Hijos / Educación sexual: Nuestra Responsabilidad

Hijos / Educación sexual: Nuestra Responsabilidad

El pastor Bill Hill, visita al equipo de entre Amigas, y comparte con toda la Audiencia sabios consejos en cuanto a la educación de los hijos. Sostiene que: “La educación sexual, frente a nuestros hijos, es nuestra responsabilidad”


DESCARGARLO AQUI: 
EA417 – Entre Amigas – Hijos / Educación sexual: Nuestra Responsabilidad



Receta: Salsa de Espinaca y Nuez


Entrevista con Bill Hill

Sandra: Muy bien amigas hemos llegado el tiempo de la entrevista en este programa ustedes saben que estábamos esperando al invitado del día de hoy que ha venido como en otras oportunidades con su traductora María Teresa y nos referimos al pastor Bill Hill que ya está con nosotros. En este sentido hoy le hemos pedido en forma especial al pastor Bill Hill de traté una temática que a todas las mujeres nos interés. Ya seamos madres, esposas, novias, bueno, a todas nos interesa mucho saber cómo hacer para darle un enfoque bíblico a este tema de la sexualidad. Algunos prefieren no hablarlo, iniciamos hoy algo así como en broma, pero es verdad hay mucha gente que ni quiere tocar el tema. Pastor Hill la pregunta es cómo madres, por ejemplo ¿cómo poder orientar a nuestros hijos cuando van llegando a la adolescencia y empieza el despertar de su sexualidad, y bueno, para que puedan mantenerse puros, para que puedan mantenerse vírgenes hasta el matrimonio?

Bill: Bueno una de las cosas básicas que tenemos que ser es entender lo que la Biblia dice acerca del sexo, la Biblia en un guarda silencio, el problema es que muchas veces son los padres y la Iglesia los que guardan silencio. Nosotros tenemos que estar dispuestos a entender lo que la Biblia enseña. Y estar suficientemente preocupados para hablar de esos temas con los hijos. Porque si nosotros no hablamos con ellos de esto, está la posibilidad de que lo van a escuchar de otras fuentes. Pero no queremos asegurar de que ellos van a escuchar lo que es la perspectiva bíblica del sexo. En primer lugar necesitamos entender claramente que esto es parte de la creación de Dios. Y Dios dice que incluye la relación sexual y que fue algo muy bueno. Y también Dios habla de esa relación sexual aún después de la caída. En Hebreos 13:4 la Biblia dice que el matrimonio es algo honroso y el lecho no contaminado o sean que Dios puso su aprobación en la relación sexual antes de que Adán y Eva pecaran, y después se Adán y Eva pecaran pero él puso esa relación sexual en un contexto bien específico y ese es el contexto del matrimonio. El sexo no tiene lugar en la vida de las personas que no se ha casado. O sea nosotros tenemos que empezar en done Dios empieza. Y como padres tenemos que estar dispuestos a hablar en una forma abierta con los hijos.

Sandra: ¿A partir de qué edad?

Bill: Bueno esto va a ser una respuesta subjetiva, pero alrededor de los 10, 11, 12 años, quizás alguno va a haber que hablar con menos edad, y con otros con más edad. Parte de eso va a tener que ver con cuán bien los padres entienden el desarrollo de sus hijos. Eso no quiere decir, qué bueno, nos vamos a sentar ahí con el hijo de 10 años y le vamos a enseñar todo lo que tiene que ver con sexo, hay que empezar teniendo una comunicación abierta con los hijos y no manteniendo ese tema como un secreto. Tampoco necesariamente hay que hablar sobre los detalles íntimos pero para ayudar a los jóvenes a entender que el sexo es una cosa buena, en la medida en que lo guardamos en el contexto en que Dios lo puso.

Sandra: Estamos conversando en este programa con el pastor Bill Hill, estamos hablando sobre el tema de la sexualidad. Hablamos en el bloque anterior acerca de la educación a los hijos sobre este tema, qué rol juegan los padres, y hay otra institución que comparte muchas horas al día con los hijos, que es la institución educativa, el Liceo, la escuela, ¿debe haber una educación sexual en la primaria, en la secundaria, qué opina el pastor?

