Experiencias con la Bolsa Samaritana

Título: Experiencias con la Bolsa Samaritana

Autor: ElizabethKaitazoff de Huerta
No.: EA256

Elizabeth Kaitazoff de Huerta nos comenta sobre el proyecto de la Bolsa Samaritana, peor específicamente del proyecto realizado en  su Iglesia Local. También nos comenta de las necesidades de las personas, pero la principal: Jesús.

 

Un programa diferente lleno de esperanza en Entre Amigas.-

 



 


Descargarlo a su propio pc para tener o compartír con otros:  
ea256.mp3 



 

Entrevista con Elizabeth Kaitazoff de Huerta

Sandra: Muy bien regresamos de la música queridas amigas y que bueno es tener este tiempo para nosotros poder disfrutar de la buena música y de la buena compañía en este caso de Elizabeth Huerta o Elizabeth Kaitazoff que nos visita para contarnos de un proyecto que se realizó en tu Iglesia. Y un proyecto del que ya hemos hablado en Entre Amigas, en algún momento estuvimos charlando con los organizadores de la Bolsa Samaritana, pero vos lo viviste desde otro lado, como alguien que lo vivió, que lo aplicó; vamos a recordar esta experiencia.

Elizabeth: Si, este proyecto nosotros lo trabajamos en el interior del país, no en Montevideo y es el proyecto de la Bolsa Samaritana, es un proyecto que acá traje unos informes que Natalia después puede leer, y lo aplicamos en un lugar que nosotros siempre hacemos campañas evangelísticas, que de hecho trabajamos durante todo el año ayudando a esa Iglesia del interior, este lugar se llama Villa del Carmen y queda a 50 Km. de Durazno, 250 Km. de Montevideo.

Sandra: Que es una zona, no vamos a decir rural completamente, pero es un poblado chiquito.

Elizabeth: Si, es mas o menos de 3000 habitantes; y siempre se hace campañas evangelísticas y realmente la respuesta de los niños es muy grande, siempre tenemos muchos niños en la carpa. Es una carpa que usamos que se llama “La buena Noticia”, donde los chicos escuchan del evangelio y son evangelizados.

Sandra: Y vamos a recordad entonces en que consiste este proyecto Natalia.

Natalia: Ahí está, este proyecto que tiene como dos partes, la operación niño navideño es uno de los proyectos internacionales enfocados a la evangelización de la niñez mundial. El cual es auspiciado por la organización de ayuda humanitaria y espiritual llamada La Bolsa Samaritana. Dicha organización es presidida por Franklin Graham, hijo del conocido evangelista Billy Graham. La operación niño navideño esta orientada a ayudar y colaborar con la Iglesias evangélicas del mundo en el trabajo de llevar el mensaje de salvación, mucho amor y alegría a la los niños que viven de los distintos países del globo terrestre. Con este fin La Bolsa Samaritana colecta año a año, millones de caja de zapatos que contienen juguetes, útiles escolares, literatura para niños, artículos de higiene como jabón, pasta de dientes, toallas, algodón, ropa, calzado, etc; con el fin de ser distribuida en festivales para niños. Estas cajas las prepara familias que tiene un corazón humanitario y solidario que desean llevar amor y alegría a los niños marginados del mundo. En el año 2004 La Bolsa Samaritana envió como donación cientos de contenedores con mas de seis millones de cajas a mas de 90 países del mundo.

Sandra: Y si algunos quieren buscar mas información también podemos dar la pagina web internacional que hay sobre este proyecto que eswww.samaritan.org, porque a lo mejor alguien dice, mira que interesante, a mi me interesa como Iglesia, estar vinculados y realizar este proyecto que ustedes se animaron y lo hicieron.

Elizabeth: Si, lo lindo de este proyecto es que también hay una preparación previa con dos seminario que todas las Iglesias que intervengan en este proyecto tiene que realizar. Y esta muy bueno porque el enfoque que se le da es un enfoque netamente evangelístico, si bien se va a presentar este regalo a los niños ellos no saben nada de esto, el enfoque de esto es netamente que conozcan a Jesús como su salvador.

