Experimenta un cambio de corazón, un cambio de vida

Título: Exprimenta un cambio de corazón, un cambio de vida

Autor: Herman Hartwich PE1412
 Herman Hatwich nos enseña a través de una sencilla ilustración cómo el hombre puede cambiar su corazón, como puede llegar a experimentar un cambio de Vida a través de Jesucristo.

DESCARGARLO PARA TENER O COMPARTIR CON OTROS:pe1412.mp3



Queridos amigos quisiera compartir con ustedes  en esta oportunidad un mensaje de la Palabra de Dios  por cierto que el cometido de este programa  es justamente llevarles el mensaje de Dios para sus vidas. Quisiera comenzar contándoles una pequeña historia  que oí hace muchos años en mi adolescencia,  es la historia de una niña que tenia un pequeño marranito,  o un lechoncito, o un chanchito como decimos  como mascota. Y aquella niña  estaba encantada con su lechoncito y lo bañaba   lo perfumaba y le ponía una cinta en el cuello con un cascabel  y lo llamaba por su nombre y bueno, estaba encantada  lo tenía con una cadenita y lo sacaba a pasear  pero un día, estando por el parque paseando  allí se le escapó el marranito  y cuando lo llama no responde porque aquel marranito  había puesto los ojos en un charco  donde había otros cerdos. Allí  embarrándose, disfrutando  a la manera de los cerdos.
Y ella desesperada  y luego lo agarró y le dijo por qué has hecho esto? Lo bañó, lo perfumó nuevamente y le habló y le hacía caricias  y lo mimaba y otro día lo sacó a pasear  y acontece lo mismo otra vez y entonces esta niña estaba muy preocupada pero dice la historia fantástica que un Ada madrina le dijo:  que para que no tengas ese problema hay que hacerle un cambio de corazón.  Tienes que ponerle un corazón de corderito  a tu marranito, a tu cerdito.  Dios había prometido, mis queridos oyentes,  un cambio de corazón para sus criaturas.  Porque esto es lo que necesitamos nosotros, esta es una historia, es un cuento,  es una fantasía la del marranito  pero es una realidad en el ser humano a través del profeta Ezequiel en el capítulo 11 verso 19 dice Dios:   y les daré un corazón y un espíritu nuevo  pondré dentro de ellos y quitaré el corazón de piedra de en medio de su carne.
Y les daré un corazón de carne y lo vuelve a repetir en el capítulo 36 verso 26. Pero en el capítulo 18  también de Ezequiel, versos 30 y 32, dice:  por tanto yo os juzgaré a cada uno según sus caminos oh casa de Israel dice el Señor  convertíos y apartaos de todas vuestras transgresiones y no os será la iniquidad causa de vuestra ruina echad de vosotros todas vuestras transgresiones  con que habéis pecado y haceos  un corazón nuevo y un espíritu nuevo por  qué moriréis casa de Israel?  Porque no quiero la muerte del que muere dice Jehová el Señor. Convertíos pues y viviréis.  Y el el capítulo 36 verso 27 dice y pondré dentro de vosotros  mi espíritu y haré que andéis en mis estatutos  y guardéis mis preceptos y  yo seré a vosotros por Dios.
Habían transcurrido como 700 años  mas o menos de estos mensajes  y todavía los religiosos de la época de Jesús  no lo entendían.  Religiosos no lo entendían. Hoy día muchos actúan igual  leen escuchan pero su entendimiento está cegado por sus propios razonamientos humanos, sus razonamientos religiosos  casi diría buscan a veces en la Biblia,  pero  no conocer el mensaje de Dios en la Palabra de Dios.  Sino que buscan en la Biblia para apoyar  algún versículo para apoyar sus propias ideas.  Pero Jesús vino a darnos la Suprema revelación.  Y quienes la entienden, quienes entienden la revelación de Dios,  el apóstol Pablo dice en 2ª Corintios 3 del 14 al 18  el entendimiento de ellos se embotó; porque hasta el día de hoy, cuando leen el antiguo pacto (Se está refiriendo a los judíos religiosos, les queda el mismo velo no descubierto, el cual por Cristo es quitado. Y aun hasta el día de hoy, cuando se lee a Moisés, el velo está puesto sobre el corazón de ellos.
Pero cuando se conviertan al Señor, el velo se quitará.
 
