Febe al Servicio de Dios

Título: Febe al servicio de Dios

Autor: Elí Morales
Nº   EA358

Elí Morales nos cuenta la historia de Febe, de cómo ella, una mujer de la Biblia, se encontraba al servicio de Dios. No se pierda este interesante programa


DESCARGARLO PARA TENER  O COMPARTIR CON OTROS:ea358.mp3



Receta:Sopa de boniato


Entrevista con Elí Morales

Sonja: Bueno, llegamos hemos llegado amigas a este momento de la entrevista. Me alegro mucho que frente a mi tengo otra vez a Elí Morales, ¿cómo estás Elí?

Elí: ¿Muy bien y tu Sonja?

Sonja: Elí, yo estoy bien y tengo una pregunta, porque yo sé que hoy vamos a tratar otra mujer de la Biblia, Febe. Elí ¿Febe era una mujer con propósito?

Elí: Oh, vaya si. Era una mujer con un gran propósito bíblico, diría eso.

Sonja: Vamos a aprender hoy amigas me parece vamos a escuchar un poco lo que Elí tiene preparado.

Elí : Febe, podemos decir que fue una diaconisa fiel y una honrada mensajera. Este relato sobre Febe, el apóstol Pablo con esa sabiduría que lo caracterizó al terminar la carta de los Romanos en el capítulo 16 en dos versículos en alrededor de unas 50 palabras nos da un retrato de esta mujer y de lo mucho que hizo. Por qué una diaconisa tenía tareas muy importantes en la iglesia primitiva. Puede ser que fuera maestra, Febe de las demás mujeres. También otra de las actividades que cumplía era ocuparse de la puerta del lugar, donde las mujeres entraban en el lugar de reunión. Febe, vamos a ver el significado de su nombre. Febe significa lumbrera ella llevaba el nombre de la diosa de los griegos de la luna. Y lo importante de Artemisa, uno de los nombres que se usaban para nombrar a Artemisa era Febe. Lo importante de Febe, es que ella llevó ese nombre sin cambiarlo y sin llevar ningún reproche. Ese nombre de la diosa hacía que Febe lo llevará y se sintiera muy importante en su vida antes de ser cristiana hay alguien que dice que ella era una ególatra que practicaba la egolatría. Tenía una estimación y una admiración por llevar ese nombre de la diosa. Pero después de que ella conoció, a través de los misioneros, y probablemente fue de Pablo porque Febe vivía en Cencrea un puerto de Corinto, un puerto muy dedicado a la actividad comercial…

Sonja: … y donde había llegado Pablo con Silas…

Elí: … donde es llegado Pablo y había estado una larga estadía, había tenido. Las Escrituras no dicen cuando ésa se convirtió pero se supone después, por la relación tan estrecha con Pablo, y como Pablo la conocía y esto que hablamos que ella fue una mensajera. Bueno, ella lleva ese nombre, y transformar ese nombre que era de una diosa de luz, lo transforma en ella ser una luz pero una luz para la causa de Cristo. Ésa lleva ese nombre con humildad, con sencillez y lo dedica a una vida de servicio a la obra de Cristo en la iglesia, a lo que estaban allí alrededor de ella. Y tomó una decisión, ella es una fuente de inspiración para nosotros, para todas las mujeres en el día de hoy y también para aquel que quiera ser un fiel seguidor de Cristo. Porque brilló como una luz por Jesús, la luz del mundo.

Fue una mujer con mucha trascendencia por su servicio, entre los que estaban en esa Iglesia, que fue una Iglesia muy antigua de las fundadas por Pablo así en Cencrea. Ella se dedicaba a la instrucción de las mujeres pero también a atender las necesidades de los pobres de la congregación, esa era otra de las tareas de la diaconisa. Y otra que se cree que Febe visitaba a lo que estaban presos por su fe. Todo eso y cómo planificar un viaje para esta Roma y que Pablo la elige entre todos que era un documento muy importante que Pablo escribe la carta a los romanos, importante para los cristianos que estaban allí pero también trascendente para nosotros todos, para la Iglesia universal. Uno como tan trascendente en la reforma como fue Lutero se convirtió leyendo la carta. Lo que les llegó fue “el justo por su fe vivirá”. Si sería de trascendente, por eso te decía, valla propósito en la vida de Febe.

Sonja: Sabes que Elí me hace recordar mucho todas estas actividades de Febe, que ella como luz de Cristo en todos los lugares, en todos los servicios que hizo me hace recordar a esa canción que antiguamente cantábamos, que quiero ser una luz de Cristo y brillar en el lugar donde este.

Elí: Bueno, y esa fue la vida de Febe.

Sonja: Y entonces un propósito que va de pensar para nosotros también ¿verdad?