Sandra: ¿Y en el seminario los preparan para que, para presentarles el evangelio a los niños?.

Elizabeth: Primero te presentan lo que es La Bolsa Samaritana, lo que es, como tenes que trabajar, también hay determinadas reglas y compromisos que vos asumís y también como presentar el evangelio, que es muy bueno, y también como seguir con un discipulado con el niño que recibió a Jesús. Estos seminarios son obligatorios, y en Uruguay cuando se han hecho están muy buenos y realmente seria lindo que todas las Iglesias puedan participar de este proyecto.

Sandra: ¿Cuándo tiempo preparándose para desarrollar un evento así?.

Elizabeth: Bueno, bastante tiempo, porque no es solamente preparar el proyecto sino todo lo que viene antes, tiempos de oración, tiempos de buscar personas que quieran comprometerse con el Señor, que quieran evangelizar, que quieran dar lecciones, que quieran trabajar en consejería, en muchas cosas que están de tras de una campaña y de un proyecto evangelístico.

Sandra: Ustedes desarrollaban este proyecto evangelístico en otros años, e incluyeron ahora esta experiencia.

Elizabeth: Claro, esta vez lo incluimos con La Bolsa Samaritana, y de hecho los niños ni sabina lo que ellos iban a tener el ultimo día, y Natalia también fue allá y fue una experiencia muy linda, porque realmente hicimos como ellos nos pidieron, y vimos la bendición de Dios en lo que hicimos, y como el Señor estuvo respaldando. De hecho nosotros preparamos una campaña evangelistica que fue de 5 días de evangelización donde las de 280 niños pasaron por la carpa, y en esos 5 días hubieron 72 decisiones por Cristo y realmente decisiones firmes, también trabajamos con consejeros que se dividían según las edades y esto ayudo a reafirmas esas decisiones que los niños tomaron, y el último día tuvimos 220 niños, era un día de bastante lluvia, que uno decía hay Señor que pena, pero bueno, Dios sabe todas las cosas, nos hubiera gustado quizás llegar a los 300 niños pero a pesar de la lluvia y todo los niños vinieron y pensar que ellos no sabían nada, realmente los niños tiene esa sed espiritual y a pesar de ser un pueblo de 3000 habitantes siempre vemos una respuesta muy grande hacia el evangelio.

Sandra: Bueno, entonces yo ahora los voy a invitar a escuchar mas música y a la vuelta de la música, las entrevisto a las dos porque en realidad estuvieron las dos allí, así que ¿a ver como fue esa experiencia tan linda?.

Sandra: Y bien amigas hemos vuelto de esta linda música, que lindo tema, y bueno, contando también esta linda experiencia, yo había quedado en entrevistarlas a las dos, porque si las dos estuvieron ahí participando y siendo parte de este proyecto quiero que me cuenten mas bien lo anecdótico, ¿cómo fue estar esos días con los niños, como ellos los vivieron y que se les presenta a los niños en una campaña evangelistica?.

Elizabeth: Bueno, un programa netamente evangelístico, tenemos canciones, tenemos títeres, tenemos también algunas dramatizaciones, tenemos un tiempo de oración y sobre todo una lección bíblica donde se enfoca el evangelio y llevar a los niños a conocer del amor de Dios y a conocer al Señor Jesús como su Salvador.

Sandra: ¿Los niños son receptivos a esto?.

Elizabeth: Si.

Natalia: Si, si, muy atentos a todos.

Elizabeth: Y en el interior es tremendo, porque? No se si te diste cuenta?, la diferencia a veces, pero la atención que ellos prestan a todo y como ellos reciben y como cuando toman decisiones realmente son decisiones firmes y convencidos de lo que hicieron, realmente la obra de Dios se ve en sus corazones y en las respuestas que ellos tienen.

