El Señor Resucitó

El Señor Resucitó

Autor: Herman Hartwich

El Señor Resucitó! Por qué es que existen tantas especulaciones al respecto? Herman Hartwich nos entrega una meditación más que interesante acerca de este tema que lleva a la duda de muchos


DESCARGARLO AQUI :
PE1498 – Estudio Bíblico – El Señor Resucito


 


En donde está el poder que puede tomarnos y transformarnos, ser hijos de Dios y llevar a cabo el propósito eterno de Dios. Aquí está el poder mis amigos, aquí está el poder, nos lo presenta el apóstol San Pablo, en estos versículos que acabo de leer. El poder que operó en Cristo, levantándole de los muertos y sentándole a su Diestra. Entre los lugares celestiales. Es el poder de la resurrección, es el poder disponible, para la realización del cambio de vida. Ese poder está a tu entera disposición si tu lo crees, si tu lo recibes. Hemos dicho en varias oportunidades que cuando los apóstoles hablaban del amor de Dios, señalaban hacia la Cruz.

Porque la muerte de su hijo Jesucristo en la Cruz del calvario es la expresión máxima del amor de Dios. Pero cuando los apóstoles querían hablar acerca del poder de ese poder inconmensurable, ese poder que no se puede medir, el poder de Dios, entonces ellos hablaban de la resurrección. Porque nadie, sino solamente Dios, puede levantar a un muerto de la tumba.

Mis queridos amigos en varias oportunidades he escuchado a personas decirme: mire pastor yo no puedo entregarme a Cristo, todavía porque no puedo dejar de fumar, me decía uno el otro día. Es muy adicto al cigarro y muy adicto a la marihuana, y dice: yo quisiera entregarme a Cristo pero así no puedo. Y yo le dije, no puedes y nunca vas a poder tampoco. Nunca vas a venir a Cristo. Entonces, si tu quieres primero vencer ese vicio, porque tienes que venir tal como estás, él tiene Poder, tú tienes que venir mi amigo, tal como estás, en la condición que te encuentres. No importa, no hay estado tan deplorable, o de tanta esclavitud, o de tanta impotencia, que tú no puedes venir a Jesucristo, para ser libre justamente, justamente ese es el secreto para obtener la victoria, reconocer tu impotencia para cambiar por tus propias fuerzas, por tus propios medios, reconocer que no podrás vencer nunca a aquel que te está dominando. Porque todo aquello que te domina te transforma en Esclavo. De eso, pero tu tienes que venir a Jesucristo así como estás así como estaban las personas venían a Jesucristo. Y él las Limpiaba, las cambiaba. Y ofrecía una nueva oportunidad de vida.

La evidencia de la resurrección de Jesucristo, está en el cambio de tu vida, de tu corazón. Pero no de boca y un cambio externo. Porque muchas veces hay personas que pretenden ser cristianos. Pero en forma externa, lo que nosotros vemos, pero Jesucristo ve lo que hay dentro nuestro.

Dice el Evangelio que Jesús no se fiaba de los hombres porque sabía lo que había en el hombre. Adentro. Él no se maneja por la parte externa. Muchas personas con su boca, al estilo Pueblo Hebreo, en la antigüedad, con su boca me honran, pero su corazón está lejos de mí. Aquí está el poder, el poder para cambiar la vida. El poder para transformarte en un verdadero hijo de Dios. El poder para poder ser libre. Del dominio del pecado y del que te incita, al pecado que es el diablo. Acepta a Jesucristo como tu Señor y salvador.

Reconoce tu impotencia y pídele: Señor, entra a mi vida, y el poder que te levantó de los muertos hoy me levante a mí, Quita señor todo esto que no sirve. Traigo a ti, te lo dejo a ti, te lo entrego todo a ti, hazme un hijo tuyo. Hazme una persona Nueva, dame paz dame amor como tu lo prometes a aquel que viene a ti con sinceridad. Si tu lo haces sinceramente a partir de ese momento, comenzarás a experimentar ese tremendo alivio del perdón y a gozar del verdadero amor de Dios en tu vida. Que Dios te bendiga y haznos saber, de tu decisión por Jesucristo y así oraremos por ti y también te ayudaremos con Literatura Cristiana para tu crecimiento.

La Ley & los Profetas (2ª parte)
Señor: enséñame

Déjanos un mensaje!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>