Hasta los confines de la tierra

Hoy hablaremos con Jorge Verwer, fundador de Operación Movilización, un ministerio que se propone llevar la Palabra de Dios hasta los confines de la tierra…


DESCARGARLO AQUI:
EA619 – Entre Amigas –
Hasta los confines de la tierra



Receta: Huevos al jamón


Entrevista a Jorge Verwer

Sandra: Nos encontramos en un campamento de Operación Movilización. Un lindo lugar donde se concentran muchos cristianos al servicio de los jóvenes y estamos en una ocasión muy especial, Operación Movilización cumple 50 años. Y algo muy lindo que nos ha ocurrido es encontrarnos con el fundador de Operación Movilización, Jorge Verwer, quien está con nosotros.

Jorge:Es un privilegio estar de nuevo en Uruguay. He estado aquí hace 8 o 9 años con el barco Logos y doy gracias por lo que Dios está haciendo aquí.

Sandra:Cuéntanos el inicio de Operación Movilización – Le contaba a Jorge que yo conocí al Señor Jesucristo a través del servicio que hacen en los diferentes barcos (Logos) que llegan a Uruguay y a tantos países…

Jorge: Cuando era muy joven yo no tenía conocimiento de Cristo. Mi abuelo era un ateo de Holanda, mi otro abuelo era un borracho, y yo con más o menos 16 años estaba viviendo por mí mismo cerca de Nueva York. En cierta oportunidad una mujer puso mi nombre en su lista de oración, me envió un Evangelio de San Juan, lo comencé a leer y de a poco el Espíritu Santo fue cambiando mi vida. Gracias a Dios el 4 de Marzo de 1955 Billy Graham estaba visitando por una sola noche en Nueva York, allí escuché del evangelio y en ese momento conocí a Cristo, puse mi fe y mi confianza en todo lo que él había hecho por mí en la cruz del Calvario, esto cambió mi vida. A partir de allí experimenté mi fe cada día. Luego fui a mi pueblo con una campaña de evangelismo, y luego a otras ciudades. Desde ese momento comencé a leer mucha literatura sobre lo que pasaba en otros países, que había muchas personas que no habían oído ni tenían la oportunidad de oír sobre el evangelio. Por esa razón, tres de nosotros, hace 50 años fuimos a México para ayudar a una iglesia y aprender español, esa visita cambio nuestras vidas. Pudimos ver que Dios podía usar a unos jóvenes para su obra, por tanto comenzamos a viajar de país en país, y hoy llegamos a ser un movimiento de 4000 personas en más de 100 países.

Sandra: Podríamos decir que Dios mismo lo hizo crecer…

Jorge: Dios hizo que fuésemos creciendo en oración, y ser guiados a lo que él quería de nosotros y a través de nosotros a pesar de nuestras debilidades. También a pesar de costumbres o hábitos culturales, que muchas veces, creo, son una ofensa a nuestro Dios.

Sandra:Es interesante, justamente hoy con mi esposo hablábamos de que muchas veces somos como niños, pedimos cosas que no tenemos derecho a pedir, reclamando cosas y no pensamos que él es el dueño de todos lo que somos y tenemos.

Jorge: Hemos experimentado la gracia de Dios en nuestra vida cada día, en estos últimos años hemos vistos que debemos tener más interés en las necesidades de las personas pobres. Por eso tenemos equipos de médicos, equipos de personas para trabajar con situaciones de terremotos, médicos peleando para ayudar en la batalla contra el SIDA, dado que hay 40 millones de personas con esta enfermedad. Estamos ayudando a mujeres, sacamos un libro es español sobre lo que las mujeres están sufriendo en diferentes situaciones. Así que si lo desean pueden escribirme y les enviaré este libre totalmente gratis. Este libro realmente está cambiando vidas, porque muchos hombres no entendemos lo que las mujeres están sufriendo en las diferentes partes del mundo.

Sandra: Justamente este es un programa pensado para las mujeres, y claro que queremos ayudarles. Tal vez alguna oyente esté sufriendo y sabemos que muchas veces el escuchar sólo el tema y el oír los testimonios de otras personas es como una luz de esperanza.

Jorge:Amen, y el Señor está usando mujeres por todo el mundo. Hay un movimiento de libertad y equilibro espiritual en que las mujeres tengan “la misma importancia que el hombre en la obra de Dios”. Este libro nuevo tiene diferentes historias de mujeres y lo que están haciendo alrededor del mundo.

Sandra: ¿Qué mujer fue esta que se preocupó por usted y comenzó a orar?

Jorge: Esta señora vivía cerca de la escuela secundaria donde yo iba. En aquel tiempo yo tenía problemas con la policía, en la escuela y estaba como líder de un movimiento radical de estudiantes. Por todas estas razones esta señora había oído de mi.
Ella no solo oraba por mi salvación, sino para que fuera misionero. Hoy día podemos ver como Dios ha contestado su oración. Pero en aquel entonces además de orar por mí, en cierto momento me mando un Evangelio de San Juan. Yo comencé a leerlo y el Espíritu Santo fue obrando en mi. Hasta que en aquel evento donde puede aceptar a Cristo en mi corazón.

Sandra:Cada uno de los detalles Dios los fue poniendo en su lugar justo para llegar a su corazón.

Jorge: Es un misterio la manera en que Dios va trabajando en la vida de cada persona.

Sandra: Me parece muy bueno el ejemplo de esta señora, que comenzó orando por usted. Esto lo podemos aplicar con nuestros adolescentes. Que hoy en día tiene malas compañías, malas influencias o están consumiendo diferentes drogas.

Jorge: Debemos vivir en un mundo real, esto siempre pasó con los adolescentes y va a pasar. Debemos aceptar que aunque estemos orando o seamos hijos de Dios no todo va a ir bien. Debemos actuar y aprender más. En Uruguay, Argentina, y Estados Unidos las iglesias están teniendo un gran problema con Legalismo. Esto está provocando que muchas personas se alejen de las comunidades cristianas. No estoy diciendo que las reglas están mal o les esté quitándole importancia, sino que en comparación a la fe, justicia, comunión con Cristo, estas cosas son muy pequeñas y no debemos poner demasiado énfasis en ellas. Sino cada vez empujaremos más a los jóvenes afuera de la iglesia.

Sandra: Entonces debemos pensar en lo fundamental, que es la comunión de los jóvenes con Cristo. Y si al joven no le interesa nada de Cristo, lo principal es hacer como esta Señora que comenzó por ponerlo en las manos de Dios que es quien puede hacer la obra.

Jorge: Si, gracias por Dios esta Señora. Ella tenía 4 o 5 hijos y todos caminan con el Señor. Pero aunque alguno llegue a tener dificultades y andar como el “hijo prodigo” debemos orar y tener paciencia. El Espíritu es nuestra propia guía, debemos ser fuertes en medio del sufrimiento aunque parezca imposible. Confiar en el Señor y no perder la motivación, sino que cada día dar pasos de fe, siendo positivos y en guerra espiritual. Dejando de lados nuestras preocupaciones que son nuestro enemigo número uno.

Sandra:¿Que le recomienda a aquellos amigos que quieran involucrarse con OM?

Jorge: Deben ponerse en contacto con nuestra oficina.

Sandra:¿Hay oficinas en todo el mundo?

Jorge: Tenemos oficinas en más de 100 países o pueden encontrarnos a través de nuestros sitios webs, o de mi pagina web que es www.georgeverwer.com. Es allí donde pueden solicitar el libro que estuvimos mencionando.

Donación de órganos
Integridad (1ª parte)

Déjanos un mensaje!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>