Sandra: Y así se iba desarrollando toda esta campaña, y ustedes sabían lo que venia al final, pero los chicos no, ¿no sospechaban?.

Elizabeth: No, totalmente una sorpresa y tiene que ser así, tiene que ser así… El enfoque de esto es que ellos puedan conocer de Dios y el amor de Jesús, y si vos les estas hablando de un regalo que le vas a dar, quizás en su mente de niño esta pensando en eso y no en lo que realmente es esta campaña evangelistica.

Sandra: Y llego el día, estaban allí y bueno cuentéenme ahora,?como fue?.

Natalia: Bueno, nos miramos con Elizabeth porque realmente, Elizabeth es de la organización, pidiendo todo y cada uno en su rol, porque éramos un grupo grande.

Elizabeth: Aparate estaban divididos por edades.

Natalia: El grupo de gente que colaboró fueron cerca de 40 personas, en total.

Elizabeth: Si, unas 30 con el trabajo de los niños específicamente.

Natalia: Gente que colaboraban de todos los ámbitos, y estábamos todos , no se si tan emocionados como los chiquilines desde antes de arrancar, muy expectantes de cada gesto de ellos de cómo se comportaban. Nos gustaba a nosotros ver que ellos no sabían nada, y nosotros si sabíamos de la sorpresa y ver el momento a momento, realmente fue muy emocionante.

Sandra: Bueno, ¿y ahí ustedes que es lo que preparan?, ya lo habíamos explicado cuando hicimos el programa especial de La bolsa Samaritana, pero llega una caja preparada especialmente para cada niño.

Elizabeth: Si, si…

Sandra: ¿ pero eso no lo pudieron ocultar, donde lo tenían?.

Natalia: Muy bien oculto, creo que es uno de los secretos muy bien guardados era una carpa donde se hizo la campaña, y había una parte que tenia una lona, que era en general donde estaban lo títeres y no los dejábamos pasar, habían guardias apostados por todas la entradas, colaboradores que estaban ahí, para que ellos no supieran nada y una lona grane. Y comentábamos eso con Elizabeth, como a ellos en un momento les dijeron de una regalo que les iban a dar, ya casi cuando se acercaba el momento, y están acostumbrados al final de las campañas; caramelos, chupetines, pero la reacción fue increíble cuando lo vieron.

Elizabeth: Aparte antes de presentar todo esto, se hizo todo el programa, muchos chicos también ese día aceptaron Cristo y después de hacer las consejería volvimos la carpa y allí se les dijo que realmente habían niños de otros países que habían preparado regalos para ellos, pero lo que mas les interesaba a estos niños es que ellos conocieran a Jesús y que tuvieran ese regalo que dura para siempre en su corazón. Así que lo que hicimos antes de sacar esa cortina del lugar fue orar y dar gracias a Dios por esos corazones generosos, y todos los niños oraron y cuando fue el momento de bajar esa cortina realmente nos quedamos shokiados de ver la emoción de los niños, porque primero empezaron con un grito de…de… no se….

Natalia: …unánime…

Elizabeth: Algo que ni siquiera los lideres lo motivamos o lo incentivamos, fue algo que salió de su corazoncito ver todo eso lleno de cajas….

Sandra: …una montaña de regalos…

Elizabeth: …realmente si, porque eran como 300 cajas, y bueno fue hermoso, y después todos juntos empezaron a aplaudir y no paraban de aplaudir, y te emocionaba ver lo que puede hacer eso en el corazón de un niño.

Sandra: Y lo que hace un regalo en la vida de una persona y de ese impacto y de ese regalo también mas tarde vamos a hablar de cómo impacto el regalo de Jesucristo en nuestra vida. Bueno los chicos recibieron, y yo quiero que vos leas una carta que hay acá porque muestra de alguna manera como un regalo, una pequeña caja, que a lo mejor esta preparada con cosas que alguien pude conseguir en otro país y quiere ofrendar, quiere donar y a lo mejor amiga que estas escuchando también quieres armar una caja para enviar este proyecto, pero como eso impacta en la vida de alguien que tiene necesidades, y que no tiene regalos.

