El último capitulo de la historia de la Humandad antes del arrebatamiento (5/5)

Título: El último capítulo de la historia de la humanidad  antes del arrebatamiento (5/5)

Autor: Norbert Lieth
  PE1385

Encontramos en la carta de Judas, bien identificados, seis ejemplos de la apostasía: el pueblo de Israel, los ángeles, Sodoma y Gomorra, Caín, Balaam y Coré. El único ejemplo positivo en esta epístola es el de Enoc, quien fue arrebatado por Dios. Con tales ejemplos, Dios nos da una pauta para para discernir dónde nos encontramos.


Descargarlo para tener o compartir con otros:pe1385.mp3



¡Hola amigos, qué placer poder encontrarnos otra vez! Antes de comenzar con la última parte de este mensaje, quiero hacer un breve resumen de los ejemplos negativos, o de apostasía, que hemos visto hasta ahora: En primer lugar, el del Pueblo de Israel – Ya en aquel entonces, muchos israelitas no querían saber nada de Dios – a pesar de pertenecer a Su pueblo – y por eso perecieron.

Exactamente de la misma manera, habrá al final del tiempo muchos cristianos que, a pesar de considerarse cristianos, no serán creyentes nacidos de nuevo. Estos cristianos de nombre ya no tendrán nada en común con Jesucristo, y arrojarán por la borda todos los valores bíblicos y cristianos. Y justamente nuestra época se caracteriza por un cristianismo apenas nominal, que ya no quiere saber mucho de Cristo.

En segundo lugar, el de los: Angeles – se trata de los ángeles caídos, que se convirtieron en demonios. En la época de Noé, abandonaron su propia morada y se establecieron en cuerpos de hombres (lo que llamamos posesión demoníaca), a través de los cuales se juntaron con las mujeres de aquel entonces, cometiendo actos de vergüenza. Lo mismo pasará otra vez en el tiempo final. Habrá personas que abandonarán su “propia morada”, es decir, menospreciarán el orden natural de la creación. E inspirados por demonios, vivirán una vida moral completamente pervertida.

El tercer ejemplo fue el de: Sodoma y Gomorrra – En aquel entonces, la “gran inmoralidad” era la homosexualidad practicada y aceptada por la sociedad, era el pecado del tiempo postrero de los sodomitas de aquella época. Eso llevaría al inmediato juicio de Dios. Entonces, si estos mismos vicios morales caracterizan nuestra sociedad actual, ¡el juicio de Dios debe estar, otra vez, a la puerta!

En cuarto lugar, el ejemplo de: Caín celebraba un culto falso, no dirigido por el Espíritu, que no le acercaba más a Dios, sino que lo alejaba cada vez más de Él. Caín es la primera figura de una humanidad que desprecia a Jesús y pone en Su lugar sus propias ideas religiosas. De la misma manera en que Caín se alejaba de Dios, nuestra sociedad de hoy en día, la familia, el Estado, la política, y también los cristianos de nombre, se alejan cada vez más de Dios. Por eso hay cada vez más inseguridad en la sociedad, vivimos en un ambiente cada vez más “inconstante y fugitivo”.

Y ya no se trasmiten principios firmes.

El quinto ejemplo, fue el de Balaam: Por su amor al dinero, Balaam se convirtió en un falso profeta. Incluso entre los evangélicos, hoy en día también hay falsos profetas, que prometen sanidad, éxito y prosperidad. Y en muchos lugares, se ha introducido sigilosamente en la Iglesia de Jesús el uso de métodos de negocio, tal cual se hace en el mundo de los empresarios. Estos métodos sirven para fomentar – ya no las normas absolutas de la Palabra de Dios – sino tan sólo los ingresos. Ya no importa que las personas encuentren o no a Jesucristo como su Salvador y que reciban el perdón de sus pecados, lo que cuenta es el crecimiento en número de la iglesia y de sus miembros.

Y así llegamos hoy al sexto ejemplo de apostasía, que es el de: Coré

Dice el verso 11 de la epístola de Judas:“… y perecieron en la contradicción de Coré”. Coré quería cambiar el orden del culto en Israel. Un comentario, dice acerca de esta historia: “Cada vez que el culto de una iglesia es invadido por una adoración adulterada, por falsas profecías o por un sacerdocio general malentendido, esta iglesia se corrompe. Hay que tener cuidado”. Coré sedujo a 250 personas y se sublevó contra Moisés y Aarón, así lo leemos en Números 16:3:“Y se juntaron contra Moisés y Aarón y les dijeron: ¡Basta ya de vosotros! Porque toda la congregación, todos ellos son santos, y en medio de ellos está Jehová; ¿por qué, pues, os levantáis vosotros sobre la congregación de Jehová?”. Moisés, como profeta, representa la Palabra de Dios, y Aarón, como sacerdote, el sacrificio agradable a Dios.

Vivimos en un tiempo en el cual, no sólo de parte de los no creyentes, sino también desde las filas cristianas y evangélicas, hay personas que se sublevan contra la Palabra de Dios y bajan a su propio nivel el sacrificio único y eterno de Jesucristo. Y justamente ellos acusan a los cristianos nacidos de nuevo de ser demasiado absolutos y exclusivos al decir que Jesús es el único camino a Dios. Aseveran que hay personas santas también por otros lados y que todos los caminos y todas la religiones, de alguna manera, llevan a Dios; que no se puede rechazar a Alá, a Mahoma, a Buda, al Dalai Lama o al Papa. Sin embargo, ésta es la misma mezcla que trató de lograr Coré. Y es completamente contradictoria, pues leemos en Juan 14:6:“Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí.”La humanidad del tiempo final vivirá en una contradicción, igualando a todas las religiones, a pesar de que, en realidad, éstas se excluyen mutuamente.

