El Perdón

Título: El Perdón

Autor: Herman Hartwich PE1277

¿Sabe usted qué es el perdón? De un plumazo, podríamos decir que el perdón cancela el pasado y nos permite comenzar de nuevo! No se pierda este programa de Herman Hartwich.


Descargarlo GRATIS a su propio pc para tener o

compartírcon otrosPE1277.mp3



Qué tal mis amigos, es una alegría el estar junto a ustedes, en esta oportunidad para tratar un tema que destroza muchas vidas matrimonios, familias, comunidades enteras se deterioran porque justamente no conocen la temática que hoy quiero compartir con ustedes y las bases bíblicas del perdón. una de las palabras más hermosas del vocabulario humano es la del perdón.

Si todos aprendiéramos lo que significa, esta palabra, se evitarían muchos dolores y muchas consecuencias desagradables o desgraciadas. David, ese gran rey nos comunicó parte de la emoción que experimentó personalmente después de pedirle perdón a Dios. por ejemplo él decía en el Salmo 51, ten piedad de mí oh Dios conforme a tu misericordia conforme a la multitud de tus piedades, borra mis rebeliones, lávame más y más de mi maldad, y límpiame de mi pecado.

Pero en el Salmo 32 también había dicho, Bienaventurado aquel cuya trasgresión ha sido perdonada y cubierto su pecado, bienaventurado el hombre a quien Jehová no culpa de iniquidad, y en cuyo espíritu no hay engaño.

De un plumazo, podríamos decir que el perdón cancela el pasado y nos permite comenzar de nuevo!. el gran evangelista Billy Graham, dijo: el perdón de Dios no es una frase casual. Es la eliminación de toda nuestra suciedad. y degradación de el pasado, el presente y el futuro. la única razón por la cual nuestros pecados pueden ser perdonados, es que en la cruz Jesucristo pagó completamente el castigo por ellos. sin embargo, solo podemos obtener el perdón, si nos postramos al pie de la cruz. Llenos de constricción en confesión, y llenos de arrepentimiento. Hasta aquí la cita de Billy Graham.

Pero, veamos la Biblia porque ella misma es la Autoridad, por cierto, y veamos las bases del perdón, primero, según lo que somos y hemos hecho. Tenemos que arrepentirnos. el arrepentimiento es uno de los aspectos de la base de este perdón. en el Salmo 51 que estamos leyendo, versículos 3 y 4 dice: porque yo, reconozco mis rebeliones, y mi pecado está siempre delante de mí, contra ti, contra ti he hecho mi pecado y solo he hecho lo malo delante de tus ojos.

Mis queridos amigos, y la otra parte, de la base del perdón está en la petición o sea la confesión, por un lado vimos el arrepentimiento, y la confesión. Versículo 7 y 9 dice purifícame con Hisopo y seré limpio, lávame y seré más blanco que la nieve.

Escurre tu rostro de mis pecados y borra todas mis rebeliones. Pero tenemos los resultados del perdón. es maravilloso lo que la Biblia nos presenta en cuanto a esto. la reconciliación. Cuando nos perdona Dios, hay un cambio inmediato y completo de nuestras relaciones con él.

En lugar de hostilidad, hay amor, y aceptación. En lugar de Enemistad hay amistad. Miramos lo que dice el apóstol San Pablo en segunda Corintios 5:19, que dice que Dios estaba en Cristo, reconciliando consigo al mundo, no tomándoles en cuenta a los hombres sus pecados, y nos encargó a nosotros la palabra de la reconciliación. pero además tenemos aquí en los resultados del perdón, la purificación, la esencia misma del perdón es nuestra restauración a nuestra posición original delante de Dios.

En el Salmo 51 verso 7 que ya leímos, dice, purifícame con hisopo y seré limpio. Lávame y seré más blanco que la nieve. El apóstol Juan en 1° de Juan 1:9 dice: si confesamos nuestros pecados él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados y limpiarnos de toda maldad, pero también el apóstol pablo, en romanos 4: 7 dice: bienaventurados aquellos cuyas iniquidades, son perdonadas y cuyos pecados, son cubiertos. Está haciendo referencia a las mismas palabras del Rey David.

