Impedimentos para avanzar

Impedimentos para avanzar

Autor: Herman Hartwich

¿Cuáles son los impedimentos para poder avanzar en la vida? Herman Hartwich, nos llama a pensar en algunos de ellos.


DESCARGARLO AQUÍ
PE1773 – Estudio Bíblico – Impedimentos para avanzar



Queridos amigos, reciban un caluroso saludo en el nombre de Jesucristo. Permítanse recibir tantas bendiciones como Dios quiere darles. Debemos disponernos a recibir sus bendiciones, conforme a sus demandas. Queremos recibir las directivas del Señor para recibir esta bendición. Y esto ocurre a través de la Palabra de Dios. Su palabra no nos permite caer en el estancamiento, en el desánimo en la tentación; de volver atrás de desistir a creer en él.

Invito a todos los amigos, a leer el capítulo 14 del libro de Éxodo este capítulo, nos relata el cruce del pueblo de Israel, que viene de Egipto, a través del Mar Rojo.

La gente cuando llegó allí, se sintió como acorralada, atrás venían los egipciós, adelante se encontraba el mar rojo. Y muchas veces las personas nos sentimos así, Acorraladas. Se preguntarían: ¿Qué vamos a hacer ahora? En esos momentos cuando nos sentimos acorralados y que el único camino es buscar al Señor para que nos de su garantido consejo. Aquí este pueblo de 3 millones y medio de personas aproximadamente, se sentía acorralado y Moisés les dice:“No temáis; estad firmes, y ved la salvación que Jehová hará hoy con vosotros; porque los egipcios que hoy habéis visto, nunca más para siempre los veréis”


¿Cuáles son los impedimentos que tenemos para poder avanzar en la vida?

Aquí, ciertamente el pueblo tuvo ciertos impedimentos, sintió ciertos impedimentos para avanzar. Se sentían como que no tenían salida. Este es el estado de ánimo ó el sentimiento de muchas personas.

Mucha gente dice:
¡No sé para donde disparar!¡No sé qué rumbo tomar! Queridos amigos: primeramente quisiéramos que veamos los impedimentos que analicé.

El primer impedimento es el
TEMOR. Dice aquí: No temáis. El temor debilita; y, cuando el diablo puede impartir temor a una persona ya tiene la batalla ganada. Además el temor paraliza, entontece, se nos pegan los pies en la tierra y es como que quedamos pegados. No deja ver la luz de un nuevo día, y tampoco nos deja ver el futuro prometido por Dios. ¿No has comprobado esto?

El Señor no está ajeno a lo que te acontece. No está ajeno a lo que acontece a sus hijos ni tampoco está ajeno a lo que le acontece al mundo. No solo de los hijos! Aún de los incrédulos. Él no está ajeno. Esta parte del relato, a lo largo del capítulo 14 dice varias veces: “Me glorificaré en Faraón, en sus carros y en su gente de a caballo.” Él ya tenía un plan y todo lo que acontece en nuestra vida va a llevar a que glorifique a Dios.

En segundo lugar, otra cosa que nos impide avanzar es la
FALTA DE FIRMEZA. Es la falta de seguridad de su relación con Dios. Este pueblo. Como que había visto la mano de Dios. Maravillas de las plagas y a través de lo que Dios los liberó, pero, tenían falta de seguridad de su relación con Dios. Tenían una dependencia humana. Mucha gente, en vez de recurrir a Dios buscan pastores, intermediarios. A veces buscan hasta a un ídolo, alguna virgen.

También existe una
FALTA DE PROPÓSITO. Ellos querían la libertad porque estaban gimiendo bajo el yugo egipcio. Pero, a la vez, no querían salir. Esto es contradictorio. Cuántas personas quieren salir y ser libres, pero a su vez no quieren dejar el pecado!

También vemos la
FALTA DE VISIÓN ESPIRITUAL. Ellos no veían la salida. Y acaso ¿No habían visto el poder de Dios? ¿No es Dios grande y poderoso? ¿Dónde quedaron las vivencias de las últimas semanas allí en las plagas, la pascua, el despojo de los egipcios. Moisés les aseguró, el señor peleará por nosotros. El Señor nos puso en esa situación y él los va a salvar como lo dice el versículo 14.Jehová peleará por vosotros, y vosotros estaréis tranquilos. Entonces Jehová dijo a Moisés: ¿Por qué clamas a mí? Di a los hijos de Israel que marchen.Hay que marchar. Muchas veces las personas caen víctimas de temores que no tienen fundamentos. El diablo lleva a la gente a creer que lo que dejamos atrás es mejor. Y aquí se aplica este dicho que dice: Más vale malo conocido que lo bueno por conocer. El Diablo les hace creer que no tienen salida.

Por otro lado, Jesucristo nos dice: marcha adelante! Vengan en pos de mi, y yo les haré pescadores de hombres. Y Jesús les dice: ninguno que ponga las manos sobre el arado y mira hacia atrás es apto para el reino de Dios. Y en la epístola a los Hebreos dice: No somos de los que retrocedemos. Jesús dice: vengan a mí si están cansados y les daré descanso a sus almas. Si están trabajados y cargados yo los haré descansar. “Vengan a mí yo he venido para que tengan vida eterna, vida abundante. Cuando marchamos vemos la salvación del Señor. Y nos asombramos de su actuar para con nosotros. Mi querido amigo. Decídete a salir de ese estado de temor, de falta de firmeza, falta de visión espiritual para tu futuro que te sientes acorralado, impotente. Levanta tus manos al cielo. Clama al Señor. Yo deseo que a partir de este momento, con ánimo dispuesto exclames al señor, levanta tus brazos y le digas a Jesucristo:

Señor Jesucristo: no puedo más, me siento impotente, me siento abrumado, estoy sin salida. Sálvame Señor Jesucristo. Y te prometo que te voy a seguir el resto de mis días.


Entrégateen una vida entera sin reservas. Él está dispuesto a perdonarte y darte una nueva vida!


Entrega al Señor
Ser un Discípulo

Déjanos un mensaje!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>