Bill: Bueno hay un par de cosas importantes respondiendo a esto. Hay un asunto moral, y hay un asunto biológico. Si por ejemplo una escuela, si va estrictamente a enseñar los aspectos biológicos de la reproducción, los órganos sexuales, y ese tipo de cosas bueno, quizás eso va ser un punto. El problema es que casi todos los programas de educación sexual no se limitan a los aspectos biológicos, ellos entran en el aspecto moral y espiritual, ellos tratan si está bien o está mal de los jóvenes se involucren en relaciones sexuales. Y en muchas escuelas a un proveen protección sexual para que la jóvenes no queden embarazadas. Eso obviamente ya es meterse en el aspecto moral de la educación sexual. Y esa responsabilidad le pertenece a los padres y a la Iglesia. Así que tenemos que tener cuidado de no poner nuestro sello de aprobación en un sistema de educación impío que está poniendo valores en nuestros hijos en lo que tiene que ver con la moralidad es la sexualidad.

Sandra: Ahora, la realidad es que en algunos países estos ya está instaurado en las instituciones educativas y la Iglesia quien debiera jugar el rol de la educación desde el aspecto moral y espiritual no habla al respecto, no tiene una voz sobre este tema de la sexualidad. ¿Qué recomendación a los padres y a los adolescentes entonces?

Bill: Bueno, la Iglesias no debería guardar silencio porque estamos tratando un tema muy serio e importante, no deberíamos dejar nuestra responsabilidad en manos de otro sistema, tenemos que animar a los padres que vienen a nuestras iglesias a que hablen con sus hijos. Y como pastores, con la colaboración de las familias necesitan proveer ese tipo de ánimo y de educación a través de la Iglesia. Por ejemplo, cuando ya pastoreaba una iglesia en Carolina del Norte una de las cosas que hice específicamente fue enseñar a lo jóvenes en la clase de la escuela dominical en un período en largo del tiempo sobre el tema “la Biblia, los adolescentes y el sexo”. Porque esto es una responsabilidad y un privilegio de la Iglesia, si nosotros guardamos silencio en realidad no estamos guardando silencio, le estamos enviando un mensaje nuestro jóvenes “Dios no tienen nada para decir y la Iglesia está avergonzada acerca del tema”, y ninguna de esas cosas son verdad. La Iglesia no tiene ninguna razón por la cual sentir vergüenza. Y Dios tiene mucho para decir sobre el tema. Y el problema con esto es que le estamos a nuestros jóvenes sin una respuesta bíblica, así que ellos tienen que obtener esas respuestas de parte de los amigos o de parte del sistema escolar. O explotando la relación sexual unos con los otros, o a través de la Internet o la televisión. Así que en realidad estamos dañando nuestros jóvenes, en una forma bien seria porque no solamente estamos reteniendo información, información de la cual somos encargados de darles pero al hacer eso les estamos forzando a que ellos obtengan esas respuestas de parte de lugares o personas a los que no deberían ir.

Sandra: Hay muchos mitos en cuanto al tema de la castidad, de la virginidad y sobre todo en cuanto a los varones. ¿Qué le podemos decir a aquellas mamás que aconsejan a los chicos y que a lo mejor el mismo padre les está diciendo que sino mantienen sexo se van a volver locos o van a tener algún tipo de consecuencia?

Bill: Bueno, es una situación bastante desafortunada, si eso sucediera compadres cristianos no solamente eso es un pecado de parte del padre sino que le está animando al hijo a desarrollar una vida de pecado. Si eso fuera una situación con cristianos, la Iglesia debe de tomar un paso al frente y a serlo con sable por eso. Si eso pasar en un hogar cristiano y el padre lo guarda en secreto eso, entonces la madre es la que tienes todo el derecho bíblico de pedir a la Iglesia que se acerque a esta familia y traten de dar consejería. Tenemos que tratar de pagar eso no es algo que nosotros podemos discutir, o tratar como si es o no algo correcto porque ciertamente eso es incorrecto. No porque yo lo diga sino porque las escrituras no dicen. Por supuesto estoy seguro que estas cosas suceden con padres que no son creyentes, y en ese tipo de situaciones la madre está en bastante desventaja ellas ciertamente lo que puede hacer es orar por su hijo y tratar de usar toda oportunidad posible para influenciarlo para que él haga elecciones sabias, y aún en orar por la salvación de esposo.

Sandra: Muy bien agradecemos al pastor Bill Hill la visita al programa en el día de hoy y todos estos consejos y todos estos conceptos bíblicos acerca de la sexualidad. Vamos a invitarle a compartir en el programa próximo también sobre el tema de la sexualidad aplicada en el matrimonio. Así que no se lo pierda, ya vamos a darles la dirección en unos minutos nada más.


Palabra Sola
El Perdón (1ª parte)

Déjanos un mensaje!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>