Ahora otro aspecto de la Purificación, es que Dios se olvida de nuestros pecados. se olvida de nuestros pecados cuando nos los perdona. me encanta como dice el autor de la Epístola a los Hebreos en el capítulo 8 verso 12, que Dios dice: porque seré propicio a sus injusticias, y nunca más me acordaré de sus pecados y de sus iniquidades. También en el Salmo 103, verso 12, el Rey David nos dice: cuanto está lejos el oriente del occidente, hixo alejar de nosotros nuestras rebeliones.

Pero en Isaías 38 versículo 17, también es una figura preciosa que Dios dice: He aquí amargura grande sobrevino la paz más a ti, sobrevino librarme mi vida del hoyo de corrupción porque echaste, tras tus espaladas todos mis pecados, Esto es realmente maravilloso, pero también tenemos la tercera parte, del resultado del perdón que es la absolución, Dijimos que hay reconciliación, purificación y ahora vemos la absolución.

El perdón hace que Dios haga sus acusaciones contra nosotros. No aplicará el castigo que merecen nuestras culpas. Jesús le dijo a la mujer adúltera si ustedes recuerda el capítulo 8 verso 11 de Juan que le dijo, ni yo te condeno. vete y no peques más. Y el apóstol pablo, en Romanos 8:1 dice: ahora pues, ninguna condenación hay para los que están en Cristo Jesús, los que no andan conforme a la carne sino conforme, al espíritu. Para finalizar, debemos tomar en consideración, 3 aspectos distintos.

El perdón de Dios, el perdonar a quienes nos han ofendido, y el perdonarnos a nosotros mismos. dejando atrás nuestro pasado, Dios entiende el pecado y sabe como tratarlo, y yo quiero leer en Isaías 43, verso 25, que dice: Yo, yo soy el que borro tus rebeliones, por amor de mi mismo y no me acordaré de tus pecados. Puedes llegar a experimentar el Gozo del perdón, Dios entiende esto y sabe cómo tratarlo.

Él es el que puede borrar tus pecados, pero también tenemos que confesar nuestros resentimientos y amargura y Dios nos ordena perdonar, porque tenemos que perdonar, a quienes nos hayan ofendido y esto no es opcional, es un mandamiento, mis queridos hermanos en Cristo.

El apóstol Pablo, cuando escribe a los Colosences, en el capítulo 3 verso 13, dice: Soportándoos unos a otros, y perdonándoos unos a otros si alguno tuviere queja contra otro de la manera que Cristo os perdonó así también hacedlo vosotros.

Pero es interesante que el Señor Jesucristo también en el capítulo 18 del Evangelio de Mateo nos presenta esta parábola, esta enseñanza en el capítulo 18 verso 21 al 35, no lo podemos leer todo pero es una respuesta a Pedro cuando le preguntó cuántas veces perdonaría a mi hermano que peque contra mí? Hasta 7? Jesús no le dijo: no hasta 7 sino hasta 70 veces 7 y le presenta luego la parábola de los 2 deudores.

Pero, finalmente, si Cristo nos perdonó. por qué yo no? Cuidado con esa falsa humildad, que profesan muchas personas que se revuelven en su pasado en sus pecados y en sus errores y no pueden salir adelante. pero si cristo nos perdonó: como no nos vamos a perdonar nosotros? practiquemos lo que pablo nos enseña en Filipenses, capítulo 3 verso 13 y 14 que dice: hermano yo mismo no pretendo haberlo alcanzado, ya pero una cosa hago, olvidando ciertamente lo que queda atrás y extendiéndome a lo que está adelante, prosigo a la meta al premio del supremo llamamiento de Dios en Cristo Jesús.

Espero mis queridos hermanos, que hayamos aprendido un poco mas las bases bíblicas del perdón y que podamos vivir libres de la carga de nuestros pecados. que Dios les bendiga.

Dios Cumple
Cuando los argumentos se van al piso

Déjanos un mensaje!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>