Esclavitud

Esclavitud

Autor: Herman Hartwich

Solos Jesucristo puede liberarte de la esclavitud. En los tiempos de Jesús las personas ignoraban que dentro de su aparente libertad eran verdaderos esclavos. Esclavos del Pecado.


DESCARGARLO AQUÍ
PE1842 – Estudio Bíblico – Esclavitud



Queridos amigos, les deseo las más caras bendiciones de Dios para todos ustedes.

Hace algún tiempo leía las estadísticas a nivel mundial, de países donde más se persiguen a los cristianos.  Y lamentablemente hay 10 países en los que se persiguen a los cristianos, y están padeciendo, y también están siendo martirizados en estos momentos.

Tenemos grandes privilegios de poder vivir en un país en donde existe la libertad religiosa, sin embargo,  hay una esclavitud peor que la  esclavitud política y social,

La gente se preocupa  por la limitación que  existe por muchas cosas dentro de la sociedad, dentro  de los regímenes mundanos. Pero, Jesús anunció dos principios con respecto al pecado. Uno negativo, y otro positivo.

Me quisiera basar en las palabras del evangelista Juan 8:31 en adelante que dice así:  Dijo entonces Jesús a los judíos que habían creído en él: Si vosotros permaneciereis en mi palabra, seréis verdaderamente mis discípulos;y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres.  Le respondieron: Linaje de Abraham somos, y jamás hemos sido esclavos de nadie. ¿Cómo dices tú: Seréis libres? Jesús les respondió: De cierto, de cierto os digo, que todo aquel que hace pecado, esclavo es del pecado. Y el esclavo no queda en la casa para siempre; el hijo sí queda para siempre. Así que, si el Hijo os libertare, seréis verdaderamente libres.

La esclavitud del pecado. La idea moderna del pecado en realidad es falsa. He encontrado a lo largo de los años una evolución mala de este concepto si vamos al caso. En vez de ser mas celosa se va poniendo más Light, se va poniendo más liviana y entonces, lo que era pecado hace ya unas décadas atrás  hoy ya no es para la gente.

A nivel de la sociedad se han cambiado todos los conceptos,  porque se ha dejado la palabra de Dios,  la cual no cambia. El señor, que estableció la Palabra, no cambia, no varía. Inclusive algunos creyentes suelen pedir perdón por sus “Faltas”. Pero no dicen te pido perdón por mis pecados. El pecado es más fuerte. Nosotros vivimos en pecado  y el pecado es errar al blanco es no cumplir con el propósito de Dios.

Muchos llegan a decir, que uno puede dejar el pecado en cualquier momento. El pecado esclaviza a la persona.

El pecado domina a la personalidad y cambia la dirección de la vida. El pecado hace que cambiemos la dirección de la vida, nos hace ir corriente abajo. Nos hace perder el control de nuestra vida, nos hace perder el manejo de nuestra vida.

El pecado es un amo cruel. El pecado nos gobierna y nos maneja. El pecado me maneja y me lleva a hacer cosas que yo no quiero. El futuro es incierto cuando estamos en el pecado.

El pecado nos priva de toda capacidad de decisión. El pecado te quita este poder. La libertad que Cristo ofrece hace que se rompan las cadenas. Él vino a dar vida abundante, vino a romper las cadenas que nos atan. El vino a buscar y a salvar lo que se había perdido. La gran pregunta es: ¿Quién tiene el poder para poder libertar? Solo Jesucristo.

Cuando clamé a Jesucristo, yo sentí que él rompió las cadenas y sentí que él entró hasta el último rincón de mi cuerpo. Él quiere darte vida en abundancia, quiere darte la paz. El no la da como el mundo la da. El quiere darnos el gozo. Nadie nos puede quitar el gozo.  Como nos da la libertad? Debemos permanecer en su palabra,  y así seremos libres. Él afirmó ser la verdad. Cristo te ofrece completa libertad

Muévete y camina hacia Jesucristo. Reconoce tu pecado y pídele perdón y serás libre para siempre.

 

La Paz Verdadera
Dos fechas y la Verdad entre medio de ellas (1ª Parte)

Déjanos un mensaje!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>