Familia Bajo Ataque

Familia Bajo Ataque

Luis Rojas nos acerca a una problemática de Latinoamérica: la familia se encuentra bajo el ataque del enemigo. Cómo sucede esto? Cuáles son las posibles soluciones cuando ya ha sido atacada?


DESCARGARLO AQUI :
EA388 – Entre Amigas – Familia Bajo Ataque


 


Receta: Crema de duraznos


Entrevista con el Dr. Rojas

Sandra: Amigas llegando Ya al momento de la entrevista, tenemos un invitado internacional hoy porque estamos en el congreso de profesionales de la Salud, un congreso organizado por ACUPS en Punta del Este. En este caso el Dr. Rojas desde Ecuador que ha estado presentando unas ponencias muy interesantes sobre cuáles han sido la situación de la familia a través de los años y cómo estos cambios que estamos viviendo en la convivencia han sido de alguna manera producto de una familia atacada, sistemáticamente queriéndola destruir podríamos decir.

Rojas: Si, bueno, la primera consideración que tendríamos que hacer es que la familia está en el contexto de la opinión de Dios acerca de nuestra relación social, familiar, económica, entonces es Dios quien ha fundado la familia. Y como es algo que Dios lo ha fundado es entonces un enemigo, hay tratando de destruirla a través de las generaciones desde el inicio del hombre y desde el inicio de la existencia de la humanidad. Siempre la familia ha sido atacada durante los diferentes períodos, en los diferentes contextos. Lo que tenemos que considerar es que la familia tiene un origen en lo que se llama la familia hebrea. No? La familia como cuando lo leemos en la palabra de Dios, de José de María y de Jesús. En lo que el contexto significaba y vemos cómo Satanás intentó de destruir incluso la unión de la pareja, como incluso trató de destruir a Jesús como niño dentro del contexto familiar y luego fuimos viendo cómo en el desarrollo de la familia en el ejemplo de Jesús lo que significa el contexto de una familia, nuclear en donde el padre tiene su autoridad, la madre tiene sus funciones, cada uno desempeña sus papeles, los niños están sujetos a sus padres, ese es el modelo que Dios quiere para su familia y ese es el modelo que ha sido atacado por todos los contextos humanistas en esta tierra desde años atrás hasta la presente época.

Sandra: La realidad es que el producto de este ataque sistemático, ya existen diferentes modelos de convivencia, hay madres solas viviendo con sus hijos, hay abuelos que se hacen cargo de sus nietos. Hay padres también con sus hijos. Qué respuesta darle a estas personas que no conocen el modelo familiar y quizás cuando les hablamos del padre celestial, no conocen también lo que es tener un padre.

Rojas: Si vemos lo que dice en Malaquías que antes de la venida del día del Señor habrá una restauración entre la relación de padres e hijos. Y esos es hablar de la restauración de la familia Dios está interesado en que cada persona en este contexto que v reconozca el señorío de Jesucristo y de esta manera poder entender qué es la voluntad de Dios para esta familia. Como padre, como madre, como esposo y como esposa. Como hijo… y en el contexto familiar, yo decía hoy en la charla, muchas veces los abuelos tenemos mucho que ver en lo que es el desarrollo contextualizado de lo que es la familia para el desarrollo de nuestros hijos, para nuestros nietos por generaciones.

Sandra: Habló usted de la industrialización como un punto que marca, las diferencias en la dinámica familiar…

Rojas: Bueno, antes de la industrialización, la familia tenía el contexto nuclear. Pero cuando se dio la industrialización que eso ya se dio en el siglo dieciséis, y no ha terminado porque seguimos viviendo una época de industrialización y cada vez más estamos preocupados acerca de la industria, y de la inserción en la industria, de lo que son los jóvenes, de lo que son los hijoas, las esposas, porque en el contexto que vivimos ahora, Globalizado, pues la mano de obra y el trabajo que hace el hombre y la mujer casi están a un nivel igual, o sea, podemos ver por ejemplo a esposas que son profesionistas en el área de la medicina y tienen su trabajo, y hacen sus guardias y sus salarios y muchas veces hacen un mismo papel que el hombre no? Por eso decíamos que en muchos lugares, más del 48 % del trabajo laboral, de la familia es hecho por la mujer

Sandra: Y a su vez qué pasa con los hijos, qué pasa con el varón?

