El último capítulo de la historia de la humanidad antes del arrebatamiento (2/5)

Título:  El último capítulo de la historia de la humanidad  antes del arrebatamiento (2/5)

Autor: Norbert Lieth
pe1382

Encontramos en la carta de Judas, bien identificados, seis ejemplos de la apostasía: el pueblo de Israel, los ángeles, Sodoma y Gomorra, Caín, Balaam y Coré. El único ejemplo positivo en esta epístola es el de Enoc, quien fue arrebatado por Dios. Con tales ejemplos Dios nos da una pauta para para discernir dónde nos encontramos


DESCARGARLO PARA TENER O COMPARTIR CON OTROS :pe1382.mp3



Estimado amigo, la carta de Judas es un fuerte llamado de Dios a nosotros. Seguramente refleja la situación espiritual en el mundo entero inmediatamente antes del arrebatamiento y del Apocalipsis que le seguirá. ¡Es el último capítulo antes del arrebatamiento!

Hemos dicho que en esta carta encontramos, bien identificados, seis ejemplos de la apostasía, de los cuales hoy vamos a estudiar el segundo: 

“Los ángeles (el tiempo de Noé)”.

En el versículo 6 leemos:“Y a los ángeles que no guardaron su dignidad, sino que abandonaron su propia morada, los ha guardado bajo oscuridad, en prisiones eternas, para el juicio del gran día”. Aquí se trata de los ángeles caídos, que se convirtieron en demonios. En la época de Noé, abandonaron su propia morada y se establecieron en los cuerpos de hombres (posesión demoníaca), a través de los cuales se juntaron con las mujeres de aquel entonces, cometiendo actos de vergüenza. Los ángeles caídos o demonios buscan siempre poder establecerse en un cuerpo. Así, por ejemplo, entraron en un hato de cerdos, como leemos en Lucas 8:32.

Por eso la demonológica, el ocultismo y el satanismo siempre van juntos con una sexualidad pervertida.

“Aconteció que cuando comenzaron los hombres a multiplicarse sobre lafaz de la tierra, y les nacieron hijas, que viendo los hijos de Dios que las hijas de los hombres eran hermosas, tomaron para sí mujeres, escogiendo entre todas… Había gigantes en la tierra en aquellos días, y también después que se llegaron los hijos de Dios a las hijas de los hombres, y les engendraron hijos. Estos fueron los valientes que desde la antigüedad fueron varones de renombre”(Gn. 6:1- 4). El pecado de estos ángeles era tan grave que fueron atados por Dios, y desde aquel entonces están guardados bajo oscuridad para el juicio final.

Lo mismo pasará otra vez en el tiempo final. Habrá personas que abandonarán su “propia morada”, es decir, menospreciarán el orden natural de la creación. Inspirados por demonios, vivirán una vida moral completamente pervertida.

Justamente en 1968, después de la reconquista de la parte oriental de Jerusalén –“en aquellos días, y en aquel tiempo en que haré volver la cautividad de Judá y de Jerusalén”, como dice Joel 3:1, llegó a los cines la película “El Bebé de Rosmary”. Este clásico del horror – el primero en su carácter – trata de la unión sexual entre Satanás y el hombre. “El Exorcista”, que fue un film sumamente exitoso en los años 70 y luego continuado por otros, se considera la película más atemorizante de todos los tiempos. La industria cinematográfica actual está llena de producciones que especulan con la unión del mundo demoníaco y el humano. Según un estudio de la Universidad de Harvard, se producen hoy en Hollywood más películas con sexo y violencia que nunca antes, y todavía son autorizadas para edades cada vez menores. En EE.UU. los distribuidores ya no tienen el derecho de eliminar lo más inmoral o violento de las películas de largo metraje o de limpiarlas de su lenguaje obsceno y de trabajar con versiones censuradas. Lo decidió un tribunal federal en Denver.

Según la opinión del juez competente, la censura de películas violaría los derechos de autor. El artista tendría el derecho a que se protegiera la forma de su obra de arte. – La situación no es mejor en Europa, ni tampoco en otras partes del mundo. Me estremece también la situación en Israel: 

– La criminalidad organizada se extiende.