Elizabeth: Esta es una carta que recibimos al otro día de haber realizado este evento, y arriba antes de encarar la carta dice:
” Buena suerte y feliz viaje, esta vez la alegría queda con ellos, gracias.

Hola hermanos, quiero contarles que me llamo Marisol y vivo con mi familia que son( y ella pone el nombre de sus 5 hijos y el mayor de ellos tiene 9 años).Conozco la carpa desde la niñez, estimaba mucho a la hermana Amelia, ser pobre no es deshonra pero es triste, cumplen años, no hay regalos, llega navidad, no deja nada Papa Noel, cruzan los reyes, no hay nada. Es que la mala situación no permite malgastar el dinero en juguetes cuando falta la verdura, el pan, la leche y hay créditos que pagar. Debo reconocer que es muy triste ver sus rostros angelicales, de que manera observan a otros chicos con bonitos juguetes, ellas son los que dan cuerda a mi vida, me llenan la vida. Bueno, que emoción sentí al verlas contentas corriendo sonrientes. Mil gracias por poderles brindar tremenda sorpresa antes de comenzar las clases. Tal vez costo un esfuerzo muy grande pero les cuento que valió la pena. Querían ver rostros llenos de riza y alegría y lo lograron. Quiero que sepan que no tuve en mi niñez esta sorpresa, ellas si tiene la suerte de disfruta juguetes bonitos. Es tan hermosa coda uno de ellas con su caja llena de alegría. Estoy enormemente agradecida con todos ustedes. Chau, mil gracias, del corazón se despide de ustedes una amiga que admira mucho la generosidad. Y mil gracias hasta a mi me encanta verlas conversar entre ellas y diciendo, que bonito, que milagro como caído del cielo.

Sandra: ¿Que lindo, no?

Natalia: Si bien algo material, porque estamos hablando del regalo que Dios nos da, y bueno la caja es la vía para acceder, pero también llega como regalo de Dios, también para cubrir esas necesidades que muchas veces nos asombraba ver, cuando nosotros como grandes también participábamos de esa alegría, abriendo con ellos las cajas y viendo su interior, y ver como la roma las quedaba justa, como era lo que necesitaban, como lo mas mínimo, que tal vez para un grande no era importante para ellos era tan importante.

Elizabeth: Por ejemplo, de esta carta, la mama que escribe esta carta, cuando nosotros hicimos la evaluación esa noche, después de que se entregaron todos estos regalos, y bueno tenemos un tiempo de evaluación, de oración; una de las hermanas de esa Iglesia dijo: hay a una niña le toco una de las mejores cajas, y sin saberlo una de las niñas fue la hija de esta señora, que nunca había tenido un regalo en su vida. Y si bien nosotros no sabíamos que esa era la mejor caja, Dios si lo sabia, y eso te mueve el corazón, ver como dice Natalia que la ropa le quedara exacta, es ver que eso nació en el corazón e Dios.

Sandra: Es importante que nosotros pensemos que Dios también a todos nos llena de cosas así preciosas, también en lo material, porque si pensamos en todas las cosas que tenemos somos muy afortunados. Alguien dijo una vez, somos mas reyes que sacerdotes, porque Dios nos colma, además de regalarnos la salvación, nos colma de enormes bendiciones, cada día. Solamente contar la salud que tenemos es una gran cosa.