Rojas: Si los hijos van a quedar a cargo de otras personas verdad? Van a asistir a las escuelas a las prematernales, digamos a las escuelas maternales y van a estar aislados de sus padres por varias horas en el día. Y el tiempo que tienen para estar juntos como familia cada vez más se va reduciendo más. Por eso es que importante rescatar siempre que por lo menos, lo que decimos un horario de semana para la familia.

Sandra: Muy bien, lo que también reflexionamos, es que muchas veces los adultos, las generaciones anteriores han dejado modelos de familias fracturados, pensando en una familia nuclear pero la experiencia de esa familia nuclear, nos ha sido positiva porque han desobedecido los mandamientos que Dios les ha dado, o porque han demostrado desesperanza ante sus hijos, y eso de alguna manera sirve como de excusa para las nuevas generaciones que en sí es no conformarse en familias mononucleares.

Rojas: Si bueno, hay algunos aspectos yo creo que uno de los aspectos importantes a considerar es que cada uno, sea la esposa, el esposo y los hijos, cumplimos los roles dentro de la familia, el esposo tiene roles definidos, la esposa tiene roles definidos, y los hijos también. Cuando eso no se da en armonía dentro de la familia, entonces se sucede una especie de anarquismo dentro de la familia. El padre funciona de una manera, la madre funciona de otra manera, completamente definidos, buscando objetivos, metas propósitos, diferentes. Y esos hijos entonces no comprenden lo que están haciendo esos padres. Entonces ellos entran también en una situación de individualidad, y entonces vemos familias, ya no con una dicotomía, sino con una tricotomía, los hijos por un lado, los padres por otro lado desarrollando una vida familiar que es un fenómeno, que no se la puede comprender. Entonces cuando la familia trata de encontrar, un equilibro, y usualmente eso sale a la luz cuando una persona o un miembro de la familia conoce a Jesucristo, usualmente un hijo trae a sus padres a la iglesia, o la madre trae a su esposo y a sus hijos, entonces comienza un acuerdo, comienza una reconciliación, familiar primero, entonces cuando eso sucede en la familia entonces la armonía y la voluntad de Dios, para la familia comienza a ejercer la función dentro de la casa y comienza a haber más armonía y restitución y restauración familiar. Es difícil para muchos entender esto, pero en verdad es simple. Si Dios, por eso dice la palabra de Dios, si Dios no edifica contigo, en vano edificas no? Entonces nosotros tenemos que considerar que el éxito de la función familiar tiene un contexto muy importante y eso es poner a Dios en medio de nosotros.

Sandra: Vamos a ir a la pausa musical y a la vuelta vamos a ver si enfocamos algunos casos puntuales qué pasa cuando la mujer que nos está escuchando, viene de un divorcio qué pasa si está en concubinato en una pareja y tiene hijos, vamos a ver cómo se resuelve este lió que ya está armado.

Rojas: Así es.

Sandra: Amigas volvemos estamos conversando con el Dr. Luis Rojas de Ecuador en el congreso de Acups en Punta del Este. Queremos preguntarle acerca de estas familias que ya se produjo el ataque contra la familia, la familia ya logró ser destruida en algunos casos, cómo hacer ahora, si la oyente que nos está escuchando de repente viene de una experiencia de trauma emocional, en donde se ha divorciado o en donde de repente esta conviviendo con una persona que no ama o donde está viviendo violencia doméstica, y tantos y miles de casos diferentes.