Elí: Para imitarla, pedirle al Señor que nos moldeé, que nos pula y los transforme en una luz aunque sea un porcentaje pequeño de lo que fue Febe que en tan pocas palabras pero cuánto hizo.

Sonja: Hay más para descubrir de la vida de Febe, vamos a escuchar un poquitito de música y ya seguimos. No se vayan nuestro deseo es que todas las oyentes puedan llegar a ser una mujer con propósito tal cual como podemos aprenderlo de Febe, ¿verdad?

Elí: Si.

Sonja: Amigas, estamos hablando de una mujer Febe. Una mujer en la Biblia, donde en la carta de Pablo tenemos solamente dos versículos, y nos ha dicho alrededor de 50 palabras más o menos habla de una mujer con propósito, una mujer que llevaba una vida con propósito y que hizo brillar la luz de Cristo. ¿Elí, hoy en día necesitamos estas Febe`s en nuestras iglesias?

Elí: Si yo creo que necesitamos mucho en la iglesia tener hermanas como lo fue Febe. Ese calificativo cuando Pablo dice, una hermana. Y esa designación una hermana, que implica una relación espiritual que nos trasciende a nosotros una hermana que sea miembro de esa familia espiritual donde las relaciones están todas basadas en la redención de Cristo en nuestras vidas y la obra regeneradora del espíritu Santo. Que nosotros le permitamos como mujeres en la iglesia, a que el espíritu Santo valla obrando y valla tomando todas las áreas de nuestra vida y valla haciendo de nosotras mujeres útiles, mujeres que marcan una diferencia dentro de su comunidad cristiana pero también dentro de la comunidad que Dios nos ha insertado en el medio donde nosotros nos desenvolvemos que ésa fue la característica de Febe. Ese término cuando dice que fue una cierva de la Iglesia y lo que necesitamos hoy es eso mujeres de servicio, mujeres de entrega, mujeres de compromiso.

El término griego que usa Pablo es “diáconos” y bueno para ese término puede ser una maestra de todas las mujeres pero de la fe, que por eso tú decías si necesitamos, y necesitamos maestras entre nosotras. Y una activa significa una persona activa en el alivio de las necesidades temporales de los pobres en todos los sentidos de los pobres en el rebaño, que estén pobres, porque son humildes económicamente. Pero también hay otros tipos de pobreza. Nosotros podemos llegar a formar parte del rebaño con muchas carencias pero necesitamos tener hermanas que nos alienten, que nos estimulen, que nos enseñen, que nos acompañan, que nos toleren, y que nos ayuden en ese tránsito para ir creciendo en la fe, y en ese trabajo que va ir haciendo Dios en nosotros pero a través de nosotros. Las manos y las voces y los pies que tiene Cristo hoy sólo nuestros y esas Febes son las que necesita la iglesia hoy en el siglo XXI. Y ella estaba siempre allí presente, digamos llegaba sin que la llamaran. Ya estaba Febe en el servicio. Fue una precursora de todo ese ejército basto de mujeres de la época de Jesús, lo acompañó en su servicio y que hay actualmente en todo el mundo. Bueno y que en las iglesias se puedan ir aumentando, multiplicando muchas Febes . Hay algunas condiciones que debe de reunir.

Sonja: Estas quizás las vemos luego de escuchar un poco de música. Pero una cosa quería agregar que me llamó la atención ahora cuando hablabas. Febe una mujer de servicio, y que poco actual es eso servir. Cada uno humanamente piensa en sí o quiere que otros me sirvan a mi. Pero somos llamadas a ser las que sirvamos. Y el mejor ejemplo nos dejó el Señor Jesús mismo, porque el hijo del hombre no vino para ser servido, sino para servir, y más, para dar su vida en rescate por muchos.

Sonja: Aquí estamos amigas este programa de hoy con esa mujer es diaconisa preciosa Febe de la cual podemos aprender tantas cosas. Habíamos quedado en este último bloque para hablar en el tiempo de entrevista que nos queda de estos requisitos de una diaconisa las cuales Pablo nombra en esta primera carta a Timoteo en el capítulo tres, los versos ocho a once. ¿También son parte de los frutos del espíritu Santo verdad Elí?

Elí:,Si los requisitos que son seis, que anuncia Pablo son parte del fruto del espíritu en nuestras vidas, que son válidos para una diaconisa pero que también son válidos para nosotras todas las creyentes.

Como primer requisito tenemos la honestidad esto demanda una conducta digna y ejemplar a fin de inspirar confianza y mantener un testimonio correcto en toda circunstancia de nuestra vida, esto es fundamental dentro de la congregación y fuera de ella.

Sonja: Ser honestos en todo.

Elí: Ser honesto en todo momento. Ser coherente diríamos hoy en día entre lo que nosotros decimos querer y nuestros hechos, lo que hacemos todos los días, en todo momento y en todo lugar. El segundo requisito sería la sinceridad Sonja. Una diaconisa, una romana la fe, una cristiana debe ser una mujer de un solo parecer, no dada a la hipocresía. Es decir siempre la.