Natalia: Sin duda que si, y ver en estos niños esa emoción; las expresiones creo que nos quedaron grabadas a todos como abrir las cajas y decir, ¿que me puedo quedar de todo esto?, porque estaba tan llena de cosas que ellos pensaban que era algo nomás que no era todo para ellos, y yo sacaba fotos, me encargue de esa parte de sacar fotos. Me acuerdo cuando los repartíamos, llegando a las casas abrazando las cajas, corriendo a mas no podes, aparte niños chicos con cajas grandes corriendo, corriendo, corriendo y llegando a las casas, abriendo y los padres compartiendo con ellos esa emoción en un pueblo de 3000 personas, 270 chicos es un impacto grande; ven que desinteresadamente hay personas que pueden mostrar ese amor y eso impacta la vida de los demás.

Sandra: Sin duda que si, un impacto que todos vivimos entonces también cuando recibimos la persona de Jesucristo en nuestra vida, el mejor regalo que podríamos haber recibido. Yo creo que si hoy llegaran a nosotros con cajas o con cosas materiales y no tenemos a Cristo para apreciar eso, a lo mejor no reconoceríamos las cosas lindas de la vida, como le pasa a mucha gente que anda por ahí y no puede disfrutar de la vida porque no tiene un sentido y bueno es lo que Dios nos quiere dar.

¿No es cierto?.

Elizabeth: Claro que si.

Sandra: Muy bien, y mientras escuchamos una pausa musical nos quedamos pensando en estas cosas y ya regresamos.

Natalia: Y volvemos de esta pausa musical que nos dejo pensando incluso a nosotras, reflexionando sobre este regalo que mas allá de la alegría de lo material que sin duda vemos que es de parte de Dios, hay algo mas profundo de fondo y es la mano de Dios obrando.

Elizabeth: Claro que si, y bueno, saber que hay regalos eternos que Dios te da y que quedan para siempre. Si bien estos proyectos creo que también nacen en el corazón de Dios, porque también es una forma de demostrar el amor y la compasión y que lindo es poder nosotras como hermanas también poder demostrar a otros este sentir que hay en el corazón de Jesús. Hay un texto que a mi me gusta mucho y que quisiera leérselos, y esta en Mateo 9:36, y habla de Jesús, de lo había en su corazón y dice: Al ver las multitudes, tuvo compasión de ellas porque estaban desamparadas y dispersas como ovejas que no tiene pastor. Y realmente que nosotras podamos sentir eso de que ver la necesidad en cada una y tener el corazón que tenia Jesús, que Dios cambie nuestra visión cada día.

Natalia: Así es, y Jesús fue el que realmente fue un regalo no en una caja de zapatos sino en un pesebre, una pequeña cajita de madera donde Dios lo envió a nacer para morir por nosotros mas adelante que es le regalo mas valioso que tenemos, el mas valioso que queremos compartir con nuestras amigas en esta hora. Decirles que Dios quiere hacerles llegar ese regalo que quiere que puedan aceptarle como salvador para que puedan seguir felices y tengan una vida plena, mas allá de las tristezas o alegrías de o cotidiano, el gozo que Dios da al darnos su paz, su tranquilidad, ese regalo de la salvación por medio de Jesús.

Elizabeth: Recibir este regalo va a ser para toda tu vida y deseamos que a través de este programa lo puedas hacer.

Sandra: Así es, y el programa ya va llegando a su fin y hoy como vos también estuviste siendo una entrevistada yo voy a dar la dirección, pero antes quiero comentar que aquellos que tengan interés en comunicarse con este proyecto La Bolsa Samaritana, primero pueden ahondar en el tema a través de la pagina web que eswww.samaritan.org , o sino pueden también enviar un correo electrónico a David Ruiz que es el director para América Latina, y damos el nombre de el porque no sabemos de que país pueden estar interesados, el correo de David Ruiz esdruiz@bgea.org.

Depresión en el Matrimonio II
Esta voz que tenemos

Un pensamiento acerca de “Experiencias con la Bolsa Samaritana

  • 17 julio, 2016 at 21:47
    Permalink

    Dios les bendiga, en nuestro país Honduras se que este ministerio a ayudado mucho. A nuestros niños . Espero puedan responder ya que deseo información sobre este ministerio

    Responder

Déjanos un mensaje!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>