Rojas: Si en realidad hay situaciones que como bien dicen no hay una solución. Y hay personas que dicen cuando no hay solución esa es la solución y a veces ya hay situaciones referidas a divorcios, en las que prácticamente no se puede restaurar a una familia, y es triste pero es una realidad, y la realidad esa la tenemos que vivir, y sea el esposo o la esposa, y los hijos tienen que saber vivir esa realidad. Las circunstancias no van a cambiar pero si puede cambiar nuestra manera de actitud. Para enfrentar esas circunstancias, entonces muchas veces la pareja que ha tenido divorcios tiene que sentarse a hablar, no para restaurar una relación familiar de unión familiar, sino de dinamismo, de poder funcionar como una familia con este problema. Y existen realmente programas, ministerios que ayudan a desarrollar planes de recuperación de familias con crisis. No quiere decir que siempre van a regresar. Pero hay muchos casos en los que sí sucede. Se restauran familias. Pero, cuando no se restauran familias, por lo menos deben restaurarse el diálogo, no es cierto? Tiene que restaurarse la confianza entre padres e hijos, entre ex esposos para poder llevar a delante una vida familiar que tienen que continuar porque no se va a parar, los hijos, van a ser influenciados y afectados por las decisiones de los padres. Pero que sean afectados en la menor proporción. Que sean más bien influenciados positivamente para que aquellos no cometa los errores no es cierto, porque sabemos que el divorcio es una cuestión de 2 y si tenemos un hijo casado tenemos que trasmitirle a él, y tenemos que transmitirle las cosas porque vamos a ser afectados los dos entonces hay caso como nos decían que no hay una solución mágica para restaurar pero sí hay ciertas cosas que debemos hacer para mejorar, aquellos posibilidades en donde se puede restaurar, en donde se puede regresar los padres, conciliar la cosa. Y eso dice que Jesús ha venido para deshacer las obras de Satanás y esa es una de las obras de Satanás. Destruír la familia, entonces él es quien puede restaurar, y reconciliar todo, entonces yo creo que uno de los mecanismos más adecuados es buscar una relación personal con Jesucristo, sea el esposo, sea la esposa, sean los hijos, y Dios va a hacer algo por la familia.

Sandra: Cuando uno no ve salida, poder buscar a Dios, y pedir socorro a Dios porque seguro que él va a poder acudir a nosotros.

Rojas: Exactamente porque él es quien nos ha creado, es el que sabe cómo funcionamos él es quien conoce nuestra intimidad, nuestro Secreto y él es el único que puede ayudarnos a salir de las dificultades. Sabemos bien que todos estos problemas familiares que se dan en el divorcio, no están apuntados solamente a una sola causa, sino que son multicausales, son la falta de economía, la forma de entender los roles, la mucha responsabilidad, mucho trabajo, falta de dedicación de tiempo a la familia es un montón de cosas que suceden alrededor entonces arreglar eso no es simple. Pero cuando uno busca la guía, busca el camino, la verdad y la vida correcta, para la familia, eso es Jesús y cuando buscamos eso, tenemos mejores oportunidades.

Sandra: en cuanto a la familia cristiana qué consejos podemos dar?

Rojas: Pues que realmente seamos seguidores de lo que Jesús nos dice hacer, muchas veces, por ejemplo a veces yo veo en nuestra congregación las familias cristianas en donde no hay perdón. Todavía somos cristianos pero no hemos entendido que debemos perdonar, Jesús Dijo perdonar 70 veces 7 pero el perdonar, el pedir perdón, el dialogar, el reconocer el arrepentirse, el hacer la restitución de las cosas es un trabajo de dinámica, continua en la familia, siempre tenemos que estar trabajando, no tenemos que esperar a tener grandes Crisis para trabajar, en los problemas que enfrentamos como familias cristianas, sabemos muy bien que Dios quiere restituír, que Dios quiere arreglar nuestros problemas pero tenemos que entrar en los caminos de él, en las veredas de él, para poder realmente recibir su consejo, su ayuda, y la iglesia esta para eso, está para no condenar, está para restaurar.

