Filemón III / Lo que hace posible el amor 4/4

Titulo: Filemón III / Lo que hace posible el amor 4/4
  

Autor: NorbertLieth 
Nº: PE1186

Esde suma importancia que no sólo entreguemos nuestro cuerpo y alma a la gracia de Dios, sino también nuestro espíritu, que sobre todas las cosas es relevante para el servicio en el reino de Dios y para una colaboración genuina, porque todo debe ser juzgado espiritualmente.


Descargarlo GRATIS a su propio pc para tener o compartír con otrosPE1186.mp3



Filemón III / Lo que hace posible el amor 4/4

Estimado amigo, a modo de seguir con el hilo conductor de esta serie, estaré mencionando algunos puntos de cada programa.

En el primer programa nos estuvimos enfocando en la intercesión del Apóstol Pablo. Vimos que en los versículos 17 al 21 de la carta a Filemón, una vez más el apóstol interviene intercediendo por Onésimo. Aquí vimos como toma el lugar de un abogado que, con toda entrega, defiende a su cliente. Merece gran consideración y respeto la forma como Pablo lucha, discute, y sale de garantía por este hombre, que “sólo” era un esclavo.

También tratamos el tema de cómo tratar con la culpa, y el tema del significado del amor.

En el segundo programa estuvimos escuchando que el perdón da gozo.

Pablo se gozaría en el Señor y sería confortado en Cristo, porque el poder del evangelio de Jesús sería manifestado a través del perdón de Filemón. Filemón debía perdonar y por medio de esto Pablo tendría el fruto de su trabajo en Onésimo. Lo que el apóstol había obrado en Cristo sería completado, y el corazón de Pablo sería confortado en el Señor.

Vimos que es posible beneficiarnos mutuamente, confortarnos y alegrarnos, cuando damos lugar al amor que no toma en cuenta el pecado.

Además estuvimos aprendiendo acerca de cinco personas que estuvieron al lado de Pablo en sus prisiones, y demostraron ser sus colaboradores. – Como hijos de Dios, es importante saber estar unidos y apoyarse mutuamente, justamente en tiempos de crisis, cuando a una persona no le está yendo muy bien. Principalemente se habló de Epafras, quien probablemente estaba preso junto con el apóstol Pablo. Él es denominado “siervo de Cristo”. Era conocido por sus oraciones perseverantes, y como alguien que tenía una carga en su corazón por el crecimiento espiritual de la Iglesia, y porque sus miembros fueran fortalecidos. Pablo pudo testificar con gozo acerca de él.

En el tercer programa, continuamos hablando de los colaboradores de Pablo durante sus prisiones.

Escuchamos sobre Marcos el autor del segundo evangelio. También se llamaba Juan Marcos y era el hijo de la María en cuya casa se reunía la iglesia primitiva y, entre otras cosas, oraba por la liberación de Pedro. Fue así que Marcos se transformó en un fiel y confiable colaborador.

La historia de Marcos nos muestra como el Señor puede transformar a las personas y restablecerlas para el servicio, de manera que no hay “casos perdidos”. Lo importante es: Ser consecuente (como lo fue Pablo), hacer una buena consejería espiritual (como la que practicó Bernabé) y que la respectiva persona (Marcos) esté dispuesta a recibir el consejo.

Aristarco, otro de los que apoyaba a Pablo. Su nombre significa “el mejor príncipe”, y como tal se demostró en la realidad. Este hombre fue un fiel acompañante de Pablo Aristarco lo en las buenas y en las malas. De manera que también estaba en el barco que debía llevar a Pablo prisionero a Roma. Éste fue sorprendido por una terrible tormenta y naufragaron. Aristarco también es mencionado en Colosenses 4:10, como prisionero junto con Pablo.El testimonio de Aristarco nos enseña que, como cristianos, debemos estar unidos también en tiempos difíciles, y apoyarnos mutuamente en los tiempos buenos y malos.

Demas fue un colaborador de Pablo, que lo acompañó en muchos viajes.

