Biblia, por supuesto lo que Dios quiere para nosotros desde su palabra y también en que otras áreas? Me imagino que debemos capacitarnos en otras áreas específicas.

Ernesto: Si, realmente estamos llamados a llegar a todas las áreas de la sociedad, entonces hay capacitaciones en comunicaciones tanto con principios bíblicos como en el área profesional. En el área de artes en el hecho de estar aprendiendo el arte como tal, con principios bíblicos pero también en la destreza, y así realmente nosotros también dependemos de la universidad de las naciones entonces es una institución bien organizada, y el enfoque es así: que el principio que rige es Dios. Pero, que vamos a afectar las diferentes áreas de la sociedad.

Sandra: Bien interesante, la universidad de las naciones entonces con sede en: …

Ernesto: … en Hawai perfecto. Amigas, hoy como invitado especial tenemos a Ernesto desde Colombia, él nos acompaña y nos estaba contando de una organización a la que pertenece, Juventud con una Misión. Pero Ernesto la pregunta que habíamos hecho antes de la Pausa Musical, era cómo Ernesto se transforma en un joven con una Misión.

Ernesto: Bueno, yo creo que uno siempre, quiere tener propósitos en la vida. Y esa búsqueda de paz y de felicidad. Eso lo siento a los 14 y 15 años. Y en esa búsqueda uno tiene cosas poquitas lo cual en lugar de crear satisfacciones crea vacíos y quizás a los 16 años conocí a Dios. Allí comencé a entender una Misión, una Misión de primero, agradar a Dios y luego de servir. De vivir para servir y creo que esa es la misión que hay en mi corazón. Y luego de estar allí en una iglesia, luego de estar dándome ciertos fundamentos de la Biblia, Dios empezó a hablar a mi corazón, a cerca de las naciones. Lo cual era una locura, una locura porque siempre fui criado en una familia muy humilde y sobre todo en el campo donde no conocía a la ciudad, ni la capital de Colombia. Lo cual para mí era un desafío total y era creerle a Dios y Dios me dijo seme fiel, y yo te seré fiel y creo que esto fue lo que marcó la historia. En mi corazón, luego Dios habló de que me preparara y bueno yo realmente quería conseguir novia. Yo quiero una novia señor, y Dios dijo: mira para qué quieres enredarte en los placeres de esta vida si no tienes propósitos. Y Dios me llevó a prepararme en el sueño de conocerle a él. Luego él satisfacerla mi corazón. Y luego Dios me habló de prepararme en Chile y en Argentina. Y fue una palabra así al corazón. Y bueno, eso fue en el año 2001, 2002 después de pasar 5 años de conocer de la Palabra. Y entonces comencé a prepararme, conocí de esta misión por unos folletos de Juventud con una Misión y empecé a hacer contactos para poder prepararme. Y llegué a Chile y allí comencé a hacer escuela de entrenamiento. Lo cual me dio mucho fundamento y estuve por 2 años allí en Chile y luego trabajé un año más para juventud con una misión luego regresé a trabajar con la iglesia, y luego, en ese proceso de entrenamiento, fue que conocí a Uruguay y tal vez no estaba en mis sueños conocer a Uruguay pero Dios me trajo a Uruguay y mi corazón fue impactado por Uruguay, porque es una buena tierra para sembrar. Eso fue lo que él hablo en mi corazón es una buena tierra para invertir y allí Dios empezó a colocar misión de vida, y misión de invertir, es como sacar el egoísmo uno realmente es muy egoísta y es adquirir para uno. Pero no, es como adquirir para dar.

Sandra: Bien interesante todo lo que pasó en tu vida, ¿cuántos años tienes?

Ernesto: Bueno, ya tengo 11 años de ser cristiano, ahora tengo 28 años.

Sandra: Así que con todo este tiempo cuántos impactos no solamente el conocer a Uruguay sino, dejar el campo, el empezar a involucrarte en una ciudad, conocer otros países, conocer otros amigos, y me imagino que siempre está eso que derepente el que no es creyente no conoce que vaya a donde vaya está siempre la familia de Dios.