Sandra: En Ecuador, cómo está la situación de la familia ecuatoriana cuál es su mayor problema o cuál es el más visible?

Rojas: Pues el contexto familiar en Ecuador es muy parecido al de Latino América, yo creo que se identifica mucho con el de Argentina, el de Uruguay el de chile pero básicamente nuestro continente Latinoamericano, de proporción o de porcentaje más católico, estuve revisando un poco de eso y estuve viendo que en Argentina, menos del 92 % se identifica como católico, pero practicante está en un 20 %. Pero Uruguay tiene como una identificación como del 62% o sea que vemos que hay mucho menos… no es que hay más cristianos evangélicos, ni nada pero hablando del contexto de la religión y de la creencia en Dios hay mucho menos gente acá en Uruguay. Pero yo creo que el contexto familiar es similar en todos los países de Latinoamérica, entonces tenemos los mismos problemas, las mismas dificultades y en realidad la humanidad tiene la misma solución, universales y es lo que la palabra de Dios nos dice y yo creo que en el contexto nuestro de ser familias cristianas tenemos que influir sobre otras familias que no son cristianas, para poder demostrarles a ellos, cómo vivimos como cristianos, si no podemos mostrar a nuestras familias en el escenario social, como algo agradable, entonces, la creencia que tenemos peor les va a interesar entonces el testimonio de familias es interesante en la sociedad.

Sandra: Por último si existe algún tipo de problema en alguna familia cristiana y un hermano lo observa cuál debe ser su actitud, ir al pastor, ir primero a esos hermanos para animarle a cambiar la actitud porque a veces se dan muchas veces estas situaciones en las que traen sus consecuentes también en quienes las observan.

Rojas: Si yo creo que dentro de la misma iglesia, nosotros podemos definir familias que están funcionando, en una manera irregular o no funcionales como dicen la sociología y nosotros sabemos quienes son. Y yo creo que lo mas adecuado realmente como personas, que pueden asistir con ellos y hablar con ellos de las dificultades que estamos mirando, y como dice la palabra de Dios, de no tener respuesta ahí, entonces si ir con autoridades, a decir cosas que realmene van a ser de beneficio para ellos no podemos hacer una crítica destructiva, si hacemos una crítica constructiva un análisis constructivo de los problemas que tiene una familia, para edificar y para ayudar yo creo que es totalmente correcto. Pero si vamos con el nivel de crítica, de juzgar, de poner en nuestra opinión que somos mejores que ellos yo creo que eso no es edificante para nadie entonces creo que esa es la socialización de la Iglesia no? La coinonía que hay en la iglesia es la que nos permite analizar eso, y poder llegar con las familias, una iglesia que no trabaja que no hace sentir familiar, difícilmente puede trabajar con esas familias.

Sandra: Y por último y ya cerrando reafirmar el concepto de familia de Dios que es la gran familia que Dios nos ha dado, como herencia también al hacernos parte de su familia. Nos falla la otra cuando todavía tenemos padres que no nos hemos reconciliado o dificultades, o un esposo que no cree en Jesús pero sí podemos pensar que tenemos una gran familia cristiana

Rojas: Si yo creo que la voluntad de Dios es que todos lleguen al conocimiento de él y de la palabra de Dios, pero es un proceso o sea en una familia puede ser que el esposo lo conozca primero pero la esposa por años no lo conozca. Pero la tendencia es que todos lo conozcan. Y como decía usted, cuando no tenemos esa opción, pues nuestra familia se transforma en la familia de la Iglesia, porque con esa familia es con quien vamos a vivir en la eternidad. Y es ahí en donde tenemos que insertar a nuestra familia. En la casa de Dios porque es eterna.

Sandra: Le agradecemos mucho doctor

Rojas: Gracias. Muy amables.



La prevención más importante de todas
Vida plena en Cristo (1ª parte)

Déjanos un mensaje!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>