Hay alguien que se preocupa por ti.

Titulo: Hay alguien que se preocupa por ti.

Autor: Herman Hartwich 
Nº: PE939

 

En un mundo donde existen múltiples problemas, en donde la esperanza se  ha acabado, en donde los adolescentes y jóvenes se han vuelto a  los vicios para ahogar sus penas, en este mundo,  Dios tiene  una maravillosa  propuesta para entregar a quienes  han perdido hasta las ganas de vivir.

 

“ Hay alguien que se preocupa por ti” es el título de esta meditación Bíblica que el pastor Herman Hartwich  comparte con los radioescuchas de  Ibero América.

 


Descargarlo GRATIS a su propio pc para tener o compartír con otrosPE939.mp3



Hay alguien que se preocupa por ti.

Querido amigo, querida amiga ¿Cómo estás? Hoy quiero decirte algo muy importante a ti que me estás escuchando, DETENTE UN POCO, no cambies el dial de tu receptor porque quiero decirte que hay alguien que se preocupa por ti.

 

¿Te sientes sólo a veces? ¿Tienes problemas difíciles? Sé que sí. Parece que nadie te aprecia, que nadie te simpatiza, que nadie te quiere ayudar. Muchas veces ha damas que dicen: ” Mi esposo no me comprende” y viceversa, hay padres que se quejan de sus hijos, la queja generalizada es que no son comunicativos. Mientras que los hijos se sienten desamparados, solos, que sus padres no se interesan por ellos y a todo esto viene la pregunta ¿Qué hacer?

 

Algunos en estas circunstancias tratan de olvidar, de olvidar su s debilidades, sus problemas. Tratan de buscar refugio en otros lados; por medio de otros pasatiempos, trabajos y diversiones. Estaba pensando en estas cosas que nosotros vemos a diario, en nuestro barrio en nuestra ciudad, en el entorno en el cual vivimos. Hoy día está proliferando el alcoholismo en la niñez en la adolescencia. Las estadísticas del alcoholismo revelan la realidad de los que estamos diciendo. Lamentablemente el alcohol está ganando terreno en nuestros adolescentes. Estos se refugian en el alcohol otros en la droga. Tal vez tú eres esclavo de estos vicios. Hay otros que se refugian en el sexo, aún conociendo y experimentando las tristes consecuencias de sus desvíos sexuales. Encontramos enfermedades venéreas, hijos indeseados, encontramos la práctica masiva de abortos. Muertes prematuras de niñas, de jovencitas por la práctica del aborto, éste crimen tremendo. Otros se desahogan disgustando a otros, captando su atención en una conducta desordenada.

 

Yo tenía un amigo por así decirlo que había venido de otra ciudad, en busca de una fuente laboral a la ciudad en donde yo vivía. La verdad es que encontró un trabajo, pero también encontró una novia con la que él se ilusionó para poder formar un hogar. Un día esa chica le dijo que se había enamorado de otro joven. Roberto no pudo resistirlo, él entró en un estado de crisis. Entonces lo confronté con Jesucristo porque o creí que era la única manera de que ese muchacho pudiera cambiar su vida y afrontar la situación en la que estaba viviendo. Pero él no veía la salida. Estaba como segado. Él solamente quería a esa chica y más nada. Habiendo agotado todos los recursos para evitar de que cometiera una locura, Roberto igualmente un día cuando menos los esperamos se subió arriba del techo de la casa de su novia y ahí se auto eliminó.

 

También tuve a otro muchacho conocido que llamaba Carlos. Él se había entregado al alcohol. Era un joven que había optado por el alcoholismo como una vía de escape. Él no acudía a los bares como suelen hacer muchos de los jóvenes. Pero en su casa bebía hasta no dar más. Tratando de ahogar sus penas, su soledad. Aún viviendo en medio de una familia pudiente y aparentemente estable peor que no le brindaba a su hijo el tiempo, la comprensión, el diálogo. Esa comunicación que hoy tanto se está enfatizando. Fue a u puente sobre el río con un propósito triste. Arrojarse de él y poner fin a la tortura de su vida. Pero algunos también dirían… el destino puso a un jovencito allí para evitar la tragedia. En realidad yo creo que no es el destino. Sino que fue Dios que envió a un jovencito a que lo interceptó. Evitó que Carlos cometiera la locura de arrojarse a las aguas del río y le invitó para ira su casa. Allí dialogaron, compartieron de sus mutuas necesidades. Pero este jovencito no se quedó tranquilo hasta llevar a Carlos a un templo y allí escuchar la palabra de Dios. Ese día el expositor de la palabra de Dios compartió la historia bíblica de aquel profeta llamado Jonás. Aquel hombre a quien Dios llamó y él en su empecinamiento de no obedecer las orden de Dios y de ir y de anunciar las buenas nuevas y el llamado al arrepentimiento de una ciudad, huyó de Dios y se fue exactamente al otro lado contrario de que Dios le enviaba. La historia del profeta Jonás, el profeta que huía de Dios. Cuando Carlos oyó esta historia, con todos su detalles como la presentó aquel siervo de Dios, entonces se puso en pie y exclamó ” YO SOY ESTE JONÁS!” ” estoy huyendo de Dios así como él” ” he probado todas las cosas menos a Dios” ” estoy para hundirme, Oh Dios dame tu mano, sálvame ahora” Y en el mismo momento Carlos halló paz en su corazón. Él ha dedicado su vida a ayudar a jóvenes que están en las condiciones que él vivió. En esas condiciones que tú estimado amigo, puede ser que te encuentres. Quizás has probado de todo, has recurrido al vicio, al alcohol, al sexo desenfrenado, quizás a la religión. Pero estás solo, desilusionado de eso en donde otros parecen hallar placer y felicidad.

 

Tú tienes problemas, y muy grandes. No creas que es necesario arreglártelas solo. Debes saber que hay un Dios maravilloso, un Dios poderoso, un Dios que oye las súplicas de un dolido, afligido pecador dispuesto a hacer su voluntad. Querido joven, querida joven. El apóstol Pablo decía en cierta oportunidad ” Me desampararon todos mis amigos, más el Señor me ayudó y me esforzó”

 

Aunque tú creas que todos te ignoran, quiero que sepas que el Señor está dispuesto a ayudarte y a esforzarte a salir adelante. El apóstol Pedro por otro lado nos aconseja a humillarnos delante de Dios y a poner todas nuestras ansiedades, preocupaciones, problemas, echarlos sobre Jesucristo, porque Dice que tiene cuidado de vosotros.. Debes saber esto. En Jesucristo puedes depositar todas tus cosas porque él tiene cuidado de ti.

 

ÉL MISMO DICE. ” Vengan a mi todos los que están cansados y cargados y yo os haré descansar.

 

¡Qué maravillosa invitación!

 

No cometas el error que cometió Roberto que optó por la auto eliminación por no responder en fe al llamado de Jesucristo. Opta más bien por la decisión que tomó Carlos. Por la decisión que yo tomé, por la decisión que muchos jóvenes han tomado y están tomando de seguir a Jesucristo. Invítale a entrar en tu corazón y tu vida toda se tornará nueva.

Confirmación. 3/3
Rechazo. 1-4

Déjanos un mensaje!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>