Ernesto: Eso es hermoso, que tú tienes familia por todos los lugares. Esa es una promesa de Dios y sencillamente se cumple. Y que el mundo realmente es muy pequeño. A veces cuando uno no ha salido le parece que es inmenso. Que lo limita pero Dios rompe las fronteras, en Dios somos una familia en Dios somos un pueblo, somos una nación. Y eso es lo hermoso, que podemos conquistar, los sueños de Dios.

Sandra: Bien interesante quizá alguien como Ernesto está escuchando allá en Colombia, este mismo programa y saber que somos esa misma familia, todo está en qué es lo que uno hace con la propuesta, que Dios nos ha hecho a través de su Palabra. Ernesto cómo se hace para llegar a tener un objetivo en la vida como tú lo tienes? Y

Ernesto: creo que primeramente hay que tomar decisiones, decisiones que no solamente es tener ilusiones realmente. Es tener una visión y sobre esa visión es tomar un compromiso. Y cuando se tiene un compromiso hay que renunciar, y cuando hay que renunciar, se mata al egoísmo. Y allí se empiezan a adquirir cosas. Es como soltar lo que tienes en la mano y poder abrirlo para poder obtener un poco más. Pero nunca cerrarla. Y juventud con una misión, es una, es uno yo creo de los ministerios que te puede brindar herramienta como en otros muchos lugares. No somos los únicos somos de los muchos que hay. Y sencillamente es una misión que es muy fácil de entrar y fácil de salir. O sea que hay puertas abiertas para prepararse. Y sencillamente hay que invertir los sueños allí. Y también claro, hay que invertir recursos pero todo esto lo da Dios. Hay que creerle a Dios y en la misión hay muchos contactos a nivel internacional porque somos una misión internacional está en más de 160 países, y hoy en día es muy fácil, de pronto establecer una conexión. Más que ir a un lugar es como reafirmarse y recibir de Dios. Qué es lo que Dios tiene para mi vida. Y eso es lo que debemos tener en claro y en la juventud con tanto potencial con tanto talento, con tanto llamado en medio de la Iglesia y en medio de jóvenes que salen a las calles, hay mucho potencial y mucho talento que se esta perdiendo que no podemos desperdiciar y la vida es muy corta para gastarlas en cosas vanas. Y para encontrar eso, porque tu me estás hablando de que hacer derepente cuando uno conoce a Cristo. Peor muchos estarán desesperanzados por allí y dirán yo qué se yo no conozco Juventud con una misión cómo hacer cómo llega a ese entusiasmo que nos estás trasmitiendo. Yo creo que es salir realmente de estado en el que uno está. Uno no puede obligar a nadie a que salga. Cuando una persona está realmente agotada. Y ha experimentado tanta falsedad que no quiere más falsedad. Y lo que puede reconocer en su vida es acercarse a un Dios supremo pero que es el primer paso, de abrir el corazón, de dejar de luchar por sus propias fuerzas.- yo lo que puedo decirle a esa persona es que deje de luchar por sus propias fuerzas. Y escucha el consejo de Dios que lo puedes encontrar en unas palabras. Que le puedes dirigir a Dios. Creo que mi oración al comienzo fue decirle al Señor. Señor, enséñame tu verdad. Esa fue mi oración, señor enséñame tu verdad, no podía decir más. Yo creo que esta juventud y estas personas que o tienen esperanza de vida, la pueden encontrar en él. Con una corta oración o unas cortas palabras, que se dirijan a un Dios soberano.

Sandra: Te agradecemos muchísimo Ernesto no solamente que nos hayas compartido de esta gran verdad que llegó a tu vida sino también tu tiempo invertido e invertido para cosas eternas. Así que muchísimas gracias.

Ernesto: Bueno, con gusto.

Llamados a Servir
Qué es Proyecto América

Déjanos un mensaje!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>