Resumamos nuevamente para que nos quede bien claro: 

Debemos admitir que estos seis ejemplos negativos, hoy alcanzaron nuestra generación y están presentes en una medida nunca antes vista. Por ellos conocemos en qué etapa del tiempo final nos encontramos. Los hijos de Dios – como si fueran aves migratorias – sienten por el Espíritu Santo que mora en ellos, que la partida al cielo es inminente.

– Nuestra sociedad se caracteriza por un cristianismo de nombre, que rechaza la Biblia como autoridad absoluta y ya no quiere saber nada de un discipulado consecuente de Jesús. El pueblo de Israel en el desierto nos sirve de ilustración para esto.

– Nuestro tiempo es inundado por una ola demoníaca después de otra. La gente busca lo extraterrestre, pero no a Aquél que vino del cielo al mundo para salvar a los hombres. El Señor comparó la época de Noé a nuestra época, ya que las dos tienen esta misma característica.

– La iniciativa homosexual se ha convertido en un fuerte lobby, que influye y domina nuestra sociedad. El modelo para esta situación son las ciudades de Sodoma y Gomorra.

– Vivimos en una cristiandad que se va alejando de Dios (como lo hacía Caín).

– Un profetismo falso y engañador, que sigue más los principios empresariales que los bíblicos, invade irresistiblemente las iglesias, siguiendo el modelo de Balaam.

– Gana espacio una nueva manera de celebrar el culto, que reprime la Palabra de Dios y niega el único sacrificio válido de Jesucristo, pero tolera la mezcla. Encontramos una explicación para esto en la manera de actuar de Coré.

– Todos estos ejemplos juntos simbolizan el último capítulo de la historia de la humanidad, inmediatamente antes del juicio.

– Por eso, por lo que decíamos anteriormente, tomemos como séptimo y único positivo ejemplo a Enoc, que fue arrebatado por Dios.

El versículo 14 de Judas, dice así: 

“De éstos también profetizó Enoc, séptimo desde Adán, diciendo: He aquí, vino el Señor con sus santas decenas de millares”. Enoc es el “séptimo desde Adán”. Pero también es el séptimo en la secuencia de los nombres en la carta de Judas. El número 7 significa “perfección” o “consumación”. Así también hay siete mensajes a las iglesias en Apocalipsis 2 y 3, que describen toda la época de la Iglesia de Jesucristo. Según 1 Corintios 10:11, la Iglesia es “los fines de los siglos”, la consumación de los tiempos. Y a Israel le ha acontecido endurecimiento, hasta que haya entrado la “plenitud” de los gentiles (dice Ro. 11:25). En Israel viven hoy aproximadamente 7.000 judíos creyentes en Jesucristo, que, de alguna manera, son los mensajeros que anuncian la venida del Mesías.

La carta de Judas es el último libro antes de Apocalipsis y nos muestra en Enoc una vida perfeccionada por Dios. ¿Podemos entender esto como una imagen del pronto arrebatamiento de la Iglesia de Jesús, que será seguido por la época apocalíptica? Cuando la Iglesia haya llegado a su plenitud, será quitada de la tierra. Entonces el Señor proseguirá Su Plan con Israel (acerca de esto podemos leer en Ro. 11:25-26). Quizás es por eso que Judas 9 menciona al arcángel Miguel, que lucha especialmente por Israel (como podemos ver en Daniel 12:1 y en Apocalipsis 12:7).

Enoc fue el primer hombre que fue arrebatado, porque andaba con Dios:“Caminó, pues, Enoc con Dios, y desapareció, porque le llevó Dios”.Esto aconteció aún antes del diluvio. Sin duda alguna, es una imagen profética de la verdadera Iglesia de Jesús, que sigue al Señor y será arrebatada. Noé, por su parte, es comparado a Israel, que será salvo a través del “diluvio”, una imagen de la Gran Tribulación. Las “santas decenas de millares” son los creyentes que fueron arrebatados y que regresarán junto al Señor en gloria. Lo mismo dice Colosenses 3:4:“Cuando Cristo, vuestra vida, se manifieste, entonces vosotros también seréis manifestados con él en gloria.”

Aunque no sabemos ni el día ni la hora del regreso de Jesús, reconocemos claramente que ya comenzó el último capítulo de la historia de la humanidad antes del arrebatamiento. Y solamente el que se encuentre “en Cristo”, será salvo, como lo menciona Judas, en los versos 1 y 2 de su carta:“Judas, siervo de Jesucristo, y hermano de Jacobo, a los llamados, santificados en Dios Padre, y guardados en Jesucristo: Misericordia y paz y amor os sean multiplicados”. No existe otro lugar en el cual seas guardado del juicio de Dios – solamente en Jesucristo. ¡Qué contraste vemos entre este versículo y los seis ejemplos anticristianos!

Dios llama a las personas para que vengan a Su Hijo, también en el día de hoy. ¿Quieres pertenecer al Señor Jesucristo? Entonces dile tu deseo en oración al Señor. Sin duda alguna, Él te escuchará y te conducirá hacia la salvación que Su Hijo consumó por ti.

 

El último capitulo de la Historia de la humanidad antes del arrebatamiento (4/5)
Zaqueo y su encuentro con Jesús

Déjanos un mensaje!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>