Sonja: No dada a los chismes.

Elí: No dada a los chismes, porque los chismes separan, los chismes hacen enredo. La murmuración es un pecado que está condenado y no conduce a nada bueno sino que nosotros debemos de hacer como dice ese proverbio, tratar de cubrir la falta. El que cubre la falta busca amistad, mas el que la divulga apartar al amigo. Y los chismes lo que hacen es eso, separación, división, disensión, daños que a veces son mucho más grande que los daños físicos porque son daños emocionales, son desengaños. Como tercer requisito la templanza. Es decir la moderación en todo, el equilibrio. Éste está mencionado como una de las partes de los frutos del espíritu.

Sonja: Sabiduría.

Elí: Ser moderada, ser tolerante, ser compasiva, aún en aquellas cosas que a veces son apetitos legítimos que tienden al pecado. Recordó aquélla expresión que dice Pablo todo me es lícito, pero no todo me conviene. Y el espíritu codicioso, que se manifiesta en el amor a torpes ganancias que nosotros podamos tener, esa es otra cosa que está condenada en la palabra de Dios y que debemos de tenerlo en cuenta. Y se la dimos ahora el cuarto requisito, que sería la sumisión aprueba, este es un requisito primordial. En la sumisión aprueba esta la evidencia del nuevo nacimiento en nosotros y de tener un carácter estable. El carácter es eso que Dios quiere moldear y trabajar, que es lo único que no vamos a llevar a la eternidad también.

Sonja: ¿Se puede decir también un carácter íntegro?.

Elí: Un carácter íntegro. Un carácter que se deja moldear y que cada vez se va haciendo más semejante, acercándonos más a lo que fue el Señor Jesús, es un desafío muy grande pero es lo que se nos demanda en las escrituras.

Sonja: ¿Esta santificación?

Elí: El proceso de santificación hasta llegar a la gloria. Examen aquello que está en hebreos. Aquí vamos adelante hacia la perfección y después esto se manifiesta cuando nosotros tenemos momentos difíciles en nuestra vida. Si nosotros somos capaces de resistir en el día malo vamos a poder ser útiles para sudar a los demás. Si nosotros no somos capaces de resistir en el día malo muy poco como vamos a servir para ayudar a otros. Porque digamos que eso es lo que nos da, nos moldea y nos tendrá para poder ser útiles. Y después pasaremos ahora al quinto requisito que es la discreción. Y vaya si este requisito es necesario en este momento entre nosotras. En Santiago se nos dice que quien se cree ser cristiana y no refrena su lengua, se está engañando a sí misma, cuando él nos habla de la lengua, y su religión de nada le sirve. La persona, como hablábamos hace un ratito, chismosa, aparta, separa, distancia a los mejores amigos, causa grandes trastornos. Hay un Proverbio muy precioso que me gusta mucho con respecto a esto de la discreción que dice que nosotros no debemos perderla nunca de vista a la discreción, y también conservar el buen juicio. Bueno están íntimamente relacionados uno con el otro. Y es muy lindo lo que continúa diciendo, dice: porque que serán fuente de vida, ¿qué más podemos pedir nosotros, que una fuente de vida? y algo más dice, te adornan como un collar, no solamente va a ser una fuente de vida en nosotros la discreción, sino que también es un adorno es el adorno aquel que nos piden que debemos tener las mujeres, del cual es la mejor vestimenta que podemos llevar.

Y el último punto es la fidelidad, este es un requisito así, imprescindible que sin él no se puede, sin la fidelidad desempeñar un rol de servicio, ser una mujer con propósito cómo fue Febe y que debía realizar la inspiración que nosotras como cristianas debemos de tener. Esta cualidad se manifiesta en el momento de la prueba, está relacionado como vimos con las anteriores porque sin la fidelidad en lo poco es inútil el encargo de responsabilidades mayores, que fue lo que pasan la vida de Febe, ella fue responsable en pocas cosas que podemos decir pequeñas, pero después recibió ese encargo de Pablo de llevar esa epístola tan útil a los hermanos de Roma. Podemos decir que Febe, para redondear y finalizar fue una mujer que desempeñó su servicio o su labor con entusiasmo, con una consagración completa en el cumplimiento de sus deberes y con un celo muy especial de llevar la luz a otros.

Sonja: Elí, muchas gracias por el tiempo que ha pasado con nosotras, por todas estas enseñanzas y te deseo, y a todas nuestras amigas y a mi también que podamos ser estas mujeres que lleven esta luz de Cristo a los demás.

Elí: Muchas gracias.

La mujer pecadora
Tu Palabra es verdad

Déjanos un mensaje!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>