Ellos, ¿mas pecadores que nosotros?

Titulo: “Ellos,¿mas pecadores que nosotros?”.
  

Autor: HermanHartwich 
Nº: PE1200

¿Ustedpiensa que las personas que han muerto en las desgracias naturales, eran mas pecadoras que usted y yo?. En este programa Herman Hartwich nos explica la vision de Dios respecto de este tema y del corazón arrepentido que debemos tener.

 


Descargarlo GRATIS a su propio pc para tener o compartír con otrosPE1200.mp3



“Ellos,¿mas pecadores que nosotros?”

Que tal estimados amigos en esta oportunidad deseo compartir con ustedes algunas palabras que nos tocan profundamente a todos nosotros.

Ciertamente cuando nosotros prendemos el receptor de radio, o la televisión o aun si tenemos acceso al Internet, nos estamos continuamente de las catástrofes en distintas partes del mundo, que están cobrando cientos, miles o a veces decenas de miles, o cientos de miles de victimas. Tenemos tornados, tenemos maremotos, tenemos incendios, tenemos terremotos, bueno, usted quizás lo sabe mejor que yo. Estamos quizás rodeados y, porque no, inmersos en estos problemas, quizás estimado amigo usted mismo ha estado viviendo, experimentando dentro de estos fenómenos de la naturaleza. Muchos dicen que es el juicio de Dios, porque ,bueno, esos países son pecadores, bueno, son naciones idolatras, han dejado a Dios de lado, están muy materialistas, o aquellos son muy paganos; la verdad que si, que hay muchas opiniones acerca de esto. Siempre ha habido gente que juzga, pero que no mira su propia necesidad.

Quizás nosotros de lejos podemos opinar, podemos hurgar lo que está sucediendo allá, con temor, también con dolor, cuata gente inocente parece que padece, que sufre, que pierde la vida, cuantos niños. Cuantas veces surge la pregunta, ¿Dónde está Dios?. Sabe que en el evangelio de Lucas, capítulo 13, Jesús mismo nos hace referencia también ha algo similar, en el capítulo 13 dice, en este mismo tiempo estaban allí algunos que le contaban acerca de los galileos, cuya sangre Pilato había mezclado con los sacrificios de ellos. Respondido Jesús les dijo: ¿Pensáis que estos galileos, porque padecieron tales cosas eran mas pecadores que todos los galileos?, os digo, no. Antes si no os arrepentís todo pereceréis igualmente. O aquellos 18 sobre los cuales cayo la torre de Siloe, y los mato, ¿pensáis que eran mas culpables que todos los hombres que habitan en Jerusalén?, os digo, no. Antes si no os arrepentís todo pereceréis igualmente.

Mis queridos amigos, amigos y hermanos, esto es tremendo. Tremendo la enseñanza que nos da nuestro Señor Jesucristo, nosotros solemos decir o asignar las cosas que suceden a nuestro alrededor, o a nuestros conocidos, o aun a veces a nosotros mismos, como consecuencia de nuestros pecados, como consecuencia de nuestra rebeldía, y bueno la gente en aquel entonces veía todo esto como consecuencia y como castigo, pero Jesús aquí dice, a través de estos días ejemplos que había estado escuchando, el asunto de la mezcla de la sangre de os galileos, con la sangre de los sacrificios, e el hecho que se derrumbara la torre de Siloe y matara a algunos, esto no es problema que ellos no se hallan arrepentido, porque no eran mas pecadores que nosotros. La Biblia nos habla de que todos estamos bajo un común denominador, es el común denominador “pecadores perdidos”.

Todos nosotros estamos perdidos, mientras no aceptamos al Señor, como nuestros Señor y Salvador. Mientras no nos arrepentimos de nuestros pecados, pecadores perdidos.

Ahora es importante que Jesús dice, si no o s arrepentís, todo pereceréis igualmente. Ahora, ¿que es el arrepentimiento verdadero?. Porque mucha gente dice “¡Ah, yo cometí algo y me arrepiento!. Tan livianamente usan la palabra arrepentimiento, pero en el arrepentimiento verdadero entran 3 elementos esenciales, vemos por ejemplo, primero el elemento intelectual, o sea, conocimiento del pecado. Este es el elemento intelectual. Mis queridos amigos, mucha gente no reconoce su pecado, y esto es un gran problema, porque todos nosotros somos pecadores, pero mucha gente no quiere reconocer esto, y esto es un gran problema que no le va a ayudar a salir adelante, ni encontrar el camino hacia la felicidad y la realización plena de la persona, y menos la eterna salvación, a través de la fe en Jesucristo. Muchas personas debido al ambiente en que nos estamos desarrollando, desenvolviendo, estamos viviendo bajo la presión de este mundo, este sistema mundial, en que ya no hay códigos.