Poco antes de la muerte del apóstol, sin embargo, Demas abandonó a Pablo, amando más a este mundo. Amó nuevamente las cosas de este mundo. Esto significa que valoró las cosas que este mundo le ofrecía por encima de la entrega al servicio como colaborador. Hay muchos en el reino de Dios que no están dispuestos a servir al Señor, porque valoran más lo que les ofrece el mundo: Dinero, carrera, influencia, éxito… Ellos tendrán que llevar la consecuencia ante el tribunal de Cristo

Es interesante observar que el significado de Demas, entre otras cosas, significa “cercano al pueblo”. Quizás este nombre realmente caracterice su debilidad: El vivía cerca del pueblo, del mundo, nunca se pudo soltar totalmente de él, y su corazón siempre tuvo una tendencia hacia las cosas de este mundo. Cuando él vio que Pablo estaba llegando a su fin, perdió el ánimo y se abrió definitivamente a las cosas que nunca había soltado en forma completa. Querido amigo, pueda el Señor mantenernos como colaboradores en Su viña, de tal manera que el mundo no nos pueda dominar. Él lo hará si voluntariamente seguimos Sus pisadas.

Estimado amigo Lucas debe haber sido una persona muy cercana al apóstol Pablo. Como médico era un hombre muy inteligente, con el cual Pablo podía mantener un buen diálogo. En un comentario bíblico, dice que algunos eruditos comprobaron que las dos escrituras de Lucas en el Nuevo Testamento, dejan entrever que estaba al corriente del lenguaje profesional griego del arte clínico.

Pero también fue un colaborador humilde, entregado, que permaneció al lado del apóstol en las situaciones más adversas. Lucas compartió los peligros y sufrimientos de Pablo como ningún otro. El estuvo presente en sus prisiones en Cesarea, en la peligrosa travesía en barco hacia Italia, y en los dos cautiverios en Roma. No en vano se dice de él, después que varios abandonaron a Pablo:“Porque Demas me ha desamparado, amando este mundo, y se ha ido a Tesalónica. Crescente fue a Galacia, y Tito a Dalmacia. Sólo Lucas está conmigo”Lucas fue un médico genuino que amparó a Pablo hasta la hora de su muerte, cuando muchos otros lo habían abandonado. Por eso el apóstol escribe acerca de él:“Os saluda Lucas el médico amado”y“También les envían saludos …el médico Lucas, a quien queremos mucho”. Seguramente era alguien muy confiable, nada superficial, sino que tomaba todo con mucha responsabilidad, así también en su conducta cristiana y en su fidelidad.

Lucas escribió el evangelio con su nombre y los Hechos de los Apóstoles. De manera que él es el autor que ha escrito más en el Nuevo Testamento que cualquier otro. También fue el primer historiador de la cristiandad. Todo esto es muy interesante, teniendo en cuenta que Lucas, entre todos los escritores neotestamentarios, es el único no judío. Según algunos enunciados de los padres de la iglesia, era originario de la Antioquía Siria. Habría fallecido soltero a la edad de 84 años. En las palabras introductorias del evangelio de Lucas y de los Hechos, tenemos una visión de su raciocinio:“Puesto que ya muchos han tratado de poner en orden la historia de las cosas que entre nosotros han sido ciertísimas, tal como nos lo enseñaron los que desde el principio lo vieron con sus ojos, y fueron ministros de la palabra, me ha parecido también a mí, después de haber investigado con diligencia todas las cosas desde su origen, escribírtelas por orden, oh excelentísimo Teófilo, para que conozcas bien la verdad de las cosas en las cuales has sido instruido”(Lc. 1:1-4).“En el primer tratado, oh Teófilo, hablé acerca de todas las cosas que Jesús comenzó a hacer y a enseñar, hasta el día en que fue recibido arriba, después de haber dado mandamientos por el Espíritu Santo a los apóstoles que había escogido”(Hch. 1:1-2). Lucas, como médico, seguramente era muy indicado para investigar con diligencia todas las cosas y escribirlas en orden.

Aquí vemos como Dios, el Señor, también utiliza los dones naturales para sus fines. Por encima de esto, Lucas también es un ejemplo de fidelidad, que se mantiene firme hasta el fin.

Por sobre todas las cosas está la gracia

Versículo 25:“La gracia de nuestro Señor Jesucristo sea con vuestro espíritu.”

La gracia de Jesús debe influenciar nuestro espíritu y de esta manera direccionarlo hacia la obra de Dios.

Es de suma importancia que no sólo entreguemos nuestro cuerpo y alma a la gracia de Dios, sino también nuestro espíritu, que sobre todas las cosas es relevante para el servicio en el reino de Dios y para una colaboración genuina, porque todo debe ser juzgado espiritualmente. Por lo tanto: ¡Construyamos únicamente sobre la gracia de nuestro Señor Jesucristo!

Amén!

Filemón III / Lo que hace posible el amor 3/4
La traición 1/3

Déjanos un mensaje!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>