– En un desfile de homosexuales en Tel Aviv participaron miles de israelíes. Incluso ante las puertas de Jerusalén se organizó una “homo-fiesta”.

– Aumentan los casos de extorsión de dinero, de juegos de azar y de tráfico de mujeres.

– Mensualmente se cuentan hasta un millón de visitantes en los burdeles. Los clientes provienen de todas las capas sociales, incluso hay entre ellos judíos ortodoxos.

– En Israel aumentan el ocultismo, el esoterismo y las religiones asiáticas.

– Leí acerca de la oferta de un “Curso de adulterio” – y esto en la Tierra Santa. Ahora los hombres israelíes pueden aprender en un seminario todos los métodos refinados de la infidelidad. Las cuatro unidades del taller enseñarían a los hombres cómo evitar los sentimientos de culpabilidad, así cómo el ser descubierto.

En la antigüedad los pecados llevaron al diluvio, sin embargo, Enoc fue arrebatado antes del juicio. De la misma manera, la situación del tiempo postrero provoca el juicio de Dios. Sin embargo, la Iglesia de Jesús será guardada de él por el arrebatamiento. El Señor Jesús dijo de la época de Noé:“Mas como en los días de Noé, así será la venida del Hijo del Hombre. Porque como en los días antes del diluvio estaban comiendo y bebiendo, casándose y dando en casamiento, hasta el día en que Noé entró en el arca, y no entendieron hasta que vino el diluvio y se los llevó a todos, así será también la venida del Hijo del Hombre”(Mt. 24:37-39).

¿Qué es lo que no entendieron los hombres de la generación de Noé? ¡Las señales del tiempo! Y no prestaron atención a la predicación de Dios a través de Noé:“…en el cual también fue y predicó a los espíritus encarcelados, los que en otro tiempo desobedecieron, cuando una vez esperaba la paciencia de Dios en los días de Noé, mientras se preparaba el arca, en la cual pocas personas, es decir, ocho, fueron salvadas por agua”(1Pe. 3:19-20).

Cuando Noé construyó el arca, no se veía todavía absolutamente nada de la catástrofe anunciada. Pero súbita e inesperadamente, ésta irrumpió sobre la humanidad de aquel entonces. Lo mismo se repite hoy: La gente piensa que todo va a seguir como siempre – pero repentinamente tendrá lugar el arrebatamiento y llegará el desastre.

Contemplemos al respecto el ejemplo de Noé:“Por la fe Noé, cuando fue advertido por Dios acerca de cosas que aún no se veían, con temor preparó al arca en que su casa se salvase; y por esa fe condenó al mundo, y fue hecho heredero de la justicia que viene por la fe”(He. 11:7). Un comentario bíblico explica este versículo así: “Noé recibió una revelación de Dios; su fe se mantuvo fuerte porque la aceptó sin duda ni réplica. Noé contaba firmemente con el juicio de Dios, él obedecía a Dios y estableció con la construcción del arca una señal de fe”.

¿Qué tal nosotros? ¿Vemos las señales del tiempo? ¿Decimos a la gente que Jesús viene otra vez? ¿O nos adaptamos a los escépticos, que no quieren saber nada de las profecías bíblicas, que dicen que solamente es especulación? Preguntémonos: ¿Cuentan los cristianos todavía con el hecho de la venida de Jesucristo como Juez del mundo, lo que, conforme a las afirmaciones de la Biblia, será el acontecimiento más revolucionario y más espectacular de la historia? ¿Todavía toman en serio la Palabra del Señor, de manera que la pueden transmitir al mundo actual, como advertencia y como esperanza de una vida nueva?”

 

El último capitulo de la historia de la humanidad antes del arrebatamiento (1/2)

El último capítulo de la historia de la humanidad antes del arrebatamiento. (1/5)
El último capitulo de la Historia de la humanidad antes del arrebatamiento (4/5)

Déjanos un mensaje!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>