Estamos teniendo en la televisión en estos tiempos una serial que se llama sin código, esto me hace acordar al tiempo de los jueces, cuando dice la Biblia que en esa época, no había rey en Israel y cada uno hacia lo que bien le parecía. Que pena es cuando el hombre, hace lo que se le canta la da la gana, y no tiene una conciencia de pecado. En arrepentimiento, se necesita el elemento intelectual, el tener conciencia de que soy pecador. Pero también esta el elemento emocional, o sea el dolor y agonía por ese pecado, mi querido amigo, ¿cuándo sentiste dolor, cuando fue que sentiste dolor por haber cometido pecado contra Dios, o contra tu prójimo?, es esencial esto en el arrepentimiento verdadero. Sentir dolor, ese dolor que te va a conducir al otro elemento que es el elemento volitivo, o sea una decisión o una decidida disposición de abandono del pecado. No es suficiente solamente reconocer soy pecador, no es suficiente solamente también dolerse por el pecado, necesitas levantarte, necesitas abandonar el pecado y volverte a Dios y si es posible reparar ese pecado que has cometido.

Ahora, ¿ Como conseguir el verdadero arrepentimiento?, es la segunda pregunta que yo quiero plantearte, primero era ¿qué es el arrepentimiento verdadero?, pero ¿cómo conseguir el verdadero arrepentimiento?. Primeramente podemos decir escudriñando las sagradas escrituras, la Biblia, la Santa Biblia, que inspira fe en nosotros. El apóstol San Pablo dijo, que la fe viene por el oír, y el oír la palabra de Dios. Si tu no conoces las sagradas escrituras, no vas a reconocer la necesidad del arrepentimiento, porque por ella viene el conocimiento del bien y del mal. Algunas personas se atajan y dicen, bueno, mas vale no saber, pero nadie tendrá excusa. El apóstol San Pablo dice en Romanos capítulo 1, que nadie podrá excusarse delante de Dios, así que mi amigo, mi amiga, es conveniente que t escudriñes las escrituras, para que despierte la fe en tu vida y para que reconozcas tu pecado y la necesidad de ese arrepentimiento, en segundo lugar mirando nuestra vida a la luz de Dios.

Saben que muchas personas no se acercan a Dios porque tiene miedo de verse tal como son, porque acercarnos a Dios y acercarnos a su palabra es como que nos viéramos en un espejo tal como somos, delante de Dios se nos cae la mascara, delante de Dios se nos cae todo el revoque que usamos, ese revoque externo, pero Dios mira el corazón. Realete tu corazón Dios lo conoce perfectamente, tu delante de Dios no vas a sentirte tan importante, tan por encima de los demás, delante de Dios como le paso al profeta Isaías, frente a la santidad de Dios, se vio su propia condición y la condición de su pueblo, el dijo, siendo hombre de labio inmundos y habitando en medio de pueblo que tiene labios inmundos, han visto mis ojos al Rey Jehová de la Ejércitos.

Pero también en tercer lugar , para conseguir el verdadero arrepentimiento tenemos que permitir la influencia del Espíritu Santo que obra en nosotros, tu sabes que estamos viviendo ahora bajo la economía del Espíritu Santo, el Espíritu Santo es el que convence de pecado, es una de las tantas funciones de la cual Jesús nos habló en su Palabra, en el evangelio; que el Espíritu Santo convencería al mundo de pecado. Si tu permites que el Espíritu Santo te muestre tu pecado, tu necesidad, si duda te conducirá a un verdadero arrepentimiento. Pero además en cuarto lugar hay que aborrecer el pecado en todos sus aspectos y apoyarnos en Dios, para abandonarlo. Muchas personas pretenden en sus propias fuerzas dejar el pecado pero no pueden, no pueden, es imposible. Dios se ofrece a ayudarnos, si nosotros se lo pedimos, si nosotros queremos, él nos ayuda para abandonar el pecado.

Porque es Dios el que obra en nosotros el arrepentimiento y la fe. Mi querido amigo en esta oportunidad quiero decirte una vez mas, los que han muerto en los huracanes, los temporales, los tifones, en todas estas tormentas, en todos estos fenomenitos de la naturaleza, no eran mas pecadores que tu o que yo, pero tu tienes esperanza, si te vuelves a Dios. Pídele que te conceda el verdadero arrepentimiento para con él y la fe en Jesucristo, que te traerá esperanza de vida eterna y la oportunidad de un nuevo nacimiento por el Espíritu Santo. Que Dios te bendiga y haznos saber de tu decisión en cuanto a esto.

Israel y la Iglesia (Diferencias) 2/2
Zaqueo, un pequeño hombre arrepentido de corazón

Déjanos un mensaje!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>