3:17 Porque el Señor es el Espíritu; y donde está el Espíritu del Señor, allí hay libertad.
Por tanto, nosotros todos, mirando a cara descubierta como en un espejo la gloria del Señor, somos transformados de gloria en gloria en la misma imagen, como por el Espíritu del Señor.
Aquí está la clave mis queridos oyentes.  El apóstol dice, para que podamos entender,  la suprema revelación.  Convertirnos. Dice: se conviertan al señor.  En el momento en que la gente se convierta al señor. Que  crean al Señor, que cambien de corazón que  nazcan de nuevo.  Que reciban el espíritu de Dios,  en su corazón entonces van a pasar a entender la revelación del Señor. Entonces puede acontecer este cambio de corazón.  Mis queridos amigos les invito a leer en el evangelio de Juan en el capítulo 3 donde se nos dice que Había un hombre de los fariseos que se llamaba Nicodemo, un principal entre los judíos.
Este vino a Jesús de noche, y le dijo: Rabí, sabemos que has venido de Dios como maestro; porque nadie puede hacer estas señales que tú haces, si no está Dios con él.  Respondió Jesús y le dijo: De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere de nuevo, no puede ver el reino de Dios. Nicodemo le dijo: ¿Cómo puede un hombre nacer siendo viejo? ¿Puede acaso entrar por segunda vez en el vientre de su madre, y nacer? Respondió Jesús: De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere de agua y del Espíritu, no puede entrar en el reino de Dios. Lo que es nacido de la carne, carne es; y lo que es nacido del Espíritu, espíritu es. No te maravilles de que te dije: Os es necesario nacer de nuevo. El viento sopla de donde quiere, y oyes su sonido; mas ni sabes de dónde viene, ni a dónde va; así es todo aquel que es nacido del Espíritu. Respondió Nicodemo y le dijo: ¿Cómo puede hacerse esto? Respondió Jesús y le dijo: ¿Eres tú maestro de Israel, y no sabes esto? De cierto, de cierto te digo, que lo que sabemos hablamos, y lo que hemos visto, testificamos; y no recibís nuestro testimonio. Si os he dicho cosas terrenales, y no creéis, ¿cómo creeréis si os dijere las celestiales? Nadie subió al cielo, sino el que descendió del cielo; el Hijo del Hombre, que está en el cielo. Y como Moisés levantó la serpiente en el desierto, así es necesario que el Hijo del Hombre sea levantado, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna.
Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna. Porque no envió Dios a su Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para que el mundo sea salvo por él. El que en él cree, no es condenado; pero el que no cree, ya ha sido condenado, porque no ha creído en el nombre del unigénito Hijo de Dios. Y esta es la condenación: que la luz vino al mundo, y los hombres amaron más las tinieblas que la luz, porque sus obras eran malas. Porque todo aquel que hace lo malo, aborrece la luz y no viene a la luz, para que sus obras no sean reprendidas. Mas el que practica la verdad viene a la luz, para que sea manifiesto que sus obras son hechas en Dios.
Quiero llamar su atención en la expresión de Jesús, Nacer de Nuevo equivale a decir Nacer de Arriba.  Un nuevo nacimiento. La regeneración es un acto por el cual Dios da vida eterna al que cree en Cristo.  Como resultado el creyente viene a ser parte de la familia de Dios  con una nueva capacidad y un deseo de agradar,  a su padre celestial.  El evangelista de Juan en el capítulo 1 verso12
Y 13 que dice: 12 Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios; los cuales no son engendrados de sangre, ni de voluntad de carne, ni de voluntad de varón, sino de Dios.
Somos renacidos por voluntad de Dios.  Santiago 1:18 dice: El (hablando de Dios), de su voluntad, nos hizo nacer por la palabra de verdad, para que seamos primicias de sus criaturas. En 1ª de Pedro 1:23 dice: siendo renacidos, no de simiente corruptible, sino de incorruptible, por la palabra de Dios que vive y permanece para siempre además quiero leer en 1ª de Juan capítulo 3 verso 9: Todo aquel que es nacido de Dios, no practica el pecado, porque la simiente de Dios permanece en él; y no puede pecar, porque es nacido de Dios.
Eres tu maestro de Israel y no sabes esto? Le preguntó  Jesús a Nicodemo.  Posiblemente junto a nuestros oyentes hayan muchos maestros, muchos doctores,  en muchas áreas de la vida.  Sin embargo no pueden creer  en el evangelio. El apóstol San Pablo  escribiendo a los Corintios dice:  porque la palabra de la cruz es locura a los que se pierden  pero a los que se salvan a lo que es a nosotros  es poder de Dios.  Poder de Dios.  Y dice más adelante, ya que en la sabiduría de Dios  el mundo no conoció a la Dios mediante la sabiduría agrado a Dios salvar a los creyentes por  la locura de la predicación.  Nosotros predicamos a Cristo Crucificado.  Para los Judíos tropezadero, para los griegos locura.  Más para los llamados Cristo poder de Dios.  Y, sabiduría de Dios. Mis queridos amigos  posiblemente muchos de ustedes están luchando con  las inclinaciones malas del corazón y desearían experimentar un cambio de pensamiento  un cambio de los profundos deseos del corazón.  Solamente si crees a la Palabra de Dios  y crees a la Palabra Viva, encarnada  Jesucristo es la única manera de experimentar un cambio de vida, vida eterna.

El Joven Rico
Un espiritual pronóstico del tiempo (1 de 3)

Déjanos un mensaje!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>